Volver arriba

Will you remember all the danger we came from? {Oliver}

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Will you remember all the danger we came from? {Oliver}

Mensaje por Jeanne S. Wadlow el Vie Nov 25, 2016 3:33 pm

Jeanne estaba desesperada, simplemente, desesperada. Los juicios por la batalla de Salvio Hexia se acercaban, los primeros eran inminentes y  a pesar que el juicio de Geldert parecía que lo habían reservado para el final, aquello la puso en alerta. Nada de lo que había intentado hasta entonces había surgido efecto y temía que si no hacía algo más productivo, su único hermano iba a terminar encerrado de por vida. No lo podía consentir. Por suerte, y aunque no creía que fuera algo fruto de la casualidad, llegó a sus oídos un rumor muy beneficioso. Nicholas, quién inocentemente o no tan inocente, le había dicho, como sin darle importancia, que la vieja rata de Mundangus Fletcher estaba ofreciendo a algunos mortífagos un falso testimonio para librarlos de la cárcel. Este rumor sólo viajaba entre ciertos círculos y eso podía ser de gran ayuda. La joven fingió no tener el más mínimo interés y después de una conversación algo tensa con su novio (bastante habituales entre ellos desde hacía algunas semanas), declaró que no tenía ninguna intención de ayudar a Geldert. Mentira. Apenas 24 horas después se las había ingeniado para localizarlo, y en ese momento le seguía en absoluto silencio, protegida por el anonimato de una capa con capucha, por el temible callejón Knocturn. No quería asaltarlo delante de nadie, así que esperó a que se metiera en un pequeño callejón adyacente, en el que a saber qué pretendía hacer.

-¡Fletcher! -El joven, de no más de una veintena, se giró con esos ojos de rata asustada, escudriñando la oscuridad del callejón. Jeanne advirtió en su mirada que iba a desaparecerse antes de que pudiera llegar a él así que aceleró el paso y expuso su figura encapuchada a la pésima luz. Evidentemente no la reconoció porque no descubrió su rostro, pero el ver que era una figura femenina pareció relajarse un poco y la curiosidad se hizo manifiesta en su expresión. -¿Quién eres? -Espetó el joven, de baja estatura, intentando entrever el rostro de la nueva llegada. La ex-slytherin se descubrió, dejando caer la capucha y observándolo desafiante. Mundangus Fletcher esbozó una pequeña y lenta sonrisa antes de observarla con desafío.

Se conocían, nunca habían sido amigos ni habían tenido la más mínima conversación, pero él había sido Slytherin y de la edad de su hermano. Se conocían aunque fuera de vista. -Oh, pero si es la pequeña Wadlow... ¿Qué te trae por aquí? -Preguntó, en un tono tranquilo, burlón, que hizo que la chica tuviera ganas de echarle un maleficio. -Ya lo sabes, y sino, puedes imaginarlo perfectamente. -Le respondió, con sequedad. -Tu mismo has hecho correr los rumores, Fletcher. -Enarcó una ceja, mirándolo con superioridad. El chico se amedrentó un poco por un momento, pero enseguida recuperó la compostura, al fin y al acabo quién tenía el poder ahí era él. -¿Cuanto estás dispuesta a pagar? Porque no me arriesgo a algo así sin una buena cantidad. -Jeanne rodó los ojos y le pasó una cifra, apuntada en un pedazo de pergamino, discretamente. Los ojos del joven brillaron con codicia y la observó con ansias. -¿Y tienes tu todo esto? Porque sé que lo han desheredado, no van a  ayudarte en esto ¿verdad? -Jeanne mantuvo su expresión imperturbable, fría, pero por dentro hervía en rabia, pensó que esa maldita rata tenía demasiada información.  -Sí, lo tengo. Pero no me fío de ti. Te pagaré la mitad antes y la mitad después. -Aseguró, testaruda, en un tono que no daba espacio a discusión. El joven esbozó una sonrisa divertida, observándola de arriba a abajo. -No recordaba que fueras tan decidida, pequeña Wadlow. -Jeanne rodó los ojos con exasperación. -No tengo todo el día, y no quiero que nadie nos vea hablando. -El pelirrojo pareció pensarlo un poco, pero finalmente asintió con la cabeza.

