Volver arriba

I'm not tryin' to be funny — Privado.

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I'm not tryin' to be funny — Privado.

Mensaje por Trystan J. Serkyn el Miér Mar 15, 2017 3:59 pm

El ajetreo diario era algo común en un sitio como en el que se encontraba. Las aglomeraciones de personas en densos pasillos cargados de un ambiente familiar poco sofisticado lo abrumaban, y trataba de pasar el menor tiempo posible fuera de la consulta que, como acostumbraba, le acreditaba como aprendiz de medimagia y, con ello, acceso a un sinfín de posibilidades dignas de mencionar.

Sólo que no se le ocurría ninguna en aquel momento.

El noruego había despertado temprano aquella mañana, muy de madrugada para poder salir a leer fuera, lejos de la aglomeración y el agobio que le producía pasar tiempo en las cuatro paredes de un apartamento compartido que llevaba años produciéndole quebraderos de cabezas así como alguna que otra satisfacción personal — como el haber mantenido el orden y la pulcritud desde que había vuelto de Noruega —. Un paseo matutino habían sido suficientes para, tras la intensa hora de lectura, despejarlo y poder tomar rumbo a una ducha que le sentó como agua de mayo. Tras aquello, y sin siquiera llevar bocado a su estómago por miedo de despertar a una Sinclair que no sabía a dónde la llevaría el destino aquel día, había puesto pies en polvorosa para acudir al encuentro de aquella la que desde su vuelta se había convertido en su tutora, la que armaba clases perfectas y escandalizaba la curiosidad y el buen hacer del noruego con nuevos métodos, complicadas mezclas y nuevas sesiones de teoría que apuntar.

Por ello era que encontrarse allí sin hacer nada a espera de la siguiente víctima del sistema le parecía algo fuera de lugar y hasta tenía la sensación de que por un momento se habían olvidado de él. Sentado en una esquina, dejado caer sobre una silla bastante indecorosa y poco cómoda, pasaba las páginas de un libro robusto y grueso que de caerle al pie seguramente le causaría algún que otro dolor por algunas horas, entreteniéndose y matando las horas muertas siempre tratando de seguir aprendiendo sobre algo que le interesaba desde que había descubierto la infinidad de cosas con las que podía serle útil a las personas tras esa fachada de egoísmo altruista que denotaba cuando trataba con aquellos que no formaban parte de su círculo personal. Un golpe a la puerta lo despistó, perdiéndose y soltando una ligera exclamación de queja, para luego alzar la mirada y observar en la puerta a alguien que ya conocía de haber visto varias veces y que, en aquel preciso instante, le indicaba con urgencia que a falta de manos en aquel momento debería atender personalmente a algún que otro paciente con síntomas no tan graves, algo simple para un aprendiz.

Se mofó, esbozando una media sonrisa condescendiente, teniendo en cuenta que todavía no estaba en posición de replicar de todos modos, y zarpó rumbo a la sala de medicina que tenía al lado. Con su batín, sintiéndose completamente incómodo, recorrió el lugar con su mirada hasta detenerse en el punto donde alguien ya esperaba dando vueltas por el marmóreo suelo. Ante el mero agobio de volver a hablar en público con alguien a quien no conocía carraspeó, acercándose, tomando en mano el informe de alguien a que no conocía de nada. Como a todos los demás — Señor... Leuenberger — mencionó, tratando de sonar lo más profesional que podía más fallando en el intento. Más no por ello titubeó al acercarse para, más de cerca, observar si a simple vista era capaz de diagnosticar qué era lo que le pasaba — ¿Vitaminas? ¿Jarabe para la tos? Se ve usted un tanto... pálido — se llevó una mano a la cabeza, sintiendo el suelo tragárselo. El chico no le inspiraba para nada confianza, pero la atracción que desprendía era obvia. Muy obvia. Y Trystan, como siempre, no dejaba de tener ojos en la cara. Suspiró — ¿En qué puedo ayudarle? — casi pudo imaginarse cómo el chico le escupía las palabras.
avatar
mutism
Mensajes : 132
Académicos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm not tryin' to be funny — Privado.

