⧼ ༺ ARTHUR RELATIONSHIPS ༻ ⧽

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

⧼ ༺ ARTHUR RELATIONSHIPS ༻ ⧽

Mensaje por Arthur M. Green el Dom Feb 19, 2017 4:12 pm



Arthur M. Green
To a great mind, nothing is little

Arthur nació en un pequeño pueblo de Groenlandia llamado Narsarsuaq en un arrebato de su madre, la cual había escapado tras una disputa marital, hacia su tierra natal. La comunidad del lugar era mayormente mágica puesto que los no magos (como los locales los llamaban) no solían aparecer más que para algunas investigaciones o turismo y estaba apartado de las grandes ciudades. Claro, sin contar las bajas temperaturas desagradables para la mayoría que pusiera un pie en ese lugar. Estuvieron allí por pocos meses de todos modos; fue cuestión de tiempo para que Michael, su padre, apareciese con su hermano mayor para sacar a la madre de sus hijos de aquel lugar y volver a Inglaterra. Ambos se disculparon con la familia de la mujer y emprendieron la marcha para su vuelta a casa.

Su infancia no difirió de cualquier otro mago normal, su familia era de renombre y no pasaban ninguna dificultad económica. Incluso a su hermano no parecía molestarle ser un squib, sus progenitores lo habían aceptado con tranquilidad por su intelecto claramente superior al de los muggles promedio y su esfuerzo en los estudios. Era un secreto a voces, pero pocos magos se atrevían a escupir hacia arriba y desafiar a una familia tan poderosa como los Green. Los problemas no arribaron  hasta sus once años, cuando la carta de Hogwarts llegó, anunciándole la participación en la gran escuela de magia y hechicería. Desde el inicio era obvio que su casa sería Slytherin, no sólo por su legado familiar, si no porque era la indicada. Excepto por aquel pequeño detalle que no le pasó inadvertido a ninguno de sus compañeros: su hermano. Ese squib por el que recibió burlas y maltratos de algunos, pena de otros, y ocasionales veces comprensión y amistad. Podría haberse convertido en un mago violento, pero reprimió aquellos sentimientos en una mala decisión, la cual terminó en un golpe al ojo del hermano mayor y una pelea que duraría unos cuantos años más.

William había logrado un temprano ingreso a la universidad, tenía apenas dieciséis tras haber creado un prototipo mejorado de la actual maquina a vapor, Arthur para ese entonces tenía catorce años. No cruzaban una palabra, los dos estaban sumergidos en sus estudios. Sin embargo el mago admiraba a su hermano, capaz de crear cosas increíbles con tan solo algunos números, fue en ese momento que comprendió que era la forma muggle de hacer magia y que tal vez ellos no eran tan inútiles como simulaban. Sólo un poco más atrasados, pero no él, no su hermano. Entonces lo decidió, decidió dejar de odiarlo para ayudarlo, curar esa estúpida enfermedad que lo cernía y oscurecía su gran talento. A escondidas de sus padres y profesores estudiaba sobre los squib, buscando una cura para el mayor de los jóvenes Green, experimentando y preguntándose por qué aquella magia creaba una barrera con determinadas personas. Danzó entre pociones hasta sus diecinueve años, vagando por el mundo en busca de aquel ingrediente faltante en su fórmula, o eso creía él, perfecta, conociendo todo tipo de criaturas mágicas y abriendo su mente. Buscando en si mismo la forma de arreglar a su hermano y terminar esa discusión de años atrás.

Y su esfuerzo rindió frutos, la poción estuvo terminada. Un liquido azul y burbujeante que prometía ser la gloria en la familia Green, que traería de vuelta a su orgulloso hermano. Arthur corrió en su búsqueda sin notar que el peligro se aproximaba, o más bien, ignorándolo. Bloqueando aquellas visiones que seguían golpeando su mente una y otra vez. El día no tardó en llegar, estaba parado frente a él con la botella en sus manos, el mayor sólo levantó una ceja y antes de abrir sus labios para explicar nada, el contrario aludió: —No lo tomaré, no me someteré a tus experimentos. Comprendo que te hayas esforzado, pero no necesito de magia para vivir en paz—. Fue todo antes de oscurecer, recordaba una nube negra cubriéndolos a ambos, gritos... sangre. Sus memorias eran difusas, pero sabía que era su culpa tras haber notado la desaparición del frasco con la sustancia mágica. Eso carcomió su interior, su hermano yacía en el suelo, rodeado de un charco de sangre y sus propias lágrimas. No había nada que hacer, nunca había podido comprenderlo y por sus acciones él había muerto.

