Volver arriba

Hickory Dickory Dock — Privado.

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hickory Dickory Dock — Privado.

Mensaje por Eros A. Wright el Dom Jul 02, 2017 7:47 pm

Recuerdo del primer mensaje :


Julio, principios.
Wright's Manor, Gran Bretaña.

La media tarde, austera, formaba parte de su cognitiva actual. Tomando en cuenta la pura necesidad de sentirse útil nuevamente, el abogado pasaba el rato leyendo sobre temas candentes a la situación actual, así como viraba su propio rostro de un lugar de la habitación a la otra en la que se encontraba, viéndolo pasear. Tronaba el cielo por mera lluvia de verano, y en sus adentros la desesperación volvía a llamar a su puerta — Nada, este año no he podido regalarle nada. — terció, pasando una nueva hoja sobre leyes mágicas del siglo XX, tortuosas pero bien medidas en la época en la que se basaban — Ni un simple abrazo, ¿me perdonará algún día, Marcus? — preguntó, aún con el ardiente deseo de poder tocar, palpar la figura imponente de su hermano que, desde el otro lado del escritorio, paraba al unísono de escuchar varias pisadas en la puerta cerrada de su propia habitación — Podrás preguntárselo tú mismo, mi querido hermano. — y la imagen, tan nítida, se esfumó.

Perplejo, demacrado, el rostro del canoso parecía al borde de un colapso nervioso. Las pastillas, la medicación, todo su mundo se había visto alterado a la salida de aquel centro en Escocia, y la presencia del Armstrong rondando la casa con bastante asiduidad en los últimos días ponían nervioso hasta al más intrépido — Dime entonces qué hago. — murmuró a la nada, encerrándose en sus libros, oyendo las pisadas nuevamente y con ellas una parte de sí mismo volvía a perderse en la inmensidad de la habitación. Llevaba días encerrado en la habitación de Marcus, días que pasaban sin ventaja alguna. Y todavía se sentía desterrado.


Última edición por Eros A. Wright el Dom Jul 09, 2017 10:43 am, editado 1 vez
avatar
veritaserum
Mensajes : 75
Ciudadanos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Hickory Dickory Dock — Privado.

Mensaje por Eros A. Wright el Dom Jul 02, 2017 10:34 pm

Suspiró, apesadumbrado, pues todo el mundo conocía a Anthony Armstrong. Sentenció con su silencio y dió por zanjado un tema que le hacía doler la cabeza más de lo usual, y prefirió centrarse en como las frías manos de ella trataban de acompasarse a su propia respiración para reconfortarlo con un gesto cariñoso que el abogado amaba que hiciera.

Se sentía seguro, se sentía querido y bien arropado por la presencia de ella cuando, antaño, siempre había sido al contrario. Él, la figura que la representaba, tratando de achicar sus pensamientos contradictorios y la forma que tenía de atacarse a si misma — Y qué dura ha sido la vida contigo que te ha regalado una familia destruida. — amainó sus palabras, bajando el tono de las mismas, sintiendo como la nostalgia acudía a su corazón y la tristeza se apoderaba una vez más de un semblante pálido y consumido por el paso del tiempo y los golpes que él mismo se había propiciado — Ten por seguro que no me voy a volver a separar ni tan siquiera un momento de tu lado, pero también ten en cuenta que no comparto en ningún momento la forma en la que quieres poner fin a tu propia vida. — indicó, aún sintiendo sus manos en su rostro, y haciendo lo propio pero con perdón, con cuidado, apoyando tan sólo el índice en la mejilla de ella y suavizando una caricia que hubiese durado años — ¿No me veo más varonil? ¿O parezco un pordiosero al que darías una patada si te lo cruzaras por el lado? — bromeó, tratando de volver a un atisbo de felicidad que lo reconfortara por dentro.

Pero realmente, ¿a quién podía engañar? El soliloquio que su fuero interno manejaba distaba mucho de lo que verdaderamente quería llevar a cabo — ¿Será entonces que me presentes al candidato? Espero poder recordarlo. — comentó, aún asustado por el porvenir de su pequeña princesa.
avatar
veritaserum
Mensajes : 75
Ciudadanos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hickory Dickory Dock — Privado.

