Volver arriba

As deeply as my love — Privado [FB].

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

As deeply as my love — Privado [FB].

Mensaje por Robert D. McKinnon el Lun Jun 19, 2017 4:40 am

Recuerdo del primer mensaje :


Principios de Marzo.
Semanas después de San Valentín.
Bulgaria, Sala de Entrenamiento de Aurores.

Uno, dos... ¡tres!

De un pequeño salto, tratando de desviar todo el peso de su cuerpo hacia la derecha para esquivar un golpe que iba directo a su mandíbula, el irlandés hacía y deshacía como podía en el poco tiempo que tenía para llevar a cabo el entrenamiento que Lena le proponía semanalmente. Oxidado, como se sentía, corroboraba aquella sensación al sentir como sus piernas se resentían y el tronar de sus huesos parecía querer regalarle una sensación extraña, diferente y un tanto poco acertada. Doliéndose de su propia vergüenza que era mostrarse tan débil delante de aquella persona a la que, desde hacía tiempo, había jurado proteger de cualquier rastro de poca humanidad, trataba de hacer frente a una situación un tanto desconcertante en una sala que parecía hacerse más pequeña a cada nuevo paso que daba — Me distraes, no es para nada justo — indicó, frunciendo el ceño mientras una ceja se alzaba, parando apenas varios segundos para respirar, entrecortadamente, y volver nuevamente a esquivar un golpe que rozó parte de su hombro profiriendo una ligera quemazón.

Que Nöela Coster-De Haes no se contenía ante nada era un hecho. Que parecía tratarlo como a un alumno más era una afirmación. Que lo quería con locura era un paraíso. Aquellas 72 horas en la isla habían dado para mucho, y el lazo que los unía se había afianzado hasta límites insospechados. Todavía recordaba, tontamente, cómo el tiempo había pasado más rápido de lo que hubiera querido, y las vacaciones habían formado parte de una odisea a la que hubiera deseado volver en aquel preciso momento. Ras. Cayó al suelo, tentado de quedarse tumbado durante varios minutos por el placer de, al menos, sentir el frío suelo marmóleo en su mejilla, pero aún le quedaba un poco de dignidad. La suficiente como, para al menos, incorporarse un poco y quedar tumbado boca arriba, respirando agitadamente y buscando nuevamente el ritmo necesario para acompasar su respiración — No me rindo, no te engañes — terció, observando aquella mirada que tanto profundizaba dentro de su propio ser, apartando el sudor de su frente con su propio antebrazo y notando el calor que emanaba su propio cuerpo — Sigues despistándome, tan sólo un minuto, necesito respirar — indicó, al borde de echar una risa que terminaría por trastocarlo.

El entrenamiento era duro, volver a estar en una forma que antaño comprendía como habitual costaba más de lo que hubiese esperado, y todavía se resentía de aquellas heridas que habían dejado marca en forma de cicatrices en su cuerpo. Pero qué manera de volver a su rutina que con ella, qué manera de sentir la adrenalina pudiendo vivir todo aquello de aquella manera.
avatar
deep in the meadow
Mensajes : 178
Gobierno

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: As deeply as my love — Privado [FB].

Mensaje por Robert D. McKinnon el Vie Sep 15, 2017 11:46 am

Quería reír, quería llorar. De alegría en ambos casos pues la felicidad interna que había estado acumulando conforme asimilaba la noticia era digna de recordar. De admirar, de sentir tan cerca que dolía el respirar. Pero dolía afablemente, cariñosamente, con muestras de una percepción austera, altruista, que buscaba la forma de proteger aquella cabellera dorada con su vida si el caso lo daba, si la situación lo ameritaba.

