Volver arriba

Early Christmas gift [Marlene S. Mckinnon]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Early Christmas gift [Marlene S. Mckinnon]

Mensaje por Apolline I. Lefevre el Miér Dic 07, 2016 3:11 pm

7 de Diciembre


El frío comenzaba a hacerse presente con mayor rudeza en la ciudad británica, el tiempo cambió notablemente en los días recientes con el inicio del último mes del año, casi parecía algo ocurrido a propósito. Aunque la francesa no lo notó de manera muy directa pues llevaba un par de días procurando no dejar el apartamento, todo debido a un malestar que la achacaba desde hacía como cinco días y que le obligó a dejar a medias el postrero entrenamiento con las Arpías al que acudió, sintiendo unas terribles nauseas que junto a la altura sobre la escoba no hicieron la mejor combinación; es por ello que decidió tomarse unos días para descansar, relacionando todo con algo de estrés o porque su cuerpo necesitaba esa pausa. Lo cual se le antojaba extraño pero tan sólo deseaba que el malestar, en especial matutino, cesara.

La tarde anterior había enviado a Cielis, su lechuza, con una correspondencia a Lene con la propuesta de que acudiera a su casa para una tarde tranquila de chicas mientras tomaban algo. Ya habían pasado un par de semanas desde el nacimiento de la pequeña Lyanna y, de hecho, desde dicho evento la amistad con la rubia se hizo más cercana; por otro lado tenía un regalo para la nueva Black Mckinnon envuelto en su cama, encargado el mismo día que decidió llegar al mundo así que esperaba que le hiciera ilusión a Lene.

Moviéndose por el apartamento con varita en mano, iba ejecutando livianos movimientos con la susodicha, haciendo que la tetera con agua se pusiera al fuego recién encendido y los dulces revolotearan hasta una bonita bandeja, a expensas de que llegara la invitada.
avatar
Mensajes : 1510
Ciudadanos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Early Christmas gift [Marlene S. Mckinnon]

Mensaje por Marlene S. Mckinnon el Miér Dic 07, 2016 9:09 pm

El nacimiento de Lyanna había cambiado su vida completamente, cada pequeño y nuevo detalle de su vida era sorprendente y todos los que la rodeaban estaban encantados con la pequeña bebé quien había resultado ser una réplica casi exacta de su madre: rubia, con pequeñas pecas y los ojos de su padre. A diferencia de sus progenitores era una personita muy tranquila, dormía a la hora que le tocaba, despertaba cuando tenía hambre, adoraba a sus tíos y todo lo que la rodeaba, era perfecta.

La ayuda de sus amigos para cuidar de ella le había sentado de maravilla, aunque le costaba un mundo separarse de su bebé. Ese día había recibido una carta con la invitación de Apolline para visitarla en su casa. Sin dudarlo respondió confirmando la invitación y decidió preparar a su pequeña para pasar un día con una de sus tantas y muy queridas tías. –Vamos a visitar a tía Apolline- le comentaba a la pequeña quien jugaba en la cama de Marlene mientras esta empacaba todas las pertenencias que necesitaría –Es la mejor jugadora de las Holyhead Harpies- le siguió contando hasta que la voz de su primo la llamó insistentemente para que se saliera de casa.

Llegó a la casa de la rubia a la hora fijada, bueno, una media hora más tarde en realidad. Se detuvo en el umbral de esta y tocó un par de veces mientras aferraba a su pequeña contra su pecho para darle calor, el frio de diciembre estaba cada vez más presente pero a la pequeña parecía no disgustarle. Sonrió al sentirla estirarse entre sus brazos como si acabara de despertarse de una siesta.
avatar
Mensajes : 880
Gobierno

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Early Christmas gift [Marlene S. Mckinnon]