Mensaje por Jürgen A. Leuenberger el Dom Mar 26, 2017 12:16 pm

El callejón Knockturn no era el mejor sitio por el cual divagar, Jürgen era muy consciente de ello mientras sus pies le conducían por los callejones estrechos, malolientes y oscuros de aquel nido de ratas. Apresurado pero procurando no parecer demasiado incómodo ni desesperado, el rubio hacía lo que podía para no ser reconocido ni entretenerse hasta llegar a su objetivo. Al cual nunca pudo llegar. Al torcer por una esquina a capucha que le ocultaba parcialmente el rostro lo descubrió unos segundos, suficintes para que alguien le viera. Poco después tenía encima a un indeseable con el cual no debería haberse metido escasos tres meses antes. Y todo por esa maldita bruja traidora. Una búsqueda que había concluido hacía casi dos meses de una de las peores maneras posibles. Desde luego no iba a volver a fiarse de nadie ni a preocuparse por alguien que no fuera él mismo. Y en eso pensaba cuando sintió una quemazón en la espalda, un maleficio a traición que le dejó desconcertado. Se giró en redondo, varita en mano y le devolvió el golpe. Ambos brujos se encaramaron en una batalla rápida, impersonal y fugaz. Evidentemente aquel tipo no tenía nada personal en contra suya, no era más que un mandado. Pronto eran más que él y Jürgen no tuvo más remedio que huir cual rata cobarde para salvar la vida. No debería haber hecho tantas preguntas... Ahora ya era tarde para lamentaciones.

Reapareció junto al Támesis, siempre solía ir a aquel lugar cuando no sabía a dónde huir cuando estaba en una situación complicada. Poco a poco fue calmando su respiración y con eso vino el dolor. Un dolor intenso, agudo, que latía en su espalda como si fuera a abrasarle todo el cuerpo. Estaba exhausto, le había pillado en baja forma, llevaba tiempo sin dormir bien y el primer ataque le había dejado bastante fuera de combate. Si duda no tenía más remedio que ir a San Mungo a que se lo miraran, aunque normalmente evitaba por todos los medios buscar asistencia médica. Una vez e el hospital la cosa fue bastante lenta, no le tomaron demasiado enserio porque lo único que veían era un joven cansado y que alegaba que se había herido accidentalmente con un hechizo. Nada que no vieran todos los días. Le hicieron esperar sólo en una habitación y lo único que quiso el joven era tumbarse en la camilla y no levantarse hasta encontrarse mejor. Cosa que no hizo y se quedó de pie, rígido.

Jürgen frunció el ceño nada más ver a quién entraba en la consulta. Más joven que él tal vez, aquel chico no le inspiraba confianza. Definitivamente no era un medimago con una larga carrera y una consolidada experiencia sobre sus hombros. Aún así se sentía demasiado cansado como para quejarse. Asintió con la cabeza, aunque ese simple movimiento hizo que sintiera como si su cabeza fuera a estallarle. Sin duda alguna había menospreciado el golpe que se había llevado. Sus ojos azules fríos le lanzaron una mirada furibunda al escucharlo hablar. -¿Y se supone que debo saberlo yo? -Le espetó, con sequedad, mirándolo por encima del hombro empezando a sentirse irritado. Sentimiento que no estaba muy seguro que fuera a aportar nada bueno a su dolor de cabeza.

Sin esperar más se retiró la camiseta para dejar el descubierto su espalda, dónde no sabía que tenía pero se imaginaba unos buenos cardenales o vetas de carne encendida producto de la magia negra que habían aplicado sobre su cuerpo. -Usted sabrá lo que es más conveniente... ¿No? -Le dijo, con un poco más de suavidad pero no por ello con más amabilidad. Simplemente, estaba cansado y le dolía todo, no tenía ganas de discutir con un practicante por su falta de profesionalidad o conocimientos. Sólo quería que le aliviara y poderse ir a casa.
avatar
Mensajes : 153
Gobierno

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm not tryin' to be funny — Privado.

Mensaje por Trystan J. Serkyn el Dom Abr 02, 2017 6:14 am

Que el día se presentaba más extraño de lo habitual era algo que el noruego no se esperaba, más el saber que la persona que tenía delante no parecía ser lo de más habladora y ni mucho menos guardaba cierta simpatía por haber estado esperando durante un largo rato en aquella sala le hacían ver, al menos, que su forma de actuar y de ver las cosas no era la única poco digna de admirar.

— Suponer es algo que todos hacemos cuando no sabemos lo que nos pasa, así que si, deberías suponer que sabes lo que te pasa— indicó, soltando a un lado los informes que poco o nada le decían y acortando la distancia con el paciente, del cuál ya había olvidado tanto su nombre como su apellido, para poder al menos ser consciente de que el marrón en el que lo habían metido pondría a prueba todas y cada una de sus habilidades. Que no eran pocas pero que se mantenían austeras y recelosas de salir cuando tenía ante él una persona de aquel calibre. El gesto de apartar su camiseta para dejarle ver la espalda le pusieron de los nervios, y conteniendo una mueca nerviosa trazó con sus dedos una pequeña línea que no se veía nada bien al comienzo de su columna vertebral, recorriendo la misma hasta llegar a la zona afectada por... algo que a simple vista no era capaz de reconocer pero que había dejado una gran marca en pleno centro de la espalda del chico — Por Merlín — terció, llevándose la mano libre a la cabeza, casi sintiendo como la curiosidad por saber cómo se había hecho todo aquello lo inundaba por dentro, preguntándose cómo era posible que no estuviese en la camilla medio tirado y sin poder tenerse en pie ante la gravedad de la herida y de la situación que habría vivido para terminar dañado de aquella forma.