Mensaje por Cassandra J. Wright el Dom Jul 02, 2017 10:48 pm

Negó con la cabeza. Su familia nunca estuvo destruida, sino hasta el año pasado cuando se le ocurrió aparecer en medio de ese campo de batalla. Cuando a Marcus se le ocurrió aparecer. Cuando ni Marcus, ni Anthony, ni Nöela, ni Ragnor habían sido capaces, entre los cuatro, de derrotar a Lord Voldemort. Pero, como decía Ekaterina, no debía enfocarse en lo ocurrido, sino en lo que venía en el futuro.- No es poner fin a mi vida. Cuando conozcas a Ahmed, estarás mucho más tranquilo. –Casi susurró, mirándolo a los ojos sin dejar de sostener sus mejillas. El calor de él traspasaba su piel y lograba calentar, aunque muy poco, sus sempiternas gélidas manos.

Giró un poco el rostro para poder besar aunque sea parte de su nudillo.- Me cuesta reconocerte debajo de tan descuidado rostro. –Bromeó con tintes de verdad sobre su barba.- Si me lo permitieras, te llevaría a comprar trajes nuevos y elegirte un sombrero. Luego te llevaría a Miami para que te asolearas en la cubierta del Nordic Mist* sin otra preocupación que la de beber un jugo de naranjas. –Comentó sonriéndole.- O al Caribe, si no te gusta Miami.

*Nombre random que se me ocurrió para el yate xD




Cold Queen


I'M THE FUCKIN' QUEEN:



D&C:

avatar
Mensajes : 1433
Ciudadanos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hickory Dickory Dock — Privado.

Mensaje por Eros A. Wright el Dom Jul 02, 2017 10:55 pm

El merendero parecía al borde de caer tentado ante la tormenta, pero bien sabido era que resistiría tanto como resistía la férrea actitud que su pequeña princesa le demostraba. El pesar y la carga de un recuerdo a su costado era algo que todo el mundo de su alrededore veía, y que tratara de restarle importancia pese a lo acontecido era digno de admirar, y el canoso no sería quién para dictarle lo contrario — He perdido parte de entusiasmo por la vida, nunca viene mal que me lo devuelvas a diario. — afirmó, acercando sus labios a la frente de ella, como siempre había hecho durante tantos años por las mañanas antes de acudir a un cita del trabajo.

Sacudió la cabeza, barajando la sola idea y la posibilidad de al menos satisfacer el deseo de su sobrina, en pos a sentirse menos culpable por no haberle podido regalar nada aquel año por su cumpleaños — ¿Saldará el hacer todo lo que dices la deuda por tu regalo? Me persigue desde hace días, la culpa sigue presente y no soy capaz de olvidarlo. — bufó, más enfadado consigo mismo que con nadie, atropellándose a sí mismo con sus propias palabras y accediendo, no obstante, a que pudiese hacer algo con ella — No estoy seguro de que me deje más tranquilo, pero trataré de obviar que vas a casarte para hacerlo más amenos, seguramente hasta lo consiga. — rió, perdiendo la noción del tiempo — Este vejestorio no ha dejado de ser un cascarrabias a fin de cuentas y... me gusta cómo me queda. — se llevó la mano libre a su propio rostro, allí donde ella le permitía sin la presencia de sus manos — Me hace ver diferente. — me hace ver como lo que ya no soy.
avatar
veritaserum
Mensajes : 75
Ciudadanos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hickory Dickory Dock — Privado.

Mensaje por Cassandra J. Wright el Dom Jul 02, 2017 11:11 pm

Cerró los ojos para recibir el beso en su frente. Era un acto de protección que siempre venía bien sentir, aunque ambos se encontraban indefensos y vulnerables al ir y venir de la vida.

Escuchó todo lo que decía con una sonrisa en el rostro y mirándolo a los ojos. Parecía que, luego de un poco de conversación, estaba trayendo lentamente a su tío de vuelta a la tierra de los vivos y presentes. Sus comentarios y réplicas no hacían otra cosa que afirmar su teoría.- Mi querido tío, no necesito un regalo si tengo el placer de tenerte en casa. –Respondió lentamente retirando sus manos del rostro de él, quien parecía más interesado en su barba. Sonrió de lado.- Te hace ver diferente, menos “tú”. –Afirmó Pasando un dedo por su barba para sentirla otra vez. No era que le incomodase, pero era un recordatorio incesante de que él todavía seguía mal.- Créeme que te gustará salir. A mí tampoco me gusta pasar tiempo en casa. –Era la razón por la que no lo vio sino hasta más de un mes luego de que él llegara a la mansión. Intentaba ocuparse con muchas cosas para no tener que pensar en volver a casa. No obstante, se sintió culpable por no poder volver a Londres para estar con su tío en casa.- Y no sigas diciendo que eres un vejestorio, ni siquiera me doblas en edad. –Bromeó.




