Volver arriba

Capítulo I: Peek-a-Boo

Página 4 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Narrador el Jue Oct 27, 2016 10:13 am

Recuerdo del primer mensaje :

Trama Global: Peek-a-Boo



Noche 31 de Octubre
Londres Mágico, Dresselt Hotel


La noche en la que las pesadillas se hacen realidad. Esa en la que los peores temores surgen de las tinieblas, una noche de culto que con los siglos se ha convertido en una festividad adoptada en muchos países de los diferentes continentes; las risas de los infantes, quienes corretean bajo telas convertidos en los monstruos más temidos del mundo muggle y mágico, se alzan en la noche junto a más de un susto causado por las sorpresas que esperan en cada esquina.

Y en una fecha tan esperaba, el hotel Dresselt, consciente de los terrores a los que la sociedad mágica se ha visto sometida en el último año, ha deseado brindarle a todos la oportunidad de pasar una velada única bajo su techo.

En sus inmediaciones los asistentes pueden apreciar la decoración sumamente detallada, lápidas en los suelos, calabazas iluminando el camino a la entrada, una neblina que te obliga a vigilar por donde pisas, empleados contratados para asustar a los presentes bajo unos aspectos realistas de muertos en vida; mas el interior del hotel no tiene nada que envidiar. Telas de araña cuelgan por doquier, candelabros de diversos tamaños como iluminación, mesas llenas de alimentos de los más variopintos haciendo honor a la temática de la noche –cuidado, alguna puede salir huyendo de tus manos–; entre otros encantos para la vista de los presentes, artistas de circo danzan a sus anchas por el recinto, malabaristas, lanzadores de cuchillos, trapecistas se mueven sobre sus cabezas y traga fuegos sorprenden a más de uno con las flamas pasando a escasos centímetros. Por supuesto no falta la música sobre un escenario donde diversos grupos actúan, deleitando con su melodía al público.

Todo está dispuesto para que sea una gran noche, solo queda disfrutar.








Consideraciones:

  • Máximo de 23 líneas por post.
  • No hay orden de posteo ni restricciones horarias, tan sólo esperar a que haya un post de por medio para no hacer doble-post.
  • Estamos en 1979, tener ese detalle en cuenta a la hora de realizar disfraces. No puede existir una Harley Quinn, un Eduardo Manostijeras o Marty McFly.
  • Recomendación: usar el code aportado a continuación para facilitar el rol.

Código:

[b]Dónde estoy:[/b]
[b]Con quién estoy:[/b]
[b]Otros:[/b]
avatar
Mensajes : 162
Ambientación

El Mapa Del Merodeador


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Invitado el Jue Nov 03, 2016 10:23 pm

Dónde estoy: Donde esté el borracho mocoso de Dahl precioso
Con quién estoy: Robin Fiennes y Alricachón Dahl
Otros: Liebre de marzo
(la liebre loca de Alicia en el país de las Maravillas).  Lleva una diadema con orejas de liebre hechizadas para moverse como si fueran de Nad, un sombrero pequeño marrón entre ellas, falda corta de tul marrón y zapatos de tap.

