Volver arriba

Capítulo V: El brazo de los impíos será quebrado

Página 4 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capítulo V: El brazo de los impíos será quebrado

Mensaje por Narrador el Miér Ago 30, 2017 9:00 am

Recuerdo del primer mensaje :

Tomo II: El brazo de los impíos será quebrado
Agosto 21, 1980 ~ 10h27

Colmado hasta el último de sus rincones, esa mañana el Callejón Diagon se consideraba el punto de reunión principal de decenas de familias de magos y brujas que daban inicio a las compras necesarias para el inminente curso. Libros, pergaminos, calderos, uniformes, mascotas; todo cuanto destacara en una lista realizada minuciosamente. El tiempo acompaña con un cielo despejado casi en su totalidad, salvo por nubes que van y vienen dando un breve respiro de un sol poco visto con esa intensidad en la capital británica.

Se respira un ambiente tranquilo, arrullado por la ilusión de los más jóvenes que recorren los callejones con la felicidad destilando en sus pupilas. Ha sido una etapa festival relajada, a pesar de las esporádicas y desgarradoras noticias en los periódicos de todo Londres sobre palizas e incluso muertes fortuitas. Sin embargo los ciudadanos tratan de confiar en su Gobierno y la seguridad que perjuran para su pueblo.

Una nueva etapa comienza, el capítulo de paz que sucede a la guerra, ¿No es así?


A Considerar:

  • Pueden postear únicamente los inscritos en este post. En caso de animarse a participar, solicitamos primero se pasen por dicho registro.
  • Máximo 20 líneas de post.
  • Narrador intervendrá cuando se considere oportuno.
  • Se les recuerda que la trama sucede en Londres por lo que: el Estatuto del Secreto ya no sigue vigente.


Código:

[b]Interacción:[/b] (persona con la que interactúa su personaje)
[b]Outfit:[/b] (opcional)
avatar
Mensajes : 168
Ambientación

El Mapa Del Merodeador


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Capítulo V: El brazo de los impíos será quebrado

Mensaje por Lyov D. Vasilev el Vie Sep 08, 2017 5:05 pm

Interacción: Betserai, no me lo digas dos veces.
Mención: no se.

Asintió, sin mirarlo directamente, pero observando de reojo cómo la respiración del rubio lo hacía parecer una máquina de vapor que exhalaba humo a cada nueva bocanada de aire que sus pulmones trataban de insuflar en los alveolos — Pues tranquilízate, nadie va a morir hoy en este sitio o a salir malherido. — indicó, restando importancia al golpe en su mejilla y tratando de esbozar una sonrisa lo suficientemente calma como para transmitirle esa pizca de valentía y seguridad que Betserai en aquel preciso momento necesitaba. Seguía conociendo a una persona de lo más peculiar, y trataba en todo momento de entenderla. La curiosidad seguía matándolo, y el deseo implícito que aquello conllevaba le hacían actuar de aquella manera mientras su cabezas le daba vueltas al hecho de cómo explicaría el moratón cuando llegase a Panamá.

Ya se podía imaginar los gritos de Lexs y cómo Kova podría juzgar a todo el mundo con su mirada. Suficiente — Respira tranquilo, ¿no te enseñaron a hacer ejercicios de respiración? Son fáciles, respira conmigo. — indicó, apoyando una mano en su pecho, tomándose la confianza necesaria para ayudarlo a recuperar el aire, e inhalando aire lentamente — Y ahora suéltalo, con calma, no queremos que hiperventiles. — siguió, aprisionando con suavidad, exhalando todo el aire que llevaba dentro para, nuevamente, volver a repetir el proceso varias veces hasta que sintió que la respiración contraria volvía a unos niveles lo suficientemente normales como para continuar sin tener que arrepentirse de nada — Haremos eso, si no te ves con ganas de maldecir a nadie, cúbreme los flancos. — terció, mirándolo muy de cerca para corroborar que había entendido. Su mente sin embargo quería ayudar a los que no podían valerse por sí sólos. Niños pequeños iban y venían, alumnos de todas las edades se defendían como podía y las leyes que impedían el uso de la magia habían sido relevadas a un segundo plano. Nadie haría preguntas ni vistas por aquello.

