Volver arriba

Capítulo I: Peek-a-Boo

Página 3 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Narrador el Jue Oct 27, 2016 10:13 am

Recuerdo del primer mensaje :

Trama Global: Peek-a-Boo



Noche 31 de Octubre
Londres Mágico, Dresselt Hotel


La noche en la que las pesadillas se hacen realidad. Esa en la que los peores temores surgen de las tinieblas, una noche de culto que con los siglos se ha convertido en una festividad adoptada en muchos países de los diferentes continentes; las risas de los infantes, quienes corretean bajo telas convertidos en los monstruos más temidos del mundo muggle y mágico, se alzan en la noche junto a más de un susto causado por las sorpresas que esperan en cada esquina.

Y en una fecha tan esperaba, el hotel Dresselt, consciente de los terrores a los que la sociedad mágica se ha visto sometida en el último año, ha deseado brindarle a todos la oportunidad de pasar una velada única bajo su techo.

En sus inmediaciones los asistentes pueden apreciar la decoración sumamente detallada, lápidas en los suelos, calabazas iluminando el camino a la entrada, una neblina que te obliga a vigilar por donde pisas, empleados contratados para asustar a los presentes bajo unos aspectos realistas de muertos en vida; mas el interior del hotel no tiene nada que envidiar. Telas de araña cuelgan por doquier, candelabros de diversos tamaños como iluminación, mesas llenas de alimentos de los más variopintos haciendo honor a la temática de la noche –cuidado, alguna puede salir huyendo de tus manos–; entre otros encantos para la vista de los presentes, artistas de circo danzan a sus anchas por el recinto, malabaristas, lanzadores de cuchillos, trapecistas se mueven sobre sus cabezas y traga fuegos sorprenden a más de uno con las flamas pasando a escasos centímetros. Por supuesto no falta la música sobre un escenario donde diversos grupos actúan, deleitando con su melodía al público.

Todo está dispuesto para que sea una gran noche, solo queda disfrutar.








Consideraciones:

  • Máximo de 23 líneas por post.
  • No hay orden de posteo ni restricciones horarias, tan sólo esperar a que haya un post de por medio para no hacer doble-post.
  • Estamos en 1979, tener ese detalle en cuenta a la hora de realizar disfraces. No puede existir una Harley Quinn, un Eduardo Manostijeras o Marty McFly.
  • Recomendación: usar el code aportado a continuación para facilitar el rol.

Código:

[b]Dónde estoy:[/b]
[b]Con quién estoy:[/b]
[b]Otros:[/b]
avatar
Mensajes : 168
Ambientación

El Mapa Del Merodeador


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Ricky M. Over el Miér Nov 02, 2016 9:46 am


Dónde estoy: En la mesa de comida
Con quién: Con Gaspard
Disfraz: de Sauce Boxeador

Reconoció enseguida a su acompañante puesto que ofrecía la visión de un disfraz gracioso y original, según la opinión del francés. Tenía un humor fácil, blanco semitransparente, así que cuando se le ocurrió la idea del disfraz fue incapaz de desaprovecharla.—¡Hey, hola!—Saludó e imitó su acción, propinándole un fingido puñetazo en el abdomen. El comentario de Gaspard arrancó de su boca una escandalosa carcajada.—Pues porque hoy llevo estos malditos guantes, deberías verme en una fiesta sin guantes, ya habría agotado las reservas de comida del hotel—Explicó seriamente. No bromeaba, lo primero que todo individuo veía en una celebración, era a Ricky Over junto a la mesa de comida. Y si el joven ya pasaba hambre antes, debido a su escasez de capital, desde que vivía en Bulgaria la necesidad era mayor.

