Volver arriba

Capítulo I: Peek-a-Boo

Página 2 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Narrador el Jue Oct 27, 2016 10:13 am

Recuerdo del primer mensaje :

Trama Global: Peek-a-Boo



Noche 31 de Octubre
Londres Mágico, Dresselt Hotel


La noche en la que las pesadillas se hacen realidad. Esa en la que los peores temores surgen de las tinieblas, una noche de culto que con los siglos se ha convertido en una festividad adoptada en muchos países de los diferentes continentes; las risas de los infantes, quienes corretean bajo telas convertidos en los monstruos más temidos del mundo muggle y mágico, se alzan en la noche junto a más de un susto causado por las sorpresas que esperan en cada esquina.

Y en una fecha tan esperaba, el hotel Dresselt, consciente de los terrores a los que la sociedad mágica se ha visto sometida en el último año, ha deseado brindarle a todos la oportunidad de pasar una velada única bajo su techo.

En sus inmediaciones los asistentes pueden apreciar la decoración sumamente detallada, lápidas en los suelos, calabazas iluminando el camino a la entrada, una neblina que te obliga a vigilar por donde pisas, empleados contratados para asustar a los presentes bajo unos aspectos realistas de muertos en vida; mas el interior del hotel no tiene nada que envidiar. Telas de araña cuelgan por doquier, candelabros de diversos tamaños como iluminación, mesas llenas de alimentos de los más variopintos haciendo honor a la temática de la noche –cuidado, alguna puede salir huyendo de tus manos–; entre otros encantos para la vista de los presentes, artistas de circo danzan a sus anchas por el recinto, malabaristas, lanzadores de cuchillos, trapecistas se mueven sobre sus cabezas y traga fuegos sorprenden a más de uno con las flamas pasando a escasos centímetros. Por supuesto no falta la música sobre un escenario donde diversos grupos actúan, deleitando con su melodía al público.

Todo está dispuesto para que sea una gran noche, solo queda disfrutar.








Consideraciones:

  • Máximo de 23 líneas por post.
  • No hay orden de posteo ni restricciones horarias, tan sólo esperar a que haya un post de por medio para no hacer doble-post.
  • Estamos en 1979, tener ese detalle en cuenta a la hora de realizar disfraces. No puede existir una Harley Quinn, un Eduardo Manostijeras o Marty McFly.
  • Recomendación: usar el code aportado a continuación para facilitar el rol.

Código:

[b]Dónde estoy:[/b]
[b]Con quién estoy:[/b]
[b]Otros:[/b]
avatar
Mensajes : 168
Ambientación

El Mapa Del Merodeador


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Brent O. Ghonord el Lun Oct 31, 2016 11:23 am

Dónde estoy: En la entrada del hotel Dresselt -haciendo su entrada triunfal-
Con quién estoy:  Con una snitch gigante y una jugadora de Quidditch (Marlene & Catrina)
Otros: Disfraz: Jugador de Quidditch (Golpeador)

Despertó desesperadamente de su cama, angustiado por el tiempo y el espacio. ¿Qué había hecho anoche? Estaba mareado y su habitación muy desordenada, llena de pergaminos dispersados. Se recordó de una fiesta, es decir, la fiesta, cuya invitación reposaba en el suelo. El método que utilizó para obtenerla no fue el más "correcto". El evento, si bien no era cerrado, era algo exclusivo. En su trayecto como estudiante en Castelobruxo no le gustaba mucho el Quidditch, o más bien, no tenia las habilidades para entrar en el equipo. Tienes que estar bromeando... -se rió unos días atrás cuando leyó la carta que le traía su lechuza, la idea le pareció sencilla pero divertida. No le gustaba  ser el centro de atención y con este disfraz iba a llegar bastante recatado (O eso creía él).

Luego de una serie de infiltraciones, Brent logró robar un uniforme de Quidditch de Castelobruxo. Sus pocos amigos que le quedaban en el colegio le consiguieron aparte los accesorios, incluyendo un bate de golpeador. Escapando de algunos profesores que lo reconocían por sus “incidentes” en el colegio, Brent sale volando torpemente con una escoba a Reino Unido.

