Volver arriba

El silencio de dos años [Alexis O.]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El silencio de dos años [Alexis O.]

Mensaje por Dymas Oswald el Sáb Mar 04, 2017 6:45 am

Alexis cruzó corriendo el asfalto, haciendo caso omiso, como siempre a las llamadas de sus hermanos mayores que debían evitar que la pequeña rubia acabara debajo de alguna llanta. Dymas la siguió, tratando de apresurar el paso y alzando la voz para tratar de llamar la atención de la más engreída de las Oswald. En el fondo, Dymas entendía que Alex hacía mucho de aquello para sacarlo de quicio pero él no hacía nada para frenarlo, quizá una parte de ello lo volvía a él mucho más firme en sus convicciones. Sin embargo, esta vez no era un simple berrinche para llamar la atención. Había algo que había captado el interés de Alex. Su hermano se percató de esto cuando, unas casas más allá, ella se detuvo en silencio y se quedó admirando algo. Una casa. Dymas se acercó a ella y logró ganarse con una sonrisa en su rostro, una que nunca había tenido al llegar al hogar propio. El rubio supo entonces que su hermana abandonaría el techo común mucho más rápido que el resto y, probablemente, con más alegría.

Y de pronto estaba ahí, con algo de barba mal rasurada, observando el portal de la casa a la que se había mudado su hermana y en donde parecía vivir sola, alejada del resto del mundo Oswald. Después de todo, no eran tan distintos. Pero muchas cosas habían tenido que pasar por la vida de ambos para llegar a ese punto en común. Durante años no había visto a su hermana. A ninguna de ellas pero con quien menos ganas tenía de encontrarse al principio era con Alex. No porque le desagradara la idea de encontrar a su hermana sino porque sentía que era probablemente a quien más problemas tendría para explicarle y con quien más difícil sería resarcir las maderas de ese puente que nunca estuvo tan bien construido.

Por eso seguía ahí. Parado. Callado. Desubicado. Tenía en la punta de su palabras para situaciones que no tenían nada que ver con esta. Tenía la excusa perfecta para explicar por qué había desaparecido del trabajo en respectivos días del mes, la salida más rápida si alguien le cuestionaba los rumores de haberlo visto con impuros durante la guerra, incluso un salvaconducto para las acusaciones de que había tenido algo que ver con ataques perpetrados por criaturas mágicas. Tenía todo eso. Pero no tenía ni un ápice de idea de cómo comenzar una conversación con su hermana, no sabía cómo decir que la había extrañado y que se sentía un idiota.

Tocó la puerta. Tocó la puerta sin preguntarse si había un timbre. Tocó la puerta antes de decidir qué decir porque temía que una parte suya decidiera escapar antes que decir alguna frase. Las cosas tenían un solo final ahora.
avatar
Mensajes : 25
Hogwarts

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El silencio de dos años [Alexis O.]

Mensaje por Alexis K. Oswald el Sáb Mar 04, 2017 8:52 am

Estaba furiosa, más que furiosa incluso. Todos sus músculos se tensionaban ante la fuerza que ella misma aplicaba al apretar sus puños y levantar sus hombros. Odiaba aquello, odiaba todo aquello. Se sentía impotente e incluso incapaz de hacer algo bien, en realidad, nunca las cosas le habían salido demasiado bien, pocas y contadas eran sus máximas victorias, el resto de ellas puros desastres con suerte. Se quito los zapatos, al igual que siempre, estar descalza en su propia casa le daba cierta paz. Aún no podía llamar hogar a aquello porque le faltaba una familia para que eso fuera real, le faltaban Lyra e Iris cerca, incluso Sophia -¡Maldición!- murmuro Alex con enfado cuando su mente comenzó a llenarla de recuerdos que en ese momento no ayudaban a controlar sus impulsos, necesitaba quitar su enojo y lo necesitaba rápido. Miró el mueble, con algunos adornos y objetos, fotografías al azar. Trago saliva y movió sus manos con vehemencia arrojando todo al suelo, si todo aquello continuaba tal y como iba acabaría destruyendo aquella casa en poco tiempo.