No te quites los guantes—Se anticipó, por si su compañero sugería dicha acción como solución a su problema. Dirigió una mirada sospechosa a ambos lados y se acercó más a Gaspard, bajando el tono de voz hasta reducirla a un susurro.—Tengo la teoría de que nos vigilan—Observó la fuente de ponche con recelo.—Y que tendrán en cuenta si nos salimos de nuestro papel a la hora de dar el premio—Añadió en voz baja antes de separarse de Gaspard, silbar con disimulo y añadir en voz alta.—ME SIENTO ESPECIALMENTE SAUCE HOY.—Le guiñó un ojo a su compañero de disfraz.—Y además estoy mayor porque me duelen las raíces—Sonrió divertido. Las babosas de golosina seguían reptando, una de ellas había llegado al filo de la mesa. Señaló al dulce en cuestión.—Tienes que probarlas, están deliciosas—Animó.
avatar
Mensajes : 8468
Académicos

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Invitado el Miér Nov 02, 2016 2:37 pm

Dónde estoy: A la entrada del hotel
Con quién estoy: Con Apolline, pero posteriormente me llevan a conocer a Lene *^*
Disfraz: Leatherface

Una vez me pose al lado de mi acompañante, esta se sobresalto un poco por mi presencia, al parecer la habia asustado sin quererlo, debia de ser que el disfraz se habia quedado demasiado realista Oh vaya, descuida, que soy yo, Matt Le dije sonriendole alegremente, despues de todo aquello, Marlene hizo un cumplido acerca de mi disfraz al igual que yo tambien hice un cumplido sobre el suyo Bueno, el placer es mio Apolline Dije dedicandole una sonrisa a traves de la mascara, lo bueno de todo era que se podia ver la boca a traves de la mascara, asi que se podria percatar sin problemas de la sonrisa despues de todo. Apolline y yo nos quedamos observando la entrada del hotel para despues de todo aquello, en un momento dado notar como mi acompañante me pedia que fuese con ella, al parecer queria presentarme a alguien.

Unos segundos despues, Apolline me llevo hasta donde se encontraba una chica que vestia un traje dorado bastante brillante y que a primera vista se podia comprobar que despues de todo, estaba embarazada. Apolline nos presento a ambos y yo por mi parte, sonrei a aquella chica Buenas Lene, soy Matthew, es un placer conocerte Le dije muy amigablemente dandole dos besos en la mejilla de forma educada, por el momento parecia que todo en la fiesta parecia ir bien, confiaba en que siguiera de esa manera igualmente
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Alaska D. Rizzo el Miér Nov 02, 2016 4:46 pm

Dónde estoy: Entrada
Con quién estoy: sola con mi agonía
Otros: Nyx, diosa primordial de la Noche.

La neblina que revoloteaba entre sus pies aumentaba con cada paso que la bruja daba, el negro vacío de su vestido y los quáseres que lo adornaban creaban un abismo a sus pies, y al moverse la tela se hacía de humo. Toda ella parecía una figura de ceniza, su rostro resultaba difícil de ver, salvo por los puntos de sus ojos, que brillaban como zafiros entre la oscuridad que la rodeaba. Su capa destellaba contra las luces que despedían las calabazas que marcaban el camino, a la par que la plata en su diestra brillaba como estrella; cuando el viento hacía a su vestimenta revolotear parecía que se extendiesen oleadas de oscuridad.

Alaska llegó a la puerta del hotel Dresselt y entró sin miramientos, donde se mantuvo en el área de la entrada, alejada de todos como una sombra. Se había esmerado en su disfraz, y no había sido difícil escogerlo, Nyx representara exactamente como se sentía. En cuanto Caroline había logrado convencerla de ir a la fiesta y, por azares del destino, habían sido colocadas juntas, fue idea de ella representar a dioses griegos, y como no, a los dioses habitantes de Inframundo.

La rusa no tenia muchas ganas de hablar con nadie, ni de bailar, mucho menos comer. Quizá estaría un rato con Caro y luego se iría. Se mantuvo entretenida jugando con las sombras y la bruma que despedía su traje, conformado por capas de hechizos que lo hacían parecer una genuina parte de la oscuridad que la rodeaba. Si un muggle la viese fuera durante aquella noche de brujas, quizá si la confundiría con la diosa de la Noche.
avatar
Mensajes : 369
Ciudadanos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Grégoire D. Gattive el Miér Nov 02, 2016 5:35 pm

Dónde estoy: En la entrada del Hotel.
Con quién estoy: Con nadie, que la zorra de Benson aún no aparece ¬¬
Otros: Dizfraz con cara de culo y gesto ceñudo.

