Volver arriba

Hail and farewell - Libre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hail and farewell - Libre

Mensaje por Invitado el Jue Feb 09, 2017 1:17 pm

(...) "Si todo sale bien, y estoy completamente segura de que así será, haremos ese viaje del que siempre hablamos, ¿vale? Portate bien, cuida a mamá y a papá. Los quiero.
Hye."


La carta ya estaba tan arrugada y borroneada de tantas veces que había sido leída, que las palabras eran cada vez más incomprensibles. Sin embargo JaeSung se la sabía de memoria. Aunque solo fuera un texto, podía escuchar la voz de su hermana en su cabeza, como si de una grabación se tratase. Su peor miedo era olvidar. Y si en algún momento llegaba a olvidar la voz o el rostro de su hermana no se lo iba a perdonar. Por eso siempre intentaba visualizar en su mente la última imagen y conversación que había tenido con ella. Justo antes de que ella viajara hacia Londres.

Con un movimiento de la varita dejó una pequeña corona de flores de cerezo sobre la placa de mármol. La lápida a su lado rezaba:



— Park, Hye Jin. 1959-1979.
고생 끝에 낙이 온다
(Al final del sufrimiento, viene la felicidad.)


Era extraño despedirse de aquella forma. No había podido asistir al entierro, aunque tampoco le habría gustado. Prefería tener en su mente su imagen vivaz y alegre, en vez de verla inmóvil sobre un ataúd. Sobre la lápida, dejó un kombolói de color azul. Tenía un pequeño dije con un trisquel, que le había recordado del equilibrio del que hablaba su hermana siempre. Sabía que no tenía sentido hablarle a una piedra. El no tenía tanta fe como ella, sin embargo, sintió que así había cumplido una promesa. El mensaje era implícito, si ella estuviera viendo de alguna forma. "Feliz cumpleaños, Hye."

Se tomó una pausa para si mismo. Diez minutos. Ni un minuto más. Sabía que no lo podría soportar. Tampoco se permitió llorar, ya se había obligado a si mismo no volver a hacerlo. Luego de que pasó el tiempo, se dio media vuelta y comenzó a caminar por las calles de Londres. El conocer a penas la ciudad no era un problema para el chico, pues siempre terminaba encontrando un lugar nuevo interesante. Al llegar al callejón Diagon, comenzó a distraerse mirando las vidrieras. Sabiendo que era posible que terminara perdiendo gran parte de la tarde en la tienda de escobas, la dejó para lo último.

Al entrar a ella, se dirigió a ver primero los últimos modelos de las escobas, ya estaba equipado con ello, aún no tenía intención de comprar una nueva, sin embargo cualquier persona asidua al quidditch no podía dejar de admirarlas. El ser la última adquisición del Puddlemore, a veces le hacía sentirse raro andar en esos lugares, pero al menos hasta ese momento no había recibido ninguna mirada curiosa. Quizás, también, era la misma razón de siempre por la que nunca nadie se acercaba a él. Su rostro, cuando no pensaba en nada en específico o tenía la mente en blanco, parecía estar enojado o como si algo le disgustara. "Sonríe más", le habían dicho una vez. Pero a su parecer, y a pesar de ser alguien que solía tener buen ánimo la mayoría del tiempo, prefería ser así. Esa era su diferencia con el resto. Y las personas que sonreían siempre que estaban en público, le causaban cierta desconfianza. Después de todo, ¿quién podía saber con seguridad cual era una sonrisa falsa y cual una real?
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Hail and farewell - Libre

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 18, 2017 10:07 pm

Habia  Salido  a caminar un poco  para distraerme de ciertas cuestiones  y que mas podría hacerme pasar un rato agradable pues ir al callejon Diagon que habia sido el lugar que visite  durante mi época escolar,  realmente me traían muchos recuerdos divertidos como de nostalgia, también como salidas con mi hermano pero todo eso  acabo desde que tomamos caminos diferentes, pero fue algo que me dolio ya que no nos habiamos separado ninguna vez.

Mientras caminaba como veía los estantes llegue a la tienda de Quiddich no se por que había entrado a ese lugar pero aun asi lo hice viendo  todas las cosas como   los nuevos estudiantes y como  los que no entraban a  comprar lo que les hacia falta, mientras observaba a lo lejos vi a un chico que en mi vida había visto, torci un poco la boca y camine  hasta este sin verme demasiado  obvia  tomando cosas de aquí  y de allá hasta estar cerca de este- Hola- solo  salio  eso de mi boca, sonreí, extrañaba  conocer gente nueva como antes como  viejos amigos que alguna vez se tuvieron, pero para nada a ese chico que  bueno no venia la caso  decir, al recordar eso  hice un pucher sin darme cuenta.

No esperaba que me saludara con un frenetico  hola pero al menos esperaba que no fuera a  irse sin mas eso si  que me haria sentir  apenada , mire por un momento al chico de rasgos orientales  en el se podia ver que  no era malo  ni  nada por el estilo , se preguntaran como lo se  pues solo eso lo sabia siempre tenia ese sexto sentido que me lo decia para despues buscar libros o algo  que pesnaba que ami hermano le podria gustar.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.