Pero la verdadera pregunta era, ¿sería capaz de diagnosticar algo según lo que estaba viendo? Una maldición, ¿quizás? Una muy grave, que se topa con la carne y la va desintegrando lentamente hasta producir una quemazón insalvable que deteriora todo el tejido epitelial — Deberías estar muerto — corroboró, apartando los dedos de la herida, limpiando con un pequeño paño humedecido sus dedos y tomando la varita con su diestra para alzar al vuelo varias medicinas que empezaron a limpiar la zona de su espalda de mientras Trystan avanzaba varios pasos hacia a un lado y, con ello, permitirse el lujo de poder ver de frente a la persona que, con cara de pocos amigos, seguía ensimismado en saber si aquello tenía solución — O quizás no tan muerto, pero desde luego no en pie como ahora, ¿quieres tumbarte? — preguntó, obligándolo lentamente a que extendiera los brazos a ambos lados de la camilla y, boca abajo, se extendiera por completo en la misma — ¿Cómo se ha hecho esto? — preguntó, apartando del todo la camiseta y sacándola a un lado para que no molestara en el proceso.

Los ojos del noruego seguían viajando de un lado a otro, tanto del cuerpo del chico hasta las mezclas indecorosas de pócimas y pociones que tendría que mezclar posteriormente para conseguir aliviar el dolor que tarde o temprano empezaría a darle dolores de cabeza no sólo a su propia integridad como médico, sino a la del paciente que ahora yacía en la cama obligado por la poca autoridad que le pertenecía a Jakobe por el mero hecho de encontrarse donde se encontraba. Tomando una fina gasa, empezó a secar la herida, a quitar la humedad que la magia había hecho por si sola, y notando cómo las propias venas de su piel blanquecina se tornaban rojas, muy rojas, con el paso de la misma — No estamos para tonterías — comentó. Si debía guardar la compostura no lo estaba consiguiendo, pues entendía que parte de la culpa de aquello no era más que de él, del chico que seguramente se había metido en problemas — ¿Sabe la cantidad de gente que de verdad necesita ayuda ahí fuera? — masculló, aún limpiando la herida.
avatar
mutism
Mensajes : 132
Académicos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm not tryin' to be funny — Privado.

Mensaje por Jürgen A. Leuenberger el Dom Abr 09, 2017 12:12 pm

El joven alemán sintió como un escalofrío recorría su espalda al notar el dedo del medimago en prácticas sobre sus heridas. Le dolió y le produjo una extraña sensación de hormigueo, tenía los dedos fríos y al parecer calmaba el dolor de su espalda. O al menos estaban más fríos que el calor que desprendían sus marcas, enrojecidas, como si estuvieran en carne viva. Cuando dejó de tocarlo volvió a sentir el dolor renovado, más intenso. Por el amor de Merlín, que aplicara algo sobre eso para poder irse a su casa y dormir tranquilo. No era tan difícil. Bufó, intentando calmar su apatía y su nerviosismo. La expresión que salió de los labios del otro joven sólo hizo que se preocupara todavía más, lejos de calmarlo, ahora incluso dudaba de que pudiera hacer nada por él. -No es mi trabajo imaginarme lo que me sucede, en cambio es el tuyo saberlo a ciencia cierta.

Gruñó disgustado al escuchar lo que decía, girándose hacia el joven con una expresión iracunda pero cansada en la cara. -¿Eso es todo lo que se te ocurre decir? -Negó con la cabeza, mientras los latidos de su corazón se desbocaban. El miedo le atenazaba, ¿es que acaso iba a morir? La impaciencia creció dentro de una persona poco paciente por naturaleza, iba a perder la calma dentro de poco si aquel chico no le daba alguna solución. -Si es demasiado para ti tal vez deberías avisar a algún medimago de verdad. -Le espetó, con apatía. No quería morir y menos por la incompetencia de un joven en prácticas. Se calmó un poco cuando empezó a darle instrucciones, al menos parecía saber por dónde empezar. Dócilmente se tumbó sobre la camilla, dejándose guiar por el chico, estaba tan exhausto que creyó que iba a quedarse dormido. Le facilitó el retirarle la camiseta, extendiendo los brazos por delante de su cabeza. Volvió a abrir los ojos de par en par cuando escuchó la siguiente pregunta, todos sus sentidos se pusieron alerta, como si de una presa delante de un depredador se tratara. -Eso es irrelevante. -Contestó, calmado, pero seco, tajante. No admitía réplica, con un poco de suerte el otro se sentiría intimidado y no insistiría, esperaba que tuviera poco carácter porque sino no le iba a servir el truco.