Todas las festividades británicas le parecen bosta en la punta del botín, todas excepto Halloween. No porque le divierta la estúpida idea de ir por ahí disfrazado pidiendo dulces... La retorcida criatura es experta en joder a los mocosos de mierda que van por la vida con la alegría de la inocencia. Secretamente, siente envidia por la feliz infancia que ellos gozan y de la que a él se privó. El pecado capital roe las entrañas del villano, y en su afán por distribuir pequeñas y grandes dosis de maldad por el mundo, se regocija cagándose en el festejo. Los recuerdos de las fiestas pasadas en San Petersburgo acuden a su memoria y le arrancan una sonrisa que tiene más de malhadada mueca de feroz diversión que del gesto honesto de alegría. Verás, lector, Grigoriy Vólkov tiene la costumbre ancestral de hacer pasar chascos nauseabundos por caramelos. Repollitos de bruselas bañados en chocolate, grageas Bertie Botts cuidadosamente elegidas con sabores a  cera de oído, mocos, mierda, sudor de culo peludo, sangre coagulada y vómitos de gato, entre otros bocadillos diseñados especialmente para enseñar a los putos chiquillos la lección de no ir a tocar las pelotas a la mansión Vólkov.

Esa noche, sin embargo, el festejo que tiene en mente es diferente. Por primera vez en su vida, personifica al señor Vólkov. Con sus padres desaparecidos en los Alpes Suizos y la retrasada subnormal de su hermana trincándose Dementores en Azkaban, es él el único miembro presente de la gran familia rusa. Y la sonrisa que tira de los labios finos y avaros es un gesto de sádica diversión ante la celebración que se aproxima. Aguará la fiesta, desde luego. Y es así que se Aparece con un sonido apagado en las afueras del sitio en el que se realizará la anunciada festichola.

El bastardo de las tinieblas se sentiría a gusto en aquel ambiente funesto de no ser porque la festividad se palpa en el aire. Su disfraz abrazaba la enjuta silueta y el engendro se interna en el fantasmagórico entorno. De andar irregular y semblante hosco, camina el sultán de las corridas en caras ajenas con la tranquilidad de quien se siente como en casa. Sin embargo, tal calma no ha de durar demasiado. De la nada aparece un caradura enmascarado presto a asustar al barón de la cabronería. Mala idea. Grigoriy Vólkov reacciona a una velocidad vertiginosa, girando sobre sus talones y enarbolando una varita de madera que vomita varios haces de luces. Enfunda la varita y ladea la cabeza, ojeando su obra maquiavélica con el ojo crítico de quien persigue la perfección en cada una de sus maldades. En donde había estado el desafortunado contratado para asustar a los invitados, un pato desplumado grazna con pavor. Para rematar su obra, el cínico engendro toma distancia dando dos pasos hacia atrás para luego proceder a plantar en el culo del pato una señora patada. El ave extiende las alas y revoltea torpemente hasta perderse de la línea de visión. «Excelente» piensa la mente repleta de mala ostia mientras sonríe con malicia. La noche empieza bien para el heredero Vólkov. —A ver si aprende a no meterse con Caperucita—.
avatar
Mensajes : 77
Ciudadanos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Catrina S. Creagh el Miér Nov 02, 2016 6:03 pm

Dónde estoy: En la entrada, esperando.
Con quién estoy: Con Marlene y Brent
Disfraz: Jugadora de Quidditch (buscadora)


Por suerte para Catrina, su amiga embarazada no tardó en llegar. Esa snitch con patas se lanzó a abrazar a la rubia, quien le devolvió el abrazo con una sonrisa radiante en los labios —Se supone que tendrías que escapar de mí, ¿no?— bromeó, divertida. Acarició con suavidad el cabello de su amiga en un gesto teñido de cariño y dejó un beso suave en su mejilla. A continuación pasó a admirar las alas que revoloteaban en su espalda, dándole un aire gracioso y, sin duda, completando el que, para Catrina, era el mejor disfraz del lugar sin duda alguna —Tranquila, mujer— soltó una carcajada, viendo la preocupación de su amiga por su disfraz —, se entiende perfectamente. Y si alguien no lo pilla, tú me avisas y empiezo a perseguirte— bromeó, divertida.

