Volver arriba

She's Coming ✿♥ || Abierto

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

She's Coming ✿♥ || Abierto

Mensaje por Marlene S. Mckinnon el Miér Nov 30, 2016 12:28 am

Recuerdo del primer mensaje :

✿♥
Nov. 26


Según la fecha estimada para el parto aún faltaban tres semanas, lo tenía anotado en su calendario, en su diario y bajo la fotografía de la ecografía que tenía colgada en el refrigerador. No se supone que Lyanna nacería ese día, tan de repente, pero a medida los dolores se volvían más insoportables la realidad empezaba a golpearla. Su hija nacería ese día sin seguir lo establecido por alguien más, tal como lo había hecho ella toda su vida. Esto es Karma.

Inhalo y exhaló una y otra vez como le habían enseñado en las clases de maternidad a las que le había tocado asistir cada fin de semana, era un curso para madres solteras donde una a otra se apoyaban y lograban pasar por aquello intentando minimizar los temores que las atormentaban, aun así, no podía estar menos preparada que en ese momento.

Al llegar a la chimenea de Emergencias de San Mungo recibió la atención de una medimaga que parecía tener como responsabilidad el estar pendiente de la llegada de nuevos pacientes –Mi bebé, viene en camino- le explicó como si no fuera obvio con solo ver la expresión de dolor marcada en su rostro. Se giró esperando a sus amigos soltando un suspiro de alivio al verlos llegar –No puedo hacer esto sola- confesó mirándolos a ambos con una mirada suplicante. Quizás era mucho pedir pero tenía miedo de que algo saliera mal y ella estuviera sola al momento de afrontarlo.

“No se preocupe señorita nosotros nos haremos cargo”

Una enfermera intentó tranquilizarla mientras un joven vestido de celeste aparecía con una silla mágica para transportarla –Tengo una medimaga, Milla Montague, ¿Puede llamarla por favor?- pidió a la enfermera quien asintió pacientemente indicándole que tomara asiento para ser trasladada –También a Connor Lowell, ahm, no sé de que área es, pero es mi primo- y me matará si no le informo que me he puesto de parto, pensó sintiendo repentinamente otra punzada de dolor –Santa Mierda- gruñó entre dientes apretando el borde de la silla mientras se sentaba –¿No tienen un tipo de droga mágica para quitar el dolor?- preguntó con un quejido halando de la mano de Ricky y Apolline antes de que la movilizaran –No me dejen.




Última edición por Marlene S. Mckinnon el Miér Dic 07, 2016 11:00 pm, editado 1 vez
avatar
Mensajes : 874
Gobierno

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: She's Coming ✿♥ || Abierto

Mensaje por James C. Potter el Lun Dic 05, 2016 3:47 pm

James estaba descansando sobre su cama, apenas un rato antes de ponerse a hacer otras cosas cuando el sonido de una voz familiar, que lo llamaba con urgencia, con nerviosismo, alertó al joven que levantó enseguida la cabeza de la almohada. Por un momento creyó que era su madre que lo llamaba pero enseguida asoció su apodo con su mejor amigo... Sirius... El espejo. Se incorporó y buscó en el cajón de la mesilla el espejo mientras se colocaba las gafas sobre el puente de la nariz. -¡Padfoot! ¿Qué pasa? -Enseguida obtuvo respuesta y sonrió ante la afirmación. No estaba seguro del todo, pero creía que la pequeña hija de su amigo se adelantaba. -Ahora mismo voy. -Aseguró, dejando el espejo sobre la mesilla y levantándose.

Fue casi corriendo en dirección a las escaleras para avisar a sus padres cuando de pronto le vino a la cabeza una idea. Lily, alguien tendría que avisarla y supuso que Sirius no lo había hecho, y mucho menos Marlene. Era probable que ya lo supiera por Doe, pero aún así tomó su varita y se concentró en un buen recuerdo. Sonrió mientras conjuraba el patronus, un imponente ciervo que le miraba. -Avisa a Lily. Dile que Marlene está dando a luz a su hija en San Mungo. -El ciervo desapareció con un destello de luz plateada y James se puso a buscar por la habitación sus gafas, sin ser consciente de que las llevaba encima de la cabeza. Él también se puso un poco nervioso, estaba preocupado por la madre y por la hija. Bajó corriendo a avisar a sus padres pero solo se encontró a Fleamont Potter leyendo El Profeta. Sabía que para sus padres, Sirius era como un hijo, y que menos que avisarles. -Papá, ahora está naciendo la hija de Sirius. Espera que mamá vuelva para contárselo, cuando sepa algo más os lo cuento, yo me voy ahora mismo para allá. -Su padre asintió y le soltó una retahíla de consejos que él ni llegó a escuchar. Se despidió vagamente de él y fue a por su chaqueta, dispuesto a desaparecerse para llegar rápidamente a San Mungo cuando una luz plateada le interrumpió.
avatar
Mensajes : 602
Ciudadanos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's Coming ✿♥ || Abierto

