Volver arriba

We meet again [Bass]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

We meet again [Bass]

Mensaje por Ekaterina Petrova el Miér Abr 05, 2017 9:58 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Terminó las rondas en el área de urgencias con rapidez y eficacia, teniendo tiempo de sobra, quince minutos tal vez, para descansar, antes de que posiblemente la necesitaran nuevamente. Estaba en la mitad de un turno de veinticuatro horas, luego de finalizar uno de doce sin dormir demasiado, por lo que comenzaba a denotar el cansancio a pesar de estar acostumbrada a aquel alocado ritmo. Hizo desaparecer una mancha de sangre de su traje con un sutil movimiento de varita mientras se encaminaba hacia el aula de descanso, apresurando el paso a cada segundo, al sentir como las ansias de llegar aumentaban y como su cuerpo pedía a gritos el recostarse un momento.

Cerró la puerta tras de sí, se acomodo sobre el suave colchón y cerró sus ojos con una efímera sonrisa, pudiendo disfrutar solo cinco segundos de aquel maravilloso momento antes de sentir el ya conocido y molesto tacto en su muñeca, que significaba que algún paciente había ingresado a su despacho. Frunció el ceño, dando una vuelta en reproche antes de extender su mano y hacerse con una posión revitalizadora y darse una rápida mirada al espejo, asegurándose de lucir perfectamente antes de dirigirse a su despacho.

- Si, lo sé -Murmuró a su asistente al pasar rápidamente a su lado, sonriéndole mientras abría la puerta de su consulta- ¿Ha esperado demasiado? -No miró a quien se encontraba dentro, pues permaneció de espaldas para cerrar la puerta. El tono calmado y formal de su voz no dejaba denotar su cansancio.
avatar
Mensajes : 71
Ciudadanos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: We meet again [Bass]

Mensaje por Ekaterina Petrova el Miér Abr 19, 2017 10:31 pm

Sonrió al escuchar la respuesta que siempre obtenía cuando preguntaba demasiado o daba con las cuestionantes precisas en su presencia, respuesta que casi había extrañado oír hasta entonces, por lo que solo se limitó a asentir sin insistir de más, sabía lo seriamente que Sebastián se tomaba su trabajo y el secretismo que este requería, y que, por supuesto él respetaría, ante todo. Nunca sabía demasiado de sus misiones, excepto lo que podía deducir de las secuelas que quedaban impresas sobre su cuerpo y que ella debía tratar. Sus encuentros siempre eran así, él llegaba herido a verla y ella sin poder sacar más que suposiciones le atendía. Con el paso del tiempo se había rendido en pretender obtener información de él, por lo que se dedicaba a sacar conclusiones certeras por su parte, y simplemente suponer que así era como había sucedido al nunca obtener una declaración completa y real de los hechos.

− Están en tu espalda, era poco probable que los notarás −Le había visto en situaciones peores, pero siempre su estado era mucho mejor a lo que podría esperarse de la situación a la que se había enfrentado, en este caso eran un grupo de hombres lobos no transformados pero que aun así se presentaban como un oponente digno, más al estar en manada y el auror se las había arreglado para salir prácticamente ileso, con algunos cortes y hematomas, sí, pero nada comparado al fatídico resultado que podría haber ocurrido. Se encamino hacia los frascos que había predispuestos en la pequeña mesa a un lado de Sebastián, tomando una gaza y humedeciéndola en algo de agua, volteándose a observarle de reojo al escucharle hablar, prestándole atención, mientras sus ojos curiosos se prendaban de los ajenos. Enarcó una ceja sin comprender a que venía aquel comentario sobre las veelas, hasta que su torpe explicación nerviosa lo puso en evidencia. Se mantuvo observándole unos segundos, casi disfrutando de la expresión que se había apropiado del rostro del auror, ambos sabían que había hablado de más, pero ella a diferencia de él, lo estaba disfrutando− ¿Acabas de llamarme linda? –Inquirió lentamente, con el atisbo de una sonrisa que comenzó a apoderarse de sus labios mientras se volteaba a observarle de frente. Liberó una pequeña risa ante su siguiente pregunta, mordiéndose sutilmente el labio inferior, perdiéndose por unos segundos en su mirada, casi encantada ante la última declaración que escuchó− Tranquilo, soldado –Bromeó, alzando la gaza humedecida en su mano derecha− Solo te he puesto un ungüento para evitar la infección, aun debo limpiar las heridas que es lo que haré ahora, luego aplicar díctamo, que dolerá y arderá bastante, pero ya lo sabes –Se aproximó nuevamente, haciendo uso de la gaza para eliminar los residuos de sangre seca y suciedad ante la batalla de las heridas. Normalmente podría ayudarse de magia para hacerlo mucho más rápido, pero no estaba apurada de momento, menos ahora, y además ¿Por qué negarse aquel pequeño e inocente placer?

