Volver arriba

Gran Bretaña no es lo mío {Emily}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gran Bretaña no es lo mío {Emily}

Mensaje por Guilherme Booth S. el Dom Sep 24, 2017 6:12 pm

Septiembre 10, 1980
El Atrio

En sus cuatro décadas de vida, Severo Booth apenas había puesto un pie en tierras británicas un par de veces. La primera vez fue cuando tenía treinta y cuatro años y unas cuantas arrugas menos se hendían en sus párpados, Carine cumplía veintiuno y quería -siendo querer del verbo manipular con pucheros en el diccionario de su hermana menor- visitar Escocia porque había escuchado sobre los seres mágicos que vivían en aquellas tierras. Y de Escocia se desviaron a Inglaterra, convirtiendo su viaje de un par de días en un par de semanas que consiguieron que su salario de aquel entonces disminuyera lo suficiente. La siguiente, en cambio, su salario no sufrió ninguna reducción puesto que lo hizo por trabajo. Por su nuevo cargo en la Unión Mágica de Latinoamérica y el Caribe, unos meses después de que se diera la conocida Batalla de Salvio Hexia y el nuevo Ministro de Magia anunciara su decisión de desprenderse de la Confederación.

Todo un revuelo en aquel día. Conmoción que se mantenía a día de hoy, y por la cual se había visto envuelto en un viaje. En su tercer viaje.

Embutido en su túnica de viaje, gris como el cielo encapotado que se alzaba sobre su cabeza, Guilherme procuraba acostumbrarse al cambio de horario. El hecho de que el viaje lo hizo en buque, como solía ser en los viejos tiempos del Mundo Mágico, favoreció a que sus nervios se pusieran de punta. Las olas del Atlántico sosegaron al varón, y junto a él domaron también los pequeños diablillos que le hacían compañía desde la cuna. Lo cual siempre era agradecido. Realmente agradecido. Tronó uno a uno los dedos de sus manos, de izquierda a derecha, repitiendo en los pulgares, al tiempo ingresaba en el palacio de Gobierno de la comunidad mágica británica. Todo estaba del mismo modo en que su mente lo recordaba. Las mismas esculturas de la fuente lo recibieron con un cálido saludo, pergaminos de colores y con diversas formas pululándole encima a cada paso que daba, sombras de flamas verdosas que señalaban la utilización de la Red Flu.

Ciertamente, aquello fue un descubrimiento muy interesante.

El Alto Brujo se encontraba a punto de embarcarse en uno de los ascensores cuando divisó una cabellera conocida no muy lejos de donde se hallaba. Severo tenía una excelente memoria, fruto de su padecimiento, por lo que no tardó en recordar y asociar todos y cada uno de los momentos en que la dueña de ese cabello de fuego se juntó con la melena de medianoche de su hermanita.

Emily Sullivan. —la llamó. —¿Compartimos elevador?
Preguntó el brasileño, luego de oír las puertas metálicas abrirse y la cantarina voz femenina anunciar que se encontraba en El Atrio.
avatar
Mensajes : 52
Gobierno

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Bretaña no es lo mío {Emily}

Mensaje por Emily R. Sullivan el Mar Sep 26, 2017 2:32 pm

En la vida de Emily no todo era rutinario más que su trabajo. Cuando decidió ser Auror se imaginaba su vida en las calles teniendo que detener magos tenebrosos. Pero no fue así, al menos no en estos momentos. Lo único que había marcado su vida fue la Batalla de Salvio Hexia y no fue algo que ella estuviera buscando. Aunque su vida giraba en torno a las aventuras y salvar vidas, no era que diariamente pidiera desgracias, pero tampoco pretendía pasarse sus días sumergidas en un escritorio esperando que un pergamino le golpeara la cara. Si algo tenía Emily era puntualidad, su vida era un poco desordenada igual que sus sentimientos, pero quien no lo era. Salió de la cama con toda la tranquilidad del mundo, tenía tiempo de sobra para desayunar y arreglarse. Vivir sola era un alivio. No tenía que esperar a que sus hermanos bajaran a desayunar y todos estuvieran juntos en la mesa. Si lo extrañaba, extrañaba cada uno de esos detalles que le hacían sentirse en una familia, y sabía que desde que se había mudado de su casa ya no había marcha atrás.

Emily caminaba por la calle con un maletín de piel de color café oscuro, tenía el cabello recogido hacia atrás sostenido con un listón de color azul. Llevaba una falda recta hasta la mitad de las rodillas. Era de color azul igual que su saco. El color era mate y la tela de algodón suave que tentaba pasarle la mano para acariciar la textura. Una blusa de seda color perla terminaba su atuendo. Su maquillaje muy discreto. Definitivamente tomaba demasiado serio su trabajo y la elegancia de su persona se destacaba.  Se veía pulcra.