Mensaje por Lily J. Evans el Lun Dic 05, 2016 4:13 pm

El ciervo de James había arribado con tal rapidez en la habitación de Lily que fue sorprendida y un grito de sorpresa escapó de sus labios, su compañera de habitación le silenció con un simple ruido brusco de labios, cuando la voz del animago habló, la pelirroja soltó una exclamación de sorpresa, ¡oh! ¡ya era hora! Soltó una exclamación de alegría y pronto comenzó a rebuscar entre todas sus cosas cualquiera con la que pudiera hacer un traslador, escogiendo finalmente una revista muggle que había tomado desde su última visita a su anterior hogar. No era que ella las leyese ni nada por el estilo. La noticia de la bebé de Marlene traía una total felicidad a la pelirroja que era imposible de ocultar, estaba tan feliz por la rubia y por Sirius que deseaba ir en aquél mismo instante.

Conjuró su patronus, intentando no pensar mucho en la cierva de color plata que se presentó ante ella. —¡James! ¡Espérame! No te vayas, así llegamos juntos, ¿sí? Me estoy trasladando a tu casa en el momento en el que mi patronus viaja. Estaré ahí en minutos.— informó la pelirroja.

El hechizo para crear trasladores había sido necesario de aprender cuando se había ido a vivir al otro lado del mundo y ahora le salía con naturalidad y gracia. Sabía dónde vivía James porque cuando le escribía correspondencia había tenido oportunidad de mirar la dirección miles de veces, y aunque no quería pensar en que la primera vez que vería al señor Potter sería porque se había aparecido para usar su chimenea en compañía de James, no quería ir sin el azabache tampoco. Se trasladó ahí y una vez en el sitio, caminó rápidamente hasta la puerta de la casa, tocando un par de veces a la puerta.

—¡James!— gritó la pelirroja, llena de conmoción y desenfreno, ¿se habría ido sin ella? ¿había llegado el patronus? ¿cómo estaban Sirius y Lene? ¡Tenían que irse pronto! —¡James! ¡Soy Lily, abre!— exclamó, se moría de ganas de ir ahí, de ver a la bebé,
avatar
All that counts is here and now.
Mensajes : 94
Académicos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's Coming ✿♥ || Abierto

Mensaje por James C. Potter el Mar Dic 06, 2016 2:22 am

James estaba a punto de salir cuando un ente plateado sin forma entró por la ventana y se transformó en una cierva con la voz de Lily. El chico asintió vagamente con la cabeza y decidió esperar a Lily, sin saber si iba a retrasarse mucho. Por suerte, unos pocos minutos después escuchó ruidos detrás de la puerta. Indudablemente, Lily. Una Lily bastante histérica. El joven abrió la puerta entre risas. -Tranquila Lily, la niña todavía no sabe caminar, no se habrá ido todavía. -Bromeó, dejándola pasar. -Sígueme, usaremos la Floo. Estaba tan decidido a aparecerme que ni había pensado en que era más fácil y que entramos directo al hospital. -James también estaba un poco nervioso, temía por el parto, pero su amiga era una chica fuerte y de seguro que no iba a complicarse demasiado.

Entraron en la sala dónde su padre leía el periódico tranquilamente. -¿Ya te has dado cuenta que es mejor usar la Floo? -Preguntó con una sonrisilla irónica en el rostro antes de mirar a la pelirroja. -Oh, buenas Lily. -James se acercó a la chimenea. -Siempre tan gracioso. Bueno, nosotros nos vamos. No olvides decirle a mamá. -Le dio un poco de polvos a la chica y cuando ella hubo desaparecido, James fue detrás.

Aterrizó en la chimenea del hospital de la cual salió inmediatamente (había sufrido las consecuencias de que se apareciera alguien encima por tardar mucho en salir) y se quitó un poco las cenizas de encima siguiendo a Lily por el hospital hasta la planta de maternidad. Cuando llegaron vieron a Ricky y a Apolline esperando fuera y se acercaron rápidamente. -Hola chicos, ¿cómo va todo? ¿Cómo están?
avatar
Mensajes : 602
Ciudadanos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's Coming ✿♥ || Abierto

Mensaje por Marlene S. Mckinnon el Miér Dic 07, 2016 5:08 pm

Se sintió agradecida cuando su primo llamó a su mejor amiga para indicarle el parto, les había prometido que serían los primeros en enterarse cuando sucediera, pero no había planeado que todo sucediera tres semanas antes de la fecha esperada y de manera tan repentina. –Gracias Connor- lo miró a los ojos dejando entrever su agradecimiento. Tenía miedo, no podía negarlo, sentía los nervios a flor de piel y el dolor de las contracciones no ayudaban a que mejorara, pero la llegada de la figura conocida de la Dra. Montague la tranquilizó, no porque no confiara en su primo con respecto a su embarazo, sino porque ella era su medimaga, ella era en quien había confiado todo el proceso desde el mismo día del ataque de Kole cuando se enteró del embarazo. –De acuerdo Milla, lo intentaré- asintió ante la petición de la Dra. Montague para que la dejara comprobar cuanto había dilatado he hizo todo lo que necesitaba.