La joven no sonrió, pero podría haberlo hecho. Eso facilitaba tantas cosas... Pero no dejó entrever sus emociones. Le pasó otro pedazo de pergamino con la hora y el lugar dónde le  abonaría la primera parte de lo acordado, y después de darle tiempo para leerlo le arrebató los dos pergaminos y con una floritura de su varita, los incendió.  Le miró una última vez, y sin decir nada, dio media vuelta, alejándose de él y verificando que nadie les hubiera visto. Pero tal vez se equivocó al dar por supuesto que nadie había sido testigo de su conversación con una rata rastrera como Fletcher.
avatar
Mensajes : 127
Académicos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you remember all the danger we came from? {Oliver}

Mensaje por Oliver R. Blackbourn el Jue Dic 01, 2016 3:14 pm

A pesar de que aún no tocaría que fuese de noche, la verdad es que casi costaba ver dónde ponía el pie al caminar. Es cierto que los nubarrones negros que tapaban el Sol eran los grandes causantes, pero también que el Callejón Knockturn era especialmente inquietante, siempre parecía de noche aunque fuese mediodía. Podía afirmar aquello porque a pesar de todo, había pasado mucho entre esos callejones, intentando averiguar algo más sobre mi madre. Llevaba un par de años vagando sin encontrar demasiado sobre quién asesinó a mi madre, pero hacía apenas tres meses que había encontrado una pista que la situaba en una tienda del callejón pocas horas antes de su muerte. Siempre había tenido la idea de que fueron mis abuelos los que enviaron a alguien a matarla, porque la consideraban una traidora de sangre por casarse con un muggle. Mi padre había sido la ruina y la salvación de mi madre, y ella jamás había renunciado a él a pesar de que su vida hubiese sido más sencilla. Bueno, realmente hubiese estado viva. Resoplo y me concentro en caminar sin tropezar, voy vestido de oscuro aunque sé que a pesar de eso y de mi capucha, no pasaré inadvertido indefinidamente.

Camino y cuando escucho unas voces de lejos me adentro en un callejón sin salida, amontonándome entre las cajas de madera que forman una pirámide. Me doy cuenta de que hace frío, y de que el muro esta mojado. Escucho las palabras que cruzan aquellas dos personas, un hombre y una mujer, si no me equivocaba. Espero a que pasen de largo pero parece que se paran, la voz de ella es seca, y extrañamente familiar. Me quedo callado, pasan unos minutos y parece que la conversación queda por finalizada, por lo que me propongo continuar mi camino. Salgo de mi escondrijo y no veo a ninguno de los dos, pese a eso, sin poder evitarlo, al girarme me encuentro con el rostro femenino, un rostro que conozco.Mis ojos se abren como platos ya que no la veía desde aquel día en Azkaban, mis labios forman una O pero antes de que pueda emitir ningún sonido unos pasos nos interrumpen. Mi rostro continúa oculto, pero no puedo permitir que nadie nos vea allí, porque podrían ser problemas para los dos, así que tiro de su brazo y pongo una mano en su boca para evitar que cualquier insulto salga de éstos.

Mantengo mi posición durante unos minutos esperando a que los pasos se alejen de nuevo, después la suelto y la dejo frente a mí. Me quito la capucha y la miro fijamente con curiosidad.-¿Qué demonios haces tú aquí?-pregunto con incredulidad. Resoplo con fastidio porque me asombra la habilidad que tiene la castaña de aparecerse en los momentos menos oportunos, ella no debería estar aquí por muy purista que sea ella o su familia. El callejón no era ni es un sitio seguro para nadie.
avatar
Mensajes : 228
Académicos

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you remember all the danger we came from? {Oliver}

Mensaje por Jeanne S. Wadlow el Sáb Dic 03, 2016 4:17 pm

Jeanne guardó su varita en la túnica mientras caminaba, demasiado pletórica como para pensar en dejarla en un lugar accesible. Sus manos de largos y finos dedos alcanzaron los bordes de su capucha, dispuesta a ponérsela apenas a unos pocos pasos de distancia de dónde había dejado de hablar con Fletcher entre murmuros. Pero antes de que pudiera pasarse la tela negra por encima de la cabeza, unas manos la tomaron y la arrastraron a la oscuridad de un callejón adyacente.  El corazón de la castaña empezó a latir con más fuerza, la adrenalina, producto del miedo recorría cada vena de su cuerpo. Notó una mano encima de la boca  y un cuerpo detrás de ella, pero no escuchó ninguna voz. Los nervios provocaron que la chica buscara a la desesperada su varita pero le temblaban las manos de tal forma que lo único que consiguió fue darle un codazo a su raptor y pisar con más o menos fuerza su pie, pero demasiado nerviosa como para acertar. Por Merlín, era demasiado joven como para terminar así.