Más las dudas de ella, más la forma en la que se comportaba por no entender lo que le estaba pasando teñía de ternura aquella felicidad, y sus dedos, desde la lejanía, buscaban entrelazarse con los de ella para sentirla cerca de algún modo ya que la tolerancia era cero cuando el capricho, el antojo, se dejaban vislumbrar — Juro solemnemente que me terminaré duchándome. — bromeó, tratando de restarle importancia al asunto de que ella no era capaz de tenerlo cerca, de respirar el mismo aire que el irlandés respiraba. Cada embarazo era un mundo, cada persona una completa odisea. Y si Noëla no toleraba la presencia del castaño no sería él quien lo impidiera. Dolía, de una forma complicada, pues entendía — Si recordar los detalles te va a hacer sentir mejor, quiero pensar que fue la primera. — siguió bromeando, en referencia a la posición, sintiendo un rubor en sus mejillas pese a que estaban ambos dos solos en la sala de entrenamiento sin nadie que los interrumpiese de ninguna manera — Terminarás soportándolo, y estás todavía en edad de, precisamente, poder quedarte embarazada. Y no olvides nunca todo lo que te he dicho, cariño mío, porque entenderás que de verdad no estás sola en todo esto. — sentenció, dando por finalizada una discusión que en ningún momento se había visto alterada por el tono de sus voces, calmadas y plausibles, casi palpables con las yemas de los dedos.

Volvió a hacerla callar. Y cuando realmente sus labios necesitaba de los de ella para respirar, mantuvo la forma, la distancia que los separaba y acudió en su ayuda desde su lugar — Te entiendo perfectamente. — indicó, acariciando con suavidad los nudillos de ella — Seguirás siendo esa tía, pero restemos el asunto de los años, esas niñas no se merecen tus desapariciones ni las mías, dejemos el pasado a un lado y centrémonos en el presente, el futuro ya está por llegar. — comentó, suspirando con la habilidad innata de tratar de hacer sentir mejor a la persona que tenía a su lado. Acallarla no era tarea fácil en otras circunstancias, que se sentía diferente dado a todo lo que se le veía encima era algo notorio. Y la sensación de bienestar que seguía acrecentándose entre ambos le permitía, nuevamente, respirar — Irlanda. — comentó, puntualizó más bien — No habrá lugar mejor a menos que quieras que a Ragnor le de un infarto por tener pañales nuevamente en su casa. — murmuró, casi susurró, soltando una pequeña carcajada que se perdió en el eco de la habitación, completamente lúgubre y apagada excepto por el sitio en el que se hallaban, que se veía cada vez más y más iluminado por el aura alegre que el irlandés desprendía.

Tenía dudas, tenía miedos. Pero no erraría, más si erradicaría. Cualquier amenaza.

Sin poder aguantarlo más, y pese a que el golpe pudiese darle una buena idea, acortó la distancia insalvable que los separaba y rozó, primero, los labios como un suspiro. Contorneando con los suyos la silueta que estos regalaban, la forma ensanchada y la jugosidad con la que se deleitaba. Y besó primaria y precariamente, tomando en cuenta que ambos serían los que llevasen las riendas de aquella situación. Robert alargó el beso, sintiendo la necesidad de seguir bebiendo. Paró, apagando las lágrimas de ellas con un beso, posando sus labios en los surcos que las mismas recorrían, sanando una duda que trataba de hacerle perder la cabeza — Los unicornios respiran. — susurró a su oído, sonriendo tiernamente, aún con sus labios pegados a sus mejillas, depositando besos cortos en sus labios cuando tenía la ocasión — Las musas suspiran. — terció, mostrando su corazón, sintiendo la cercanía como un lazo que los unía — Y los ángeles, lloran. — finalizó, separándose y levantándose, ayudándola a incorporarse — Y Noëla Coster-De Haes, no he visto ángel más hermoso ni lágrimas más preciosas. —.
avatar
deep in the meadow
Mensajes : 178
Gobierno

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: As deeply as my love — Privado [FB].

Mensaje por Noëla Coster-De Haes el Vie Sep 22, 2017 6:17 pm

Robert era un acto de magia en sí. No tenía necesidad de desempuñar su varita y sostenerla entre sus dedos para realizar magia, para conseguir que un par de palabras y un hechizo solucionen y enmienden. No, todo eso era mundano. Trivial. Robert era magia con cada uno de sus gestos, como aquel tan juguetón que tenía con los dedos de la rubia; con todas las palabras, dulces y afables, que salían de esos labios tan apetecibles mientras esbozaba una solemne sonrisa. —¡Robb! —le llamó Noëla, reproche tanteando sobre las comisuras de sus labios. Reproche que compartió una candente pieza de baile con la complicidad, antes de cederle el paso para que se luciera, pudiera refulgir, sobre sus labios de durazno. —El mar del caribe les ayudó a nadar a tus amiguitos.  —pícara, se encogió de hombros. La desvergüenza se robó el espectáculo, asomándose en sus labios con una sonrisa ladina y más amplia que la anterior. Desvergüenza que se desapareció, sin embargo, en cuanto la belga recordó que nunca antes se había visto en pose de madre.