“Marlene, voy a ver si él bebe ya está listo para salir, solo confía en mi” – Confiaba en él, a pesar de todas sus diferencias lo hacía desde el momento en el que llegó a su casa, podía notar que su preocupación era genuina y que en realidad se preocupaba por ella y por el bebé –Confío en ti- le confesó observando lo que hacía. La imagen de su bebé apareció clara frente a ellos provocando que la rubia sonriera a pesar del dolor –Es hermosa- susurró llevando una mano a su vientre –No te preocupes Connor, Aguantaré- tragó en seco por la llegada de otra contracción que se robó un poco de su respiración –Santa mierda- gruñó cerrando los ojos –Aguantaré, no necesito nada, puedo hacerlo, si otras mujeres lo han logrado yo también lo haré- sentencio aún aturdida por el dolor.

¿Falta mucho?- preguntó a ambos medimagos en un tono suplicante mientras su mirada se dirigía a la abertura de las cortinas deseando que por estas apareciera la persona que más necesitaba en ese momento. Se estremeció al ver pasar a Sirius a través de estas provocando que en su corazón se formara un leve nudo de decepción a pesar de estar contenta por verlo. –Todo está bien- respondió dejando que la Dra. Montague y su primo lo pusieran al tanto –Tu papá está aquí corazón- informó a su bebé acariciando su vientre hasta que otra potente y mucho más fuerte contracción llegó provocando que soltara un sonido mitad grito mitad gruñido mientras se aferrara la mano del padre de su bebé con mucha fuerza –Oh cielos, se está volviendo más fuerte- lloró esta vez llevando su brazo libre frente a sus ojos intentando cubrir sus lágrimas  -¿Llamaron a mi papá?- preguntó en un hilo de voz sintiéndose repentinamente inestable, lo había estado esperando desde que llegó a San Mungo y sabía que se encontraba lejos pero lo necesitaba. Otra contracción, otro grito. –Necesito a mi papá, alguien llame a mi papá- suplicó entre lágrimas, no quería ser una mártir en algo que era natural, pero el dolor nublaba sus sentidos y lo que menos le importaba ahora era si los demás pensaban que era una llorona.  
avatar
Mensajes : 874
Gobierno

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's Coming ✿♥ || Abierto

Mensaje por Dorcas Meadowes el Miér Dic 14, 2016 9:38 pm





Un paso, una sonrisa, una amenaza, o mejor dicho una advertencia que sonaba perfectamente a «te vas a caer », otro paso, y espiaba por encima de su hombro para detectar los peldaños de la escalera, y lo más importante, que estuviera allí. Con las escaleras de Hogwarts nunca había que confiarse. Continuó su camino, aún de espaldas al mundo, hablando como si nada con su mejor amigo que se encontraba por delante. —Te lo digo, he estudiado, no deberías de preocuparte tanto, pero ...—Comentó atajando la respuesta.—...es ciertamente imposible. Como pedirle amor y comprensión  a una mandrágora o no ser pateado por un hipogrifo si uno es verdaderamente irrespetuoso con él...—Frunció la nariz divertida, llegando al fin al piso inferior.—Aunque, claro, tu sabes mucho de ese tipo de perso...cosas.—Finalizó deslizando una alegoría intencional o no tan intencional. Pero que tenía solo inocencia.

Se dirigieron al gran salón, que a esas horas, se encontraba abarrotado, no era absolutamente insensato, considerando que ese año se había abierto el programa de intercambio más grande que había dispuesto Hogwarts en todos sus años. Sí, había leído Historia de Hogwarts, pero no pensaba admitirlo frente a nadie. Estaban a punto de sentarse en un lugar vacío sobre la mesa de Ravenclaw, cuando una lechuza ridículamente fea se dirigió exactamente hacia ellos.

¡Oh, una carta de amor!—Dijo girándose para darle la espalda al chico. Ni es sus peores pesadillas podía querer algo así, si había algo que no encajaba en ese mundo era Dorcas y los compromisos, o Dorcas y las verduras, pero ese era otro tema.  La caligrafía no era la mejor, y para ser sincera, una de las peores que había visto. Sus ojos recorrieron rapidamente las lineas. Su rostro pasó de un estado de diversión a un estado de cólera remontada a algunos de sus veranos con Lene, y su familia. Leer el nombre del emisor hizo que arrugara la carta. El primo de Lene. El tipo más irritante del mundo.