Mensaje por Apolline I. Lefevre el Jue Dic 08, 2016 4:38 am

La semi-veela revoloteaba por el apartamento como una mariposa, con oscilaciones de su varita buscando ordenar todo lo que a su ojo crítico le parecía desordenado. Debería descansar mas ignoraba las peticiones de su cuerpo, seguía moviéndose por su casa, con un par de pequeñas cajas flotando cerca suya; quedaban menos de veinte días para Navidad y aún no había decorado su casa, a esperas que el malestar se lo permitiera pero al ver que persistía, se rebeló contra este. Es por ello que en torno a la francesa comenzaron a sobrevolar todo tipo de adornos que iban saliendo de las cajas, colocándose en diversos puntos de la vivienda; una sonrisa alegre se dibujó en los labios de Pollie a medida que todo iba tomando ambiente, desviando la mirada a Teemo, que se acercó para tratar de atrapar alguno de los adornos que volaban -Tú también querías ya que llegara Navidad, ¿no?- rió.

El sonido de la puerta interrumpió su tarea, quedando todo congelado en el aire, a esperas de un nuevo movimiento de varita de la francesa que se dirigió a la entrada y abrió la puerta, encontrando el rostro de Marlene -¡Lene!- saludó alegre, depositando un beso en su mejilla para luego posar sus orbes en la pequeña bolita que descansaba contra su pecho -¿Y la pequeña más bonita?- se inclinó viendo la nariz del bebé asomando entre la ropa que la envolvía -Pasa, pasa, hace demasiado frío fuera- dijo haciéndose a un lado -Me pillas decorando un poco para las fiestas- comentó mientras cerraba la puerta -¿Qué tal estáis las dos?- preguntó mientras la ayudaba a soltar las cosas que traía para atender a la peque. Sacó de nuevo la varita, sacudiendo esta para que los adornos que estaban en el aire esperando nueva orden regresaran a la caja entre tanto y luego hizo que la tetera se apartara del fuego, al escuchar el clásico pitido que indicaba que estaba listo.
avatar
Mensajes : 1510
Ciudadanos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Early Christmas gift [Marlene S. Mckinnon]

Mensaje por Marlene S. Mckinnon el Sáb Dic 10, 2016 12:21 pm

-¡Apo!- saludó de manera efusiva imitando a su amiga, recibiendo con cariño sus besos antes de mostrar a su hija de manera orgullosa, se sentía radiante cada vez que alguien admiraba a su bebé, como si todos los problemas, los miedos y las dudas que había sentido mientras estaba embarazada nunca hubieran existido, su hija tenía ese poder renovador que eliminaba cualquier sentimiento de tristeza en el corazón de la rubia, nunca había estado más feliz. –La pequeña más bonita está encantada de visitar a su tiita- respondió tomando con cuidado la pequeña manita de su bebé para ondearla levemente frente a la francesa –Hola tía, estoy contenta de estar aquí- murmuró imitando la voz de una pequeña.

Aceptó su invitación entrando a la estancia y observando con admiración todos los arreglos navideños que levitaban a su alrededor –Wow, alguien está  con el modo navideño activado- se acercó con la niña hasta unas bolitas de cristal que flotaban hasta el árbol, podía notar en el reflejo de las pupilas de su bebé que ella también se encontraba atraída ante el brillo y los colores de la festividad –Esto me recuerda a que debo decorar un poco mi casa, u obligar a Connor y Sinclair para que lo hagan- murmuró dejando el bolso que cargaba en las manos de la francesa. –Nosotras estamos más que bien, Lyanna ha sido una buena niña y ha dejado dormir a mami- respondió a la pregunta de la francesa dándole entonces una mirada exhaustiva.