Los músculos de la espalda de Jürgen se tensaron al notar la gasa sobre su herida, sentía latir sus venas, la sangre viajaba con fuerza, con brutalidad, por estas y le causaba incomodidad. Se mordió el labio inferior, calmando las ganas de huir de su contacto, sólo le hacía daño. Era un sentimiento infantil, al final se suponía que eso tenía que ayudarle. Se concentró en respirar y rodó los ojos al volver a oírlo. -Soy consciente, no he hecho ningún chiste, no creo que haya nada de divertido en esto. -Básicamente nunca los hacía y mucho menos ahí tendido, dolorido, cansado y un poco asustado porque no decirlo. Su expresión gélida y calmada regresaba a intervalos irregulares a su cara, cuando la rabia lo abandonaba, pero parecía que el practicante tenía toda la intención de hacerle enfadar. -Que yo sepa tu trabajo no es juzgar quién necesita más ayuda, sino ayudar a quién lo necesite. Así que deja de ponerme problemas, sino quieres atenderme ve a buscar a otro. -Le replicó con toda la determinación que sabía expresar.
avatar
Mensajes : 153
Gobierno

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm not tryin' to be funny — Privado.

Mensaje por Trystan J. Serkyn el Lun Abr 10, 2017 4:28 pm

Quién era el noruego para juzgar. Menos si pretendía tomar aquello como forma de vida, como rutina para el resto de sus años, como manera de valerse por sí mismo sin tener que depender de la manutención de unos padres que, ante todo, preferían mil veces tenerlo en casa a mantenerlo a la deriva en un país ajeno al propio con costumbres y personas tan dispares. Sin embargo la curiosidad mataba al gato, y pese al intento del contrario que se dolía en la camilla por tratar de sacarlo de sus casillas al no esperarse lo directo y tenaz de las palabras del noruego prefirió seguir intentándolo.

— ¿Eres consciente de que si que es relevante? — inquirió, soltando la gasa a un lado para, con tranquilidad, tomar entre sus manos un libro donde vislumbrar si sus dudas sobre lo que estaba pasando tenían algo que ver con lo que verdaderamente le habían producido aquella herida tan grave en una zona del cuerpo descubierta. Un maleficio a traición, una caída estrepitosa en algún montón de mejunges mal mezclados, incluso un tropiezo lo suficientemente doloroso como para provocarse a sí mismo aquello de mientras practicaba con su propia magia... cualquier cosa, y descartar era lo primordial en situaciones como aquellas si realmente quería proporcionarle una cura a sus males. Males que seguían doliéndole como agua hirviendo pues a cada movimiento que hacía se le notaba en la cara que por orgullo trataba de no proferir quejido alguno — Tu orgullo está a salvo conmigo, no acostumbro a contar fuera lo que pasa en estas cuatro paredes — murmuró, tomando su varita para alzarla y levantar un encantamiento silenciador a toda la sala — Puedes gritar si así lo quieres, o ahogarte si así lo deseas — encogido de hombros, tomó en parte la consideración de acercarse con el libro para volver a tenderlo en la cama con el gesto fruncido, un tanto anonadado por la cabezonería de las personas cuando no sabían lo que tenían y buscaban una solución a cualquier precio.

Resopló, dejando el libro a un lado y tomando unos guantes esterilizados ahora que la herida había sido limpiada por completo y la magía parecía hacer resultado en, al menos, aliviar la quemazón que de seguro el chico estaba sintiendo — No te juzgo, tienes razón, y me equivocaría al decirte que siento mucho haberlo hecho — tomó aire, acercando varios ungüentos que empezó a aplicar lentamente por la zona afectada, escuchando el chisporrotear de la misma al contacto y preguntándose si verdaderamente no llevaba razón con tener que llamar a alguien para solucionar aquel problema cuanto antes — Por segunda vez, te pregunto, ¿hay alguna forma de que me cuentes qué o quién te ha hecho esto? O al menos recuerdas el conjuro o lo que sea que te han lanzado a bocajarro... facilitaría las cosas, créeme — terció, apartando su varita a un lado para aguantar con la mano que tenía libre el cuello del chico, presionando con suavidad para, de aquella forma, evitar que se moviese y, con ello, aumentar el rastro de la herida que seguía propagándose a cada nuevo movimiento.