El luto había sido en un día lluvioso, rodeado de los amigos del fallecido y por supuesto, sin magia. Pudo sentir las emociones de cada uno de ellos, ver sus vidas. Y notó cómo los sentimientos desbordaban de aquellas criaturas que había osado a creer inferiores. Fue entonces que se decidió a vivir entre ellos para intentar comprenderlos, sin cambiar nada. No tardó en crear lazos al ingresar a la universidad de su hermano, buscando las respuestas de sus incógnitas. Se decidió a estudiar la rama por la que había optado su pariente y tanto lo había sorprendido aquella primera vez, física. Fueron 3 años duros, pero poco a poco comprendió mejor aquellas mentes que antes le supieron ajenas, leyó sus libros y aprendió su historia convirtiéndose en un especialista. Nunca abandonó las artes que regalaban los no magos, pudo al fin ver la belleza que tan simples seres podían llegar a emanar, cortando sus prejuicios desde la raíz y cerrando al fin un ciclo, sintiéndose en paz con William. Los siguientes diez años fueron tranquilos y algo solitarios para él, ignoraba el mundo mágico con frecuencia y poco se comunicaba con sus padres que le guardaban rencor aún, trabajaba como herbólogo en un pequeño pueblo de Irlanda (en el cual las brujas eran escasas y problemas muggle no le eran relevantes) y viajando por el mundo en busca del saber hasta que otra carta de Hogwarts llegó. En ésta recitaban las palabras de invitación para unirse al profesorado de la escuela de magia y hechicería, aportar a la juventud de magos que procedían. Estaba muy seguro de aceptar y romper las cadenas de esos jóvenes que alguna vez lo habían atado a él, buscar algo de nuevos aires en su vida. Cuando llegó al callejón Diagon para comprar lo necesario de su nuevo trabajo, era  ajeno a gran parte de la actual y desastrosa realidad que estaba pasando el mundo mágico. Fue Phillip Blazer, un hufflepuff con el que solía llevarse bien, el que le advirtió todas las adversidades y también regañó por su ignorancia sobre el tema, aludiendo a su testarudez y su constante distracción por cosas importantes. Arthur sólo pudo sonreír levemente, admitiendo su error. Una agradable conversación, pero podía sentir la distancia cada vez que alguien se atrevía a dirigirle la palabra. Tardó unos pocos meses en tener una real postura sobre el tema, la cual sorpresivamente coincidía con la de su padre  y entender la gravedad de la situación. Las sospechas surgieron, su hermano podía haber sido asesinado por esos mismos que denominaban mortífagos, pero no eran esos magos oscuros los que le preocupaban. Era esa poción de años atrás, burbujeante y azul que podía ser tan efectiva como peligrosa si llegaba a caer en malas manos. No podía confiar en sus instintos ésta vez, no cuando ni siquiera conocía el verdadero potencial de su creación. Sin embargo, ese pequeño error de su juventud se mantendría a salvo si no salía del fondo de su consciencia.









PADRES
Michael Gregory Green
Amanda Rose Bøhr
HERMANOS
Christopher William Green
PRIMOS
Rebecca M. Green
Alan James Green
CASI HIJA
Gitta E. Drachenburg

MEJORES AMIGOS

BUENOS AMIGOS

AMIGOS

CONOCIDOS

CONFIDENTES

AMIGOS DE LA INFANCIA
Camila Vargas
TRATO CORDIAL

PROTEGIDOS / PROTECTORES
Gitta E. Drachenburg
ALIADOS
Rebecca M. Green
Gitta E. Drachenburg
COMPAÑEROS DE TRAVESURAS

BUENAS INFLUENCIAS

MALAS INFLUENCIAS
Anna G. Howell

CARIÑO
Anna G. Howell
Camila Vargas
Rebecca M. Green
Gitta E. Drachenburg
CURIOSIDAD

ATRACCIÓN
Anna G. Howell
CONFUSIÓN

ROLLOS Y COQUETEOS

DESLIZ

+18

AMIGOS CON DERECHO

PAREJA

EX-PAREJA

AMOR PLATÓNICO
Anna G. Howell
AMOR / ODIO


INDIFERENCIA

GENTE MOLESTA
Camila Vargas
Rebecca M. Green
ADORO MOLESTARTE

PIQUES

TRATO HOSTIL
Alan James Green
TRATO HOSTIL OCASIONAL

ENEMIGOS

ODIO

RIVALES
Alan James Green
RENCOR




Anna G. Howell
Frasesita

Gitta E. Drachenburg
Frasesita


Copyright - NoSephiroth



Última edición por Arthur M. Green el Mar Mayo 09, 2017 6:58 pm, editado 2 veces
avatar
Mensajes : 150
Hogwarts

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ⧼ ༺ ARTHUR RELATIONSHIPS ༻ ⧽

Mensaje por Gitta E. Drachenburg el Mar Abr 18, 2017 9:09 am

Quiero mi VIP
avatar
Eithne
Mensajes : 75
Académicos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.