La notó diferente, un poco cansada y podía jurar que tenía un color extraño en el rostro -Oye Apo, ¿Estas enferma?- preguntó alzando una ceja acercándose a ella –te ves un poco pálida y pensándolo bien, es raro que estés a esta hora en casa- pestañeó un par de veces cambiando a su bebé de posición –Suelta la sopa, Lefevre- entrecerró los ojos sin apartar la mirada de ella.
avatar
Mensajes : 880
Gobierno

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Early Christmas gift [Marlene S. Mckinnon]

Mensaje por Apolline I. Lefevre el Sáb Dic 10, 2016 1:31 pm

Había sido imposible no mostrar una sonrisa enternecida al ver a la pequeña, ¿Acaso alguien podría resistirse a algo tan tierno? -Salût, petite- tomó con delicadeza la mano de tamaño diminuto de Lyanna dejando un beso sobre la misma, dejando luego que pasaran mientras la ayudaba en lo posible con el equipaje reglamentario de toda madre; rió con suavidad al escuchar su comentario sobre el modo navideño, asintiendo de acuerdo con sus palabras -Dejé pasar los primeros días de Diciembre para no parecer demasiado amante de estas fechas- le dijo como si fuese un secreto -Seguro que lo harán, no pueden negarle su primera Navidad a esta cosa tan bonita- miró con ternura al bebé que observaba con cierto aire de maravilla la decoración aún por terminar; agarró la bolsa que Marlene le tendió sin mucha dificultad, dejándola sobre el sofá pensando que así la rubia la tendría más a mano por si necesitaba algo -Así que un bebé con buen sueño, creo que muchos padres te envidiarían- comentó divertida.

A punto estaba de dirigirse a la cocina cuando la pregunta de Lene la pilló por sorpresa. Alzó las cejas, con cierta estupefacción porque fuese tan evidente que no lucía el mejor aspecto -Me has pillado, llevó un par de días de permiso sin ir a entrenar a causa de unas nauseas y vómitos; creo que una compañera me pegó uno de esos virus que llegan con el frío- encogió los hombros restando importancia al asunto, mas había otro pensamiento que llevaba navegando en su cabeza desde hacía una semana y que la tenía un tanto nerviosa -Nada que no mejore con algo de descanso- sonrió para no preocupar a su visita.

-¿Quieres azúcar en el té? También tengo café- preguntó mientras se dirigía a la cocina, colocando en una bandeja sólo la cafetera y la tetera pues las otras cosas como las tazas y los dulces estaban ya colocados previamente -Se la ve tan tranquila... Aunque espero que sienta pasión por el quidditch como sus padres, o no usará lo que tengo para ella- dijo de manera casual para atraer la curiosidad de la inglesa mientras se sentaba en el sofá a su lado.
avatar
Mensajes : 1510
Ciudadanos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Early Christmas gift [Marlene S. Mckinnon]

Mensaje por Marlene S. Mckinnon el Dom Dic 11, 2016 3:59 am

Se sentía agradecida por las personas que rodeaban a su pequeña y la admiraban con un cariño puramente genuino. Sonrió contagiada por la francesa y por su pequeña hija admirando como la menor se fijaba vagamente en la dueña de la casa, aún era muy pequeña para fijarse detenidamente en algo, pero sus pequeños ojos apreciaban lo que iba descubriendo, era algo hermoso de ver. Negó con la cabeza ante la confesión de la rubia y se acercó de manera confidente como si ella también tuviera algo sucio que contar –Nunca es demasiado pronto para iniciar la navidad- susurró guiñándole un ojo al final –Para mí es Halloween y luego saltamos directamente a la navidad, aunque ahora noviembre será mucho más importante que esas fechas festivas por el cumpleaños de bolita- a veces era tan torpe que incluso ella confundía el nombre de su bebé debido a la costumbre de llamarla de esa manera cuando estaba en su vientre –Definitivamente muchos padres me envidian, es tan tranquila, si no fuera idéntica a mi creería que no es mi hija- bromeó besando la frente de la pequeña.

La observó alzando una ceja ante su sorpresa como si su estado de salud fuera demasiado notorio como para que cualquiera se diera cuenta que no estaba bien. La francesa era realmente guapa, una belleza por la que cualquiera con un par de ojos suspiraría, además su personalidad encantadora la convertían en una mujer radiante por lo que no era difícil notar cuando se encontraba mal –Es una buena idea que te mantengas en reposo, las náuseas son horribles- murmuró con desaprobación –Antes de saber que estaba embarazada tenía estas nauseas matutinas que me volvían loca, dejé de beber alcohol incluso sin saber que tenía a esta pequeñita en mi vientre, simplemente no mantenía nada en mi estómago- se encogió en un estremecimiento –agg y los olores, era lo peor, llegué a odiar tanto la calabaza- confesó sentándose en un sofá donde se acomodó a la pequeña en su regazo.