El ungüento parecía hacer algo de efecto, pero no tanto como el que Jakobe esperaba. Si la gente necesitaba un empujón para cooperar... quizás estuviese dispuesto a dárselo para que reconociera de una vez por todas que tan sólo estaba tratando de hacer su trabajo. Recordaba conversaciones, recordaba encuentros. Situaciones desesperadas, sonrisas a medio torcer... explicaciones que le daba. Un escenario en Nueva York, unas vistas completamente irrelevantes ante la inquisitiva de leer libros a la sombra de un árbol. Alguien que lo interrumpía, curiosidad. Mucha curiosidad. Y si esa curiosidad no estaba expresa ahora mismo en aquellas cuatro paredes, no sabía entonces dónde esconderse — Es tu vida, ¿eres consciente? Tu bienestar — hizo una pausa, volviendo a aplicar el ungüento — Te asombrarías de saber que estoy tan interesado en parar esto tanto como tú —.
avatar
mutism
Mensajes : 132
Académicos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm not tryin' to be funny — Privado.

Mensaje por Jürgen A. Leuenberger el Vie Abr 14, 2017 12:16 pm

Jürgen no contestó, se limitó a apretar los labios para retener un quejido de dolor cuando la gasa entró por primera vez en contacto con su espalda. Acto seguido sintió un poco de alivio aunque por dónde no pasaba la medicina seguía latiendo, con fuerza, cada vez peor. Tenía la sensación de que aquel chico no iba a poder ayudarlo, y si lo hacía, sería después de sacarle de sus casillas. Cerró los ojos con fuerza hasta que unos pequeños puntos rojos aparecieron en sus retinas, recordando el destello dorado de la maldición que le habían lanzado por la espalda reflejada en las ventanas posicionadas frente a él en el momento del ataque. Abrió los ojos azules de una y se giró, aunque a medio camino se detuvo, notando una gran punzada de dolor, ahora sí, gimiendo levemente. -Cállate, Dummkopf. -Murmuró en su alemán natal, harto de escucharle. No tenía ninguna intención de mantener su ego, no estaba para esas cosas en ese momento, simplemente no iba a gritar porque no era así de débil. -No tienes que tratarme como si fuera un imbécil presuntuoso, limítate a hacer tu trabajo o ve a buscar a otro. -Gruñó, tirándose sobre la camilla, exhausto, muy dolorido y algo asustado. Aquel tipo era todo charla y hacer poco o nada, aunque por supuesto no se daba ninguna parte de culpa a si mismo.

Jürgen frunció todavía más el ceño al escucharlo, insistente de nuevo. Le molestaba en sobremanera la gente que le llevaba la contraria, que le intentaba embaucar e insistir para que hiciera algo que ya había dicho que no lo haría. Y no era de los que le gustaba rectificar. Tuvo el impulso de quitarle la mano de un manotazo al notarla sobre su cuello, inmovilizándolo, le estaba poniendo nervioso, no le gustaba que le restringieran el movimiento o la visión. Se sentía muy indefenso en aquel momento y empezaba a desconfiar del joven. ¿Y si estaba aliado...? El maleficio le estaba empezando a hacer delirar y con ello venía la paranoia y la agresividad. -Deja de hacer preguntas. -Murmuró entre dientes, para después maldecir en alemán, con la intención de levantarse, aunque el dolor en la espalda le hizo quedarse quieto.

-¿Porqué tanto interés? ¿A qué vienen tantas preguntas? ¿Qué rayos pretendes? ¿Quién eres? -Las preguntas barbotaron en un farfullo airado de los labios del joven alemán, mientras este, rabioso de dolor y de ira se retorcía en la camilla, queriéndose levantar pero demasiado débil para ello.
avatar
Mensajes : 153
Gobierno

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm not tryin' to be funny — Privado.

Mensaje por Trystan J. Serkyn el Vie Abr 14, 2017 4:51 pm

Tozudez, rebeldía... una pizca de cabezonería por querer llevar la razón. Algo que le sonaba bastante, que le parecía cercano y que aún así no se atrevía a reconocer por el mero hecho de llevar demostrándolo todo ese tiempo. En un pulso completamente extravagante por ver quién de los dos la tenía más grande, las palabras iban sin decantarse por ninguno de los dos lados, más uno de ellos salía completamente perjudicado con toda la situación — Quieres, por favor, decirme qué es lo que te ha pasado — no era una pregunta, ni una proposición.

Quería ser una orden.