Había salido del juicio de su hermana y no precisamente con una buena noticia, tampoco era la peor de todas pero para Alexis seguía siendo mala. Probablemente era egoísta con el mundo pero quería a su hermana fuera de Azkaban, incluso si eso significaba tener regaños casi a diario por su comportamiento indebido. Hubiese deseado un día domingo como en los viejos tiempos, incluso aunque odiara la idea de que sus padres estuviesen cerca, quería un día de aquellos. Donde se la pasaba jugando quidditch con Dymas o mejor, teniendo guerras cuerpo a cuerpo que acaban en cosquillas. Algo que odiaba pero de igual manera extrañaba, incluso aunque le significara perder. Podía jurar incluso que necesitaba los gritos y las peleas comunes entre sus hermanos, donde los bandos siempre eran algo interesantes e importantes pero no trataban de obedecer las estúpidas reglas de alguien que los acabaría dejando en Azkaban. Necesitaba a todos sus hermanos por igual y el mismo sentimiento de necesidad se fundía con el de desprecio, porque se sentía abandonada por todos ellos. Dymas al desaparecer, Iris al estar en Azkaban, Sophia al huir a quien sabe dónde y Cora que seguía bajo el mismo techo que sus padres, allí donde Alex ya no tenía acceso alguno. Preparo una taza de chocolate caliente.

Necesitaba cosas tan banales como el que Dymas la molestará por ser la hermana "sándwich", el que Iris se enfadara por su habitual lenguaje no propio, que Sophia fingiera educación frente a todos y luego estuviese siguiendo sus locuras causando estragos a su lado o simplemente el que Cora se refugiara tras ellos como si su vida dependiera de ellos cuatro por completo. Escucho el llamado de la puerta y gruño, no era una amante de las visitas. Aunque sonrío al pensar que probablemente era Gaspard, por mucho que le insistiera en que podía entrar y salir del lugar cuando quisiera, su novio solía tocar la puerta ocasionalmente, un gesto propio de su caballerosidad. Pero pronto borro aquella idea, al recordar que él solía avisar su llegada con una lechuza, sabiendo que Alexis odiaba las sorpresas. Arrastro sus pies hasta la puerta y abrió sin mas dilación, recorrió desde sus pies hasta hallar sus ojos. El azul intenso de los de Alex, heredados de su propia madre, chocando con el intenso avellana de su hermano, heredados de su propio padre. Dymas e Iris compartían no solo ese mirar que incomodaba a Alexis, sino también el color de sus ojos, la taza de chocolate caliente entre sus manos resbalo o más bien Alex la soltó ante la sorpresa haciendo que el liquido caliente golpeara con sus pies y algunos trozos de porcelana también -¡CON UN PUTO DEMONIO!- putear siempre aliviaba el dolor y si, esa sería una típica bienvenida al estilo Alexis. Le molestaba su actitud, el que estuviese de pie en su puerta, en silencio luego de dos malditos años sin si quiera buscarla le daba cólera incluso -Déjame adivinar, ya te aburriste de jugar a los desaparecidos- dijo con su característico sarcasmo -Y ahora vas a venir a jugar al hermano arrepentido con estúpidas excusas, vas a decir que me quieres y yo cual idiota voy a perdonarte. Pues déjame decirte algo, idiota, eso no sucederá- dijo presionando su dedo índice contra el pecho de Dymas, dando pequeños y molestos golpecitos avanzando descalza sobre los restos de la taza rota, aún sintiendo el ardor del caliente chocolate -Te patearía tanto el culo si mis pies no estuvieran doliendo tanto ahora mismo- dijo entre dientes. Sus ojos brillantes, no iba a llorar, no quería hacerlo frente a él. Aunque no sabía si lo cristalino de sus ojos se debía al reciente dolor bajo sus pies o al hecho de que Dymas estuviese allí, después de dos putos años, con su culo en su puerta como si nada hubiese sucedido -Si Iris estuviese aquí tu culo ya sería historia, incluso me dejaría quemártelo por idiota- reparo retrocediendo y gruño por lo bajo -¿¡Que mierda quieres!?- dijo olvidando incluso que ella misma había dejado implícito, de cierta forma, que le siguiera. Alexis nunca iba a admitir en voz alta que lo necesitaba, mucho menos después de saberse abandonada por él -¿¡Porque mierda tenías que volver justo ahora, Dymas!? Dos putos años, ni una puta nota diciente "¡Oye, idiota! Estoy jodidamente bien"- se quejo -Te odio tanto ahora mismo- mintió entre dientes, producto de su propio enfado.
avatar
No soy infantil, solo se como divertirme
Mensajes : 378
Ciudadanos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El silencio de dos años [Alexis O.]