Cold Queen


I'M THE FUCKIN' QUEEN:



D&C:

avatar
Mensajes : 1433
Ciudadanos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hickory Dickory Dock — Privado.

Mensaje por Eros A. Wright el Lun Jul 03, 2017 4:45 am

— Llevo meses sin ser yo. — murmuró, ladeando la vista hacia el lado contrario, tratando de perder el rango de visión de ella para abrumarse a sí mismo y evitar, de algún modo, que la mente de su sobrina penetrara aquellas fuerzas que antaño habían sido duras de derribar — por no decir imposible — mientras que dadas las circunstancias apenas bastante un leve soplido para tirarlas al suelo ahora — Por eso pienso que un cambio de apariencias no vendría mal, rivalizar con el Eros antiguo se me queda lejos ahora mismo. — esbozó una media sonrisa, latente y dolorosa, que se perdió no obstante en el eco de sus palabras.

— Está bien, acepto. — sentenció, como si dar su opinión finalmente volviese a tener cierto valor, sintiéndose valioso y perteneciente a una familia que, pese a la desestructuración, había conseguido volver a tratar de formarse gracias a la insistencia de una cabellera castaña que no paraba en la tesitura de volver a restaurar el apellido familiar — Los Wright no serían nada sin ti, pequeña mía, que no te quepa duda de eso. — terció, volviendo nuevamente la mirada a su rostro, sin importarle entonces que ella pudiera leer una mente débil. Sabía que no lo haría, sabía que no daría el paso de dañar nuevamente aquella barrera, y en el fondo el abogado sabía que ella no lo haría nunca a propósito — Pero no dejes que el recuerdo del pasado te torture tanto como me tortura a mi, no te lo mereces. — una nueva caricia, acompasada con su respiración, terminó en su rostro. Adueñándose del momento, el británico la abrazó con urgencia, sintiendo un impulso necesario no sólo para reconfortarla, sino para reconfortarse a sí mismo.
avatar
veritaserum
Mensajes : 75
Ciudadanos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hickory Dickory Dock — Privado.

Mensaje por Cassandra J. Wright el Mar Jul 04, 2017 8:37 pm

Era cierto. Llevaba meses sin ser él y, al mismo tiempo, ella llevaba meses sin ser ella. La vida les estaba pasando la cuenta de excesos. Ambos debían darse cuenta de ello para poder volver a la vida que llevaban antes. Sin embargo, Cassandra dudaba en sobremanera que eso fuera a ocurrir algún día. Mientras, solo le quedaba soñar e intentar devolverle al apellido el lugar que le correspondía.

- Prometo no llevarte a ningún lugar que no te guste. - Su mente, por fin con algo en lo que pensar, estaba ya maquinando a qué sitio lo llevaría. Por supuesto, a ningún lugar menos que a Whispering Avenue si él deseaba Londres y no un lugar en el continente. Le alegraba que finalmente hubiese aceptado a salir de casa, estar allí todo el tiempo era depresivo y una anotación por todas las paredes de que su padre no estaba. Preferiría vivir en el penthouse de Anthony o irse del país y no volver, pero no podía dejar al desdichado de Eros solo.

Pero la sonrisa en su rostro no duró demasiado, solo lo suficiente forzada como para esconder la expresión de pesar en el cuello de su tío.- La tortura es el recordatorio de que hubo un tiempo mejor, en el que predominó la felicidad. -Susurró sin ser capaz de deshacer el abrazo.-Prefiero recordarlo así…




Cold Queen


I'M THE FUCKIN' QUEEN:



D&C:

avatar
Mensajes : 1433
Ciudadanos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hickory Dickory Dock — Privado.

Mensaje por Eros A. Wright el Dom Jul 09, 2017 10:51 am

Alicaído, como acostumbraba a estar últimamente, la sombra y el peso de una familia se tornaba fría a cada nuevo pensamiento que su cabeza le proporcionaba. Los recuerdos fluían en presencia de Cassandra hasta el borde de un colapso mental que bloqueaba cualquier barrera que su subconsciente hubiese levantado y pregonaba la aparición de una nueva figura en su campo de visión. Charlotte, tan querida.