−  También debo darte una poción para disminuir la hinchazón, dolor y eliminar cualquier mínima posibilidad de infección y que no debas volver a verme tan pronto –Aunque de ser sincera aquel último escenario no le agradaba demasiado, pero debía seguir siendo profesional, además la idea de verlo significaba que estaría herido, por lo que tenía una pequeña lucha interna en como aquello la hacia sentir.
avatar
Mensajes : 71
Ciudadanos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We meet again [Bass]

Mensaje por Sebastian Morgan el Jue Abr 20, 2017 1:26 am

Mi corazón súbitamente corrió más rápido y sentí mis mejillas adquirir calor. Si no estaba muy equivocado, se habían encendido en ese horrible escarlata que no podía controlar. Robin solía hacerme bromas por ello, seguir metiendo el dedo en la llaga para su propia diversión, porque le gustaba verme avergonzado. Sí, me la imaginaba justo en frente de mí, en ese momento, riendo descaradamente por mi más reciente torpeza.- Ehrr…no. Tengo novia. -¿Y a ella qué podría importarle? Entrecerré los ojos preguntándome a mí mismo qué acababa de decir, pero sin poder responderme a cambio. ¿Por qué debía, encima, aclarar que tenía una novia? Catrina, creo, no le importaría que una medimago estuviese curando mis heridas, pero sí creo que lo haría el hecho de que acababa de decirle “linda”. En realidad no fue lo que quise decir, sino lo que pensé justo antes de abrir la boca e intentar decir otra cosa.

-- Lo sé. –Mi voz sonó por lo bajo, como si con el rubor de mis mejillas no se notara ya que estaba avergonzado. Intenté disimularlo, pero supuse que no salió muy bien. De todas formas, lo de cambiar de tema resultó como esperaba y Eureka dijo lo que restaba por hacer. Solo asentí, no porque no entendiera lo que ella dijo, sino porque me sorprendí por la palabra “soldado”.  Mi madre era la única que alguna vez me llamó así y yo sabía su significado porque ella logró explicarme qué significaba…yo era parte de lo que el equivalente muggle sería el FBI, o el SWAT, o los MARINES. En el mundo muggle podría haber sido un soldado, un oficial de ejército. Quién sabe, quizás algún día MACUSA me ordene infiltrarme en el MI6.- No quise decir que es un desagrado verte. –Creo que, luego de unos cuantos segundos de silencio, ya estaba más calmado como para armar una frase decente sin meter la pata.- De hecho, me alegra verte aquí, en Inglaterra. Desde que me asignaron aquí no he visto muchas caras amigas. Mi hermana y una prima están de intercambio en Hogwarts, pero no las puedo ver tanto como quisiera. Así que… –Volví a mirarla a sus ojos, su rostro concentrado y divertido por mi torpeza.-…es casi un alivio encontrarte para que cures mis heridas…o me repares huesos rotos o lo que haya que hacer… –Le sonreí otra vez y ahora sí que volví a guardar silencio. Sincerarme no era muy propio de mí, pero supuse que aquello iba a aclarar un poco lo que había dicho segundos antes.