Estaba a punto de decir algo nuevo cuando un golpe la sorprendió. Se giró para ver como, a unos metros de ellas, el jugador de Quidditch que les faltaba había aterrizado de forma poco grácil. Por decirlo de forma menos sutil, se había comido el suelo. Catrina no fue capaz de ocultar la risa mientras el muchacho se arrastraba y tropezaba, hasta que pudo ponerse con ellas como una persona normal —¿Viste, Lene? Haces que caigan rendidos a tus pies, con esto ya está todo dicho— bromeó de nuevo, sintiendo que ese ambiente la alegraba —. ¿Cómo estás? ¿Te has hecho daño?— preguntó entonces, mirando hacia el recien llegado con una sonrisa amable.
avatar
Mensajes : 148
Académicos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Allison Benson el Miér Nov 02, 2016 7:22 pm

Dónde estoy: pasada la entrada
Con quién estoy: con el estúpido y segundo sensual caperucita de la fiesta
Disfraz: caperucita roja || capa de la caperucita

Se había prometido a sí misma divertirse, luego de varias situaciones que estaban pasando en su vida se merecía un dia para jugar, así como acostumbraba a hacerlo... bueno, quizás no tan así, pero sí planeaba divertirse.

Sabía que Caroline debía asistir a la fiesta, así como James y otros conocidos, pero la persona que le interesaba no estaba segura si lo vería en tal evento, aunque mantenía la esperanza sobretodo si podía perderse en la noche con él; pero en la jornada debía estar con Vólkov, en la fiesta designaron parejas y estaría con él, y luego de varias lechuzas quedaron en ser la caperucita y el lobo feroz, así que  el día, Allison se puso uno de sus vestidos rojos más una capa, pareciendo más que una caperucita, casi una visión en rojo pasión… en resumidas cuentas, una caperucita completamente sexy.  

Se apareció en el lugar y caminó tranquilamente a la entrada del hotel, pasando por algo algunas miradas que le dedicaban, sabía que iba completamente provocadora esa noche, y esa era claramente la intención, miró rápidamente por el lugar para buscar a su lobo feroz pero su sorpresa fue tal, al notar a una caperucita con una cara familiar, se acercó un poco a él y notó como devolvía la broma a alguien que intentó asustarlo. Recordó vagamente las veces que había visto por el castillo a Vólkov, y sinceramente no recordaba si alguna vez habían llegado a algo más que los saludos… era probable, pero no por eso iba a ir vestido exactamente igual que ella en la fiesta aunque la anglofrancesa no estaba con ánimos de generar una discusión, más bien le divertía la idea de verlo así – Pensé que serías el lobo feroz – exclamó una vez a su lado, al parecer a modo de saludo – No como la segunda caperucita más sexy del lugar – agregó soltando una sonrisa juguetona – Eso si, me gusta ser única… quizás me tenga que quitar el disfraz – le guiño un ojo, para luego indicarle que entraran más al lugar.
avatar
Mensajes : 407
Ciudadanos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Frederik Alger el Miér Nov 02, 2016 9:19 pm

Dónde estoy: En las escaleras.
Con quién estoy: Annika "Aniek" Drescher .
Disfraz Principe Florian

Era un día especial para muchas personas pues se estaba celebrando la festividad del terror, mejor dicho, Halloween que a muchos le gustaba por el tema de los disfraces y cosas de ese estilo. Por otro lado Frederik no le hacía mucha gracia estar presente en una de esas fiestas, aunque ese año era distinto, ya que había recibido una invitación de parte de una persona a quien esperaba ver desde hace un tiempo atrás y por más aburrida que la pareciera la fecha no podía negarse a la invitación. Llegada la noche Fred se colocó su disfraz, del cual no estaba muy orgulloso, pero lo hizo de todas formas para no ser el que arruinaría la fiesta.