Llego hasta el palacio de gobierno, se quedó parada un instante pensando en las veces que había soñado con estar en ese lugar y por fin sus sueños se habían hecho realidad, tantos años dedicada a los libros y a ser mejor cada día habían dado frutos. Aunque a pesar de sus capacidades aun odiaba estar detrás de un escritorio, sabía que era mejor que ello.

Mientras entraba, le cayeron varios pergaminos a sus manos, era una lista interminable de deberes que tenía que completar, más papeleo.

Sus ojos se abrieron sorprendidos, a unos cuantos pasos se encontraba la figura imponente de Guilherme Booth, un hombre elegante, inteligente y demasiado atractivo. Emily no podía negar que era un hombre que robaba suspiros. Muchas compañeras de trabajo de Emily se descontrolaban cuando veían fotos de alguna publicación sobre él, ella simplemente sonreía, casi nadie en su departamento sabía que ella conocía a Booth, aunque nunca fue tan cercana a él como lo fue con su hermana, una mujer encantadora hasta los huesos. La pelirroja no pudo mantener la compostura, corrió hasta su lado para alcanzarle y poder charlar un poco antes de que ambos siguieran diferentes caminos, él era un hombre ocupado. Aunque no sabía a ciencia cierta que lo había traído hasta aquí, se imaginaba. Su corazón se estremeció, y se puso nerviosa al escuchar su voz en aquel acento tan sensual, a pesar de que hablaba excelentemente el inglés no perdía sus raíces.

- Pero que encantadora sorpresa. – Dijo mientras le daba un fuerte abrazo, hasta que sintió su perfume se dio cuenta que aquel impulsivo abrazo había sido demasiado atrevido. Su rostro se tornó rojo al igual que su cabello. – ¿Carine… a llegado con usted?... – Fue lo único que salió de sus labios cuando caminaba adentro del ascensor con la cabeza mirando sus zapatillas negras.
avatar
Mensajes : 69
Gobierno

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Bretaña no es lo mío {Emily}

Mensaje por Guilherme Booth S. el Dom Oct 01, 2017 9:08 pm

El Alto Brujo no se permitía perder ningún detalle de su expresa visita al Ministerio de Magia británico. Una especie de oportunidad que, muy probablemente, no se le volvería a presentar en un largo tiempo. O, por lo menos, hasta la siguiente vez que el departamento de Cooperación Mágica decidiese que entre las intenciones de su visita no se encontraba alterar la seguridad nacional como tampoco el querer intervenir en la soberanía del gobierno mágico. Ridiculeces, hasta cierto punto. Por otro lado, sin embargo, Severo comprendía que lo que había infundido en tales medidas drásticamente restrictivas era el miedo. Miedo que iba de la mano con la desconfianza, y ponía a todos contra la espada y la pared. A todos, y sin distinción de mago o bruja, de sangre pura o con ascendencia mestiza.

El miedo era un virus, una enfermedad que se propagase en silencio, con pericia a cuestas hasta que ya no cupiese más en el endeble cuerpo de su víctima mortal. El varón sabía de enfermedades que se arrastran sin dejar rastro, por lo que pudo comprender sin realizar mayor esfuerzo.

Comprensión a medias, sin embargo. Existían pues otras medidas que Severo no encontraba ni encontraría plausibles. Por ejemplo, la abolición del Estatuto del Secreto luego de desafiar a la Confederación Internacional de Magos. Más que un movimiento atrevido y sin precedentes, ni el más mínimo, para el brasileño se trataba de un as bajo la manga de algo que iba más allá de su juicio, que se le escapaba de las manos y eso no hacía otra cosa más que incitarle a saber más.

Severo no se inmutaba ante las inquisitivas miradas que recibía al adentrarse más en el Ministerio. Bien podía pasar desapercibido como uno más, su vestimenta tan pulcra y sus ojos azules podrían favorecer a que no destaque sobre el común inglés, pero las insignias con las siglas de la entidad para la cual trabajaba en las solapas de su chaqueta lo delataban. Y, sospechaba, estaba el hecho de que alguno que otro empleado podría reconocer su rostro por alguna noticia en el diario local. Nimiedades. Acomodándose los puños de su camisa, el brasileño levantó la mirada que encerraba los misterios del Atlántico y vio a una de las cómplices de su hermana menor. Lo que menos se imaginó era lo siguiente que pasaría, verse envuelto entre los brazos de la joven y llamativa bruja.