Si Nadezhda fuera la caricatura de algún programa de televisión muggle, o un cómic, se dibujaría graciosamente una gota de sudor en su frente que jugaría bien con la sonrisa nerviosa de disculpa que le dedicaba a la pelirroja, pero se transformó en una carcajada alegre por su comentario.
–La hay al menos en mi circo, pero por alguna razón no me dejan probar aún. No hay voluntarios para amarrarse siendo yo quien lanza porque al parecer "soy un peligro"–rodó los ojos al cielo mientras entrecomillaba lo último con los dedos. Lo que recién había pasado debía ser suficiente para tener claro por qué, pero ¡vamos! sólo fue un desliz, seguía completa la chica. Le sonrió con todos los dientes haciendo una profunda y pintoresca reverencia; al enderezarse sus orejas se irguieron en punta, juguetonas tal y como su dueña–Siempre es un placer recibir nuevos invitados a la hora del té; soy Nadezhda, pero como mi nombre es un trabalenguas, llámame Nad. ¡Ven conmigo!–añadió con gran ánimo, enlazando su brazo con el de ella para jalarla, y mientras corría a saltitos con la otra mano se quitó el sombrero agitándolo hacia ella–Tengo varias sorpresas aquí, nunca sabes qué saldrá–rió con singular gozo conforme salían brincando ranas de chocolate hacia el suelo, hasta que salieron unos cuantos caramelos y los atrapó en el aire. Le lanzó un par a Robin antes de desenvolver uno propio y llevárselo a la boca–Mmmm, caramelo.
Se detuvo junto a un prófugo de Azkaban y chilló una vez teniéndolo a su lado.
–¡Necesitamos a los dementores! ¡Llamen a la policía! ¡Bomberos! Debe ser un delito estar tan feo–arrugó la nariz simulando repulsión para después alborotar el cabello a su mejor amigo, Alric–Te he extrañado, zopenco. Mira a mi nueva amiga: se llama Ignouts pero prefiere Robin y casi la atravieso con un cuchillo. Encantadora chica.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por G. Robin Fiennes el Vie Nov 04, 2016 3:43 am

Dónde estoy: Donde el preso y la liebre
Con quién estoy: con Nadezhda lanzacuchillos y Alric
Otros: Disfraz: Ignotus Peverell. Con ropajes de la época (s. XIII), aunque algo rasgadas y desgastadas por el paso del tiempo. Con un hechizo se ha puesto un peinado similar aunque lo cubre con la túnica. Además luce un aspecto demacrado, con heridas por el rostro, un aspecto zombie pero sin exagerar y lleva una capa sobre el brazo (la capa de invisibilidad).


¿Un peligro? Tonterías- le dio la razón obviando el corte que ahora estaba presente en la capucha de la túnica, manteniendo la sonrisa una vez hechas las presentaciones, sin poder contener el impulso de estirar la mano para tocar con la punta de los dedos las orejas que coronaban su cabeza y se movían con algún tipo de conjuro –Nadezz... Si, mejor Nad- concluyó al tratar de pronunciar su nombre, en vano; enlazaron los brazos y comenzaron a caminar mientras la pelirroja se veía sorprendida por el contenido del tocado de la chica –¿A quién debo vender mi alma para conseguir un sombrero como el tuyo?- necesitaba uno de esos.

Atrapó al vuelo una rana de chocolate que salió de un salto del sombrero, que acabó en su bolsillo para degustarla más avanzada la fiesta –Mm toffee... delicioso- dijo con esa voz de gozo que todos usan cuando degustan uno de sus platos preferidos, tras tomar uno de los caramelos que Nad le lanzó.

Siguieron avanzando hasta que se encontraron con una persona disfrazada de preso de Azkaban. Por favor, ¿Por qué no se le ocurrió algo así? Tardó unos segundos, en lo que Nad la presentaba cuando se percató a quien tenía delante –¡Eh! ¡Me debes un whisky de fuego!- exclamó recordando la noche del banquete de Hogwarts –Nos conocimos la noche que llegué a Hogwarts, fue una mala influencia que me hizo lanzar comida- le explicó a la chica ya que lo más seguro es que no entendiese a que se refería la americana cuando habló –Te quedan bien las rayas, Alric- sonrió divertida –Me lo estoy pasando genial, es genial hablar con ustedes pero creo que nos animaremos incluso más si entramos. Bebida y comida gratis, ¿Qué más pedir?- ya que sus compañeros de disfraces parecían haber desaparecido en combate no perdería el tiempo esperando en la puerta.
avatar
Mensajes : 336
Intercambio

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Oliver R. Blackbourn el Vie Nov 04, 2016 11:21 am

Dónde estoy: Entrada
Con quién estoy: Solo, después con Robin y Nad
Otros: Disfraz: Antioch Peverell. Con ropajes de la época (s. XIII), rasgadas por el paso del tiempo aunque conserva su armadura llena de polvo. Está avejentado, algo demacrado aunque conserva un porte altivo. En su mano lleva la famosa varita de saúco.