-Ya tomé la única dosis que tengo permitida de cafeína, así que un té con dos de azúcar estará bien- sonrió pasando la mirada por la estancia mientras la anfitriona iba por las cosas a la cocina –Seguro a medida pase el tiempo se volverá inquieta, los genes de sus padres tendrán que afectarle en algún momento- bromeó tomando la manito de la niña para dejar un beso en esta –Ohhh tía Apo tiene algo para ti ¿Qué será?- preguntó a la niña en voz alta para que la rubia escuchara la conversación –Debes tener cuidado Apo, si Lyanna se convierte en jugadora seguro que te robará el trono y se convertirá en la jugadora más talentosa y más guapa que pudo haber tenido Europa, si no es que yo te quito antes ese lugar- le guiñó un ojo soltando parte de una idea que había estado teniendo desde hace unos días.
avatar
Mensajes : 880
Gobierno

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Early Christmas gift [Marlene S. Mckinnon]

Mensaje por Apolline I. Lefevre el Dom Dic 11, 2016 6:29 am

Sonrió cómplice a la recién estrenada madre, asintiendo de acuerdo con su pensamiento respecto a las celebraciones que iban desde el primer día de noviembre hasta diciembre, de hecho rara era la ocasión en la cual no encontrabas establecimientos comenzando a vender todo tipo de artilugios para las fechas de la última semana del año al poco de haber colgado el disfraz de Halloween. Y a partir de ese año, tendrían algo más que celebrar: el nacimiento de la pequeña Lyanna.

Había sido de camino a la cocina cuando escuchó las respuestas que le ofrecía la rubia, notando un ligero temblor en su mano cuando llegó a sus oídos la parte "Antes de saber que estaba embarazada"; se formó un nudo en su estómago ante un repentino nerviosismo, ese que ya llevaba circulando por su cuerpo y que las inocentes palabras de Lene incrementaron. En su rostro asomó una expresión de preocupación, agradeciendo entonces estar en la cocina lejos de la mirada azulada de su visita. ¿Podría ser? Cerró los ojos e inspiró hondo, mareada de manera súbita sólo por el mero pensamiento. Una vez se vio lo bastante relajada y agradecida a sus manos seguras, esas que no dejaron caer nada a pesar de ese breve instante de crisis, se encaminó de vuelta al salón con todo lo necesario.

Sirvió un par de tazas de té y puso dos azucarillos en cada una, tendiendo su taza a Marlene -Aquí tienes- sonrió ya acomodada a su vera. Rió con suavidad mientras removía su bebida al escuchar lo de los genes -Conociendo la fama de sus padres, será un nuevo temblement en Hogwarts- y de ser así seguro que también acabaría metida en numerosos líos aunque nada que no pudiese solucionar si salía con el mismo ingenio que sus progenitores; con un hechizo básico realizó magia no verbal, atrayendo el paquete que descansaba en la planta superior de la vivienda hacia ellas -Es un mero detalle, pensé que le vendría bien algo que conjuntar cuando tenga su primera escoba- explicó con brevedad mientras el regalo envuelto quedaba a un lado de Lene -No dudo de su belleza, pero no se lo pondré fácil si quiere ser una de las jugadoras más...- se quedó a mitad de frase, posando sus orbes en las contrarias con notable sorpresa -Attends un peu, ¿Estás pensando en hacerte jugadora profesional?- alzó el tono más de lo esperado, recordando entonces a Lyanna y tapándose los labios con la mano libre -¿Desde cuándo lo llevas sopesando? Puedes contar conmigo para lo que necesites, ya sea con las Arpías o con los Puddlemore, Richard te ayudaría también- comenzó a hablar y se calló dándose cuenta que no le estaba dejando explicarse -Pardon!- se disculpó con un ligero rubor por su emoción, dejando que tomara la palabra.