Cuando por fin la soltó, histérica, buscó su varita y apuntó al encapuchado con toda la firmeza que era capaz de reunir. No quería morir, o peor, ¿y si le había oído? Imposible, hablaban demasiado flojo, ¿pero y si les había visto y relacionaban? Iba a ser el fin. Pero cuando él descubrió su rostro, la chica se quedó helada pero profundamente aliviada. No creía que fuera a hacerle daño. Dejó de apuntarlo con la varita, pero no la soltó. Se acercó un paso para que la escuchara sin tener que alzar la voz. -¿Te has vuelto loco, Blackbourn? ¿Qué querías, que te maldijera? -Exclamó entre susurros airados. Por Merlín, menudo susto. Su respiración fue bajando y la mueca en su rostro se fue relajando hasta que volvió a tener una expresión más o menos neutra.

-La verdadera pregunta sería preguntarte a ti que demonios haces aquí. -Enarcó una ceja, cruzándose de brazos. Puede que resultara raro verla ahí, pero bien podría estar ahí buscando algún ingrediente para hacer pociones, por ejemplo. Muchas veces, según qué, no lo vendían boticarios normales y ella accedía en la universidad a magia un poco elevada en cuanto a la preparación de pociones. Pero él ¿qué escusa podía tener? -No sé si sabes que no es un buen lugar para un futuro auror, Blackbourn. No caen muy bien por aquí. -Y si fuera de él, la verdad es que no se acercaría por ahí. Por un momento se puso nerviosa, temiendo que alguien los viera y que se metieran en problemas por ello. Lo tomó de la manga y lo estiró un poco más hacia el final del callejón sin salida, ocultándose entre las sombras. -No deben vernos juntos, ni individualmente, merodeando por un lugar como este.
avatar
Mensajes : 127
Académicos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you remember all the danger we came from? {Oliver}

Mensaje por Oliver R. Blackbourn el Jue Dic 08, 2016 2:56 pm

Supe que podría haber empeorado la situación cuando cogí el brazo de la chica y tiré de él hacia mi, la verdad es que ni siquiera creí que podría ponerse a gritar o resistirse. Solo pensé en ponernos a salvo a los dos, sobretodo a ella que era la que estaba más expuesta. Aquel no era un lugar adecuado para Jeanne, tampoco para mi, solo estaba lleno de maleantes y magos oscuros. Era peligroso. Mantengo mi aliento casi evitando respirar, no quiero emitir ningún ruido que me pueda delatar ya que si lo hacemos seguramente estemos muertos. Mi mano tapa su boca esperando a que la figura se aleje y el ruido de sus zapatos dejen de sonar tan cerca. Sabía que me estaba arriesgando a recibir una maldición, aún así una vez estuvimos a salvo dejé que se separase sonriendo levemente cuando vi que me apuntaba con su varita. Me cruzo de brazos sin poder esconder que aquello me entretiene bastante, aunque tras unos segundos de incertidumbre prefiero descubrirme y dejar mi rostro sin esconder, dejando solo la penumbra del callejón como aliada.

Sé que me reconoce porque baja la varita en el mismo instante en el que yo me deshago de la capucha. Niego con la cabeza.-¿Y tú? ¿Pretendías que te maldijera ese tipo?-pregunto. -A pesar de la caída del Señor Tenebroso, este lugar sigue siendo un nido de ratas.-admito. Por muy pura que fuese su sangre y por muy bien influenciada que estuviese, allí podrían matarla sin miramientos. Sobretodo teniendo en cuenta que los puristas no se respaldan entre ellos, su hermano está en Azkaban y ni siquiera sus padres se habían preocupado por él.