Se me había hecho tarde y cuando me di cuenta ya era justo. El tiempo que tenía para arreglarme eran tan solo diez minutos, así que no podía extenderme mucho en preparar el aspecto que debería tener un hombre que había muerto hacía años. Había escogido el hermano mayor de los Peverell, por nada en particular. Así pues, una vez estuve listo, salí por la puerta tan rápido como pude para llegar finalmente al lugar de la fiesta. Sabía que debía encontrarme con dos acompañantes y que las reconocería por los disfraces, pese a eso, tampoco importaba mucho con quien.

En apenas unos minutos estaba en el lugar de la fiesta, entré y repasé con mis ojos todos los que estaban allí presentes. Pude reconocer a Doe, Nad, Alaska y Lene, la que era fácil de reconocer teniendo en cuenta como había aumentado su perímetro en los últimos meses, por mucho que le molestase que se lo dijera. Seguí buscando hasta que encontré a "mi hermano", Robin era la chica que iba disfrazada de Ignotus Peverell. Tras acabar de repasar con curiosidad a los asistentes me acerqué donde estaban Nad y Robin para mirar a la última.- ¿Robin?-pregunté con curiosidad, nos faltaba todavía un hermano, así que todo era posible. -Siento llegar tarde.-digo revolviéndome el pelo.
avatar
Mensajes : 228
Académicos

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por James C. Potter el Vie Nov 04, 2016 12:16 pm

Dónde estoy: en la entrada del Hotel.
Con quién estoy: Caroline Komorowski
Otros: Hades, rey y señor del inframundo.

Los ojos azules del chico se clavaron en la esbelta figura de la chica pelirroja y una sonrisa inconsciente brotó de sus labios. -Realmente preciosa, Carol, pero no te crezcas demasiado. Al fin y al cabo vas conmigo. -Le guiñó un ojo, evidentemente en tono de broma.  La verdad es que la chica se veía bien, era guapa para que negarlo. Se miró a si mismo, colocándose mejor el disfraz. Era la primera vez que asistía a una fiesta en mucho tiempo, y la verdad es que le hacía ganas pero a la vez le preocupaba no pasárselo tan bien como antaño. Por suerte Caroline era divertida y seguro que lograba que la velada fuera entretenida.

Se quedó quieto para que ella pudiera retocar lo que creyera conveniente, al fin y al cabo había sido idea suya y él cumplía con los deseos de su amiga. Le ofreció el brazo a la hermosa pelirroja y le dedicó una sonrisa suave. -Vamos, mi señora Persephone. -Entraron en el lugar y les recibió un ambiente festivo y lleno de gente disfrazada con disfraces cada vez más originales.
avatar
Mensajes : 602
Ciudadanos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Ricky M. Over el Vie Nov 04, 2016 1:15 pm

Dónde estoy: Primero mesa de comida luego en el centro.
Con quién estoy: Con Marlene, Catrina, Brent, Apolline, Matthew y Gaspard.
Otros: Sauce boxeador.

La expresión de repugnancia de su compañero fue reveladora. Ricky intentó persuadir a Gaspard de que la babosa viscosa que intentaba suicidarse saltando de la mesa resultaba deliciosa como aperitivo.—Son de lima—Argumentó felizmente. Colocó la mano cerca de la mesa, la golosina cayó sobre el guante de boxeo y el francés la devoró sin miramientos, soltando un suspiro de satisfacción.—Si no te convencen las babosas, quizás debas probar las arañas—Sugirió, señaló la fuente de arañas de chocolate. Los arácnidos presentaban un aspecto hiperrealista, retorcían sus ochos patas sin descanso y una superficie de algo que parecía pelo cubría sus cuerpos de cacao. Cuando el francés estaba por aventurarse a probar las arañas, un grito consiguió que desviara la mirada hacia un grupo de gente situada justo en el centro de la estancia.