Mensaje por Dymas Oswald el Sáb Mar 11, 2017 5:39 am

Las palabras de sus padres resonaban en su cabeza mientras esperaba en el portal de la casa de Alex. Aquellas palabras que habían funcionado como cimientos en los primeros veinte años de su vida pero luego habían sido sepultadas en las alcantarillas de alguna ciudad de Alemania, en la que había conseguido sobrevivir acompañado de personas cuyo linaje de sangre desconocía a voluntad. Pero ahora resonaban porque, irónicamente, luego de perder el peso de la autoridad habían sido reasimiladas a mayor profundidad por el rubio y habían sido el móvil para muchas de las acciones de los últimos meses. Tenía que cuidarlas. A todas, no importaba donde estuvieran y cómo estuviera él. Estar lejos había sido una estupidez, una culpa que lo despertaba a mitad de las noches y hacía que las luna llenas se volvieran más...románticas.

La rubia abrió la puerta y le estampó en la cara todo el resentimiento que dos años de ausencia podían ayudar a surgir. La dejó hablar, soltar aquella primera -porque sabía que solo era la primera- oleada de cólera. Que le dijera lo que quisiera decirle. Él se limitó a mirarla, a mirarla con tranquilidad y con una ligera expresión de arrepentimiento, pero no tanto como para mostrarse como culpable. Lo que menos quería era hacerse la víctima en una situación así. Avanzó detrás de ella cuando su cuerpo le permitió hacerlo. Dio una ojeada rápida a la parte inicial de la casa, sintió una sensación extraña de cobijo que no había sentido hacía mucho tiempo. Iris necesita de nuestra ayuda. Iris no tiene la culpa de nada. Ni ella ni tú ni ninguna de ustedes. Fue lo primero que dijo cuando ella le preguntó lo que quería ahí. Entendía que lo que decía Alexis tenía sentido hasta cierto punto. No podía aparecer de pronto ahí después de tanto tiempo sin decir nada y pretender que todo estaba bien. Además que nada estaba bien, desde la desaparición de casi todas las Oswald y amigos cercanos hasta el hecho de que Dymas no había podido mantener un vínculo cercano con alguien desde que la guerra comenzó.

Y no te culpo por ello. Tragó saliva. Era mucho más sencillo cuando simplemente podía soltar alguna broma para sacarla de quicio y luego culparla de su inmadurez por llevar la pelea mucho más allá. Dymas buscó algo en el bolsillo de su chaqueta y sacó un ticket de tren escrito en Alemán. Se lo mostró a la chica. Estuve en Alemania. Haciendo investigacion...Hay una razón por la que tuve que irme. Hay una explicación para muchas cosas. Pero lo más importante ahora es Iris. ¿Le creería Alex? se preguntaba. Aunque quizá la pregunta más certera era ¿qué tanto escándalo haría Alex antes de tomar cualquier decisión? Te puedo explicar todo cuando hayamos solucionado las cosas más urgentes.
avatar
Mensajes : 25
Hogwarts

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El silencio de dos años [Alexis O.]

Mensaje por Alexis K. Oswald el Mar Mar 21, 2017 11:54 pm

Alex apretaba sus puños a cada lado de su cuerpo, eran dos años guardándose un par de palabras, tenía mucho para decir. Aguardo, no sabía si quería escuchar una explicación o una excusa pero esperaba más que solo silencio, incluso si quiera un regaño por las palabras utilizadas, aunque sus hermanos comenzaban a resignarse respecto a su vocabulario ya. No cerró la puerta en su cara porque cierta parte de ella necesitaba que Dymas estuviese cerca, porque se sentía sola, mas sola que nunca. Lo miro por sobre su hombro y avanzo por la casa, bajando la mirada a sus pies, arrugando la nariz en un gesto involuntario que poco después puso una ligera mueca en su rostro, recordando que aquello era algo que Lyra le había pegado. -Entonces tendré el discurso de hermano superado- dijo irónicamente, levanto sus hombros, negó y se arrojo sobre el sofá de un salto, dejando sus pies sobre el mismo. La libertad de saberse sola es que nadie la regañaría por la posición adoptada, aunque en el fondo Alex deseara que a alguien le importara mínimamente aquello, un gesto tan absurdo que la hacía sentir querida -¿Vas a decirme algo que no sepa? Es que a ti lo idiota te golpea fuerte- sus ojos pasaron a ponerse en blanco un momento antes de que el aire acorralado en sus pulmones escapara en forma de suspiro -Iris nicisiti nistri iyidi- reparo con burla, antes de doblar sus pies hacía su propio cuerpo y envolver sus pies con sus propias manos para calmar el ligero ardor que aún le recorría -¿Quieres que te de un aplauso por el discurso diplomático?- cuestiono irónica antes de mirar de nuevo a Dymas.