avatar
Mensajes : 1510
Ciudadanos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Early Christmas gift [Marlene S. Mckinnon]

Mensaje por Marlene S. Mckinnon el Mar Ene 03, 2017 9:53 pm

Era pronto para pensar en cumpleaños y fiestas que celebren el nacimiento de su hija, pero desde que la tuvo en sus brazos no paró de imaginarse su futuro, la vida de su hija, viéndola grande y fuerte corriendo por los jardines de la casa de sus abuelos en Irlanda, era una hermosa imagen que no podía borrar y que cambiaba a medida pasaban los días.

Observa detenidamente a la rubia cuando la ve llegar cargando la bandeja con el té. -¿Segura que estás bien?- preguntó, Marlene es un ser distraído pero su curiosidad a veces es más grande que su torpeza y esta vez su instinto le decía que algo estaba mal con la joven jugadora. No era normal verle tan pálida y nerviosa, podía ver que intentaba cubrirlo por ella pero aun así se preocupaba. Tomó su varita y tocó su bolso provocando que este se acomodara hasta convertirse en una almohada grande que servía de cama móvil para su bebe. La acostó sobre esta con sumo cuidado dejando un beso en su frente mientras la niña se estiraba acomodándose mejor en el almohadón.

Se giró para tomar la taza de té con una sonrisa cálida en su rostro, aunque podía jugar que su mirada reflejaba la curiosidad que sentía por la situación – Merci ma belle- respondió agradeciéndole de la manera en la que le había enseñado un antiguo novio Francés. No había aprendido mucho del vocabulario del muchacho, pero le dejó una buena impresión de los franceses. –No la presionaré para que sea una jugadora, pero sería maravilloso- comentó con sinceridad tomando un pequeño juguete para hacerlo flotar sobre la cabeza de su pequeña.

Dejó la taza de lado al ver el paquete que llegó a su lado y lo tomó con emoción mostrándoselo a su pequeña como si ella entendiera de que se trataba –No debiste molestarte Apo- susurró abriendo la caja con cuidado para encontrar una equipación en miniatura de colores amarillos y escarlata –Oh Morgana, ¡Que cosita más hermosa!- chilló con emoción extendiendo el uniforme, girándolo para ver su apellido y el de Sirius en la espalda de este –Oww, Apo, es hermoso- se inclinó un poco para alcanzarla y rodearla en un abrazo. –Nosotras también tenemos algo para ti- no logró seguir debido a la interrupción de la rubia quien cargada de emoción pareció adivinar una de las dudas que tenía la es tejona –La verdad es que aún no estoy segura- comentó mordiéndose el labio con indecisión –Siempre soñé con ser jugadora ¿Sabes?, por eso buscaba que tú me entrenaras, incluso le pedí a Catrina que practicara conmigo para mejorar, mi sueño era convertirme en Buscadora del equipo Irlandés, pero luego la idea de ser auror se metió muy profundo en mi cabeza y bueno, ya sabes cómo terminó todo- suspiró encogiéndose de hombros, regalándole una leve sonrisa por su ofrecimiento –No te preocupes, me alegra saber que cuento con tu apoyo- la miró con una sonrisa que llegó hasta sus ojos –Aún no he hablado con nadie sobre esto, aún albergo esperanzas de que mi maestro sea puesto en libertad para que él pueda seguirme entrenando como auror, pero si no es el caso, supongo que no me hará mal ponerme los colores de las Arpías, si paso las pruebas, claro- comentó contagiándose por la emoción de la Francesa.

avatar
Mensajes : 880
Gobierno

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Early Christmas gift [Marlene S. Mckinnon]