Sus palabras me suenan huecas porque sigo mirando al callejón, intentando salir del escondite sin salida en el que estamos. No podemos quedarnos allí porque si nos ven, estamos muertos. No puedo morir aquí, no de esta manera tan estúpida. No sin antes resolver lo que tengo pendiente. Miro de nuevo a la chica y ruedo los ojos.-Investigo.-susurro.-Sé que no caen muy bien, pero eso no es problema mío. -añado. Me da exactamente igual, tengo una misión y no me iré de aquel horrible lugar sin respuestas. Sé que allí las encontraré. Mis ojos miran a la castaña con curiosidad. -Creo que tú sueles venir más por aquí de lo que parece.-comento.-Tal vez esos tratos no sean los mejores para una señorita como tú.-le digo, porque espero que no crea que no he escuchado nada.
avatar
Mensajes : 228
Académicos

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you remember all the danger we came from? {Oliver}

Mensaje por Jeanne S. Wadlow el Mar Dic 13, 2016 3:01 pm

El pánico nubló el juicio de Jeanne por unos breves instantes. Sintió como si se le helara la sangre, como si sus músculos se tensaran hasta el punto de entumecer todo su cuerpo. Tenía puro miedo. No sabía quién ni con qué propósito la había arrastrado a la oscuridad de un callejón oscuro adyacente. Ni siquiera escuchó los pasos que se acercaban por detrás de ella, el único supuesto peligro que sintió fue el de un cuerpo detrás del suyo deteniéndola con firmeza. Supo desde el primer instante que esa persona tenía más fuerza que ella, que poco podía hacer por librarse de su agarre. La varita, inaccesible en aquel momento le hizo sentir de lo más desprotegida y estúpida. Casi desnuda, y muy vulnerable. Por suerte, esa persona la soltó y ella pudo encontrar su varita para apuntar a la figura encapuchada con todo el valor que recogió. Seguramente nunca había estado tan contenta de ver a Oliver Blackbourn como en aquel momento. Suspiró, aunque enseguida se dio cuenta de que era extraño no ver al ex-Gryffindor como un enemigo potencialmente peligroso. De todos modos, no era el modus operandis de los de su bando. De momento.

Se giró inconscientemente hacia la calle que acaban de dejar, como buscando el supuesto atacante que ella ni había visto ni oído. -Soy consciente de que no es el mejor sitio para nadie, pero no tenía porqué atacarme. No se suelen meter en líos si no vale la pena y que yo sepa no han puesto precio a mi cabeza. -Contestó, tal vez un poco inocente, o tal vez un poco inconsciente. Realmente no creía que fueran a atacarla de la nada por simplemente merodear por ahí. Nunca había visto nada parecido, aunque en realidad había ido en muy pocas ocasiones a aquel lugar, y siempre había sido en compañía. Sobretodo por temas académicos del Instituto de Salem.

La castaña lo miró con curiosidad, no entendía qué tipo de asuntos podría traer a alguien como él a un sitio como ese. Se cruzó de brazos, manteniendo el agarre en su varita por si tenía que defenderse. -¿Investigar? ¿Ya ejerces? -Preguntó, en un tono más o menos desinteresado. No entendía muy bien a qué se refería, porque que ella supiera todavía estaba estudiando, no era un auror de profesión. Tendría que ser algo más de índole personal.

La expresión más o menos relajada de su rostro se transformó rápidamente en una expresión fría, gélida, que no dejaba a traslucir ni una emoción. Por Merlín, ¿eso significaba que había oído su conversación con Flecther? Nadie podía saber de eso. Absolutamente nadie. Era demasiado peligroso para ella y se jugaba el futuro de su hermano. -¿Qué has oído, Blackbourn? -Preguntó, arrastrando las palabras en un tono un poco amenazante. Sus dedos se tensaron en la madera de la varita, preparada para detenerle si se atrevía a correr. Si sabía demasiado tal vez tendría que desmemorizarlo. Sólo de pensarlo sentía un escalofrío. Por algún motivo no querría tener que hacerlo, pero no podía fiarse de él. Reconocerse eso a si misma le producía una sensación desagradablemente extraña.
avatar
Mensajes : 127
Académicos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you remember all the danger we came from? {Oliver}

Mensaje por Oliver R. Blackbourn el Mar Ene 10, 2017 7:17 am

Mis ojos se clavan en los de ella, esos enormes ojos azules que de una extraña manera que no comprendo hace que todo mi cuerpo se tense.  La oscuridad solo hacía que convertirla en un ser aún más bello de lo que la luz permitía ver. No digo nada, no quiero admitir todo aquello que pasa por mi cabeza, no quiero darme cuenta de que no he podido olvidar aquel beso en Azkaban. Mi sujección sobre su muñeca se mantiene hasta que descubro mi rostro. Ella parece aliviada de algún modo, y lo cierto es que no me extraña. Escucho sus palabras y sonrío levemente negando con la cabeza. -Tu cabeza no tiene precio, pero te aseguro que a ninguno de los tipos que rondan por aquí les importaría deshacerse de ti si escuchas más de lo que deberías.-le susurro en el oído. Después me separo y miro hacia la calle, al parecer no hay nadie que nos amenace en aquel momento, por lo que me relajo un poco y vuelvo a mirar a la chica frente a mi.

