Volver arriba

[Flashback]Navidad en San Mungo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Flashback]Navidad en San Mungo

Mensaje por Aran Ralthay el Dom Ene 15, 2017 4:55 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Tocaba ir a San Mungo para un chequeo inútil mas; o al menos eso era lo que me estaba pareciendo más a cada vez que iba. Posiblemente iba a notificarme pronto que me cambiaría a otro medimago, pero eso ya estaba mas que habituado, por lo que esperaba que al número veinte ya tuviera suerte. Pero cuando entré en San Mungo, el ruido habitual que esperaba no estaba. Lo que estaba era una especie de ruido mas festivo, como si de una fiesta estuviera presente ahora mismo... Los niños riendo, contándose los posibles regalos que habían recibido o algo así. Suspiré, dado que yo había tenido esa misma mañana en el orfanato, pero en mi caso era simplemente unos dulces que sencillamente desaparecían o no llegaban a mi. Nada del otro mundo, estaba acostumbrado ya.

Me dijeron en recepción que tenía que esperar allí, así que pasé a sentarme en una de las sillas libres que había en recepción. Me habían dicho que esperara a que llegara alguien a recogerme para llevarme a la oficina del medimago en vez de tener que ir yo solo como hacía siempre, algo de voluntarios navideños o algo asi. No es que me importase, eso solo significaba ayuda sin tener que pedirla, así que sencillamente estuve sentado con mi bastón en mano, y simplemente escuchando las voces de mi alrededor. Todo era tan festivo, y yo la verdad es que las navidades y demás no es que fuera una fecha que me gustara celebrar. Aunque muchos intentaban que fuera amena, no es que disfrutara demasiado de estas fechas, por motivos evidentes.

Decorar el árbol... No puedo verlo así que resulta algo tonto. Decorar todo el orfanato; mismo motivo que antes. Ver películas navideñas, tres cuartos de lo mismo solo que escucho las voces y musicas, pero me perdía trozos y acababa desconectando de la película para hacer otra cosa. Lo único que quizás me daba el sentido navideño eran los villancicos; que acababa odiando al décimo villancico seguido, y los dulces navideños. Eso último SÍ que no me molestaba nada de la navidad, la posibilidad de ponerme morado de dulces navideños de todo tipo. Pero esos dulces todavía eran escasos para mi... quizás un viaje a Hogsmeade estaba en orden cuando volviera a Hogwarts para darme ese atracón de dulces.
avatar
Mensajes : 58
Hogwarts

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: [Flashback]Navidad en San Mungo

Mensaje por Aneeta Ravenscroft el Jue Mar 16, 2017 11:12 pm

Un aspecto muy divertido de su relación desde que se había vuelto formal, era el que la gente siempre buscaba adivinar quién llevaba el timón. La balanza se inclinaba hacía ambos de manera igual, porque eran tantos los que votaban por Aneeta como los que apostaban por Remus; ellos sabían que de haber un mando, se lo turnaban, y que en realidad no sentían que debiera haber alguien que estuviera a la cabeza. Siempre se habían considerado un buen equipo, y que uno no funcionaba igual sin el otro; a veces hacían bromas sobre ser uno el que tenía la sartén por el mango, otras como aquella en las que cedían el liderazgo al otro, pero indagar en el verdadero lugar de Remus y de Aneeta... en eso no se molestaban. Podrían decir, al final en un contexto más serio, que se encontraban a la misma altura.
A Aneeta se le escapó una carcajada.
—¡Y vamos de nuevo con lo mismo! El muchacho es dueño de su propia librería y niega lo brillante que puede llegar a ser—
se burló con cariño el trasfondo, así como en la sonrisa que le dedicó—. Estoy de acuerdo contigo, pero insisto en que muchas ideas tuyas son buenas; comienzo a cansarme de seguir recibiendo el crédito por ellas, dicho sea de paso—sonrió con mayor brío y le enseñó la lengua.
Asentía a todo lo que decía Remus sobre la importancia de saber sobre sus progenitores y cuándo lo querrían de vuelta, y lo volvió a hacer sobre la sugerencia del helado, incluso con más ímpetu.
—¿Ves cómo tus ideas son buenas? Un helado siempre viene bien, sea la estación del año que sea; siempre es la mejor excusa para pasar tiempo con amigos, además.