— ¿Prometes no llevarme a Francia entonces? — se mofó, recordando el país de procedencia del Armstrong, el cuál aparecía más en su rango de visión de lo que quería, tratando de hacerle un daño atroz con su tan sola presencia. No entendía, no cuestionaba, pero mucho menos quería tener que volver a dirigirle la palabra y sabía que tarde o temprano no le quedaría más remedio — O quizás si, añoro las vistas y un buen espectáculo en el Moulin Rouge. — añoraba, en parte, las buenas compañías. Añoraba, por otro lado, al cabrón de Pyotr. Demasiado ocupado con sus propios empalmes como para preocuparse por los ajenos.

Sus ojos, ilusos, se volvieron a llenar de lágrimas. Oírla hablar de aquella manera le llenaba el corazón, le hacía sucumbir a una desolación que él mismo había provocado en una familia que no quería más que mantener un poder por años y recobrar el sueño de poder alzarse por encima de todas las demás — Mi pequeña princesa, la tortura nos llena a todos por igual, deja que yo cargue con ella y la saque de tus hombros. — inspiró con fuerza, hundiéndose en su cabello, aspirando con fuerza un aroma familiar que le causaba vértigo por la altura a la que ella se encontraba en contraposición a la del canoso. Deshilachado, hecho pequeños trozos de papel, encontraba la compañía de Cassandra muy necesaria. Era por ello que acceder a ir con ella había sido una buena opción, mientras su cabeza se mantuviese ocupada no recordaría el pasado. Se olvidaría lentamente. Y pondría en peligro su propia integridad, su propio albedrío — ¿Sabes que echo en falta? Acudir a tu apartamento por las mañanas para darte los buenos días, pequeña. — se acordaba de aquello, más no recordaba la situación, ni el lugar en el que se encontraba...

Ni siquiera si había existido alguna vez.
avatar
veritaserum
Mensajes : 75
Ciudadanos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hickory Dickory Dock — Privado.

Mensaje por Cassandra J. Wright el Miér Jul 26, 2017 12:20 am

París. Era una buena opción y ahora la castaña no sabía si Eros la prefería o no. De todas maneras existían otros destinos en mente, siempre que la mantuvieran alejada de cualquier ciudad italiana. Ya no soportaba ir allí, el solo aroma de los restaurantes o el reflejo de las luces en cualquier río eran un cruel recordatorio de los sentimientos que había decidido ahogar en un matrimonio arreglado para realzar el apellido de su familia; Cassandra miembro de la realeza árabe, el poder político que estaba a punto de adquirir solo era comparable con los cuantiosos réditos que le dejaría a su familia y a Anthony al inmiscuirse en el negocio que sellaban con el sagrado vínculo. Italia era sal en una llaga que no cerraría jamás.- Puedo arreglar una noche privada en el Moulin Rouge. -Susurró lentamente. Ella no tenía contactos con esa gente, pero Anthony, el bohemio Anthony, sí que lo tenía. Y Cassandra era capaz de convencer de cualquier cosa al nórdico, incluso si era para Eros. "Él me odia más de lo que yo a él. En realidad, no lo odio, solo no lo soporto", eso había dicho en alguna oportunidad.

-- Y cualquier otra cosa que necesites, solo debes pedírmela. -Lo que Cassandra estaba pidiendo era casi un imposible, puesto los Wright no se dejan ver vulnerables ante el mundo, no aceptan ayuda de nadie, incluso si viene del interior del núcleo familiar. Así fueron criados, bajo la más estricta autosuficiencia. Era la razón del colapso de Eros. Era la razón del colapso de Cassandra. Era la razón de la muerte de Marcus.

"Nunca le das la espalda a la familia ".

Entonces, ¿dónde venía esta premisa inculcada en la más precoz infancia de los ingleses? ¿Es que nadie era capaz de pedir ayuda y, por lo tanto, no dar la espalda se traducía en que todos miraban la autosuficiencia del resto sin inmiscuirse en sus asuntos? Para Cassandra significó escupirle en la cara a Thomas que él había sido quien mató a su propia madre, todo dentro de un arrebato de ira de ella y de inconsciencia de él. Para Marcus significó mirarla a los ojos mientras pronunciaba la maldición asesina y enfrentar la muerte a manos de su tesoro más preciado. Para Eros significó alejarse de su único hermano durante toda su vida, producto de que él conseguía la vida entera mientras Eros se quedaba observando que le arrebataran todo de las manos. Para Eros significó una sobredosis cuando se enteró de la muerte de Marcus.