Niego con la cabeza ante su pregunta. No, no ejercía y lo cierto es que si en aquel momento me ocurriese algo nadie se preocuparía ni lo más mínimo. En la academia ni siquiera sabían que me encontraba en Londres, para ellos estaba visitando a mis hermanas en Irlanda.-No ejerzo. Pero lo que persigo no me lo puede proporcionar la academia de aurores.-susurro.-Ella no les interesa...-añado casi sin darme cuenta, las palabras salen de mi subconsciente y me doy cuenta cuando la miro que quizá he hablado demasiado. Mis ojos se quedan clavados en los suyos con cierto temor, espero que ella no mencione mi comentario, que ella no me pregunte sobre mis motivos allí.

Sonrío de medio lado al escuchar su pregunta, parece que no la entusiasma mucho el hech0 de que haya escuchado algo de su conversación con aquel indeseable. -¿Te interesa saber lo que he oído?-pregunto con ironía.-Entonces deberías tener cuidad con las compañías que tienes, o siempre tendrás que ir vigilando tus espaldas.-susurro poniendo un mechón de su pelo tras su oreja, me acerco a ella. No sé por qué motivo la cercanía con ella me calma, pese a eso, sé que en cualquier momento alguien aparecerá en aquel lugar. Pese a eso, no me muevo, sigo escrutando sus ojos con los míos. En ese momento sé que hay algo que no está bien, aunque no sé si es ella o tal vez sea yo. Seguramente sea lo segundo.-Dime, ¿Qué tramas con un indeseable como ese?-le susurro.
avatar
Mensajes : 228
Académicos

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you remember all the danger we came from? {Oliver}

Mensaje por Jeanne S. Wadlow el Sáb Ene 14, 2017 11:43 am

Jeanne no pudo rebatirle ese argumento porque simplemente tenía razón. Era consciente de la falta de escrúpulos que tenían ciertos tipejos que frecuentaban el callejón Knocturn. Ella misma iba a aprovecharse de eso para conseguir ayudar a su hermano. Ahora que había quedado con Fletcher sólo le quedaba hablar con Geldert. Ella iba a preparar una poción para contrarestar el veritaserum pero si el mayor de los Wadlow no mentía también, no tendría sentido traer un testigo falso a su juicio. Y en el fondo, aunque no quisiera admitirlo, tenía un mal presentimiento en la boca del estómago. Le observó, escrutándolo fríamente con la mirada, y  por un momento su expresión gélida se relajó un poco.  Le recordó al chico que conoció en Azkaban, uno que no parecía estar constantemente en contra de ella, dispuesto a pararle los pies. Sino más bien alguien que parecía que la comprendía, aunque tal vez era la necesidad de la joven de que alguien lo hiciera la que la llevaba a creer que el apuesto ex-Gryffindor lo hacía.

Escuchar esas palabras le cayeron encima como  un balde de agua fría. ¿Ella? ¿De quien demonios hablaba? Su expresión se volvió gélida, inexcrutable de nuevo, escondiéndose detrás de su muro de hielo. ¿Qué significaba esa sensación ardiente en el estómago? ¿Porqué se acababa de tensar? No entendía porque de pronto tenía ganas de maldecirlo. ¿Eso eran celos? Esperaba que no, porque sería una estupidez que lo fueran. No tenía ningún sentido ponerse celosa, para empezar, porque él tenía novio y más importante aún, porque él no debía significar nada. Y ya. -¿Ella? ¿Quién es ella? ¿De qué hablas, Blackbourn? ¿Te has metido en algún lío por una mujer? Te creía más inteligente. -Enarcó una ceja, hablando en un tono completamente neutro, finjiendo una indiferencia que no sentía.