Gruño con frustración -Dymas, deja de dar tantas vueltas. Pregunte... ¿Qué mierda haces aquí? ¿Qué demonios quieres?. No quiero saber si Iris tiene la culpa de algo o no, el único culpable de todo esto es... ¡Din din din! Tenemos un ganador- dijo señalándolo con su dedo índice -Si, tú te ganas ese lugar. Todo, absolutamente todo es tu culpa- dijo haciendo énfasis sobre la palabra "todo" -Desde el día en que te fuiste las cosas comenzaron a arruinarse para todas nosotras, sin el hijo prodigo controlando la situación las atenciones se centraban en cada una- soltó con evidente molestia, si Alexis no había sido una víctima de sus padres fue porque en algún punto entre la partida de Dymas y la actualidad Iris había conseguido desviar la atención a ella, incluso Sophia había logrado obtener atención de sus padres para que estos ignoraran el libertinaje de Alex y claro, también de Cora. Aunque se diferenciaban en sus formas de obtener cierta libertad, Alexis nunca había sido alguien sutil.

-¡Ugh! Odio cuando hacen eso- se quejó tomando el ticket que ofrecía su hermano, mas bien, arrebatándolo de sus manos para revisarlo -Ya entendí, usar las palabras incorrectas podría meternos en problemas- dijo más calmada y dejo caer el peso de su cuerpo sobre el sofá -¡Mierda, Dymas! Juro que de esta no te salvas, no vas a decirlo hoy pero tendrás que decirme que demonios sucedió un día de estos y seré un grano en tu culo hasta que eso suceda- dijo arrojándose sobre él y dando golpes en su pecho, si bien parecía enfadada no eran golpes fuertes, solo parecía un berrinche de los que habituaba a hacer cuando tenía cinco o seis años -Apostaría mi escoba a que esa explicación incluye las palabras "me fui para protegerlas"- soltó poniendo sus ojos en blanco una vez más -¿Y tu idea de arreglar las cosas es presentarte a su juicio después de dos años como si nada hubiese sucedido?- cuestiono deteniendo sus golpes un momento y girando sobre sus talones para ir hacía la cocina mientras aplaudía ruidosamente, un gesto lo suficientemente irónico como para que Dymas comprendiera que sus métodos le parecían estúpidos -No te preocupes, sacare a Iris de allí aunque sea lo último que haga en mi puta vida pero déjame decirte algo, una vez ella este fuera lo que sigue es patear tanto tu culo hasta que te olvides de que existes- amenazo -Y escucha bien esto, como muevas tu culo dos kilómetros lejos de aquí y desaparezcas de nuevo cuando eso suceda no seré yo quien detenga a Iris esta vez, ambos sabemos perfectamente que por mi Iris es capaz de lo que sea. Por algo está metida en toda esta mierda, por salvarme a mi- se culpo una vez más -Así que pongámoslo de este modo, vas a ayudarme y luego vas a aguantarte lo que eso traiga consigo pero si me ayudas en esta haré que la bronca sea menor, créeme soy quién mas te odia de las cuatro así que puedo controlar sus enojos. Ahora Dymas, tienes de aquí hasta que Iris salga de Azkaban para prepararme una muy buena excusa de por qué demonios te fuiste, mientras tanto espero que tus disculpas vayan llegando en forma de caramelos de limón y unas cuantas ideas para ayudarme a que dejen a Iris en libertad- dijo tomando una nueva taza para preparar otro chocolate caliente -En cuanto a Sophia, no te preocupes, está bien- soltó antes de mirarlo -No, no sé donde esta ella ahora. Sé que eso también puede ser peligroso de saber, solo la encontré por allí, hablamos un poco y ya, nada importante- confesó -¿Cuáles eran las mierdas que nuestro... padre ordenaba?- dijo con algo de asco al mencionar a su progenitor, seguía odiándolo -Ayúdame a excusar a Iris- concluyo.
avatar
No soy infantil, solo se como divertirme
Mensajes : 378
Ciudadanos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El silencio de dos años [Alexis O.]