Tomó un pedazo de tarta y miró a Flinn. —Sólo es el necio primo de Marlene. Dice que la rubia está pariendo.—Comentó como si nada volviendo a llevar la tarta a la boca.

Dorcas era una persona inteligente, sus notas en el colegio eran simplemente incoherentes a la dedicación que ofrecía a sus estudios. No le costaba realmente, pero tal y como James, coincidían que había cosas más importantes. Era impoluta en Defensa contra las Artes Oscuras, y horrible en Historia, por ejemplo, pero siempre había contado con Flinn para esos casos de urgencia. Pedía ayuda la noche anterior, prometiendo que no volvería a suceder, ambos sabiendo que aquello era un fraude, y gracias a su memoria podía sortear los óbices. Pero era impetuosa, como nadie. Irreflexiva. Simplemente actuaba, escueta, directo al grano.

Lene sólo estaba pariendo. El rostro desencajado del ravenclaw apremió la razón. Sólo estaba...¡LYANNA!—Exclamó escupiendo la tarta, y comenzó a correr, con los pensamientos arremolinándose en una contienda bríosa.


La decisión fue ágil. A pesar de que faltaban tres semanas, había sido cautelosa, y guardado los polvos flu para cuando llegara el momento. ¡Bueno!, el momento había llegado, sí, antes, pero había llegado al fin. No entendía qué hacía el sujeto escribiéndole, no entendía cómo es que estaba con Lene, pero eso no era lo importante ahora. No perdieron ni un minuto más, lo condujo al tercer piso y luego de mover su varita, se metieron por la joroba de la estatua de la bruja tuerta. No podía explicar demasiado, pero cuando pudiera hacerlo iba a disfrutar decir que Remus Lupin, el prefecto perfecto le había enseñado aquello. El camino era largo, pero en su desesperación no tuvo en cuenta aquello. —Bienvenido al paraíso.—Se permitió bromear, aunque se la notaba seria, levantando la trampilla, percibieron centenares de cajas con dulces alrededor, para dar inicio a un apocalipsis, desatendió aquello dirigiéndose directamente a la chimenea del lugar. Primero le dio paso al castaño. Colocó los polvos flu entre sus manos y un silbido salió de sus labios para llamar su atención y buscar su mirada. Flinn era la persona más inteligente que conocía, pero eso no quitaba que la torpeza se cruzara en su camino cuando se encontraba especialmente nervioso, uno de los tantos estados por los que podía pasar. —San Mungo. San-Mun-go. —Enfatizó cada una de las palabras.—Por Merlín, no te vayas a equivocar, porque no puedo ir a buscarte hasta que Lene no termine de dar a luz a la niña, ¿bien?, y nadie quiere perderse este momento, en el que nuestra mejor amiga nos necesita ¿no?—Preguntó llevando una mano a su propios labios para hacer un movimiento de inspirar-exhalar de esos que le habían enseñado a la ex-tejona, para prepararla ante las contracciones. Había decidido que era buen método para aquel momento también.

Esperó a que desapareciera, y seguidamente lo imitó.

Demasiado brillo ante sus ojos, demasiados espacios blancos, que alguien por favor pusiera algo de color a ese lugar, ¡era aburrido hasta la muerte!. Concéntrate, Dorcas. Sí, eso. Condujo a Scamander de la corbata hacia la recepción. —Intenta mover los pies, ¿quieres?—Miró a la recepcionista dejando cuatro grageas sobre la base del escritorio.—¿Dónde está?—Preguntó cual interrogatorio policial muggle.—Marlene McKinnon, mi ahijada viene en camino. Hola.—El orden de los factores no alteraba el producto. —Como ya haya nacido yo...

La mujer decidió decirles,mirándola como si se tratara de dos psicopatas. Por la rápidez con la que lo hizo de seguro ya había pasado más gente buscándola. Ah, pero la astuta mujer tomó las grageas de todos modos. No había problema, eran de vómito y moco.

¡APARTENSE, VAMOS A SER PADRINOS!—Exclamaba a medida que caminaba velozmente por los pasillos. Unos de los tantos padrinos, pero que nadie le discutiera que eran los mejores, aunque fuera secreto. Al fin, alcanzaron la habitación donde la estaban atendiendo, y sí, se metió como si el mismo Merlín se hubiese levantado de la tumba y se presentara como lo que era: el mejor mago de todos los tiempos, sabiendo que nadie expresaría ninguna refutación. —Ay, Lene, hermosa—Murmuró ignorando a todos, y acercándose con cuidado a ella para depositar un beso en su frente. No pudo evitar que sus ojos se nublaran ante la emoción. —Hola—Saludó frunciendo el ceño, sabía que no tardarían un segundo en sacarla, pero no había nada más importante que brindar apoyo a su mejor amiga aquel día.—Estamos aquí...—Apagó la voz mirándola con dulzura.