Observó en silencio como alargaba una mano hacia ella, consiguiendo acelerar su ritmo cardíaco en un segundo. Se dejó hacer y no se sorprendió de que se acercara un poco. Casi lo agradeció porque de esa forma, por algún motivo estúpido y extraño, se sentía más segura. Más a salvo de cualquier posible peligro. Y lo más inquietante, menos sola. -Sé cuidar de mi misma. -Aseguró con serena rotundidad. Le miró unos segundos, todavía esperando que revelara lo que sabía. Cosa que de momento no hizo. Su mirada sobre ella le hacía sentir un poco más pequeña de lo normal, recordó a aquel Oliver que era puro fuego, pura pasión. Que la había besado de una manera hasta entonces desconocida por la joven ex-Slytherin.

-¿Porqué tendría que contarte lo que yo tramo si tu no pareces dispuesto a hacer lo mismo? -Rebatió, enarcando ligeramente una ceja y  observándolo inquisitivamente. El chico no podía pedirle que hiciera algo que él no estaba dispuesto a realizar. Además, Oliver Blackbourn ya conocía demasiadas cosas de ella, no le interesaba que ese número aumentara. Y menos si ella seguía en tanta desventaja, él sabía lo de sus visitas a Azkaban pero ella no sabía prácticamente nada de él. Apenas que tenía hermanas y  que estudiaba para ser auror, además de lo lógico como que fue un Gryffindor bastante molesto durante sus años de escolarización.


Última edición por Jeanne S. Wadlow el Sáb Ene 14, 2017 3:21 pm, editado 1 vez
avatar
Mensajes : 127
Académicos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you remember all the danger we came from? {Oliver}

Mensaje por Oliver R. Blackbourn el Sáb Ene 14, 2017 1:12 pm

Parecía que el destino quería unirnos en su juego caprichoso. Daba igual donde estuviese yo, o dónde lo hiciera ella porque al final siempre terminábamos por encontrarnos en los lugares más inoportunos. Azkaban, el callejón Knockturn...Las cosas no parecían poder ser normales para nosotros, aunque debía admitir que desde nuestro último encuentro había esperado que de algún modo pudiese volver a encontrarla. El Azkaban, Jeanne era más vulnerable de lo que jamás había visto en ella, era una niña asustada que temía que su hermano sufriese el beso más terrible con el que podría soñar un hombre, ese que le convertiría en un alma en pena el resto de su vida. A pesar de todas las cosas horrendas que ese tipo había hecho, sentía lástima por lo que sería de ella cuando su hermano sucumbiese. Si cualquiera de mis hermanas estuviese en su situación, yo jamás me lo perdonaría.

No digo nada, me quedo paralizado porque sin darme cuenta he hablado de ella, la he mencionado con alguien que no son ni Lene ni mis hermanas. Mi madre. Ella murió a manos de alguien que jamás ha sido atrapado, fue uno de los peores crímenes que se han visto en el interior del ministerio. Los primeros días se investigó cuál había sido la causa, pero su propia familia fue quien pagó para que aquello no fuese más lejos. Aquellos bastardos...Mis ojos se quedan clavados en los de ella, que en aquel momento parecen poder leer cada pequeño pensamiento que pase por mi mente. Su comentario me llama la atención, ¿es curiosidad o son celos? Pienso que debe ser lo primero, aunque no me molestaría en absoluto que fuese lo segundo. Sonrío de lado y decido acabar de ser parcialmente sincero con ella.-Tal vez debería ser más inteligente, pero es la mujer más importante de mi vida... o lo era.-admito en un suspiro, allí estamos los dos solos y los susurros son suficiente.- Mi madre.-admito con cierto dolor en esas palabras.

Me acerco a ella, busco su calor en aquel frío callejón. Parece que solo estamos los dos ahora, no creo que nadie ande por allí escondido y nuestra única y más inminente amenaza es la lluvia que pueda caer. Estoy lo suficientemente cerca para que su respiración haga que su cuerpo toque el mío. Noto su aliento en mi cara y siento que es el aroma más perfecto que he aspirado en mucho tiempo. Escucho sus palabras y me parecen falsas, mucho más de lo que jamás ha dicho. Sonrío levemente y termino por acortar la distancia entre ambos, atrapándola entre el muro y yo. -Mientes.-susurro sobre su rostro.-Eres una chica fuerte, pero todos necesitamos a alguien.-añado. Incluso yo o cualquier otro.