— Ahora Betserai, sígueme y haz lo que te diga. — no hizo falta mucho para incorporarse y ayudar al contrario a hacer lo mismo. Andando con paso seguro y tratando de esquivar el centro del callejón, aún seguía escuchando explosiones en el banco mágico. Arrastrarse por los laterales pegados a las paredes servía en parte, pero desviar algún que otro hechizo mal intencionado y a aquellos muggles locos que trataban de acuchillarlos todavía más — A tu derecha. — murmuró sin volverse a mirar a aquel lado, señalando varios magos que apuntaban en su dirección. Esperaba y confiaba que los hechizos rebotaran cuando Betserai así lo hiciera — Allí a lo lejos, la tienda de artículos mágicos defectuosos. — terció, señalando con su mirada lo desvencijada y cerrada que se veía.
avatar
Mensajes : 63
Académicos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo V: El brazo de los impíos será quebrado

Mensaje por Ragnor V. Coster-De Haes el Vie Sep 08, 2017 5:16 pm

Interacción: Hijas (PNJ) y Jörn
Dónde estás: En un lateral del callejón


No había palabras para describir el sentimiento que sacudía en esos instantes al belga. Sus ojos miraban de un lado a otro sin ver, su cabeza trataba de pensar demasiadas cosas al mismo tiempo y no sacaba ninguna idea concreta, trataba de relajarse pero su respiración estaba sumamente alterada; gritó una vez más los nombres de sus hijas, reanudando la carrera en pos de su encuentro una vez ayudó a la joven bruja acompañada de dos elfos. El calor de las llamas originadas en diversos puntos originaron perlas de sudor por su frente, los gritos de la gente lo ensordecían, sin embargo no frenaba en su búsqueda.

Hasta que vio el vestido amarillo pastel que Agnes insistió en ponerse ese día. Gritó sus nombres y ver sus rostros voltear al ser nombradas le brindó una paz que nunca experimento. Avanzó hasta donde estaban, abrazándolas con fuerza -¿Estáis bien? ¿Os ha pasado algo?- las preguntas salían despedidas de sus labios mientras las repasaba de arriba a abajo en busca de cualquier herida pero estaban sanas y salvas -Gracias por ayudarlas, de verdad- se dirigió al chico de oscuros cabellos una vez comprobó el bienestar de sus pequeñas -Debemos buscar un lugar seguro, quizás en Gringotts o algún callejón secundario- tomó a Agnes en brazos una vez se aferró a su cuello y miró al muchacho que ayudó a las niñas, a esperas que fuera con ellos.
avatar
Mensajes : 205
Gobierno

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo V: El brazo de los impíos será quebrado

Mensaje por I. Betserai Du Plessis el Vie Sep 08, 2017 5:47 pm


Interacción: ¿Qué no? Madre mía, te digo yo a ti que sí. Lolailo.

Los ejercicios de respiración eran viejos conocidos de Betserai, amigos de la infancia. Indicados por los mejores curanderos africanos, a los que su padre convocaba siempre que sufría un ataque. Solía practicar con su madre, la calma hecha mujer, siempre conseguía que se relajara, que soltara el temor, que sonriera. En principio, el tacto de Lyov causó el efecto contrario, le alteró tanto o más que el punzante filo de una navaja suiza. Trató de concentrarse -ardua tarea, dada la situación- y centró la atención en sus ojos, hallando en ellos un estanque de paz; siguió sus pautas por unos segundos, acompasando su respiración hasta que una nueva pero distante explosión reclamó su atención y su calma. El agradecimiento danzó en su garganta, mas sin emerger, una parte de Betserai estaba convencida de que la gente debía ayudar y obedecer, sin esperar nada a cambio.

Te sigo para cubrir tus espaldas— declaró, molesto por la orden. Él no acataba órdenes, las dictaba. Las heridas de su orgullo tardarían en cicatrizar; pero no más que un apuñalamiento.

Caminó con el corazón en un puño, conteniendo el aliento, como un equilibrista sobre un cable tensado, a un paso en falso de la caída. Hasta que no estuvo frente a la desvencijada tienda -tras una patética carrerilla que intensificó el dolor abdominal- no soltó en una bocanada el aire contenido. Contempló el comercio abandonado, paraíso e infierno a partes iguales, consiguiendo abrir la puerta tras pronunciar la palabra idónea por segunda vez (la primera fracasó debido al nerviosismo con el que habló). Un suave empujón bastó para terminar de abrir la puerta, que emitió un chirrido similar a los gritos de auxilio de los niños presentes.