Entre el numeroso grupo de cinco integrantes reconoció dos rostros.—Ven conmigo, estoy viendo a unas amigas—Avisó a su compañero y se encaminó hacia la multitud.—¡Hola a todos! ¡Bonitos disfraces! —Saludó generalmente. Abrazó a su amiga y compañera de academia, sus ojos repasaron los rostros desconocidos hasta detenerse sobre los de Marlene, e inmediatamente después sobre su henchido vientre.—Veo que te has pasado con la comida, pero no te culparé, está deliciosa—Bromeó. Antes de que un silencio grupal se hiciera posible, decidió centrar su atención en los tres desconocidos.—¡Oh, qué maleducado! No me he presentado, soy Ricky.—Apoyó el guante de boxeo sobre el hombro de su amigo sauce.—Y este es Gaspard, crecimos en el mismo bosque.—Añadió, dando por hecho que tampoco les conocería.
avatar
Mensajes : 8465
Académicos

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Alice E. Ayliffe el Vie Nov 04, 2016 7:08 pm


Estoy: donde esta la libre, el preso, la trasvesti y Ollie
Estoy: con los antes mencionados
Otros: Alice in Wonderland, yes it'sme<3

Su cumpleaños número dieciséis, su decimosexta primavera, su primer Halloween fuera de la mansión Ayliffe y el tradicional banquete en su honor. Claro que en la mañana, Charlie y Mía le habían cantado el Feliz Cumpleaños junto con su pastel de moras preferido, pero aunque las amaba, nunca sería lo mismo. Alice había pasado demasiados años con una rutina establecida, en cuanto dejó la mansión ya sabía qué sería difícil acostumbrarse a todo.
La realidad es que solo había accedido a presentarse en aquella gran fiesta por dos cosas: primero, porque Mía había insistido en “confeccionar” el traje, y dos, por la presencia de Alric.

En cuanto puso un pie en el camino qué conducía al interior del hotel, comenzó a ponerse nerviosa, ansiosa y si continuaba así terminaría histérica. Con cada paso qué la acercaba a la recepción, sentía como el aire comenzaba a faltarle y como los fantasmas de la guerra reaparecían, hasta qué, una vez dentro, un mesero-zombie le ofreció un pan esponjoso con glaseado rojo. Se escabulló por los lugares más vacíos, aún con el bizcocho, y llegó a dónde Alric, su novio hablaba con demasiadas personas muy bien disfrazadas para poder distinguirlas.

— Hola — saludó, situándose junto a Alric y mirando las caras de todos, lo que le hizo abrir los ojos con sorpresa — ¡NADEZHDA NIGHTINGALE DESGRACIADA! gritó con emoción hacia la morena, pero sin acercarse demasiado — ¿Dónde te metiste, tejona escurridiza?.
avatar
Mensajes : 297
Hogwarts

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Caroline Komorowski el Vie Nov 04, 2016 10:52 pm

Dónde estoy: Ingresando al salón del Hotel
Con quién estoy: James Potter, en búsqueda de la “Alaska Perdida” :love: (?)
Disfraz: Reina del Inframundo; Vestido Persephone
, Guantes de medio brazo y Tocado de cabeza

Rio divertida ante su comentario, antes de dedicarle una sonrisa encantadora al escuchar cómo le llamaba, asintió mientras le tomaba del brazo, estrechándolo sutilmente antes de ingresar con él. Desvió su mirada en todas direcciones, admirando el aspecto que le habían otorgado al lugar, mientras la base de su vestido se arrastraba de manera sutil sobre el suelo, dejando una ilusión de flores creciendo a su paso gracias a un sutil y sencillo hechizo, que le daba una luz cálida en comparación a la que irradiaba James con su disfraz, después de todo ella representaba a la hija de Demeter, diosa de la agricultura y la tierra fértil.