¿Cuál era, entonces, el verdadero significado de eso?

Cassandra no estaba segura, todo lo que alguna vez creyó era errado y lo único que le quedaba en la vida era su tío y un apellido manchado por la muerte, sus manos impregnadas en sangre de su propio linaje.

-- Espero que jamás tengas que volver a hacer eso. - Respondió con un pie en sus cavilaciones y el otro delante de su tío.- Además, lo pondré en venta. - No quería más cosas que le recordaran directamente a su padre, salvo por la mansión Wright que era una herencia familiar y no susceptible de enajenación alguna.- Creo que después de un tiempo no seré capaz de seguir viviendo aquí, incluso antes de que mis labores como princesa de Arabia me obliguen a permanecer allí. -Su voz sonó como si realmente se sintiera obligada en ir a Arabia y no lo hiciera de ninguna manera por voluntad propia, como un "deber" y no un "querer". Su corazón siempre pertenecería a otro lugar, alejado por completo de los desiertos y oasis árabes.




Cold Queen


I'M THE FUCKIN' QUEEN:



D&C:

avatar
Mensajes : 1433
Ciudadanos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hickory Dickory Dock — Privado.

Mensaje por Eros A. Wright el Mar Ago 01, 2017 5:44 am

Le agradaba la idea de poder volver a pensar en una noche temática rodeado de un lujo innecesario pero tan cautivador en los muros de un Moulin Rouge que seguramente todavía lo recordaban. A fin de cuentas la figura del abogado había sido perpetuada durante décadas en los diferentes antros más reconocidos de todo el continente europeo, y la sola presencia de su figura junto a la del polaco llamaba la atención allí por dónde pasaban. No se iba a negar a visitar la ciudad francesa si con ello conseguía descartar numerosos pensamientos que lo atraían a una necesidad incauta de acabar con su propia vida.

— No voy a pedirte más de lo que tú me puedas dar, y lo que me puedes dar ya lo haces diariamente, entonces el resto no son más que caprichos. — corroboró, contestando a las palabras de su querida sobrina, la cuál seguía manteniendo una impasibilidad que la caracterizaban pese al deseo intrínseco de poder cambiar la mayoría de las cosas que seguramente le rondaban la cabeza. No estaba seguro de si ambas mentes presentes volvían a estar conectadas, pues el británico había perdido la conciencia de la suya propia y ya no declaraba cuando alguien la invadía o no. Pero de lo que si estaba seguro es que en aquel momento no le importaba, pues los recuerdos eran otros y la desolación le había dado cuartel momentáneamente — Tan sólo hazte a la idea de que, últimamente, las cosas parecen distar de ser de la forma a la que estamos acostumbrados, y que en cualquier momento puedo hacerte ver algo de lo que me arrepentiría durante años si te hiciese un daño que ni yo mismo supiera controlar. — la emoción, la algarabía, el desastre interno que Eros vivía, la desazón con la que sus pensamientos lo llevaban por las calles de la amargura... todo aquello, proveniente de una mente que antaño había sido tan poderosa, podía destruir contrarias en cuestión de segundos. Y no quería ser él el que destruyera la conciencia de su pequeña princesa.

Ya estaba demasiado cohibida como para siquiera tener que pasar por todo aquello.

La idea de una familia destrozada seguía rondándole la cabeza, y bufó ante los comentarios de convertirse en la princesa de Arabia. Todo aquello lo traía un tanto preocupado, las ensoñaciones tomaban forma en su mente para regalarle la vista de alguien, de Marcus, el cuál lo observaba con el gesto fruncido y una mueca seria en sus labios — No me mires así, por favor, es todo decisión suya. — terció, observando a la nada. Miró en todas direcciones, en busca de aquella persona que lo torturaba con una sonrisa, sin dar cuenta de que había vuelto a desaparecer. Abrió los ojos, los cerró, parpadeó varias veces y volvió a una realidad en la que Cassandra lo seguía observando. ¿Sería pues que ahora también veía a Marcus en los ojos de ella? — ¿Cómo acabas con los recuerdos de alguien que te ha querido tanto a su manera? — por lo impensable era que Eros excusara a su querido hermano, aquel con el que no había entablado conversación en años más que para reprocharse y echarse en cara asuntos que a ambos se les habían ido de las manos — Pensé que en Wright's Manor siempre debía haber un Wright viviendo, a este paso no quedarán ni las cenizas de los que ya se fueron, o de los que quedan. — dilapidó su propia existencia, sintiendo el arder de una ilusión en la retina de sus ojos, recordándole nuevamente en lo que se habían convertido ambos. A lo que habían llegado en aquel momento — Entiendo que no quieras volver a recordar todo aquello, yo mismo te he dicho que es algo que no debes cargar en tus espaldas. — a fin de cuentas que ambos estaban bien jodidos era obvio, y que la obviedad los carcomía por dentro también — Pero no dejes que un recuerdo hostil marchite todos aquellos que tantas alegrías te han podido dar a lo largo de los años, trata de fusionarlos, de hacerlos evadirse de alguna manera. — o trata, por todos los medios, de hacer prevalecer una felicidad que hace meses yo he perdido.