MACUSA AUROR:
avatar
Impossible means try again.
Mensajes : 198
Gobierno

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We meet again [Bass]

Mensaje por Ekaterina Petrova el Sáb Abr 22, 2017 3:10 pm

¿Por qué negarlo? Disfrutaba observar lo rápido que Sebastián abandonaba su estado calmo, pasando a uno totalmente nervioso en donde prácticamente perdía la capacidad de habla y raciocinio, era como si su mente pensará a tanta velocidad que las ideas y posibles soluciones se agolparan sin dejar que una saliera ganadora, por lo que liberaba un sin número de información entremezclada o hablaba de más, como en aquel caso. Sonrió al reconocer el tono enrojecido de sus mejillas, observándole con interés y algo de incredulidad ante el importante dato que obtenía presa de sus nervios. No le sorprendía que tuviera novia, para nada era obvio que habría un sin número de mujeres revoloteando a su alrededor; era atractivo, amable, trabajador, responsable, entre una gama mayor de cualidades, pero, lo que si le sorprendía era que él, Sebastián Morgan, auror, se hubiera percatado de que una mujer estaba interesada en él, y no solo eso, sino que había iniciado una relación con ella, a pesar de su trabajo− ¿Cuánto tiempo tardaste en darte cuenta? –Bromeó en un susurro, sin dar mayor importancia al tema, pero si sintiéndose levemente intrigada sobre cómo habría resultado aquello, como habría comenzado, y si de verdad la chica habría estado años persiguiéndolo casi con pancartas y hechizos de luces para que él se diera cuenta.

− Lo sé, no te preocupes –Dejó de bromear por un segundo, sonriéndole al denotar que poco a poco comenzaba a recuperar su confianza y calma, asintiendo, sintiéndose en parte reflejada en él, tampoco veía ninguna cara conocida en aquel nuevo país, por lo que volver a ver a un paciente predilecto era agradable− También me alegra verte, y sabes que puedes venir cada vez que lo necesites, aunque preferiría no siempre verte siempre ensangrentado, aunque la ausencia de camiseta en un plus que no negaré –Bromeó con soltura como siempre, desechando la gaza sucia una vez termino de limpiar las zonas. Cambio sus guantes concentrándose y dejando atrás las bromas e intentos por ponerle nervioso a propósito, comenzando a aplicar el díctamo que sabía ardería y probablemente también alejaría los pensamientos del auror respecto al comentario que acababa de hacer, aplico otro ungüento en los hematomas de la espalda y sonrió conforme, denotando como las heridas ya terminaban de cerrar en pocos segundos− Perfecto, bebe esto –Extendió un frasco con un líquido ámbar en el interior y removiendo sus guantes procedió a lavar sus manos para luego escribir unas cosas en el expediente− Eliminará el dolor muscular, la hinchazón de las zonas y cualquier posible infección –Se volteó una vez más hacia él, con una sonrisa antes de recomponer su camiseta rota con un rápido movimiento− En unos quince minutos, sino tienes algún efecto secundario, te dejaré marchar, soldado
avatar
Mensajes : 71
Ciudadanos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We meet again [Bass]

Mensaje por Sebastian Morgan el Sáb Abr 29, 2017 8:28 pm

La pregunta que salió de los labios de la medimago lo dejó un poco desorientado. La miró por unos segundos sin contestar, intentando deliberar a qué se refería, pero ya que no pudo arribar a ninguna solución, habló: - ¿Darme cuenta de qué? –Preguntó sin ningún tapujo. Otra vez estaba en ese limbo extraño que solía dejarlo Ekaterina, el estado de indefensión en el que no sabía el significado de sus comentarios.

Sus siguientes palabras lo hicieron reír. A pesar de que no siempre entendía lo que decía, lo que acababa de escuchar le hacía perfecto sentido. Veía otra vez a Violet y a Robin molestándolo para que se ruborizara su rostro otra vez, pero en esta ocasión no sucedió.- Estoy tan acostumbrado a que me cures, que ya olvidé el pudor de quitarme la camiseta. –Recordó la primera vez que llegó a ser atendido por Ekaterina en Estados Unidos. Llevaba casi una semana como auror de MACUSA y ya estaba herido, era su primera misión que acabó con su espalda muy magullada. Fueron heridas provocadas por plantas mágicas que lo atacaron, liberando un veneno casi inapreciable en la sangre. La medimago le pidió quitarse la camiseta y Sebastian no supo dónde meterse. ¿Por qué lo decía así tan de pronto? Bass comenzó a hacerlo lentamente, por el dolor y por la vergüenza. Ella lo apuró. En perspectiva, se dio cuenta que la vergüenza venía dada porque ella era una chica linda y él un joven auror recién iniciado tan torpe como una puerta floja.- Por ello espero que no me queden muchas cicatrices. –Se observó otra vez las heridas y se tocó algunas con la mano derecha, haciendo notoria su cicatriz negra como un surco.- Aunque hay algunas que no puedo ocultar. –Dijo haciendo alusión a su mano y sonriéndole a su medimago.