La autoridad nunca había sido su punto fuerte pues esa tarea siempre había ido de la mano de Sinclair o Evangelique, las cuáles hacían y deshacían a su antojo mientras que el chico se dedicaba a seguirlas prudentemente a cierta distancia sin entorpecerlas más que ayudándolas. Mucho más ahora que la tarea del diario era algo que estaba siendo sacado a la luz y que la tensión se podía cortar hasta con tijeras poco afiladas. Por ello no fue extraño sentir el titubeo incluso cuando el contrario le hablaba en aquel tono arrogante con tintes de soberbia en su idioma que, entendía, era el natal — Magikere, de slutter aldri å forbause meg — comentó, sin acallarse pues tampoco era como que el chico, suponía, entendiera su propio idioma madre. Si quería jugar a despistar al contrario, quizás fuera momento de hacerlo en conjunto y así estar en igualdad de condiciones. Pero, desgraciadamente, Trystan no era más que un mandado y por mucho que el otro no quisiera decirle nada no tenía más remedio que ayudarlo en todo aquello.

Manos a la obra, pues, volvió a fijar al chico a la camilla, sacando su varita para, con suavidad, alzar un pequeño cuenta gotas que empezó a depositar lentamente una gota tras otra por sobre su espalda, sin dejar en ningún momento que la quemazón y el dolor volvieran a aparecer en la expresión de la tez tan blanca de su paciente. Fascinado por el momento, intrigado por la paradoja, no se había parado a pensar que la nieve hubiera tenido que envidiarlo de haber sido sometida a un concurso de belleza, seguramente. Sacudió la cabeza, atenazado por la mirada de... ¿Jürgen? Pronunciar su nombre era tarea complicada — Tú ganas — corroboró, sin pesadumbre ni derrocamiento en sus palabras, sino serio y puesto en el tema, tratando de denotar una profesionalidad que hasta entonces no había sido capaz de sacar a la luz por puro aburrimiento, pura inopia o mera tranquilidad al poderse ver todos los días sin tener que hacer nada en aquel despacho. Pero el aprendizaje conllevaba sus riesgos, y adentrarse en lo profundo de una doctrina como la que cursaba acarreaba consecuencias.

No juzgaban, no rechistaban. Trabajaban.

— Quieto — terció, con un corte en su palabra, pasando nuevamente el dedo por la herida y corroborando con sus ojos si era capaz de, entre tantas ya vistas, saber exactamente a qué síntomas pertenecía aquella. Un escaneo rápido con su varita, mientras el cuentagotas seguía haciendo su trabajo, le indicaron que la misma era reciente — lo confirmaba por lo evidente de la piel del chico — y otro más le propusieron a su cabeza tomar el control de varias pócimas que, entremezcladas entre si, comenzaron a hacer su labor y fueron cerrando, a simple vista, aquellas donde la profundidad de la maldición — porque había caído en cuenta de que era una maldición finalmente — habían penetrado con mayor eficacia destruyendo todo el tejido a su paso — Me interesa porque es mi trabajo — una pausa, una nueva acometida de la pócima de mientras el chico, claramente, se revolvía — Pregunto porque es nuestro trabajo para facilitar el procedimiento, los muggles también lo hacen — inquirió, mirándolo de soslayo con un gesto serio en su mirada pues interesarse por las costumbres no mágicas también tenían su recompensa — Pretendo ayudarte aunque no te lo creas — cambió de mezclas, atajó una gasa nueva mientras la otra desaparecía delante de sus ojos — Soy Trystan, aprendiz de medimagia y... hey, creo que estoy salvando tu vida — o al menos no empeorándola.

Parecía surtir efecto, pero no sabía hasta qué punto si el chico no terminaba cooperando. ¿Qué maldición podría haberle hecho todo aquello? Piensa, Jakobe. Piensa. Se había cansado de hablar tanto, lo escueto en sus frases lo corroboraban.
avatar
mutism
Mensajes : 132
Académicos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm not tryin' to be funny — Privado.

Mensaje por Jürgen A. Leuenberger el Lun Abr 17, 2017 3:37 am

La autoridad que en teoría representaba aquel muchacho, claramente, no significaba nada para el joven alemán quién no le hizo el más mínimo caso, es más, ni le contestó. En su lugar enterró la cara en la camilla, dificultándose así un poco la respiración, tal vez así dejaría de dolerle. No fue así y volvió a buscar el aire que le llenó los pulmones profundamente. Jürgen estaba harto de ese dolor horrible en la espalda y de lo irritante que le resultaba aquel medimago en prácticas ¿porqué rayos no iba a buscar a alguien competente? Iba a morirse ahí por negligencia médica. En Alemania eso no pasaría. Los británicos siempre le habían parecido un tanto estúpidos, pretenciosos y bastante ineficientes a pesar de sus intentos por parecer de lo más distinguidos. Bufó al escucharle hablar en una lengua completamente desconocida, de lo más extraña. Así que él tampoco era de ahí, pero mantenía lo de la ineficacia, estaba metido en el sistema y al parecer había adquirido los peores rasgos de este. Por el acento era nórdico, como él, y los nórdicos tendían mucho más a la eficiencia. Pues bien, le había tocado el nórdico britanizado inútil.