Pero, si debía ser honesta, en su interior ya había tomado una decisión. Hacia mucho tiempo, cuando las heridas de la Batalla de Salvio Hexia todavía no cicatrizaban y las pociones de San Mungo le provocaban sueños y delirios.

Asintió, procurando calmarse. Poniendo todo su empeño en sosegar el afluente de emociones y sensaciones que ansiaban con brotar fuera de su interior. —¿Estás seguro que no asististe a Ravenclaw? No... te hubiera visto alguna vez y habría babeado por ti. —la sabiduría del irlandés surgía de la nobleza de su alma, además. De esa magia que fluía en sus venas para siempre saber qué decir y qué hacer. —Le futur... —murmuró Noëla, agachando la cabeza y fijando la vista en las manos entrelazadas de ambos. Perfección en sus espacios, consiguiendo que sus dedos encajasen sin titubear. —Un futuro para nosotros. —la zurda se aflojó del agarre de la diestra, conservando que sus dedos siguiesen sujetando los del castaño, y se deslizó hasta posarse sobre su vientre. Sobre el sitio que, unos pocos minutos atrás, cuando todavía se encontraban de pie entrenando, estuvo palpitando. Inquieto, como ella, recordándole e insistiendo en contar la verdad. Y, ahora que lo había hecho, se encontraba en calma. Dormido, probablemente. Satisfecho, seguramente.

Llorar era como un pecado culposo que no estaba permitido. Como un recuerdo envuelto en telas y fibras que complicaba la tarea de desempolvar la sensación. Pero ahí estaba la rubia, hipando cada tres segundos y sintiendo arder la parte trasera de su ojo mientras las lágrimas, una tras otra, brotaban. Hasta que el hipo cesó, el sabor dejó de ser salado para ser dulce y hambriento. Un beso que, a diferencia de los anteriores, le prometía que todo saldría bien porque estaban juntos y eso era suficiente para afrontar el desafío que la vida les antepuso. Profirió una suave risilla, ahogada y torpe, en el momento en que los labios de su prometido delinearon un pasadizo ascendente y consiguió que olvidara todos y cada uno de los miedos que se estuvieron cociendo en su fuero interno. —¿Sabes? Olvídalo, casémonos ya. No necesitamos ceremonias, ni formalidades, te acepto ya como esposo hasta que la muerte nos separe. —murmuró Celaena, dejándose incorporar con cierta pesadumbre a la que no estaba acostumbrada. Supuso que así debía sentirse el cansancio por el embarazo. —No, bueno no lo olvides que de seguro mi madre nos manda algún vociferador porque ha esperado tanto para ver a su única hija vestida de blanco. No le quiero robar volver a robarle esa ilusión. —se atrevió, entonces, a abrazar por el cuello a Robert mientras se balanceaba con la gracia de un cisne deslizándose sobre las aguas del lago. —Debemos decirle a Ragnor del embarazo. Y  a Marlene. Y a tus papás y a los míos. Merde, ¿esto siempre ha sido así de complicado? —echó la cabeza hacia atrás, para volverse con un pequeño mohín ataviando sus labios. —¿Te parece si simplemente nos desaparecemos por los nueve meses y regresamos ya con el niño? —porque algo en ella el decía que el pequeño fruto de su amor terminaría siendo un varón. —¿No? Tenía que intentarlo. —se encogió de hombros, balanceándose junto a su prometido, junto a su otra mitad.

Te amo, Robert Dalerick. Aunque tu perfume me siga pareciendo apestoso—.
avatar
Mensajes : 259
Instructores

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: As deeply as my love — Privado [FB].

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.