No me muevo, pero oigo sus acusaciones y hago una pequeña mueca. -¿Qué quieres que te cuente? -pregunto con curiosidad. No sé si se lo contaré o no, pero soy capaz de escuchar sus preguntas. Me interesa demasiado qué llevaría a una chica como ella a meterse en lo más profundo del callejón para conseguir algo. Mis dedos se entrelazan con su pelo y me acerco a sus labios.- No te preguntaré nada si no quieres, pero ten cuidado. En este callejón no puedes confiar en nadie.-susurro notando como mis labios rozan los suyos al hablar.
avatar
Mensajes : 228
Académicos

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you remember all the danger we came from? {Oliver}

Mensaje por Jeanne S. Wadlow el Sáb Ene 14, 2017 3:45 pm

Aquella sonrisa insolente solo consiguió que la joven Wadlow se enfadara incluso más. No tenía sentido sentirse así, casi traicionada y evidentemente celosa. ¿Qué se había creído? ¿Que por un beso ya eran algo? ¿Y porqué iba a querer ser nada con él? La situación dejaba rápidamente de tener sentido. Es que ni siquiera entendía porque tenía esos pensamientos. Y se asustaba de ellos, le daban miedo. No quería sentir nada por Oliver Blackbourn, ni por él ni por nadie, pero especialmente por él no. Era demasiado complicado, demasiado incoherente. Y él era demasiado diferente a ella. Se convenció de que no era más que un capricho, que no debía preocuparse tanto. El joven era atractivo y había algo en él que le hacía irresistible para ella. Todos esos pensamientos se disiparon rápidamente cuando volvió a hablar. Le llamó poderosamente la atención que hablara de ella en pasado. Y aunque era bastante juzgable, Jeanne se relajó un poco. No tenía porqué ponerse celosa de esa mujer misteriosa, aunque enseguida se recordó que no estaba celosa.

Lo que no se esperaba para nada es que hablara de su madre. ¿Era? La expresión de su rostro cambió rádicalmente, pasó de la neutralidad con la que escondía aquello que no quería admtir que fueran celos, a una mueca más bien compasiva. Sonó completamente roto al decir aquello y ella quiso abrazarlo. Pero como era una cobarde, no lo hizo. Y como era muy orgullosa, no reconoció su error. Pero sí tuvo la decencia de mostrar algo de sus sentimientos. -Vaya, pues entonces realmente espero que encuentres lo que venías buscando. -Susurró, sin ser capaz de detener la mano que fue a su mejilla para recorrerla con la punta de los dedos suavemente, en una dulce caricia llena de una ternura atípica en ella.

Bajó la mano inmediatamente y se lo quedó mirando fijamente. Notaba su cuerpo más cerca, notaba su calor. Un calor familiar, familiaridad que se acentuó al sentir su aroma. Por un momento perdió la noción del tiempo, absorta en su cercanía. Se recobró y buscó su mirada. -Pero no por eso espero que nadie me rescate. Tengo que ser capaz de hacerlo yo sola, no puedo esperar nada de nadie. Es una debilidad que no puedo permitirme. -Suspiró. -Esperar que los demás te antepongan a ellos mismos es ser un iluso y un necio. -Ella, que no conocía realmente lo que era el amor, que sólo lo conocía por el sentimiento que profesaba a su hermano mayor, lo decía enserio. Jeanne sí antepondría a su hermano, pero de algún modo sabía que en ese momento no habría nadie que la pusiera a ella en primer lugar. Por eso ya no esperaba nada de nadie.

-Que buscas aquí. -Lo miró intensamente con sus enormes ojos azules que se clavaron en los profundos ojos oscuros de él. -Lo que te atormenta. -Susurró, mirando involuntariamente sus labios, sin ser realmente consciente de ello y sin poder evitarlo. Un suspiró escapó de sus labios al notar su mano en su cabello. De algún modo, en aquel momento, sintió que tenía la necesidad de que la tocara, de encontrarlo en cualquier rincón del mundo, donde fuera.