avatar
THIS IS HOW IT FEELS WHEN YOU FINALLY FIGHT BACK
Mensajes : 302
Académicos

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's Coming ✿♥ || Abierto

Mensaje por Ragnor V. Coster-De Haes el Vie Dic 23, 2016 2:47 pm

Con lentitud, cerró el cajón del escritorio, ese mismo donde guardaba todos los documentos de carácter personal de la familia. Desde que aceptó aquel trabajo como representante en la Cámara de Brujos, tuvo la oportunidad de pasar más tiempo que en los años anteriores en su casa, viviendo bajo el mismo techo que su familia disfrutando así no sólo de una vida más relajada, sino de Agnes, quien se convirtió en su “doctora” en esos meses. Años atrás se negó a llevar una vida relacionada en la política, esta tan sólo le trajo penurias y/o dolores de cabeza por lo que se centró en su verdadera pasión, la historia. Sin embargo, tras los últimos acontecimientos decidió darle un cambio a su vida. No sabía cuanto duraría en su puesto en el CIM pero por el momento tenía el suficiente reconocimiento en la comunidad mágica para llevar una vida relajada.

Al menos hasta que una lechuza irrumpió en su despacho dejando caer una nota contra la superficie de madera, a unos centímetros de la zurda del belga. Ragnor frunció el ceño con ligera confusión pues no esperaba correspondencia alguna. Sin embargo notó un sudor frío en su nuca al reconocer el logo de San Mungo en su reverse. Marlene.

Con amplias zancadas llegó hasta la entrada de la vivienda familiar para tomar su abrigo, sin perder tiempo en ponérselo y usando la traslación para aparecer a las puertas de San Mungo. Su mirada añil analizó su alrededor tratando de no dejar ver el nerviosismo que comenzaba a inundarlo, ese que por suerte aún no logró descontrolar su habilidad como metamorfago -Me mandaron una notificación urgente de San Mungo, mi sobrina, Marlene Mckinnon, ha entrado por un parto adelantado- informó a la secretaria tras el mostrador, tamborileando los dedos con impaciencia hasta que la señorita le indicó en qué lugar encontrarle -Gracias - murmuró por lo bajo sin demorarse más. Podría haber tenido complicaciones para encontrar el lugar donde la rubia estaba a punto de dar a luz, incluso perderse entre los pasillos del hospital pero al llegar a la zona fue imposible ignorar un gran grupo de jóvenes, todos de una edad igual o similar a la de su sobrina –o eso sospechaba-. Se acercó a ellos a pesar de conocer a ninguno -¿Sois amigos de Marlene? - cuestionó sin previo aviso.

No necesitó una respuesta. Escuchó varias voces al otro lado de las puertas que impedían el acceso a personas que no fuesen familiares y reconoció tres de ellas. No se tomó las molestias de pedir permiso, avanzó llegando a la sala donde encontró a una Marlene postrada en una camilla sufriendo el dolor de las contracciones, a un Sirius más que nervioso, una Milla centrada en su trabajo y un par de rostros completamente desconocidos -Jovencita, sólo la familia puede estar aquí - su voz sonó hosca y dura, resaltando el acento extranjero -Lene, cariño, soy yo - en contraposición a las palabras gruñidas hacia la pelirroja, el tono de Ragnor cambió de forma drástica, empleando uno cálido y cariñoso, acariciando su pelo -Sé que no puedo estar aquí, sólo quería ver como estaba - esa vez se dirigía a los medimagos. Su ojos viajaron por un instante hacia los de Milla, intentando que su presencia no le afectara o que no se apreciara dicho sentimiento -Estoy aquí - besó la frente de su sobrina, centrándose en lo importante.
avatar
Mensajes : 189
Gobierno