Entró rápidamente, y con la misma velocidad quiso salir. El movimiento levantó una nube de polvo, frenó el estornudo con el antebrazo y contempló, horrorizado, las telarañas que cubrían el local. El polvo y las humedades afectarían a su asma, un segundo en el interior bastó para sentirse sucio, y empezó a considerar que morir a manos de un muggle no resultaría tan terrible como tocar por accidente cualquier objeto en desuso, sucio y polvoriento. La oscuridad resultaba casi absoluta en un local en el que las únicas ventanas quedaban cubiertas por tablas de madera, viejos carteles y centímetros de mugre. —No puede ser, vamos fuera— decidió al borde de un infarto. Se encaminó hacia la salida en el mismo momento en el que una cercana detonación le obligó a retroceder de un sobresalto, prácticamente abalanzándose sobre su compañía para esconderse tras sus espaldas. Para su alivio, los causantes pasaron de largo, ignorando la tienda que se caía a cachos.
avatar
Mensajes : 192
Intercambio

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo V: El brazo de los impíos será quebrado

Mensaje por Enzo N. Balfager el Vie Sep 08, 2017 7:18 pm



Con: Las Chicas Superpoderosas y Altairjojo (?)

Saborea la densa tensión en el aire, desplazándose a paso raudo, tanto como se lo permite el ritmo de los jóvenes que le siguen de cerca. No les observa directamente, pero les escucha dirigiéndose unos a otros, defendiéndose tan bien como pueden y cargando a rastras a aquellos que no pueden moverse por sí mismos. – ¿Cuántos puntos vales tú? ¿O tus amigos?- inquiere con ironía, entre forcejeos y la continua confusión que acarreaba el intentar discernir entre civiles y atacantes. Suele ser el primero en aligerar situaciones tensas con malas bromas, mas es consciente de que ese no es un simple momento de incertidumbre, y que dependerán de ser cuidadosos sin quieren ponerse a salvo.

La algarabía se torna cada vez más agonizante, los edificios palidecen ante las brasas que poco a poco se van esparciendo, devorando todo a su paso, invocando al infierno mismo en el icónico callejón. A sus espaldas se escucha la explosión seca que inmediato adjudica a un disparo. –Muévanse rápido- alienta, sin dejar de escudriñar su alrededor. Al verse privado de su plena atención se ve expuesto los resultados del “Depulso” de un mago que escapó a su periferia, a su campo de alerta. Tras el impacto, su cuerpo salió despedido contra la pared a sus espaldas, la misma a la que los jóvenes se apegaban en su caminar. El aire de sus pulmones se desvaneció momentáneamente, forzándole a inspirar una ardua bocanada en cuanto pudo incorporarse. Procede a sacudir la cabeza, y a intentar enfocar la mirada nuevamente en busca de su agresor, sin querer desperdiciar los valiosos segundos que marcarían la diferencia entre la vida y la muerte. Le apunta, de mala gana y no sin esfuerzo, pues las consecuencias de la colisión aun hacen mella, y lanza un “Petrificus Totalus” en su dirección, para asegurarse de que esta vez no les seguirá.

-¿Qué sucede?- pregunta confundido, cuando se gira en busca de los muchachos y se encuentra con una de ellas (Violet) en medio de lo que le parece un ataque de pánico. – ¡Sigan, sigan¡- apresura a los demás, luego se acerca cautelosamente a la morena, rodeándola con brazo firme, incitándole a continuar. - ¿Cuál es tu nombre?- su rostro gira de un lado al otro, atento a lo que acontece a su alrededor, enfocándose de mas en la rubia que aun carga a cuestas el peso del muchacho confundido.
avatar
Mensajes : 78
Gobierno

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo V: El brazo de los impíos será quebrado

Mensaje por Lance Laufeyson el Vie Sep 08, 2017 8:21 pm

Interacción: Muggle de reparto 23
Dónde estás: Ni Merlin lo sabe

Se detuvo un momento intentando ver entre la multitud que corria de un lado a otro, por supuesto estaba tentado a sacar su varita pero el era un sanador, no le gustaba lastimar a las personas, magos o muggles, sin embargo eso no quería decir que los demás estuvieran de acuerdo con su filosofia, cuando estaba retomando su camino entre el caos un muggle con una cara que había asustado al propio merlin se lanzo sobre Lance haciendole un corte en el brazo, el medimago no pudo evitar lanzar un improperio antes de darle una patada en el estomago al individuo, esto era un autentico pandemonium y su hermana estaba en el medio.