Sentía el frescor del verano comerle las entrañas, y la humedad del ambiente atrofiarle los sentidos. Se apretujó en su bufanda, sin perder el contacto físico con la mano de su querida princesa, y mantuvo en todo momento una compostura al ver, nuevamente, cómo Charlotte paseaba alegremente por los jardines de la casa. Sonreía, y no había visto felicidad más bonita que la de la sonrisa de ella. Y ella quería convertirse en Cassandra, pero estaba a años luz siquiera de poder volver a recobrar su vida.
avatar
veritaserum
Mensajes : 75
Ciudadanos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hickory Dickory Dock — Privado.

Mensaje por Cassandra J. Wright el Jue Ago 03, 2017 5:19 pm

-- Estaré más que encantada de cumplir cada uno de tus caprichos, mi querido tío. Tú consentiste cada uno de los míos, déjame que te devuelva el favor. –Comentó con una sonrisa tierna en los labios. Cualquier persona, que no fuera él, que la viera sonriendo de esa forma, pensaría que la castaña estaba poseída. No bstante, se fue disolviendo, para dar paso a un semblante más serio, a medida que escuchaba lo que su tío le decía a continuación. Negó con la cabeza. Ambos estaban allí para perdonarse mutuamente, para apoyarse uno en el otro, para darse un calor familiar que solo entre ellos podría producirse.- Todo volverá a ser como antes. Algún día. Lo prometo. –Y, para sellar el asunto, besó las manos de su tío para demostrarle cuánto confiaba en él.- Seguiré trayendo contratos de compra y adquisiciones de empresas para que los revises. –Dijo para subirle un poco el ánimo con la misma sonrisa anterior.

No obstante, otra vez se vio interrumpida por una frase al aire. Sabía que Eros tenía las defensas de su mente abajo, podría entrar y saber qué estaba sucediendo, pero también estaba consciente de que aquel a quien le hablaba, podría no ser de su entero agrado. No porque no le agradara como persona, sino por los sentimientos que podría encontrar allí.- No lo haces.-Susurró sosteniendo las manos de su tío entre las suyas. Las ajenas eran cálidas, las propias gélidas.

Escuchó todo lo demás con la mirada en sus manos. Asintió de vez en cuando, pero no liberó nada más de sus labios que un suspiro aletargado cuando su tío culminó con sus consejos. Era fácil de escuchar, pero casi imposible de cumplir. Siempre llevaría en sus manos en último latido del corazón de Marcus, el último brillo de sus ojos, el último aliento al que entregó la muerte. Intentó esbozar una sonrisa otra vez, tuvo éxito a medias, para volver a mirar a los ojos de su tío, ojos de un Wright marchitos y quebrados, pero con esperanza en un futuro mejor. Quizás se estaba viendo a sí misma en los orbes de él. Deshizo el nudo en su garganta como pudo, logrando hablar luego de pocos instantes.- Creo que es hora de volver al interior. Hace frío. –Se hizo acompañar de él, desarmando el camino hecho hasta allí, cerrando la puerta de cristal detrás de ellos y la tarde de lluvia debajo del alero de generaciones de Wright transitando por el mismo corredor.- Lamentablemente, mi querido Eros, debo regresar a Whispering Avenue. Cenaremos juntos esta noche. –Besó la mejilla derecha del mayor y sonrió sinceramente.- Viste con tu mejor traje. –Sentenció dedicándole una reverencia ligera pero significativa, antes de desaparecer.




Cold Queen


I'M THE FUCKIN' QUEEN:



D&C:

avatar
Mensajes : 1433
Ciudadanos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hickory Dickory Dock — Privado.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.