Volteó su atención hacia Aran a la vez que Remus, y su buen humor se opacó un poco por la respuesta de Aran. Un nudo muy pesado se hizo presente en su estómago, y no tardó en llegar la apesadumbrada empatía hacia el muchacho. Tardó un poco en encontrar las palabras, así que rodeó discretamente sus hombros para dar un apretón cariñoso en el más alejado.
—Me parece que puedo entenderte, Aran—
murmuró Aneeta con la voz mucho más suavizada y meliflua—. Perdí a mi madre hace unos años por el cancer y... dada mi relación actual con mi padre, es como si se hubiera ido con ella—se aclaró la garganta y sobó su hombro como consuelo para ambos, no sólo para el muchacho en parte—. Sé que se siente que la gente no parezca interesarse por la hora a la que vuelves a casa... Si te parece, podríamos hacer de tus tíos hoy y aprovechar ese detalle—añadió en tono juguetón con la intención de aligerar el ambiente, a la vez que las puertas del ascensor se abrían y animaba a Aran a entrar por delante de ella—¿Te gustaría ese helado saliendo de aquí? Nosotros te invitamos, y con gusto te llevamos de vuelta al orfanato—propuso en un tono mucho más animado, cada vez más emocionada con la idea. Nunca le había agradado tanto un niño recién conociéndolo. Si acaso Alric, pero ella tenía quince años y entonces él conservaba su ternura de niño de primer año ahora inexistente.  Muchas veces se aferró a ese tenue recuerdo para no arrancarle la cabeza de crío rebelde sin causa.
avatar
Mensajes : 345
Académicos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Flashback]Navidad en San Mungo

Mensaje por Remus J. Lupin el Jue Mar 23, 2017 8:30 pm

Por supuesto que Aneeta tenía algo que decir al respecto. Siempre lo hacía. E incluso si no siempre estaba de acuerdo, también amaba esa parte de ella.
— Yo tengo una pequeña librería en Hogsmeade, y la Srta. Ravenscroft tiene un enorme casino, ¿Quién es el brillante? — Era una pregunta sumamente retórica, como quizás hacía fácil notar el tono sarcástico en la voz del joven mago — Está bien, está bien... Admitiré que de vez en cuando alguna de mis ideas vale la pena. Sobretodo ésta. — Finalizó satisfecho, mientras mentalmente visualizaba un enorme helado de chocolate.
Se quedó completamente en silencio cuando Aran respondió a su pregunta acerca de sus papás. Al instante pudo comprender lo fuerte que era el pequeño jovencito junto a él. Desde luego la situación de Aran y la infancia de Remus eran muy diferentes, y no quería siquiera intentar comparar lo terrible de perder a los padres con un ataque de un hombre-lobo que casi no podía recordar. Pero aún así, podía identificarse con él; si había algo que Remus sabía, era lo que significaba sentirse solo.
— En verdad no puedo decir que comprenda lo que se siente, Aran. Al igual que con Aneeta, sólo puedo imaginarlo, ¿Pero saben qué? Te acompañaremos a la consulta con tu doctor, luego iremos los tres por helados y ambos sonreirán hasta que les duelan las mejillas. Si en el orfanato no quieren saber a qué hora vuelves, pues ellos se lo pierden: yo disfrutaré de un buen rato con mi nuevo amigo Aran, ¿Alguna objeción? — De nuevo, una pregunta retórica. Se acercó ligeramente hacia Aneeta, y susurró en voz lo suficientemente alta para que Aran también oyera — No me gusta eso de tíos. No conozco a nadie que se lleve bien con sus tíos. Además suena a que somos viejos. Podríamos ser... Mmm... ¿Hermanos mayores? ¿Amigos? ¿Guardianes? Al menos por hoy. — Se quedó pensando un momento — Bueno, no lo de amigos, eso lo seguiremos siendo.
El ascensor al que Aran había llamado llegó al fin, y esperó a que él y Aneeta entraran antes de imitarlos.
— Oh, yo estoy haciendo muchos planes, pero tú eres el que decide, muchachito. — Se acomodó para que Aran quedara en medio de ambos, y puso una mano sobre su hombro — Quizás estamos siendo muy insistentes, amor. — Notó, dirigiéndose esta vez a Aneeta. — No queremos que se sienta presionado. — Se dio cuenta que el ascensor no se movería hasta que presionaran un botón, así que fue en ese momento cuando preguntó en voz alta — ¿A qué piso vamos? — Y cuando recibió la respuesta, el elevador comenzó su recorrido.
avatar
Mensajes : 729
Académicos

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Flashback]Navidad en San Mungo

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.