El silencio de dos años [Alexis O.]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El silencio de dos años [Alexis O.]

Mensaje por Dymas Oswald el Sáb Mar 04, 2017 12:45 am

Alexis cruzó corriendo el asfalto, haciendo caso omiso, como siempre a las llamadas de sus hermanos mayores que debían evitar que la pequeña rubia acabara debajo de alguna llanta. Dymas la siguió, tratando de apresurar el paso y alzando la voz para tratar de llamar la atención de la más engreída de las Oswald. En el fondo, Dymas entendía que Alex hacía mucho de aquello para sacarlo de quicio pero él no hacía nada para frenarlo, quizá una parte de ello lo volvía a él mucho más firme en sus convicciones. Sin embargo, esta vez no era un simple berrinche para llamar la atención. Había algo que había captado el interés de Alex. Su hermano se percató de esto cuando, unas casas más allá, ella se detuvo en silencio y se quedó admirando algo. Una casa. Dymas se acercó a ella y logró ganarse con una sonrisa en su rostro, una que nunca había tenido al llegar al hogar propio. El rubio supo entonces que su hermana abandonaría el techo común mucho más rápido que el resto y, probablemente, con más alegría.

Y de pronto estaba ahí, con algo de barba mal rasurada, observando el portal de la casa a la que se había mudado su hermana y en donde parecía vivir sola, alejada del resto del mundo Oswald. Después de todo, no eran tan distintos. Pero muchas cosas habían tenido que pasar por la vida de ambos para llegar a ese punto en común. Durante años no había visto a su hermana. A ninguna de ellas pero con quien menos ganas tenía de encontrarse al principio era con Alex. No porque le desagradara la idea de encontrar a su hermana sino porque sentía que era probablemente a quien más problemas tendría para explicarle y con quien más difícil sería resarcir las maderas de ese puente que nunca estuvo tan bien construido.

Por eso seguía ahí. Parado. Callado. Desubicado. Tenía en la punta de su palabras para situaciones que no tenían nada que ver con esta. Tenía la excusa perfecta para explicar por qué había desaparecido del trabajo en respectivos días del mes, la salida más rápida si alguien le cuestionaba los rumores de haberlo visto con impuros durante la guerra, incluso un salvaconducto para las acusaciones de que había tenido algo que ver con ataques perpetrados por criaturas mágicas. Tenía todo eso. Pero no tenía ni un ápice de idea de cómo comenzar una conversación con su hermana, no sabía cómo decir que la había extrañado y que se sentía un idiota.

Tocó la puerta. Tocó la puerta sin preguntarse si había un timbre. Tocó la puerta antes de decidir qué decir porque temía que una parte suya decidiera escapar antes que decir alguna frase. Las cosas tenían un solo final ahora.
avatar
Mensajes : 22
Hogwarts

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El silencio de dos años [Alexis O.]

Mensaje por Alexis K. Oswald el Sáb Mar 04, 2017 2:52 am

Estaba furiosa, más que furiosa incluso. Todos sus músculos se tensionaban ante la fuerza que ella misma aplicaba al apretar sus puños y levantar sus hombros. Odiaba aquello, odiaba todo aquello. Se sentía impotente e incluso incapaz de hacer algo bien, en realidad, nunca las cosas le habían salido demasiado bien, pocas y contadas eran sus máximas victorias, el resto de ellas puros desastres con suerte. Se quito los zapatos, al igual que siempre, estar descalza en su propia casa le daba cierta paz. Aún no podía llamar hogar a aquello porque le faltaba una familia para que eso fuera real, le faltaban Lyra e Iris cerca, incluso Sophia -¡Maldición!- murmuro Alex con enfado cuando su mente comenzó a llenarla de recuerdos que en ese momento no ayudaban a controlar sus impulsos, necesitaba quitar su enojo y lo necesitaba rápido. Miró el mueble, con algunos adornos y objetos, fotografías al azar. Trago saliva y movió sus manos con vehemencia arrojando todo al suelo, si todo aquello continuaba tal y como iba acabaría destruyendo aquella casa en poco tiempo.