Sintió con alivio como de algún modo que él no veía algo iba dosificando una sustancia sobre sus heridas que le imposibilitaba sentir como le cavaban en la piel profundos surcos de puro dolor. Si hubiera sido cualquier otra persona, de cualquier otra manera, seguro que le habría agradecido al joven practicante por el alivio, sin embargo Jürgen se limitó a emitir un gruñido de alivio desde las profundidades de su garganta y se abandonó al cansancio sobre la camilla, medio inconsciente, dejándose hacer, como un corderito. Suspiró suavemente mientras cerraba los ojos y por algunos segundos, cayó en un estado de inconsciencia. No se durmió, más bien se desmayó. Volvió en si al escuchar las lejanísimas palabras del aprendiz, sonaban muy lejanas, muy confusas.

Poco a poco fue entendiendo lo que le decía y luchó por procesar las palabras y no caer de nuevo en la inconsciencia. -¿Muggles? ¿Me estás comprando con un sucio muggle? ¡¿A ti te parece que estas serían heridas de un asqueroso muggle corriente?! -La excitación que sintió fue dándole vida a cada una de sus células, volvía al estado de cólera, tal vez era la única manera en la que Jürgen podía mantenerse despierto. Gruñó descontento cuando él le dijo que pretendía ayudarlo ¿como? ¿Con remedios muggles? Idiota. Era evidente que era un maleficio, uno bastante horrible. -Pues encantado. -Dijo, con toda la frialdad del mundo, evidentemente indiferente. -¿Salvar mi vida? Te aseguro que con estúpida medicina muggle no vas a hacer nada. -Dijo, con apatía. La simple idea le repugnaba y horrorizaba a la vez.
avatar
Mensajes : 153
Gobierno

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm not tryin' to be funny — Privado.

Mensaje por Trystan J. Serkyn el Lun Abr 17, 2017 9:33 am

Si le hubiesen dado un galeón por cada vez que alguien dudaba de su profesionalidad.

Haber malgastado un año de su vida le había pasado factura y no lo negaba, pero dentro de lo que cabía la ejemplariedad que Trystan denotaba cuando al trabajar se trataba quizás pudiera resultar encomiable para muchos, estrambótica para otros, deleznable y poco común para el resto. Interesarse por la medicina era su punto álgido en cuanto a lectura semanal se refería, y el moreno sabía perfectamente cuando se enfrentaba a una situación u a otra. Que quisiera ponerla en práctica, dentro de lo ético que pudiera resultar no ser completamente eficaz a la hora de tratar a un paciente, era otra cosa. Y la moral le traía sin cuidados pues, ¿cómo juzga alguien que pasa el día prefiriendo ignorar al mundo antes que tendiéndole la mano para ayudarlo? Hipocresía, entonces, cuando verdaderamente quería entregarse en cuerpo y alma a la medimagia. Sinclair le reprochaba a diario su actuación, más sin embargo todos conocían que, en el fondo, era bastante competente.

Como el que más.

— Que pienses que los muggles son sucios es tu problema — reaccionó, echándose a un lado para tomar una bandeja de plata con diferente instrumental que, verdaderamente, no necesitaba — Linajes de sangre, la importancia de la pureza... estupideces, ¿no? Me consuela al menos que no vas a matarme — terció, rodando los ojos. Disfrutar de las ventajas que le ofrecía la pureza que corría por la sangre era algo que todo el mundo hacía, y darle uso de una forma u otra le hacían bien para recordarle que estaba mal visto en la sociedad en la que vivían — Digo, no se hasta qué punto dañáis a los que comparten esa pureza de la que tanto habláis — finalizó, mirándolo a los ojos, dándose cuenta de hasta qué punto aquellos parecían querer apuñalarlos de mil maneras diferentes. No dijo más sobre el tema de los muggles, más si que le llamó la atención lo poco corriente que era para aquellos tipos de familia el interesarse, al menos, por saber un poco más de esas costumbres y creencias que tanto odiaban, repudiaban, malgastaban saliva para desprestigar.