Ignoro la herida menor que llevaba en el brazo y continuo abriendose paso entre el caos, sin embargo no lograba encontrar la rubia cabellera de su hermana, tal vez ya se había ido, tal vez no había asistido al evento, aunque eso era poco probable, a ella le gustaban ese tipo de cosas y Merlin sabía que necesitaba entretenerse de vez en cuando, ese pensamiento fue el que le motivo a seguir, no podia quedarse con la duda y bueno tal vez podria ayudar a alguien en el camino.
avatar
Mensajes : 524
Ciudadanos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo V: El brazo de los impíos será quebrado

Mensaje por Lyov D. Vasilev el Sáb Sep 09, 2017 3:42 am

Interacción: Betserai, yo te lo he avisado.
Mención: en mi cabeza a los dioses o algo.

Plenamente convencido de que había conseguido dar con un edificio en el que su acompañante pudiese pasar desapercibido a todo el caos en el que el Callejón Diagon se había envuelto, observó con cierta reticiencia el edificio desvencijado frente al que se encontraban. Pensar que podría ser la salvación era un tanto estrambótico dado el carácter poco agradable que lucía, y de mientras Betserai entraba e ideaba el conjuro para deshacer la cerradura, el australiano se las vió desesperado para devolver cuanto hechizo llegaba a su radio de ejecución. No entendía exactamente qué estaba pasando, las palabras que se alzaban en los callejones carecían de sentido para él y en aquel momento extrañaba la presencia de Kova. Seguramente ella sabría perfectamente en qué idioma estaban hablando — Date prisa, cada vez son más. — indicó, notando la presencia del rubio nuevamente tras de si con el rostro completamente descompuesto y el corazón casi a punto de salírsele por el pecho de un explotido.

Apenas le había dado tiempo a ver el interior cuando ya estaban nuevamente en el exterior. Las explosiones no estaban ayudando en lo más mínimo a mantener la calma del cuerpo en condiciones un tanto precarias de Betserai, el cuál se había agarrado con fuerza a su espalda por detrás cuando sintió nuevamente el estruendo que producían los trozos de edificio caer y los hechizos impactar no sólo contra las ventanas, sino contra cuerpos, algunos inertes, de los miembros de la comunidad mágica que aquel día habían decidido salir a comprar. Se volvió, aprovechando el agarre, para sujetarlo por los hombros y estrecharlos con fuerza — Cálmate. — imploró, casi ordenó, observando los orbes azules del rubio que destacaban entre todo lo demás, sintiendo nuevamente ese cosquilleo interno que denotaba algo más que una simple atracción... en tan poco tiempo.

Suspiró, mirando el entorno en busca de nuevas posibilidades, aperturas o tiendas vacías que estuviesen en mejor estado. En esa posición casi sentía el corazón del rubio latir acelerado, a unas pulsaciones que desembocaban en un ritmo demasiado atroz como para que lo pudiese soportar por mucho tiempo — Ey, ¿puedes confiar en mi aunque para ti no sea más que un completo desconocido? Creo que hasta ahora he sabido cumplir bien a mi palabra. — comentó, recordando aquel traje que había sido enviado, con los galeones, a su casa cuando dió con su dirección y su nombre completo gracias a, desgraciadamente, los contactos de su padre. Tomó aire, atajándolo para llevarlo a un lateral del callejón donde parecía no haber llegado el caos, apartado un poco del estruendoroso callejón principal, y sin pensárselo dos veces insufló aire en los pulmones contrarios apoyando sus labios en los de él, con fuerza, sintiendo cómo los pulmones propios se iban vaciando para llenar los ajenos.

Varias veces, sin darle tiempo a nada, esperando encontrar el punto de apoyo que Betserai parecía necesitar en aquel momento, y sin soltarlo — Respira, no te va a pasar nada. — murmuró, con el ceño fruncido, actuando como si nada hubiese pasado, como si fuese lo más normal del mundo.
avatar
Mensajes : 63
Académicos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo V: El brazo de los impíos será quebrado

Mensaje por I. Betserai Du Plessis el Sáb Sep 09, 2017 4:37 am


Interacción: Lolo. Madre mía ninio.