-¿Ni en ti? -Preguntó, en un susurro que procuró que no fuera ansioso. Pero en realidad sí necesitaba poder confiar en él. Lo ansiaba porque eso facilitaría tantas cosas... Todo los secretos que sabía de ella dejarían de preocuparle. Mordió suavamente su labio inferior,sin ser capaz de contenerse, imitando lo que él una vez le hizo. Y es que aunque no quisiera admitirlo, había echado de menos aquellos labios desde el momento en el que había dejado de besarlo en aquel pasillo de Azkaban. Quería que la besara, más bien lo necesitaba. Pero esa vez iba a ser él quién empezara porque la chica necesitaba saber que ella era tan irresistible para él como lo era él para ella. No quería sentirse tan vulnerable.
avatar
Mensajes : 127
Académicos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you remember all the danger we came from? {Oliver}

Mensaje por Oliver R. Blackbourn el Dom Ene 15, 2017 2:55 pm

Era la primera vez que mencionaba a mi madre ante alguien que no fuesen mis hermanas o Marlene, era la primera vez que por un segundo me había sentido completamente desnudo ante alguien. Mi madre era la razón por la que me había hecho auror, o por la que quería llegar a ser uno. No me gustaba, tal vez ni siquiera valiese para ser uno, pero era la única manera de ser lo suficientemente bueno en duelo como para enfrentarme a aquellos que la asesinaron. No me importaban las consecuencias, no me importaba morir en el intento si eso devolvía la paz a mi familia. Pero ahora, la había mencionado frente a ella, había hablado de mi madre y se me había quebrado la voz. A pesar de eso, Jeanne no había dicho nada, se había limitado a mirarme y calmar su temperamento. Su comentario hace que vuelva a fijar mis ojos sobre los suyos, aunque esta vez ni su mirada ni la mía parecen estar retándose. Por unos segundos me encuentro en calma, como si ella fuese capaz de entenderme, como si su mano en mi mejilla fuese capaz de calmar todos mis dolores. -No quiero darte lástima.-susurro.-Pero esto no es un juego para mi, no me importa morir en el intento.-añado antes de dar por zanjado en tema. No quiero seguir hurgando en una herida que no se ha curado, no quiero sentirme más vulnerable de lo que soy en ese mismo instante.

Echo de menos su mano en cuanto la retira, llevaba tiempo sin sentir esa ternura. Yo mismo me había hecho una coraza para aparentar ser más fuerte o valiente de lo que realmente soy. Sonrío levemente. Ella no es una damisela en apuros, pero nadie puede vivir en soledad. En algún momento necesitará un hombro en el que apoyarse o un paño de lágrimas, o incluso alguien con quien compartir unas risas. De niño me habían enseñado que la vida es compartir con los demás lo que tienes, y eso era lo que intentaba aplicarme cada día. Mi cuerpo se pega al suyo buscando el calor en esa noche que comienza a ser fría. -Cuando alguien te quiere es capaz de anteponerse ante la muerte y tú, te lo digo porque lo he visto, no porque crea en historias estúpidas de amor.-le susurro. Mi madre dio la vida por protegernos de su propia familia purista, ella protegió a sus hijos mestizos y a su marido muggle.

Necesitaba tocarla, necesitaba tener mi mano en contacto con su piel y aspirar su aroma, porque una vez nos separásemos lo podría recordarlo. Sus ojos brillan en la oscuridad, debo admitir que resulta hipnotizante de todas las maneras posibles. Me acerco mucho más, notando como mi pecho se pega contra el suyo y su respiración se acelera al igual que la mía. Sonrío levemente.-Te diré una cosa...los lugares oscuros siempre son buenos para esconder cosas.-susurro sobre sus labios, conteniéndome para no besarla aún.- Me atormentan muchas cosas. Me atormenta no saber quién asesinó a mi madre, me atormenta que les pueda ocurrir algo a mis hermanas y me atormenta... no saber si besarte o no ahora mismo.-añado en un susurro que queda en el aire.

No digo nada más, lo dejo todo en el aire hasta que su pregunta me hace sonreír levemente.-Eso nunca se sabe, pero a veces merece la pena lanzarse al vacío y confiar en alguien.-añado antes de quedarme fascinado por como se muerde el labio. En ese momento decido que he esperado suficiente y termino por acortar la distancia. Mis manos se posan en su caderas, su espalda queda presionada contra la pared y mis labios devoran los suyos con tan necesidad que parece que llevase años sin beber agua y ella fuese una fuente de agua cristalina. Mientras apuro mi respiración , una de mis manos juega con la piel que hay en su nuca, notando como todo mi cuerpo es invadido por un estímulo eléctrico. Había deseado demasiado que todo aquello volviese a ocurrir.
avatar
Mensajes : 228
Académicos

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you remember all the danger we came from? {Oliver}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.