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's Coming ✿♥ || Abierto

Mensaje por Invitado el Mar Dic 27, 2016 5:46 am

Nadezhda reía a carcajadas cuando con el dedo gordo de su pie izquierda jaló la punta de su nariz hacia arriba, para después hacer ruidos imitando a un cerdo, segundos antes de dar la vuelta completa y colgar en el aire con las muñecas enredadas en los lazos de tela que colgaban del techo, para ayudarla a hacer sus acrobacias. Se columpió en el aire un poco más, para poder agarrar impulso y aterrizar con gracia en el suelo, gracias a la magia de la varita de su compañero o se habría roto un pie.
Le dedicó su sonrisa más radiante, alzando los brazos con un melodioso "¡tará!" y una profunda reverencia.
-Te dije que lo lograría tarde o temprano. Soy yo de quien hablamos-presumió parpadeando repetidas veces como las alas de una mariposa.
-Todavía te falta dominarlo, Nad...
-¡Yo ya lo domino! ¿Es que no vis...?
No pudo terminar la oración cuando un knarl juguetón cruzó el salón hasta bailotear alrededor de Nadezhda, exijiendo su atención. La castaña chilló de sorpresa y diversión, fascinada al descubrir no muy difícilmente que se trataba de un patronus.
-Ahora quiero hacer un patronus corpóreo, ¿puedes enseñarme eso?-pidió sentándose en el suelo para estar a la altura del patronus, cruzando sus piernas en flor de loto.
-Ya veremos...
Fue interrumpida la cháchara de ambos amigos cuando el patronus empezó a hablar, con una voz que le parecía extrañamente familiar a Nadezhda hasta que la reconoció, al mismo tiempo que iba procesando el mensaje. Sus ojos se abrieron tan grandes como eran, sentía cómo el pánico comenzaba a hacerse llegar y cuando el knarl terminó Nadezhda se levantó e irguió como un resorte. El primo aburrido de Lene. Y Lene estaba en labor de parto. El bebé iba a nacer.
-Oh, Dios mío, ¡Oh por todos los cielos! ¡No puede ser, no!-un chillido fue proferido por Nad, cargado de ansiedad y mil emociones, daba pisotones en su lugar llevándose las manos a la cabeza-¡Por Merlín y Morgana, ni siquiera sé si será niño o niña!-gritó consternada tomando de los hombros a su confundido amigo y mentor-¡No sé nada, no la he visto! ¿Qué debo hacer? ¡Tengo que irme, claro! ¡Lene será mamá!
Se apareció en San Mungo, agobió a la pobre recepcionista con exigencias sobre saber dónde tenían a Marlene He-olvidado-su-segundo-nombre-otra-jodida-vez-y-no-me-lo-perdonará McKinnon porque iba a dar a luz, y si alguien se atrevía a juzgarla por ser tan joven madre quemaría todo el lugar, porque sólo ella podía hacerlo aunque la había cagado por eso, y sabía que fue demasiado dura así que no se han hablado, pero eso no significaba que no iba a estar ahí para apoyarla, porque no sólo era su mejor amiga...
-...¡Somos hermanas! ¡¿Lo entiendes?!-gritó con los ojos saltones y provistos de cierto destello alarmante de locura, que ya tenían bastante asustada a la recepcionista, la cual decidió simplemente decirle dónde estaba con tartamudeos y voz temblorosa.
No esperó un segundo más, tampoco a que los guardias la detuvieron por estar gritando, que trotaron tras ella aunque fuera corriendo. Una vez llegó con los demás y comenzó a detenerse, se sacudía las manos de los guardias que intentaban detenerla.
-¡No me toquen, soy su amiga, ¿está claro?! ¡Yo debo estar aquí! ¡No estoy loca, no me toquen! ¡Quítense!-protestaba ella tratando de zafarse de sus manos insistentes.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: She's Coming ✿♥ || Abierto

Mensaje por Marlene S. Mckinnon el Jue Ene 26, 2017 8:01 pm

No quería pensar, no quería sentir, el dolor se estaba apoderando de cada parte de su cuerpo, la presión era demasiado para ella y  si en algún momento imaginó que podría hacerlo ahora se estaba maldiciendo mentalmente por darlo por hecho. Maldecía a cada persona que respiraba dentro de aquella habitación, odiaba a todo el que intentaba ayudarla, apretaba con fuerza algunas manos y cuando no podía se aferraba a las sabanas o al borde de la camilla mientras intentaba controlar los quejidos provocados por el dolor “ya casi”, “ya casi” ese era su mantra, “ya casi nacerá, ya falta poco para que el dolor se acabe, cuando salgas puedes asesinar a todos los hombres del planeta”.

No planeaba que la habitación se llenara de personas, no quería que aquello fuera un teatro, pero al pensar en las personas más importantes de su vida la lista se extendía un poco y estaba segura de que quería que todos ellos estuvieran presentes con ella. Escuchó un Estoy aquí de su mejor amiga y le sonrió agradecida, o por lo menos la mueca que mostró intentaba ser una sonrisa pero resultó una mueca de dolor –¿Los chicos?- preguntó a su amiga entre dientes cerrando los ojos por su beso –¿Oliver y los demás ya llegaron?- preguntó con esperanza de que así fuera, sabía que todos la asesinarían si no se enteraban del parto a pesar de que todo había salido diferente a lo que se había planeado –Gracias Doe- susurró apretando su mano en el momento que llegó otra contracción.

La soltó para no seguirla lastimando y se enfocó en lo que estaba sucediendo, tenía miedo de que las cosas no salieran bien pero los medimagos no parecían asustados, el corazón de su bebé se seguía escuchando “todo estará bien” “ya casi”, repitió advirtiendo entonces en la presencia conocida de su tío dentro de la habitación. Por un momento la esperanza de que su papá estuviera con él la invadió, pero esta fue apagada al ver que se encontraba solo, su papá no estaba ahí, no vería el nacimiento de su hija. Se estremeció sintiendo sus ojos humedecerse y se limitó a asentir con cariño ante las muestras de afecto de su tío- Papá no ha llegado- se quejó sintiéndose pequeña de nuevo, aferrándose a él como en los viejos tiempos cuando su padre no podía aparecer en sus cumpleaños.