Se apareció en el lugar y entro al lugar. Se quedó cerca de un par de personas y una mesa llena de todo tipo de comida esperando encontrarse con algún conocido con el cual pudiera entablar una conversación entretenida. Estuvo solo hasta encontrar con la mirada a Aniek que estaba a mitad de las escaleras, ya tenía con quien estar tan solo tenía que acercarse a ella para saludarla, tenía tiempo sin encontrarse por casualidades de la vida y ahora el momento perfecto para verse. Se acercó a ella y se arrodilló frente a ella tomando su mano para darle un pequeño beso. — Buenas noches, ¿Viudanieves? — Trato de adivinar de que iba disfrazada. Mientras que él iba disfrazado del príncipe de uno de los cuentos de niños.
avatar
Mensajes : 242
Académicos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Gaspard G. Lefevre el Jue Nov 03, 2016 11:04 am

Dónde estoy: Mesa de Comida (Como siempre)
Con quién estoy: Ricky Dicky
Otros: Asqueado.

Plantado frente a su compañero fingió cuando este devolvió el golpe a su abdomen después de todos eran un par de sauces boxeadores así que tenían que apegarse al papel. Imito la risa de su compañero y luego escucho su comentario y sabía que tenía razón, si no fuera por los guantes del disfraz ya hubiera terminado con la mesa de dulces, él tampoco se quedaba detrás pues si fuera por el estuviera encima de toda la comida tragándose todo lo que pudiera antes de que lo apartaran del lugar. — Somos dos con el mismo problema. Yo también habría acabado con toda la comida sino fuera por el disfraz. — Parecía una coincidencia que la mayoría de los franceses que conocía Gaspard compartían su mismo apetito el cual era voraz y capaz de acabar con todas las reservas de cualquier lugar.

Faltaron unos segundos para que Gus quitara los guantes de sus manos pero el anticipo de su amigo que le advirtió que no lo hiciera lo dejo congelado mientras lo miraba con cara de sorprendido. — Pe-pero, tengo hambre. — Respondió como tuviera días sin probar lo que era la comida. Según Ricky los estaban vigilando para ver quien asumía más su papel con el disfraz, aunque el de pelos rizados no creía lo mismo, pero le seguiría el juego si de por medio había un premio y tan solo esperaba que tuviera que ver con comida o algo parecido. — Esta bien, seremos sauces por el día de hoy. — Aseguro sonriendo y luego observo la babosa de golosina que trataba de escapar de la mesa de comida y escucho el comentario de su amigo que le recomendaba probarlas aunque la cara de asco de Gus era irrefutable y no podrían cambiarla si quisieran. — Creo que esta vez pasare por alto la comida. — Dijo negando varias veces con la cabeza y sintiendo un pequeño escalofríos por todo el cuerpo.
avatar
Mensajes : 540
Académicos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Marlene S. Mckinnon el Jue Nov 03, 2016 4:46 pm

Dónde estoy: En el centro de la fiesta, presentando a todo el mundo.
Con quién estoy: Con Catrina, Brent, Apolline, Matthew, mención a los Sauces Boxeadores
Disfraz: Grupo Jugadores de Quidditch y Snitch dorada - Me abro al cierre(? BOOOM!