Mensaje por Apolline I. Lefevre el Miér Ene 04, 2017 6:51 am

Por unas milésimas sopesó la idea de responder con completa honestidad a la ex-tejona a su pregunta, confirmar que no se encontraba bien no sólo físicamente sino por la preocupación que carcomía sus pensamientos desde días atrás y, aun así, tomó el camino “fácil” alegando su bienestar con un ligero asentimiento y un escueto “Si, tranquila”; por ende agradeció que la conversación derivara con aparente sencillez mas podía percibir la curiosidad de Marlene destellando en sus ojos azules cuando le ofrecí la taza de té -De rien- sonrió al escuchar el agradecimiento en su idioma natal -Si los genes son justos, tendríamos delante a una promesa del quidditch, pero sospecho que también una futura bruja que sacar de travesuras- bromeó ante los antecedentes de sus respectivos padres. No olvidaba que conoció a Sirius cuando éste se coló en la mismísima sala común de Beauxbatons, encontrándose con una Apolline escandalizada por dicho acto.

Llevó la taza de té a sus labios tras remover el azucarillo que añadió a su interior, tomando un pequeño sorbo mientras Lene cogía entre sus manos el presente -No fue molestia, quería hacerlo- aseguró en lo que esperaba expectante, a esperas de haber acertado y sospechaba que lo hizo o eso le dejó entender su chillido de emoción al desenvolver el paquete; la semi-veela comenzó a reír por su reacción, recibiendo gustosa ese abrazo que correspondió con un breve "me alegro que te guste" antes de bombardearla a preguntas al saber de su interés por formar parte de algún equipo profesional de quidditch.

Atendió a las palabras que le ofrecía asintiendo de manera apenas perceptible como silenciosa respuesta hasta que acabó de hablar, no deseaba volver a interrumpirla. Comprendía su aspiración a formar parte del equipo nacional, de hecho compartía ese deseo con su propia patria y en parte sabía lo que era esa duda existencial sobre qué camino tomar para el futuro -Es una decisión que debes pensar bien así que es mejor tomarse el tiempo necesario a decidir de forma arriesgada- aconsejó -Te veo como una buena aurora, aunque los colores de las Arpías te quedarían genial- puntualizó, haciendo uso de esa pequeña broma para relajarla -No soy la mejor consejera en este aspecto ya que siempre tuve claro que mi punto fuerte era el quidditch. Pero si te ayuda, antes de decidir pregúntate que te ves haciendo dentro de cinco años, por ejemplo; cual de las dos experiencias crees que te hace sentir mejor ya sea como persona o contigo misma, puede que hasta te sorpren...- no llegó a acabar la frase ya que una fuerte nausea hizo que dejara de hablar, teniendo la necesidad de llevarse la mano a los labios por temor a vomitar, cerrando los ojos con fuerza.

Por suerte eso no pasó, ya que hubiera sido un completo desastre. Tragó saliva, retirando su mano poco a poco para suspirar con un leve alivio -Puede que no esté del todo bien- confía a la rubia. Abre los ojos, posando sus orbes en las contrarias con la duda y cierto temor reflejados en sus pupilas -O si, no sé cómo...- inspira hondo ya que ha vuelto a ponerse nerviosa, ni si quiera el té que había amenazado con abandonar su cuerpo era de ayuda -Creo que puedo estar embarazada- soltó de golpe.

Era la primera vez que pronunciaba las sospechas en voz alta y resultaba extraño, aliviador tras días sin contar con nadie pero a la vez aterrador. Dejó caer su espalda sobre el respaldo del sofá llevándose las manos a la cara al sentir la presión en el pecho y unas irremediables ganas de llorar.
avatar
Mensajes : 1510
Ciudadanos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Early Christmas gift [Marlene S. Mckinnon]