- Todo se ve increíble, ¿no crees? -Cuestiono finalmente mientras tomaba de manera sutil parte de su vestido para levantarlo. Se giró hacia su compañero sin dejar de caminar, dedicándole una sutil sonrisa mientras ingresaban al salón, deteniéndose a observar a la gran cantidad de gente frente a ellos- Vaya, hemos llegado con un sutil atraso… -Puntualizo divertida mientras paseaba su mirada por todo el salón en búsqueda de una castaña en particular, pero debido a la marea de personas le era imposible localizarla- Vamos… -Susurro ejerciendo una leve presión en el brazo de James, para así comenzar a caminar por el lugar en búsqueda de Alaska. Avanzaron hasta los extremos del salón, logrando reconocerla en una esquina a lo que la pelirroja soltó el brazo de su acompañante mientras aumentaba el ritmo de sus pasos hacia la elegante y hermosa figura de la joven a quien buscaba- Y dime… -Susurro tras de ella con tono sensual antes de dar unos pasos, deteniéndose a su lado- ¿Qué hace un sexy lugar como tú, en una hermosa chica como está? -Cuestiono sonriente y en tono jocoso para animar a la joven, agradeciendo que la hubiera acompañado. Descendió la mirada por el traje que Alaska portaba, aumentando su sonrisa mientras aplaudía emocionada- ¡Te ves preciosa! La mismísima Nyx estaría celosa de ti… -Dijo mientras llevaba una de sus manos hacia el cabello de la joven, acomodando un mechón rebelde con ternura, girándose hacia James haciéndole una señal para que se aproximara.


Última edición por Caroline Komorowski el Sáb Nov 05, 2016 11:04 am, editado 1 vez
avatar
If your going to do something, do it right.
Mensajes : 462
Hogwarts

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Alaska D. Rizzo el Vie Nov 04, 2016 11:51 pm

Dónde estoy: Salón
Con quién estoy: Persie preciosa y Hadecito guapoteh
Otros: Nyx, diosa primordial de la Noche.☽♢♀

Observó desde su esquina como la gente seguía llegando, como muchos de sus amigos pasaban de un lado a otro, ignorando su presencia. Sus labios sonrosados formaban una línea apretada, Alaska no dejaba de estirar las mangas de su vestido hacia abajo, a pesar de que los bordes de éstas ya sobrepasaban sus muñecas por si solos, aún se sentía con la urgencia de asegurarse de que nadie viese nada. Ni los nuevos moretones, ni las heridas que comenzaban a cicatrizar, todos pasaban de su presencia, pero la castaña sentía como si cada par de ojos la viera fijamente y la juzgara, echándola del hotel con sus miradas fulminantes.

Ella no pertenecía a un lugar como aquel, una fiesta tan llena de vida y de gozo. La rusa merecía volver a pudrirse sola en The Gables, y cuando estuvo a punto de desaparecerse, una voz por detrás le llamó la atención.

Caroline.

— Gracias Carol, tu igual lo estás. — contestó, con la sombra de una sonrisa en el rostro.
Escaneó de reojo la vestimenta de su amiga pelirroja, y decidió que estaba guapísima, despampanante, destilaba belleza, tanto que ella misma se hubiese acercado a aquella Persephone. Caroline se veía tan bien como ella misma se suponía que se tenía que ver, pero la diferencia estaba en que la slytherin se lo creía, le importaba y, por sobretodo, estaba feliz, quería estar en esa fiesta. La castaña miró de reojo al acompañante de la pelirroja, y le dedicó la misma sonrisa cordial.
— Potter, buen disfraz.
avatar
Mensajes : 366
Ciudadanos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Brent O. Ghonord el Sáb Nov 05, 2016 12:03 am

Dónde estoy: En medio de la fiesta, ¿Haciendo vida social?
Con quién estoy:  Marlene, Bolita, Catrina, Matthew, Apolline Ft Sauces Boxeadores
Otros: Disfraz: Jugador de Quidditch (Golpeador). Con ganas de buscar algo de comida

Sinceramente, Brent no conocía a ninguna de las chicas. Sabía que una se llamaba Marlene por las cartas que le llegaban. Al robarle la invitación a un tipo lento de agilidad, decidió robarle también su lechuza, solo por prevención. No le costó mucho domesticarla y hacerla suya, ese gran don que tenia con las criaturas mágicas no era en vano. Se hizo pasar por este tal “Dann” y al parecer esta chica había caído en la trampa.  Eso era lo de menos, ya estaba en la fiesta y estaba listo para pasarlo en grande.