La confianza quedaba lejos de toda estadística, el cumplimiento de su palabra no trajo más que quebraderos de cabeza a Betserai, varios días de paranoia y angustia a cambio de un minuto de dicha. No valía la pena. Reacio a confiar, aún creía que el encontronazo no se trataba de una mera coincidencia, logró adivinar su nombre y dirección, pudo hacer lo mismo con su ubicación. Y, no obstante, agradeció la demencia de Lyov, porque de momento le servía como protector y la prioridad consistía en salir ileso del callejón. —Espero que siga siendo así, al menos hasta que acabe el día— deseó con un hilo de voz, recordando la promesa con unos barriles de testigo, su voz firme asegurando que le sacaría de aquel lugar.

Lejos de los ácaros, peores enemigos que las navajas, se pegó a la pared y observó a Lyov con una mirada desorbitada, presa del horror que estaba presenciado. Tenía presente el ejercicio de respiración llevado a cabo minutos u horas atrás -la percepción del tiempo sufre en circunstancias de gran estrés- pero no funcionó, sus pulmones estaban en huelga. Se disponía a tantear sus pantalones, temiéndose que el inhalador se extravió durante alguna de sus carreras, cuando Lyov decidió optar por el método tradicional. Un hormigueó adormeció sus extremidades cuando entreabrió los labios, cediendo el paso a su cálido aliento, acogiéndolo en su propio cuerpo; Por un instante creyó que funcionaría, hasta que un tembleque sacudió sus rodillas y retrocedió, sospechando que desfallecería en cualquier momento.

¿Que respire?— preguntó, mirándole como si nadie jamás hubiera dicho mayor estupidez. Observó a su alrededor, esperando y deseando que no hubiera testigos de la respiración boca a boca, o su vida terminaría y no precisamente a punta de navaja. Desde que el modelo decidió acortar la distancia entre ambos, Betserai se sonrojó hasta el nacimiento del pelo, y así continuó por los siguientes cinco minutos. —No vuelvas a hacer eso, jamás— ordenó, sin siquiera reparar en que, gracias a la intervención, fue capaz de pronunciar una frase completa sin resollar, lo que en la última hora se traducía como un logro.


avatar
Mensajes : 192
Intercambio

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo V: El brazo de los impíos será quebrado

Mensaje por Sophie García el Sáb Sep 09, 2017 8:26 am

Interacción: Los Ángeles de Altair y Mosbyenzo (?)
Mención: Los muggles voladores (?)

El caos seguía desarrollándose a su alrededor, aumentando el temblor de su cuerpo mientras trataba de sujetar a Altair con fuerza y falsa seguridad. Los gritos y explosiones continuaban, aumentando en intensidad a cada segundo, logrando que se sintiera mas nerviosa, queriendo evitar dejarse dominar por el temor apremiante que la embargaba. Ya no sabia si el temblor continuo de su cuerpo, que inútilmente había intentado ocultar, se debía al pánico o al peso constante que Altair estaba significando para ella. Trataba de moverse con rapidez y al mismo tiempo permanecer atenta de lo que sucedía, fijando por sobretodo su atención en el chico que llevaba entre sus brazos y en Vio, que poco a poco comenzaba a caer ante el miedo. Asintió a las palabras del hombre a su lado, acomodándose con algo de dificultad sin apartar sus ojos azules de la figura pequeña de su amiga, deseando ir hacia ella pero sin poder moverse demasiado. Buscó a Robin con la mirada, urgentemente, casi en una suplica desesperada, antes de que un hechizo sacara al hombre de su circulo de visión, quiso gritar su nombre con preocupación, pero no lo sabía.

— Debemos seguir moviéndonos… —Su voz no demostró la confianza que deseo profesar. Se aferró un poco más a Altair queriendo controlar el temblor de su propio cuerpo, paseando su mirada preocupada desde su amiga hacia él con rapidez.