— En ningún momento he utilizado medicina muggle para tratarte, si es lo que te inquieta — partió desde cero, volviendo a comenzar nuevamente a suministrar varias dosis de aquel líquido burbujeante que, mediante el cuentagotas, seguía haciendo su trabajo reconstruyendo paso a paso el tejido epitelial que había perdido con el impacto de una maldición lo bastante fea como para preocuparse — Limítate a callar ahora que parece que todo va como quieres y recuerda este día como el día en el que aprendiste un poco más sobre esa cultura que tanto odias — esa forma de ser, de opinar o de llevar la contraria a la magia por el mero hecho de ser diferente, más no por querer ir en contra de unas reglas que creían favorecer a todo el mundo. Un bando, otro bando, el noruego se encontraba en el medio y hasta entonces no era que se preguntaba si todo aquello no sería por algo más. Tomó aire, concentrándose en su labor, aprovechando el inciso que él le regalaba con su silencio para, lentamente, pasar el dedo por la herida nuevamente, totalmente pulcra, limpia y bien cuidada. Al no percibir resistencia de la misma ni humedad que le indicara que no estaba sirviendo de nada, respiró aliviado y, levantándose para alcanzar una nueva gasa, la colocó por la espalda evitando en todo momento el contacto con el aire.

— Respira hondo, eso si podrás hacerlo, ¿no? — preguntó, tomando una pequeña jeringa del tamaño de una bellota con sus dedos, aprisionando sin dar pie a una respuesta clara contra el abdomen de Jürgen y, de esa manera, aliviar todo el dolor pertinente que todavía pudiera estar destrozándolo por dentro.
avatar
mutism
Mensajes : 132
Académicos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm not tryin' to be funny — Privado.

Mensaje por Jürgen A. Leuenberger el Miér Abr 19, 2017 6:43 am

Jürgen rodó los ojos, él no había dicho en ningún momento que hiriera a los que le disgustaba, el chico se pasaba de listo. -Que no me gusten los muggles no me convierte en un asesino. -Contestó con la misma frialdad calculada de antes. Sí era un asesino, un mortífago que se había librado de todo castigo, había tenido toda la suerte del mundo y ahora no iba a arruinarlo por un becario incompetente. -Y serán estupideces para ti, pero no te he preguntado tu opinión. -Le indignaba todavía más los magos de sangre pura que ni tenían intención de preservarla que los impuros y los muggles. Por culpa de gente como el que le curaba las heridas su mundo mágico se estaba viendo amenazado por quién no merecía formar parte de él. Pero por supuesto no dijo nada, no quería exponerse, no quería que todos esos meses de eludir a la justicia, pasando como una sombra junto a ella, sin que nadie viera el peligro que representaba, su culpabilidad real, se fuera al traste por hablar de más con un desconocido que le resultaba completamente indiferente. Le devolvió una mirada vacía de toda expresión, ya no sentía dolor y lo único que podía llegar a sentir era hastío y un poco de irritación que no dejaba transparentar en su mirada gélida. Aquel chico se estaba ganando su antipatía a marchas forzadas.

Aquel comentario simplemente hizo que el joven alemán se airara, la rabia lo consumió durante algunos segundos. A él nadie le mandaba a callar y mucho menos le sermoneaba. No aceptaba que lo hiciera nadie y mucho menos un becario cualquiera que ni siquiera parecía saber lo que estaba haciendo. -A mi no me des órdenes y mucho menos lecciones de nada. -La cólera le enrojeció brevemente las blancas mejillas, pero resolvió calmarse antes de que la tensión en su cuerpo fuera a más. Cerró los ojos y se calmó, la fría indiferencia regresó a su expresión y se limitó a mirar a cualquier lugar que no fuera el idiota que le trataba. Sólo tenía ganas de descansar pero no se sentía seguro y mucho menos cómodo con él, de modo que no iba a bajar la guardia de nuevo.

Tuvo ganas de apartarle la mano de un manotazo y exigirle que fuera a buscar a otra persona antes de que le partiera la cara por insolente, odiaba el puto tono condescendiente que usaba con él y la paciencia se le estaba agotando. Aunque no es que fuera precisamente una persona paciente. Sintió como los últimos vestigios de dolor, más bien de incomodidad, desaparecían de su cuerpo. El dolor que había tenido al final ya no era más que una sensación tenue que ni le molestaba, después de lo que había sentido en la espalda aquello no era nada y su tolerancia al dolor era alta. Sobretodo porque en más de una batalla había resultado herido y al no poder aparecer en San Mundo para no levantar sospechas de la autoría de sus fechorías, había tenido que curarse solo. Eso si era dolor.
avatar
Mensajes : 153
Gobierno

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm not tryin' to be funny — Privado.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.