La voz cálida de una de las chicas lo recibió amablemente, como si ya fuese su amigo. Se fijó en sus grandes ojos mientras se sobaba levemente la cabeza. Instintivamente, desvió la mirada hacia sus dientes, deslizando sus dedos sobre ellos para verificar que no había perdido uno. Se rió al notar que su dentadura estaba intacta. Estoy bien... Eso creo - se limitó a decir. La desconfianza en el joven se notaba; extrañamente esta chica lo ponía algo nervioso (aunque no lo manifestaba). Otra voz decía mal su nombre… Ahí supo que se trataba de la chica de las cartas.  ¡Marlene!, un placer... Soy Brent, por favor  – le respondió como un sube y baja, al principio de manera amigable y luego de una manera algo tosca, cortante. Él era muy distraído pero esta chica se pasaba, su nombre no era tan difícil como para equivocarse tantas veces. Cambió de humor al ver la panza de su nueva amiga. En un momento de locura imaginó a Marlene ocupando su lugar en la escoba, cuyo estallido terminaría en una explosión de sangre y pedazos de feto decorando el lugar. “No rebota” Se rió solo y de un momento a otro ya estaba dentro de la fiesta, empujado por esa snitch pasada de peso. Volteó en un momento para ver a la chica que los acompañaba y le sonrió suavemente. “Así que te llamas Catrina, vaya”.  Lo demás pasaba muy rápido ante sus ojos, era una mezcla de disfraces, música, decoraciones y para terminar, relaciones sociales.  La rubia era bastante extrovertida y sociable, características que Brent no compartía del todo. Sonrió tiernamente a las nuevas personas que conocía y solo abrió la boca para hacer una acotación. En realidad, yo soy el  golpeador del equipo – sacó el bate que escondía detrás de su capa , ondeandolo de lado a lado. Estoy para protegerlas, especialmente a bolita. –dijo firme en un tono bromista, poniendo una cara "seria" para hacerlo más "amenazador".  

La inclusión de los "Sauces Boxeadores" se le hizo agradable, sus disfraces eran dignos de todo premio a su parecer. Se fijó en una araña algo peculiar que se posaba en el hombro de Ricky, uno de los sauces. Sin pensarlo, extendió su bate y con una maniobra de muñeca ya llevaba la araña a su mano, la cual se deslizaba del bate hasta esta. La miró incrédulo por el detalle, le tardó unos cuantos segundos reconocer que no era de verdad. (le ayudó tratar de acariciarla) "¿Tan lejos había llegado la repostería mágica?" Se la comió pata por pata;  se sentía algo sádico porque es muy amante de las criaturas pero... era  Halloween y todo valía.
avatar
Mensajes : 30
Académicos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Taylor Van Der Zee el Sáb Nov 05, 2016 12:14 am

Dónde estoy: Mesa de Comida
Con quién estoy: Sola con mi genialosidad y sexynesia
Otros: Gone with thw wind,Scarlett O'Hara.

Un destello color escarlata brillo junto a la mesa de comidas dentro del Salón en el Hotel Dresselt. Taylor Van Der Zee se materializo entre los invitados con disfraces espeluznantes, ella, enfundada en un precioso vestido de terciopelo entre el rojo y el magenta, se paseó alrededor de los bocadillos, calificando cada uno y decidiendo que tantos se comería esa noche, y cuales no le harían vomitar de nuevo.
Recogió el bajo de su vestido con la zurda, causando que la luz proporcionada por los candelabros hiciese reflejo en los cristales que adornaban el corpiño y falda de su traje, caminó aún en las cercanías de la mesa celestial y observó a los invitados, buscando al que debía ser su pareja.Pensó que, aunque éste no llegase, igual se la pasaría de maravilla, después de todo era una fiesta, y no había fiesta que la neoyorquina no disfrutara.
avatar
Mensajes : 131
Ciudadanos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.