Las risas casi burlonas de dos hombres la obligaron a observar hacia el frente, congelándose, al reconocer como dos muggles se aproximaban a ellos, con claras intenciones poco amables. Tragó con pesadez, extendiendo su varita con una sola decisión; proteger a sus amigos. No era momento de dudar ni temer, aunque estaba sintiéndose dominada por aquellas negativas sensaciones, pero aún así, debía actuar con rapidez ahora que no contaban con la ayuda del hombre que había volado por los aires— Hay que correr —Aunque sabia ella no podría hacerlo, y probablemente Robin tendría un problema similar con Violet ajena en sus temores. Actuó antes de pensarlo demasiado, extendió su varita e invocó el primer hechizo que vino a sus pensamientos, una rauda luz brotó de su varita e impacto al primer muggle, que al salir despedido empujó al segundo lejos de ellos, dándoles algo de tiempo extra, era la primera vez que utilizaba Depulso en una situación así. Realmente era la primera vez que estaba en una situación así, y no le gustaba para nada— Vamos, Altair, te necesito, ¡reacciona! No es momento de una siesta —Volvió a llamar al joven, tratando de bromear para calmarse a si misma, mientras retomaba su lento andar, sintiéndose aliviada al reconocer como el mago (Enzo) volvía con ellos— Debemos irnos… —Susurro con temor, claramente preocupada por Vio y Altair, aun temblando, aferrándose con demasiada fuerza a su varita mientras avanzaba a paso de tortuga.


Última edición por Sophie García el Sáb Sep 09, 2017 12:22 pm, editado 1 vez
avatar
Mensajes : 42
Intercambio

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo V: El brazo de los impíos será quebrado

Mensaje por G. Robin Fiennes el Sáb Sep 09, 2017 10:57 am

Con quién: Los 4 fantásticos y Superman
Dónde: En un callejón

¿Violet?-

La preocupación se adhiere en la pelirroja al percibir el pánico en la morena. Recuerda sus miedos, esos que se hicieron reales hacía unos meses en Hyde Park y la frustración por no saber como sacarla de ese estado la abordan; ni si quiera escucha las órdenes del mago que estaba velando por la seguridad de los cuatro (Enzo) hasta que es lanzado por los aires –¡Mierda!- increpa, alzando la varita hacia el causante pero el mismo moreno pronto lo derriba con un hechizo –Pánico- indica en un murmullo a la pregunta sobre el estado de su prima. El caos inicial ya no es tan entretenido para la pelirroja, comienza a sentir la presión en sus hombros por las personas que le acompañan.

Se queda en un punto intermedio entre el mago, Violet, Sophie y Altair, sin saber qué dirección tomar –¡Carpe retractum!- una cuerda mágica ata con fuerza a los dos muggles que están en el suelo, confundidos por la defensa de la rubia –Altair, si despiertas te prometo barra libre todo un fin de semana, pero mueve tu maldito culo tú solo- masculla colocándose delante de la rubia como protección –Sophie, por aquí- indica apuntando a un callejón que se abría a su derecha, ayudándola a moverse más rápido compartiendo la carga que suponía el peso de Altair y quedándose en la esquina a esperas que mago y bruja (Enzo y Violet) les siguieran.
avatar
Mensajes : 351
Intercambio

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo V: El brazo de los impíos será quebrado

Mensaje por Violet Morgan el Sáb Sep 09, 2017 11:50 am

Interacción: RAS y Enzinho , luego sola
Acción: Intentando que no me dé un infarto  mientras huyo
Outfit: Casual


No quería acabar presa de la histeria, completamente bloqueada como en otras ocasiones le había ocurrido, pero, sobre todo, no como se sintió en Hyde Park. Sus ojos no enfocaban nada en concreto, las manos le temblaban y su respiración era más acelerada de lo normal. Casi ni se podía mantener en pie siguiendo los pasos de su prima por lo que acabó desistiendo, desasiendo su mano de la contraria y apretándose contra la pared más cercana. Presionó con fuerza sus manos contra el rostro, respirando profundamente por la boca, presa de un ataque de pánico que no la dejaba actuar ni para bien ni para mal.

Ni siquiera es capaz de escuchar su nombre, su cabeza estaba ocupada por un constante zumbido que la embotaba y agobiaba. Se dejó resbalar por la pared, en un intento de acurrucarse en el suelo, cuando un brazo se cernió sobre ella y gritó. El aire, prácticamente inexistente, que quedaba en sus pulmones se desvaneció en un profuso que grito que fue seguido de uno incesantes movimientos de manos para liberarse del agarre contrario, sin mirar a quien golpeaba, sin escuchar sus palabras, solo queriendo huir. Se zafó del hombre (Enzo) y se separó de él, corriendo en dirección al gentío, intentando avanzar entre las personas para llegar al lugar por el que había entrado al Callejón, por allí podría salir fácilmente. Su mente no pensaba en nada más que en huir.
avatar
Mensajes : 197
Intercambio

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo V: El brazo de los impíos será quebrado

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.