Incómodo por la efusividad, se tensó. El brasileño no era muy dado a esas muestras, sin embargo recordó que Emily era amiga de su hermana por algo. Atónico y anonado, Severo le respondió el abrazo por breves segundos hasta que la voz de los elevadores llamó por última vez antes de cerrar las puertas y dejarlos para la siguiente ronda.

Tan efusiva como te recordaba. —anunció, ladeando una sonrisa. —Y aún más hermosa —.
La joven de cabellos rojizos podía ser buena amiga de Carine, pero Guilherme tenía ojos y sabía admirar una obra de arte. Más cuando se dibujaba exótica.

Adelante —.
Instó el Alto Brujo, gesticulando con su mano derecha hacia el ascensor para que la joven británica pasase al elevador. Se relajó en cuanto se dio cuenta que a más de Emily y él, apenas había un empleado más dentro de la pequeña caja de metal que anunciaba ya la llegada a la primera planta y los diferentes departamentos que se encontraban.

No me ha acompañado esta vez. —respondió —Estuvo a punto de llorar, pero al final se desembarcó de la idea en cuanto le dije que no usaríamos Traslador para venir.
Las medidas de regulación de Transporte podían ser ligeramente ser pasadas por alto para el Alto Brujo, mas no para su acompañante. Sin importar de quién se tratase.
avatar
Mensajes : 52
Gobierno

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Bretaña no es lo mío {Emily}

Mensaje por Emily R. Sullivan el Sáb Oct 14, 2017 12:13 pm

Era como una especie de adicción el ver a Guillherme tan propio y tenso ante su arrebato. A pesar de que Emily estaba un poco apenada, no podía evitar notar el rostro tenso del brasileño.

Casi todo el ministerio había notado su presencia, y a sus espalda la miradas de unos cuantos magos. Emily se tensó, no estaba acostumbrada a ser el centro de atención, a pesar que tenía varios conocidos importantes en los medios.

Definitivamente la pelirroja no era una chica común, el apellido Sullivan no pasaba desapercibido en el mundo mágico, sobre todo por la postura que la familia había adquirido tras la anulación del estatuto del secreto. Ellos fueron los primeros en adquirir aquel semblante conservador, y no estaban de acuerdo con que los muggles supieran de la magia, era imperdonable.  En cambio Emily opto por una inclinación más liberal, había conocido a unos cuantos muggles agradables a lo largo de su vida y no parecían personas temibles, ella sabía que de los únicos que debía temer era de los mismos magos. Aquello formo una brecha demasiado grande entre su familia y ella causando una ruptura. Al poco tiempo de graduarse de Auror, Emily se había ido a vivir sola a la vieja casa de su abuela en Hogsmeade.

Pero lo que había iniciado como algo inofensivo y visionario, se tornó en una total pesadilla. El ataque en el Callejón Diagon fue lo que hizo que la joven bruja pensara del todo sobre lo que realmente era el Estatuto del Secreto, no solo protegía a los magos, sino también a los muggles de verse implicado en una pelea sin fin. Emily sabía que todo aquello había sido planeado, el estatuto del secreto solo había sido una fachada para la verdadera guerra que se avecinaba.

¿Temor?, quien no tendría temor en esos momentos, muchas familias de magos habían sido afectadas por los ataques, las calles estaban repletas de Aurores, los muggles estaban haciendo especie de sectas imaginándose quien sabe que sobre los magos.

Emily no sabía nada de religión hasta que conoció a Carine, había leído muchos libros muggles pero sobre religión, un asunto muy complejo para ella, pero Carine tenía una manera de explicar las cosas que ella misma se pensó buscando salvación. Fue cuando entendió por qué los muggles no entendían el hecho que hubiera magos, su capacidad para entender algo superior a ellos que no fuera Dios era desorbitante.

La pelirroja debió saber su vieja amigo no podría venir en estos momentos, y era lo mejor, en estos momentos todo su entorno era un caos, y temía que hubiera otro atentado. El miedo era el peor enemigo del hombre, mago o no mago.

El silencio reino por un momento, puesto que no se encontraban solos, no fue sino hasta que bajo el último que la tensión en el elevador fue disminuyendo. Todos estaban algo preocupado quizá a la llegada de Guillherme o más bien curioso por su presencia, porque era evidente que no venía a visitar viejos amigos.