Había salido del juicio de su hermana y no precisamente con una buena noticia, tampoco era la peor de todas pero para Alexis seguía siendo mala. Probablemente era egoísta con el mundo pero quería a su hermana fuera de Azkaban, incluso si eso significaba tener regaños casi a diario por su comportamiento indebido. Hubiese deseado un día domingo como en los viejos tiempos, incluso aunque odiara la idea de que sus padres estuviesen cerca, quería un día de aquellos. Donde se la pasaba jugando quidditch con Dymas o mejor, teniendo guerras cuerpo a cuerpo que acaban en cosquillas. Algo que odiaba pero de igual manera extrañaba, incluso aunque le significara perder. Podía jurar incluso que necesitaba los gritos y las peleas comunes entre sus hermanos, donde los bandos siempre eran algo interesantes e importantes pero no trataban de obedecer las estúpidas reglas de alguien que los acabaría dejando en Azkaban. Necesitaba a todos sus hermanos por igual y el mismo sentimiento de necesidad se fundía con el de desprecio, porque se sentía abandonada por todos ellos. Dymas al desaparecer, Iris al estar en Azkaban, Sophia al huir a quien sabe dónde y Cora que seguía bajo el mismo techo que sus padres, allí donde Alex ya no tenía acceso alguno. Preparo una taza de chocolate caliente.

Necesitaba cosas tan banales como el que Dymas la molestará por ser la hermana "sándwich", el que Iris se enfadara por su habitual lenguaje no propio, que Sophia fingiera educación frente a todos y luego estuviese siguiendo sus locuras causando estragos a su lado o simplemente el que Cora se refugiara tras ellos como si su vida dependiera de ellos cuatro por completo. Escucho el llamado de la puerta y gruño, no era una amante de las visitas. Aunque sonrío al pensar que probablemente era Gaspard, por mucho que le insistiera en que podía entrar y salir del lugar cuando quisiera, su novio solía tocar la puerta ocasionalmente, un gesto propio de su caballerosidad. Pero pronto borro aquella idea, al recordar que él solía avisar su llegada con una lechuza, sabiendo que Alexis odiaba las sorpresas. Arrastro sus pies hasta la puerta y abrió sin mas dilación, recorrió desde sus pies hasta hallar sus ojos. El azul intenso de los de Alex, heredados de su propia madre, chocando con el intenso avellana de su hermano, heredados de su propio padre. Dymas e Iris compartían no solo ese mirar que incomodaba a Alexis, sino también el color de sus ojos, la taza de chocolate caliente entre sus manos resbalo o más bien Alex la soltó ante la sorpresa haciendo que el liquido caliente golpeara con sus pies y algunos trozos de porcelana también -¡CON UN PUTO DEMONIO!- putear siempre aliviaba el dolor y si, esa sería una típica bienvenida al estilo Alexis. Le molestaba su actitud, el que estuviese de pie en su puerta, en silencio luego de dos malditos años sin si quiera buscarla le daba cólera incluso -Déjame adivinar, ya te aburriste de jugar a los desaparecidos- dijo con su característico sarcasmo -Y ahora vas a venir a jugar al hermano arrepentido con estúpidas excusas, vas a decir que me quieres y yo cual idiota voy a perdonarte. Pues déjame decirte algo, idiota, eso no sucederá- dijo presionando su dedo índice contra el pecho de Dymas, dando pequeños y molestos golpecitos avanzando descalza sobre los restos de la taza rota, aún sintiendo el ardor del caliente chocolate -Te patearía tanto el culo si mis pies no estuvieran doliendo tanto ahora mismo- dijo entre dientes. Sus ojos brillantes, no iba a llorar, no quería hacerlo frente a él. Aunque no sabía si lo cristalino de sus ojos se debía al reciente dolor bajo sus pies o al hecho de que Dymas estuviese allí, después de dos putos años, con su culo en su puerta como si nada hubiese sucedido -Si Iris estuviese aquí tu culo ya sería historia, incluso me dejaría quemártelo por idiota- reparo retrocediendo y gruño por lo bajo -¿¡Que mierda quieres!?- dijo olvidando incluso que ella misma había dejado implícito, de cierta forma, que le siguiera. Alexis nunca iba a admitir en voz alta que lo necesitaba, mucho menos después de saberse abandonada por él -¿¡Porque mierda tenías que volver justo ahora, Dymas!? Dos putos años, ni una puta nota diciente "¡Oye, idiota! Estoy jodidamente bien"- se quejo -Te odio tanto ahora mismo- mintió entre dientes, producto de su propio enfado.
avatar
No soy infantil, solo se como divertirme
Mensajes : 348
Intercambio

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El silencio de dos años [Alexis O.]