Luego, alargó la mano para recibir la poción, la que no dudó ni tardó en beber. El sabor era asqueroso, arrugó un poco la nariz por ello, pero no hizo comentario. Así, apenas logró darse cuenta de que ella arregló su camiseta con magia. Se saboreó de mala gana.- ¿Puedo preguntar por qué siempre me dices soldado? –Dijo con un dejo de diversión en el rostro, mirándola.- No me estoy quejando, es solo que, aunque puedo imaginarme porqué, no puedo imaginar de dónde aprendiste a relacionar a los auror con la milicia nomaj. –Su cuerpo se sentía extraño al estar haciendo efecto la poción. Supuso que eso era algo bueno.


Última edición por Sebastian Morgan el Miér Mayo 10, 2017 2:11 pm, editado 1 vez




MACUSA AUROR:
avatar
Impossible means try again.
Mensajes : 198
Gobierno

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We meet again [Bass]

Mensaje por Ekaterina Petrova el Miér Mayo 10, 2017 11:58 am

Pretender ocultar su sonrisa divertida ante la confusión del auror pasó por su mente, pero no lo consiguió, tal vez porque ni siquiera lo intento demasiado, ya que ver la genuina ignorancia del chico siempre le causaba una extrema gracia, más aún cuando comenzó a denotar que no era un comportamiento fingido, sino que realmente no conseguía comprender lo que le estaba diciendo, o reconocer el tono burlón y sus mensajes en clave que podrían ser más que claros para cualquier otra persona. Eso, era una de las cosas que volvía a Sebastián alguien tan interesante. No dio mayor importancia y dejó el tema porque no le parecía, en aquel momento, divertido ahondar más en el tópico de su novia y porque tenía otros asuntos en los que concentrarse.

– Ahora estás acostumbrado, aún recuerdo el intenso color de tu rostro la primera vez que nos vimos –Sonrió con suficiencia, claramente ella no tenía mucha delicadeza cuando le pedía a un paciente que removiera alguna prenda ya que no lo veía de otra forma que no fuera un impedimento para llevar a cabo su trabajo, pero, ante su propia costumbre, más de una vez había obviado el pudor que podría sentir la otra persona, como le había sucedido la primera vez que atendía a Sebastián o a otros jóvenes aurores y jugadores de Quidditch– Existen posibles tratamientos para aquellas cicatrices, pero no son muy agradables –Sin contar que aún eran experimentales, demasiado inconclusos para su gusto como para recomendárselos a él de momento. Mantuvo su mirada atenta a las modificaciones que atacaron el semblante del joven al testear el mal sabor de la poción que le había entregado, sorprendiéndose ante su pregunta antes de sonreír y recargar su espalda en una pared continua, si lo pensaba detenidamente no recordaba el momento exacto en que se había sentido con la confianza suficiente de cambiar la forma en que lo llamaba, pero le agradaba– Lo aprendí en un hospital muggle –Dio la información a la par que centraba su atención en el reloj mágico que colgaba al lado contrario de la habitación– He estudiado la medicina muggle para complementar mis conocimientos y determinar mejores tratamientos, por ello atendí a un sin número de soldados… sus heridas y la forma en que luchan me recordó a los aurores –Sonrió a Sebastián al girarse hacia él– [color=#a3557b]Llamarte policía no parecía adecuado –Bromeó alejando su mirada del reloj y aproximándose hacia el joven, examinándolo con rapidez– Puedes irte, Soldado –Fingió un saludo militar, llevando su mano derecha recta a un costado de su cabeza, rozando con la punta de sus dedos su sien, rio, le guiño un ojo y le hizo una señal hacia la puerta antes de voltearse.

– Me debes un café fuera del hospital –Declaró con soltura mientras llenaba la ficha del joven auror, encaminándose ella misma hacia la puerta y deteniéndose en el marco de esta, sonriéndole antes de marcharse sin siquiera darle oportunidad de rebatir aquella afirmación.
avatar
Mensajes : 71
Ciudadanos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We meet again [Bass]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.