- Es difícil movilizarse ahora… todo está muy tenso por aquí. Dijo Emily por fin para romper el hielo. Pero sus palabras eran algo que el brasileño sabía, aunque no estuvieran en esos lugares las noticias volaban más rápido que una lechuza.- Incluso yo llegue a pensar que todo estaría bien... que eran otros tiempos más actualizados…no esperaba tal reacción de parte de todos.- Estaba hablando del estatuto sin tener que llegar a mencionarlo, incluso aunque estuvieran solos las paredes escuchaban, todo en paranoia se podría usar como traición o conspiración.
avatar
Mensajes : 69
Gobierno

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Bretaña no es lo mío {Emily}

Mensaje por Guilherme Booth S. el Dom Oct 22, 2017 1:53 pm

Más que difícil, parecía ese tipo de cosas que se veían en el rubro de imposibles. No sólo por cuestiones de que cada entrada y cada salida era regulada en niveles exorbitantes de seguridad, sino también por el hecho de Carine lo expondría ante el ojo público de una manera que podría perjudicar toda su estancia en el Reino Unido y los motivos de esta. Guilherme conocía a su hermana menor, a ese pícaro renacuajo que consiguió convertirse en un feroz dragón ergo estaba seguro de que ella no podría controlarse, no sabría cuando morderse la lengua y acallar sus pensamientos por más que la carcomiesen por dentro. El varón había aprendido cómo hacerlo a lo largo de los años. Un experto, en eso se convirtió el brasileño.

-Se lo respira en el ambiente.
Coincidió Booth Severo, acomodándose los gemelos con esmeraldas incrustadas que vestía en las mangas. Verde por la naturaleza, por Brasil. Verde esperanza, la cual añoraba no perder en medio del tumultuoso pasaje en el cual se había convertido, una vez más, Gran Bretaña. La tensión pululaba libremente por las calles de la capital inglesa, subiéndose a los mismos coches que los nomajs y acuñándose de las mismas túnicas con las que los magos llevaban hasta el Ministerio.

-Todo está bien. -replicó el Alto Brujo, despegando los zafiros de sus mangas. -Sólo depende a quién se lo preguntes. -
Así funcionaban las cosas. Todo. El juego de palabras, la verdad implícita, los tabúes. Guilherme rápidamente comparó la situación entre ambas partes, entre ambos mundos que convivían en Gran Bretaña con la Guerra Fría. Ambas partes se sumían en la desesperación de no saber cuándo el otro atacaría, y la idea del desconocimiento e inseguridad se propagaba, se contagiaba como un virus letal para el cual no parecía existir cura alguna.

-A todos nos atemoriza lo desconocido -prosiguió Guilherme -; no importa la época o la edad que tengamos. Cuando lo desconocido se materializa, todos nos convertimos en el niño que teme a ver debajo de la cama. -
Añadió el varón, tironeando de sus labios para destensarlos. Para evocar una sonrisa no sólo para Emily, sino para el público que se les sumó un piso más abajo en la primera parada del elevador.
avatar
Mensajes : 52
Gobierno

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Bretaña no es lo mío {Emily}

Mensaje por Emily R. Sullivan el Lun Oct 23, 2017 2:37 pm

Las palabras de Guilherme eran no sabías, todo lo desconocido era sinónimo de miedo e incluso pánico. No importaba la época. Emily se encogió de hombros, todos en el ministerio se había movido aterrados, y casi todas las decisiones que se habían tomado se hicieron sin pensar. Ella no estaba de acuerdo de cómo se estaba controlando todo, las restricciones, las prohibiciones, nuevos decretos que más para proteger era para esconderse.

Emily sabía que había algo detrás de todo esto, sabía que tarde o temprano explotaría la bomba y nadie estaría seguro. El miedo a veces les hacía cometer errores estúpidos, como aquellos humanos viendo a los magos como amenazas, como monstros. ¿Pero quiénes eran los monstros en realidad?

No sabía cuánto sabía Guilherme de todo lo que estaba sucediendo, pero era un hombre inteligente y aunque no existía ninguna especie de conspiración, era evidente que era un mago el que estaba causando cada uno de los daños dentro del mundo mágico. Lo peor es que estaba involucrando muggles para borrar sus sucios planes. Pero eso era solo especulaciones que revoloteaban en la cabecilla pelirroja de la joven bruja.

El elevador se llenaba de gente y al mismo tiempo se vaciaba conforme subían piso a piso, Emily no estaba en concentrada en llegar hasta su escritorio, tenía tiempo de más al siempre llegar unos minutos temprano. Miro a Guilherme intentando cambiar su conversación, no iba llenarlo de malas noticias.

- Tengo pensado en un viaje a Brasil,  la verdad es que tengo muchas ganas de ver Carine y sobretodo ese delicioso pie. – Dijo Emily sonriendo, mientras mordía sus labios imaginándose una rebanada del pie que hacia Carine, extrañaba a Carine era esa parte de ella que se encontraba dormida.
avatar
Mensajes : 69
Gobierno

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Bretaña no es lo mío {Emily}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.