“¡No estoy loca, no me toquen!” elevó sus comisuras un poco al escuchar los gritos de su amiga fuera de la habitación, no sería raro ver que las cortinas fueran arrancadas mientras una Naddezdha salvaje aparecía en la habitación, pero no podía permitir que la tejona fuera expulsada del hospital, no cuando tenía una sobrina que conocer  –Doe, mira que no asesine a nadie, por favor- pidió a la castaña en un momento de tranquilidad.

Soltó una exhalación rápida al sentir otra contracción mucho más dolorosa –Joder, maldita sea- gruñó esta vez tomando a Sirius de la camisa, aferrándose a esta con la misma fuerza en la que quería estrangularlo. Lo odiaba, odiaba tener que ser ella la que estuviera pariendo, odiaba cada vez que alguien le decía que iba a estar bien, odiaba a su padre por no estar ahí y a Oliver por no haber aparecido cuando se supone que sería el padrino. –Mier… duele- se detuvo esta vez soltando un gruñido de dolor. –Ya viene - anunció sin necesitar la ayuda de los medimagos para confirmarlo, podía sentirlo, sabía lo que iba a suceder.
No sería el parto que había planeado, no tendría a su padre consolándola y tendiéndole una mano pero sabía que sus amigos estarían fuera aguardando la llegada de su bebé. “es hora de pujar, Marlene” escuchó decir y asintió sabiendo que era exactamente el momento de hacerlo.

… Imaginen el caos …

No supo cuánto tiempo pasó o cuantas veces tuvo que pujar, simplemente siguió las indicaciones y lo hizo hasta que la habitación fue invadida por el sonido de un llanto nuevo “Lyanna” pensó con cansancio mientras la voz de alguien resonaba en la habitación seguida de suspiros cargados de satisfacción -¿Está bien?- logró preguntar, se sentía cansada, no tenía fuerzas para nada pero quería verla, quería tenerla en sus brazos -Quiero verla- giró su rostro a Sirius suplicando por ver a su bebé, estaba seguro que él sentía la misma emoción que ella en ese momento, por fin había nacido su pequeña.


avatar
Mensajes : 874
Gobierno

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's Coming ✿♥ || Abierto

Mensaje por Robert D. McKinnon el Sáb Feb 04, 2017 6:13 pm

— ¿Cuántas veces he de exigir, por el amor a Merlín,que soy el padre de la chica que está trayendo una nueva vida en estos momentos? ¿¡Cuántas!?  — casi gritó, furioso, ante las diferentes enfermeras de San Mungo que ni por asomo pensaban atribuirle el beneficio de la duda al castaño — Se lo diré una vez más, voy a ser abuelo. Esa que está ahí dentro... — señaló, con cierta violencia, la habitación contigua en la que de vez en cuando se escuchaba el lamento doloroso de su pequeña criatura — ...es mi hija y verdaderamente no quiero tener que acabar en la prisión mágica por todo esto, ¿me comprende? — por mucho que trataba de bajar la voz, no era consciente de que estaba haciendo todo lo contrario.

Le hervía la sangre, le dolía el mero hecho de pensar que no iba a estar — por segunda, ¿quizás tercera?, vez consecutiva — cuando su hija más lo necesitaba — Al cuerno con usted y al cuerno con sus normas, sinceramente — confesó, dando varios pasos adelante hasta que, finalmente, alguien pudo dar perfectamente la voz correcta para proporcionarle el permiso que tanto ansiaba. No sabía muy bien de dónde había salido aquel doctor, ni siquiera si lo había estado atendiendo durante su largo descanso en el hospital y por ende conocía y sabía que Marlene había estado visitándolo durante todo aquel tiempo, pero lo que si sabía es que le debía más de lo que le debía a muchas otras personas.

Ni un gracias, no obstante, entró atorado en una habitación que se le antojaba melancólica. Cais al borde de un sollozo que terminaría por convertirse en un llanto de nostalgia, las paredes de aquellas habitaciones apenas cambiaban a lo largo de los años, y sentía como si hubiese sido ayer la presencia de dos criaturas recién nacidas agarrarle el índice con sus pequeñas manos. Pero nuevamente, como de costumbre, había llegado tarde. Y quiso sentir el peso de la realidad encima de su propio cuerpo, quiso sentirse aplastado por el yunke más grande para no tener que volver a fallar nunca más a nadie.