Mensaje por Marlene S. Mckinnon el Miér Ene 11, 2017 3:28 pm

No se tragaba el cuento de que se encontraba bien, estaba demasiado pálida y tenía una expresión de querer vomitar todo lo que tuviera en el estómago, pero sabía que su amiga le diría lo que tenía cuando se sintiera preparada, por lo que dejó de insistir y asintió a su respuesta como si estuviera conforme con el asentimiento de la francesa, tenía todo el día para encargarse de ella, la cuidaría como la rubia se había encargado de ella cuando estuvo embarazada. –Que Freya me proteja- jadeó al pensar que los genes que le habían heredado a su hija podrían otorgarle el don de meterse en problemas –Ya me veo con canas verdes, rojas y azules, te lo digo, ahora parece una bebé tranquila pero no me confío, yo sé que saldrá con algo, como pintarle el pelo a los perros o no sé, seguro su primera muestra de magia será poner patas arriba toda la casa, oh cielos- se quejó con un puchero hundiéndose en el sofá mientras la bebé se reía de su pie, si, amaba comerse su propio pie, bendita flexibilidad de los niños.

El regalo de Apolline había resultado la cosa más encantadora del mundo, ni en sus más locos sueños había imaginado alguna vez que esos dos apellidos podían estar juntos en un uniforme. Su rivalidad con Sirius en cuanto al Quidditch había sido notoria en sus días de colegio, claro, luego habían concentrado esa rivalidad en algo que los llevó a procrear a la pequeña que yacía en la enorme almohada. Sonrió tocándole la nariz, provocando que hiciera un puchero derrite corazones antes de seguir concentrada en su pequeño pie.

Algo que apreciaba de la compañía de la francesa era esa camaradería que salía a relucir cada vez que la veía, confiaba en ella y la apreciaba tanto como a una hermana mayor, en realidad cualquier extraño creería que lo eran si las encontraban en la calle. –Es una gran decisión- acordó sintiéndose un poco nerviosa –No sé si tiene que ver con el hecho de que ser Auror es demasiado arriesgado y bueno, a pesar de que me gusta y me siento muy atraída a esa profesión, ahora también pienso en esta pequeña personita y en lo que pasaría si… bueno, ya sabes- se encogió de hombros soltando un suspiro sin dejar de prestar atención a sus consejos, había mucha razón en las palabras que soltaba la francesa y debía tomar nota de ello.

Abrió los ojos como platos levantándose por reflejo al ver que palidecía otra vez. Eso no era estar bien, su instinto se lo decía y sus palabras lo confirmaron antes de que ella lo dijera. La estudio rápidamente sintiendo su corazón acelerarse con la familiaridad, ella recordaba ese rostro en las mañanas y ese tipo de “enfermedad”, oh cielos. La comprensión llegó antes de que ella lo confesara, el temor en sus ojos solo fue la pieza clave para que Marlene supiera la razón del estado de su amiga a pesar de no ser medimaga –Oh cielos- susurró intentando controlar sus expresiones, pero era imposible, su rostro era un libro abierto y seguramente Apolline podría ver los engranajes funcionando dentro de su cabeza buscando la manera en la que debía reaccionar.

-Oh cielos, eso sería…. ¡Eso sería una maravillosa noticia!- respondió con sinceridad y poco tacto a pesar del temor que debía estar sintiendo la muchacha- a menos que no pienses lo mismo, pero lo dudo- se acercó a ella rodeando la pequeña distancia que las separaba y se sentó a su lado tomando su mano luego de dejar las tazas de té en la mesa -¿Crees? ¿Desde cuando tienes las sospechas?- preguntó ya un poco más tranquila, intentando reconfortarla en vez de afligirla- Sé que tienes miedo, pero antes que nada debes asegurarte de que es lo que está sucediendo, si resulta que estás embarazada eso no significa que el mundo se acabara- susurró con un tonto maternal acariciando su cabello –Mírame, si yo pude hacerlo tú lo harás mucho mejor- sonrió abrazándola intentando darle fuerzas con sus palabras, no era muy buena reconfortando a nadie a decir verdad, solo esperaba que ella no llorara porque si no serían dos rubias llorando en la sala y eso seguramente haría llorar a su hija. –Tienes que hacerte la prueba- dijo buscando su mirada con seriedad –Entre más rápido lo descubras será mejor.
avatar
Mensajes : 880
Gobierno

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Early Christmas gift [Marlene S. Mckinnon]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.