Mensaje por Dymas Oswald el Lun Jul 10, 2017 7:40 am

Dymas había llegado con la idea de enfrentarse al resentimiento de su hermana, para aceptar todo lo que quisiera decir y para afrontarlo con la expresión más serena que sus años de clandestinidad le habían enseñado a pretender. Sin embargo, al ya estar frente a la rubia, viendo como mostraba esa actitud tan cruda, con sus expresiones de burla y sarcasmo, Dymas sintió que una parte en su interior se quebrara. Era Alex, la misma Alex que había dejado hacía un par de años. Sí, ahora tenía encima el odio que puede significar un abandono pero, para él, seguía siendo la misma hermana que lo hacía sonreír por dentro cada vez que lo sacaba de quicio. El muchacho debió permanecer unos cuantos segundos en silencio después de que ella le echara la culpa de todo lo que había pasado desde que se fue.

Dio unos pasos hacia la chica dejando aún cierta distancia entre ambos. La conocía lo suficiente como para saber que no cedería con tanta facilidad su terreno. Alex era de esas personas cuyo nivel de terquedad podía llegar a superar al de su sensatez. Y, entonces, al ponerse a la defensiva, no hubiera quién pudiera penetrar en esa barrera de insultos y agresividad. Sin embargo, Dymas, sabía que aquella actitud solía ser una manera de proteger a la Alex que, debajo de todo aquel espectáculo, tenía miedo de que la hieran y quedarse sola. Pero, en este punto, el rubio sabía que no podía acercarse a ese lado de su hermana y, hasta cierto punto, no se sentía digno de ello. Quiero ayudarlas. A todas. Quiero arreglar el deastre en que se ha convertido todo. Trató de responderle con la mayor serenidad que pudo. Aunque por dentro sintió ganas de exclamar que él no había motivado ninguna de las decisiones que ellas -o el mundo mágico- habían tomado, que se había alejado de ellas porque es lo que había pensado que era lo mejor para no hacerles daño, que lo había hecho todo por ellas, que mientras estuvo lejos sufrió cada momento de separación y que no pudo hacer nadad. Que durante los últimos seis meses se pasó varias noches llorando por lo que había pasado, tratando de que nadie más lo viera entre aquellas alcantarillas alemanas. Pero el hijo pródigo volvió. Y ya no piensa irse. Dymas trató de ahuyentar sus propios recuerdos.

Una ligera pero perceptible sonrisa se dibujó en su rostro al escuchar que su hermana había dejado de atacarlo y contemplababa la posibilidad de dejar a un lado su rencor para tratar de arreglar las cosas. La sonrisa se convirtió en una mueca de incredulidad al tenerla de pronto frente a su pecho dándole los golpecitos propios de una niña de 8 años. No le sorprendió que actuara así, pues Alex era, a la hora de quejarse, una niña con problemas de actitud. Pero lo que sí no esperaba era que reaccionara de una manera tan ¿tierna? tomando en cuenta todo el resentimiento que acababa de mostrar hacía algún momento. Ya te enterarás. Que no me fui a hacer turismo. Dymas hizo una pausa entre ambas frases recordando por un instante el -iluso- optimismo que tuvo antes de viajar. Había creído que si lograba controlar su transformación lunar eventualmente podría llevar a todas su hermanas a pasear por esos lugares, incluso a la antipática de Alexis.