Mensaje por Dymas Oswald el Vie Mar 10, 2017 11:39 pm

Las palabras de sus padres resonaban en su cabeza mientras esperaba en el portal de la casa de Alex. Aquellas palabras que habían funcionado como cimientos en los primeros veinte años de su vida pero luego habían sido sepultadas en las alcantarillas de alguna ciudad de Alemania, en la que había conseguido sobrevivir acompañado de personas cuyo linaje de sangre desconocía a voluntad. Pero ahora resonaban porque, irónicamente, luego de perder el peso de la autoridad habían sido reasimiladas a mayor profundidad por el rubio y habían sido el móvil para muchas de las acciones de los últimos meses. Tenía que cuidarlas. A todas, no importaba donde estuvieran y cómo estuviera él. Estar lejos había sido una estupidez, una culpa que lo despertaba a mitad de las noches y hacía que las luna llenas se volvieran más...románticas.

La rubia abrió la puerta y le estampó en la cara todo el resentimiento que dos años de ausencia podían ayudar a surgir. La dejó hablar, soltar aquella primera -porque sabía que solo era la primera- oleada de cólera. Que le dijera lo que quisiera decirle. Él se limitó a mirarla, a mirarla con tranquilidad y con una ligera expresión de arrepentimiento, pero no tanto como para mostrarse como culpable. Lo que menos quería era hacerse la víctima en una situación así. Avanzó detrás de ella cuando su cuerpo le permitió hacerlo. Dio una ojeada rápida a la parte inicial de la casa, sintió una sensación extraña de cobijo que no había sentido hacía mucho tiempo. Iris necesita de nuestra ayuda. Iris no tiene la culpa de nada. Ni ella ni tú ni ninguna de ustedes. Fue lo primero que dijo cuando ella le preguntó lo que quería ahí. Entendía que lo que decía Alexis tenía sentido hasta cierto punto. No podía aparecer de pronto ahí después de tanto tiempo sin decir nada y pretender que todo estaba bien. Además que nada estaba bien, desde la desaparición de casi todas las Oswald y amigos cercanos hasta el hecho de que Dymas no había podido mantener un vínculo cercano con alguien desde que la guerra comenzó.

Y no te culpo por ello. Tragó saliva. Era mucho más sencillo cuando simplemente podía soltar alguna broma para sacarla de quicio y luego culparla de su inmadurez por llevar la pelea mucho más allá. Dymas buscó algo en el bolsillo de su chaqueta y sacó un ticket de tren escrito en Alemán. Se lo mostró a la chica. Estuve en Alemania. Haciendo investigacion...Hay una razón por la que tuve que irme. Hay una explicación para muchas cosas. Pero lo más importante ahora es Iris. ¿Le creería Alex? se preguntaba. Aunque quizá la pregunta más certera era ¿qué tanto escándalo haría Alex antes de tomar cualquier decisión? Te puedo explicar todo cuando hayamos solucionado las cosas más urgentes.
avatar
Mensajes : 22
Hogwarts

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El silencio de dos años [Alexis O.]

Mensaje por Alexis K. Oswald el Mar Mar 21, 2017 5:54 pm

Alex apretaba sus puños a cada lado de su cuerpo, eran dos años guardándose un par de palabras, tenía mucho para decir. Aguardo, no sabía si quería escuchar una explicación o una excusa pero esperaba más que solo silencio, incluso si quiera un regaño por las palabras utilizadas, aunque sus hermanos comenzaban a resignarse respecto a su vocabulario ya. No cerró la puerta en su cara porque cierta parte de ella necesitaba que Dymas estuviese cerca, porque se sentía sola, mas sola que nunca. Lo miro por sobre su hombro y avanzo por la casa, bajando la mirada a sus pies, arrugando la nariz en un gesto involuntario que poco después puso una ligera mueca en su rostro, recordando que aquello era algo que Lyra le había pegado. -Entonces tendré el discurso de hermano superado- dijo irónicamente, levanto sus hombros, negó y se arrojo sobre el sofá de un salto, dejando sus pies sobre el mismo. La libertad de saberse sola es que nadie la regañaría por la posición adoptada, aunque en el fondo Alex deseara que a alguien le importara mínimamente aquello, un gesto tan absurdo que la hacía sentir querida -¿Vas a decirme algo que no sepa? Es que a ti lo idiota te golpea fuerte- sus ojos pasaron a ponerse en blanco un momento antes de que el aire acorralado en sus pulmones escapara en forma de suspiro -Iris nicisiti nistri iyidi- reparo con burla, antes de doblar sus pies hacía su propio cuerpo y envolver sus pies con sus propias manos para calmar el ligero ardor que aún le recorría -¿Quieres que te de un aplauso por el discurso diplomático?- cuestiono irónica antes de mirar de nuevo a Dymas.