La fiesta era todo lo que se podía esperar de una fiesta de Halloween, los trajes, el ambiente, no entraría ni loca a ese lugar si no fuera por las luces y todo el ambiente festivo, los muggles se harían en los pantalones si vieran el realismo de los disfraces y la decoración. Sonrió a su amiga y compañera de disfraz ante su comentario –Sería de lo más chistoso que empezara a correr, seguro que no llego ni hasta la mitad de la pista cuando esté rendida y tendida en el suelo con la panza arriba- soltó con una pequeña carcajada –Debería ver si estas alas pueden hacer que vuele o si solo están decorati…- se detuvo en seco sobresaltándose un poco ante el estruendo, giró la cabeza y estudió al nuevo invitado de pies a cabeza, no lo conocía en persona pero había enviado unas cartas a aquel desconocido invitándolo a la fiesta en lugar de su primo Dann. Se habían conocido en Castelobruxo de alguna manera, no tenía idea de los detalles, solo preguntó a su primo si era alguien de fiar y al parecer él estaba de acuerdo por lo que la rubia no se molestó en invitarlo para socializar. –Brent! ¿O era Brant?- preguntó confundida antes de acercarse y abrazarlo como si fueran viejos amigos –Un poco torpe ¿Uh?, no te preocupes, yo también lo soy, pero tengo que cuidarme porque esta bola no rebota- bromeó aunque aquel chiste solo le daba risa a ella –Catrina, él es Brant, Brant, ella es Catrina… y está soltera, creo- susurró al final codeando al muchacho antes de rodear el hombro de la rubia buscadora con un brazo. – ¡Bueno!, ¿Para qué es una fiesta si no para divertirse?- preguntó empujando a sus compañeros de equipo al interior del edificio.

Si el ambiente en la entrada era asombroso, el interior era una pasada, todo era perfecto, la música, los trajes. Soltó una carcajada al ver dos árboles andantes cerca del área de la comida –¡Santos Sauces boxeadores!- exclamó encantada antes de ser interrumpida por una despampanantemente sangrienta rubia –¿Apo?- abrió los ojos como platos al reconocerla y saltó a sus brazos con cuidado cubriéndola con cariño, esperando que la sangre no se le pegara –Gracias, y wow… esa es mucha sangre- admitió asombrada dirigiendo la mirada ahora al chico que le presentaba –oh y tú debes ser el que hizo esto – sonó acusatoria aunque no borró la sonrisa de su rostro –Hola Matt ¿Puedo llamarte Matt?, bueno, el gusto es mío- correspondió a su saludo y luego buscó a sus jugadores tomando sus manos para acercarlos –Apo, Matt, ellos son mis buscadores Cat y Brent–suelo ser muy escurridiza- agregó confidentemente regresando luego a lo que estaba,- Supongo que tu Apo conoces a Catrina, creo que salieron en la misma generación, era Ravenclaw y jugadora de Quidditch una de mis mentoras, aunque también te tenía a ti claro- sonrió dejándoles un espacio para que se conocieran o rememoraran el pasado –y él es Brent, Brent… conoce a mi primo Dann- asintió porque la verdad era que no conocía mucho del muchacho, tenía que ponerse al día con él, parecía lindo, torpe, pero lindo. –Brent, Matt, Apo, Catrina, Marlene, Lyanna aka Bolita- señaló a cada uno de las personas reunidas en el pequeño grupo, finalizando con su barriga.

avatar
Mensajes : 881
Gobierno

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Davina Woolridge el Jue Nov 03, 2016 9:43 pm

Dónde estoy: En la entrada del hotel.
Con quién estoy: Jeanne Wadlow.
Otros: Va vestida de lavandera, Babbity Rabbity para ser más precisos. Con el vestido azul, mandil blanco y una banda en la cabeza para recoger el cabello.

Entró con el orgullo de siempre, sin importar cómo iba vestida, seguía viendo a todos por abajo de ella con la usual actitud altiva de una reina pretenciosa. Alzó una ceja apenas, observando los adorno con un expresión impasible, sin parecer muy impresionada por todo el espectáculo que se desenlazaba frente a sus ojos. Suspiró volteando a ver a Jeanne, su mirada flameó con mayor ánimo aunque su gesto no cambiara; podía percibirse el cambio en su humor cada vez que posaba sus orbes en el disfraz de su mejor amiga.
-Más que una cepa, pareces el laurel de Daphne, aún huyendo de Apolo-sonrió quedamente-. Te ves muy bien, Jeanne-halagó, como rara vez hacía Davina. No solía hablar bien de alguien que no fuera ella misma, al menos no con sinceridad. Con Wadlow podían hacerse algunas excepciones. Desvió la mirada de vuelta al resto del lugar-. Me siento un poco hambrienta, espero que tengan algo decente que ofrecer y la comida no sepa como luce.
avatar
Mensajes : 56
Gobierno

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.