Tenía que comprobarlo. No me creía que se trataba de Iris. La chica se perdió yendo hacia la cocina y haciendo aquellos aplausos irónicos. El muchacho la siguió hacia ese recinto y se quedó a la altura de la puerta, mirándola con la mayor seriedad que podía. Había algo de orgullo en esa mirada. Dymas no había aparecido ahí solo para que lo vieran. De hecho, nunca planeó que alguien llegara a reconocerlo. Solo quería comprobar que se trataba de su hermana, saber por qué la condenaban y establecer un plan de acción. Pero las cosas no siempre salen como uno desea. El hecho de que una parte suya necesitaba ver el rostro de su hermana antes de que la encerraran en la prisión mágica de más renombre en Inglaterra era algo de lo que no hablaría en voz alta. Ambos sabemos que Iris jamás fantaseó con ser una criminal reconocida. Se cruzó de brazos mirándola desde donde estaba. Sí, Iris era una chica con un carácter fuerte y con la capacidad de liderar muchas cosas pero no era una asesina. Él se negaba a reconocerlo. Ni con hacerle daño a nadie.

Sí, he venido a ayudarlas y no me voy a mover de aquí. Dymas se aproximó hacia la chica, que acababa de amenazarlo y que ahora se echaba la culpa de lo que sucedió con Iris. Escúchame, la única razón por la que ya no me volverías a ver es porque me morí tratando de infiltrarme en las mazmorras de Azkaban para sacar a mi hermana de ahí. Así que sí, estoy dispuesto a hacer todo lo que tenga que hacer mientras no tengamos que estar teniendo discusiones cada dos minutos. ¿Vale? Subió un poco la voz con aquello último mientras ella preparaba una taza de chocolate. Se había acercado bastante a ella y trataba de mantenerle la mirada. Si bien entendía que estuviera resentida no quería tener que disculparse cada vez que dijera una frase. Primero explícame bien, ¿por qué fue exactamente que atraparon a Iris? ¿En dónde estaba? Si bien había estado en el juicio, esperaba que Alex le diera información en la que él podría tener más confianza que en varias togas con complejos de superioridad. Al menos Alex no tenía una toga. Y Sophia no tenía ninguna de las dos. Dymas escuchó la información sobre su otra hermana y asintió. Una parte de él quiso preguntar mucho más sobre ella pero sintió que el momento no era el adecuado. Si no estaba en una mazmorra, probablemente podría esperar. Padre...Se sintió raro al volver a mencionarlo de esta manera tan ceremoniosa. Padre nos decía que puros y mestizos no podían juntarse. No nos dejaba tomar el vagón con alguien que no fuera puro y jamás pudimos mencionar el apellido de un mestizo. Se apoyó en una de las mesas de la cocina. Bueno, hubo algo de lo que ustedes jamás se enteraron. El muchacho recordó algo, pero no tenía el peso suficiente para considerarlo relevante. Aún así esperó la reacción de su hermana.[/color]
avatar
Mensajes : 25
Hogwarts

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El silencio de dos años [Alexis O.]

Mensaje por Alexis K. Oswald el Jue Jul 13, 2017 12:50 am

La amenaza se hizo visible en los gestos de Alexis, su mirada fija daba a entender que esa distancia era todo lo que debía avanzar si no quería que su amenaza de darles patadas en su culo fuese una realidad. No estaba de humor y la presión nunca era algo bueno para Alex, cometía estupideces bajo la influencia de aquello. Suspiro, ese abrazo lo hubiese necesitado hace mucho tiempo, ahora ya era tarde. Lyra solía remarcarlo todo el tiempo, cuando se enfadaba parecía una niña caprichosa pero poco le importaba entonces el parecerlo frente a Dymas, después de todo si era una niña, una que necesitaba a su hermana mayor en casa, al igual que siempre y no en Azkaban. -No, no me estas entendiendo Dymas. Lo que quiero de ti es ayuda para sacar a Iris de allí, ni una sola cosa mas. No vas a llegar a arreglarlo todo solo por ser una vez el héroe, la cagaste- afirmo. No quería que ahora llegara a cumplir su papel de hermano mayor, había vivido sin él los últimos años, podían seguir haciéndolo.

Puso los ojos en blanco pero no agrego nada, ya ni ánimos para discutir tenía. Justo cuando todos se iban era Dymas quién regresaba, vaya mierda la vida de quitarle todo pero regresarle a su hermano cuando ya no lo quería allí -No voy a creerte eso- murmuro por lo bajo, no iba a ilusionarse. No de nuevo. -No me importa que tan buena sea tu excusa de todos modos, te fuiste y tu excusa solo va a quitar culpas pero no va a hacer que te odie menos- respondió desafiante. Odiaba esa postura de hombre maduro y correcto que tomaba, ese ni si quiera era su Dymas, no el que ella recordaba. Pero tampoco importaba, ese había muerto varios años atrás cuando decidió abandonarla.