Gruño con frustración -Dymas, deja de dar tantas vueltas. Pregunte... ¿Qué mierda haces aquí? ¿Qué demonios quieres?. No quiero saber si Iris tiene la culpa de algo o no, el único culpable de todo esto es... ¡Din din din! Tenemos un ganador- dijo señalándolo con su dedo índice -Si, tú te ganas ese lugar. Todo, absolutamente todo es tu culpa- dijo haciendo énfasis sobre la palabra "todo" -Desde el día en que te fuiste las cosas comenzaron a arruinarse para todas nosotras, sin el hijo prodigo controlando la situación las atenciones se centraban en cada una- soltó con evidente molestia, si Alexis no había sido una víctima de sus padres fue porque en algún punto entre la partida de Dymas y la actualidad Iris había conseguido desviar la atención a ella, incluso Sophia había logrado obtener atención de sus padres para que estos ignoraran el libertinaje de Alex y claro, también de Cora. Aunque se diferenciaban en sus formas de obtener cierta libertad, Alexis nunca había sido alguien sutil.

-¡Ugh! Odio cuando hacen eso- se quejó tomando el ticket que ofrecía su hermano, mas bien, arrebatándolo de sus manos para revisarlo -Ya entendí, usar las palabras incorrectas podría meternos en problemas- dijo más calmada y dejo caer el peso de su cuerpo sobre el sofá -¡Mierda, Dymas! Juro que de esta no te salvas, no vas a decirlo hoy pero tendrás que decirme que demonios sucedió un día de estos y seré un grano en tu culo hasta que eso suceda- dijo arrojándose sobre él y dando golpes en su pecho, si bien parecía enfadada no eran golpes fuertes, solo parecía un berrinche de los que habituaba a hacer cuando tenía cinco o seis años -Apostaría mi escoba a que esa explicación incluye las palabras "me fui para protegerlas"- soltó poniendo sus ojos en blanco una vez más -¿Y tu idea de arreglar las cosas es presentarte a su juicio después de dos años como si nada hubiese sucedido?- cuestiono deteniendo sus golpes un momento y girando sobre sus talones para ir hacía la cocina mientras aplaudía ruidosamente, un gesto lo suficientemente irónico como para que Dymas comprendiera que sus métodos le parecían estúpidos -No te preocupes, sacare a Iris de allí aunque sea lo último que haga en mi puta vida pero déjame decirte algo, una vez ella este fuera lo que sigue es patear tanto tu culo hasta que te olvides de que existes- amenazo -Y escucha bien esto, como muevas tu culo dos kilómetros lejos de aquí y desaparezcas de nuevo cuando eso suceda no seré yo quien detenga a Iris esta vez, ambos sabemos perfectamente que por mi Iris es capaz de lo que sea. Por algo está metida en toda esta mierda, por salvarme a mi- se culpo una vez más -Así que pongámoslo de este modo, vas a ayudarme y luego vas a aguantarte lo que eso traiga consigo pero si me ayudas en esta haré que la bronca sea menor, créeme soy quién mas te odia de las cuatro así que puedo controlar sus enojos. Ahora Dymas, tienes de aquí hasta que Iris salga de Azkaban para prepararme una muy buena excusa de por qué demonios te fuiste, mientras tanto espero que tus disculpas vayan llegando en forma de caramelos de limón y unas cuantas ideas para ayudarme a que dejen a Iris en libertad- dijo tomando una nueva taza para preparar otro chocolate caliente -En cuanto a Sophia, no te preocupes, está bien- soltó antes de mirarlo -No, no sé donde esta ella ahora. Sé que eso también puede ser peligroso de saber, solo la encontré por allí, hablamos un poco y ya, nada importante- confesó -¿Cuáles eran las mierdas que nuestro... padre ordenaba?- dijo con algo de asco al mencionar a su progenitor, seguía odiándolo -Ayúdame a excusar a Iris- concluyo.
avatar
No soy infantil, solo se como divertirme
Mensajes : 348
Intercambio

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El silencio de dos años [Alexis O.]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.