— Es... — no tenía palabras para expresar su asombro, su tristeza mezclada con la alegría de escuchar el llanto de la criatura que acababa de llegar a un mundo envuelto en la poca misericordia que por las calles se regalaba. Corrió las cortinas de una zona apartada en dónde pudo ver... a nadie, más que a Marlene no tenía ojos para nadie. Para ella y para la criatura que ahora miraba con dicha, con un regocijo que le sobrecogió por dentro — Mi pequeña princesa... — susurró, acercándose con cuidado sin pararse un momento a saludar a todas las personas allí presentes — Mi pequeña princesa ha traído al mundo otra estrella — murmuró, sintiendo cómo los recuerdos atoraban y nublaban su vista, sintiéndose impertinente y fuera de lugar por pensar no tener el derecho siquiera a estar en aquella habitación en aquel momento.

Se acercó, tomando con cuidado la mano de ella que descansaba en la camilla, posando sus labios en el dorso de la misma y prologando el contacto por varios segundos para susurrar un — Lo siento — antes de que ella pudiera decir nada — Lo siento por llegar tarde otra vez — terció, sin atreverse a mirarla a los ojos, cerrando los suyos con fuerza y colocándose de rodillas para poder mantener una posición más pegada al cuerpo de su pequeña, rogando porque nuevamente pudiera perdonarla.

¿Cuántas veces un padre puede fallarle a su hija?
avatar
deep in the meadow
Mensajes : 175
Gobierno

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's Coming ✿♥ || Abierto

Mensaje por Marlene S. Mckinnon el Dom Mar 26, 2017 7:59 pm

Lo había logrado, su hija estaba ahí, perfecta, sonrojada y llorona entre los brazos de la rubia quien había olvidado todo el dolor y toda la pena en el momento en el que escuchó su llanto. Sería la primera vez que lograba enamorarse verdaderamente de alguien, la pequeña con los ojos grises de su padre se removía entre sus brazos, reconociendo a quien la había cargado durante tanto tiempo en su interior –Hola bebé, soy tu mami- susurró besando la frente de su pequeña en el instante que escuchaba el movimiento de las cortinas y su padre aparecía a través de estas, observándola con esa mirada que la rubia bien sabía se encontraba llena de alegría y tristeza, últimamente no conocía otra mirada más que esa, su padre se seguía atormentando por los años que no pudo estar a su lado a pesar de que la rubia ya lo había perdonado. –perfecta, Es perfecta- logró terminar la oración que su padre no llegó a formular y le regaló una sonrisa radiante y cargada de orgullo antes de mostrarle al pequeño ser humano que tenía descansando cerca de su corazón.

-Ella es Lyanna, Lyanna Sophie Black Mckinnon- giró el rostro a Sirius con una sonrisa cargada de agradecimiento y a todos los que estaban ahí, rodeándola, sabía que no debían estar dentro de la habitación, pero ellos eran su familia, una familia loca y extraña, compuesta por personas tercas que no se perderían el nacimiento de la nueva miembro de esa familia disfuncional por nada del mundo “Siembras lo que cosechas” ella tampoco se habría quedado fuera si hubiera sido una de sus amigas. En ese momento notó la ausencia de una persona, un par de ellas en realidad, sin embargo no se sentía triste por ello, sus razones tuvieron para no llegar después de todo.

Escuchó a su padre y negó con la cabeza interrumpiendo sus disculpas –Estas aquí, eso es lo único que importa, no te mortifiques más y se feliz porque ella ya está aquí- lo obligó a acercarse tomándolo de una mano –Mira Lyanna, él es tu abuelo Robert, aquí están tus tíos también y … -Se giró nuevamente llamando la atención de Sirius que parecía igual de enamorado que ella, jamás había visto esa mirada en los ojos del moreno, esa que confirmaba que daría la vida por su pequeña –él es tu papá- extendió la pequeña al moreno para que la tuviera en sus brazos, no quería hacerlo, no quería separarse de ella ni un solo segundo, pero él también era su padre y no le quitaría el derecho de estar a su lado –Tiene tus ojos- comentó haciendo un puchero, fingiendo sentir celos por ello –pero por lo demás claramente es mi copia exacta, ¿Verdad?- preguntó en general, más les valía a los demás darle la razón, ella era la que acababa de traer una vida a la tierra. –Gracias por estar aquí, los amo a todos, estoy agradecida de que Lyanna los tenga en su vida, sé que será una niña muy querida, gracias- tomó la mano de su padre y de su tío, dejando un beso en la mano del primero –Ahora creo que me dejaré ir un rato, estoy exhausta- suspiró sintiendo el peso del cansancio sobre sus hombros girándose a su bebé nuevamente -¿Cuidaras de ella cierto?- preguntó al moreno sin esperar la respuesta antes de dejarse llevar en los brazos de Morfeo.

Y así es como Lene murió después del parto…
Okno
por FIN




Gracias por participar y tenerme paciencia, los amo, un beso, abrazos, corazones y flores y muchos colores para todos.
avatar
Mensajes : 874
Gobierno

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's Coming ✿♥ || Abierto

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.