-Así que con el tiempo te perfeccionaste- dijo con sarcasmo mientras buscaba algunas cosas alrededor, abriendo y cerrando puertas solo porque estaba mas concentrada en lo que hablaba que en donde había dejado el maldito chocolate o las tazas -Ahora eres idiota a tiempo completo- añadió a sus anteriores palabras. La frustraba, no solo el escucharlo sino el sentirse una extraña en la que se suponía era su propia casa -¡Bienvenido capitán obvio!- exclamo elevando sus brazos -Sé quién es Iris y también se porque hizo lo que hizo- defendió a su hermana, siempre había tenido una unión diferente para con Iris. Hasta los cinco años Alexis se había pegado a su gemela, luego del accidente las cosas habían cambiado, todo en ella la llevaba a Iris o a Lyra en su defecto -Cierto, Iris no mataría a nadie, no por sin las razones justas al menos. Sé que...- no quería llamarlo su padre, le enfermaba el solo saber que era sangre de su sangre. Hizo un gesto de asco -Nathaniel usaba eso en su contra y no me sorprendería que Voldemort lo hiciera también, después de todo al idiota de nuestro amado progenitor poco y nada le importaba quién amenazara mi trasero- dejo escapar su propio veneno en una sola oración. Odiaba a ese hombre por lo que alguna vez le hizo, pero más lo odiaba por utilizar a sus hermanas amenazando su vida. A Alexis poco y nada le importaba él o lo que hiciera pero Nathaniel había descubierto que si le importaban sus hermanas y viceversa.

Llevo las manos a su rostro y refregó sus ojos, no quería ser débil pero siempre había sido la más sentimental de todos sus hermanos o al menos la que mas exteriorizaba sus sentimientos, porque sabía con que muecas ocultaban sus hermanos el cariño o la frustración que podían sentir -No hagas estupideces, Dymas- advirtió señalándolo ahora con su indice -Iris me lo dijo, debemos tener cuidado, ellos van a vigilar nuestro trasero. Tenemos que movernos con precaución y en todo esto soy a quién menos echan el ojo- dijo en referencia a toda aquella mierda. Alexis no era la buena, nunca lo había sido pero a ojos de las personas parecía serlo. Claro, si la comparaban con sus hermanos o sus amistades claramente a quién señalarían como la buena sería a ella, por su actitud pero eso estaba lejos de la realidad.

Cuando por fin había logrado tener listo su chocolate decidió responder aquella pregunta -Llevaba una puta mascara, ataco aurores. Por idiota la atraparon, porque es más fácil ignorarme y enviarme a casa que dejarme pelear mis batallas. No sé exactamente que sucedió con ella, solo creí estar en contacto con ella unos pocos segundos tras una explosión y lo único que dijo es que fuera a casa, supuse que era Iris porque nadie más con una máscara me protegería- relato, mentía en parte. Si había alguien más con una maldita mascara que la protegería pero en esa ecuación no ingresaba, Lyra estaba frente a ella, de eso estaba segura y en esa ocasión no se estaban defendiendo mutuamente sino por el contrario pero eso no era algo que fuera a contarle a Dymas, ese era su problema. -Se de esa regla Dymas, fui la primera en mandarla a la mierda- puso los ojos en blanco, Alexis siempre había desafiado a su padre y eso incluía el no seguir sus absurdas reglas. Se había juntado con mestizos e impuros desde muy temprana edad -Eso es lo que necesito saber, lo que desconozco. La parte que a mí no me contaron- afirmo -La parte que no supe por romper las reglas- señalo antes de beber de su chocolate caliente y afirmarse sobre la mesada en medio de la isla de la cocina -Necesito esas mierdas que usaba para que hagan lo que diga, las amenazas que nunca llegaron a mi- pero que de sobrada cuenta sabía que más de una trataba sobre ella muriendo, aunque Iris no haya querido decirlo.
avatar
No soy infantil, solo se como divertirme
Mensajes : 378
Ciudadanos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El silencio de dos años [Alexis O.]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.