Divisó a lo lejos el hotel e inclinó su escoba hacia abajo, en picada. Estaba muy confiado de sus habilidades, frenar no era algo de otro mundo. Solía equivocarse,  ya que en unos segundos se encontraba estrellado contra el suelo, muy cerca de la entrada. Unos pocos curiosos voltean la mirada para observarlo por un momento, otros se rien por el suceso. Mira a sus compañeras unos metros adelante de él y decide que lo más prudente es arrastrarse. No sabía en realidad si eran ellas pero se acercaba debido a que una de ellas estaba vestida con algo brillante y unas alitas que revoloteaban sin parar . Una snitch -pensó. Se trata de levantar con dificultad, sin embargo, tropieza varias veces. Chicas, no me he perdido de nada. ¿Cierto? -dice con naturalidad al recobrar la compostura. Sacude la capa verde esmeralda del uniforme para disimular su torpeza y se ríe un poco, con cierta incomodidad.
avatar
Mensajes : 30
Académicos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Invitado el Lun Oct 31, 2016 11:33 am

Dónde estoy: A la entrada del hotel
Con quién estoy: Solo (Buscando a Apo)
Disfraz: Leatherface

Me habia entretenido mas de la cuenta con el disfraz, la verdad es que resultaba demasiado complicado el encontrar una peluca que se pudiese llegar a quedar fijada sobre otra mascara, ese Leatherface era un loquillo, y la prueba de que lo era estaba en la motosierra que iba a llevar, obivamente era de pega, ya que si la llevaba de verdad podria llegar a resultar un buen problema para todos los alli presentes formandose un buen barullo, ademas de que no tenia forma humana de poder conseguir una motosierra de verdad. El traje que estaba usando era viejo, pertenecio a mi padre hacia muchisimos años y ya apenas le entraba, lo cual resulto una magnifica excusa para que lo pudiese usar sobre el disfraz Veamos... creo que esta todo...

Una vez me dirigi hasta la entrada del hotel, pude observar que ya habian algunos por alli esperando, entre todos ellos mi acompañante Apolline, habia quedado que iria con ella hasta la fiesta, por lo que despues de todo, tendria que ser un caballero y cumplir mi palabra. Me fui acercando hasta a ella, salteando a las personas disfrazadas que habian por el lugar, hasta que finalmente pude posicionarme a su lado Oye, pues te ha quedado bien el disfraz ¿Como estoy yo? Dije pidiendole opinion acerca de como me quedaba el disfraz, despues de todo tampoco podria decir si iria igual que el verdadero Leatherface, pero suponia que pronto se asemejaria despues de todo
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Alric Dahl el Lun Oct 31, 2016 3:58 pm

Con: Heimdall y Richard
Donde: Entrada.
Disfraz: Disfraz


Dio un último trago a la lata de cerveza, la lanzó contra una papelera, y se llevó un trozo de regaliz de menta a la boca. Los grilletes emitieron un leve tintineo ante el movimiento, atrayendo la atención de un par de transeúntes. Alric los saludó con la mano y observó como se alejaban por las abarrotadas calles de su barrio, antes de adentrarse de nuevo en su propio jardín. Tras un último vistazo a su disfraz, tocó el pergamino que lo llevaría a la entrada del hotel.

No tardó en encontrar a sus compañeros de disfraz—identificables a través de las múltiples personas que intentaban esquivarlos o los miraban con un cierto aire de superioridad moral. Alric se plantó ante ellos, comprobó que no reconocía a su antiguo compañero de Casa, y procedió con su mejor sonrisa;—Deduzco que uno de vosotros es Richard, ¿no? Por supuesto. Alric Dahl, encantado. O no tanto, dadas las circunstancias.—hizo un gesto amplio con la mano, indicando los disfraces. Tenía un brillo cínico en los ojos.—Heimdall, tío, gran idea. Polémico, simple, nada sutil. Lo apruebo.—miró a su alrededor. Había disfraces interesantes y tuvo la necesidad de moverse a saludar a todos sus conocidos, pero se contuvo.—La fiesta está dentro, ¿sabéis?—lanzó una mirada inquieta a la puerta. Con suerte habría bebida dentro.
avatar
Mensajes : 660
Hogwarts

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por G. Robin Fiennes el Mar Nov 01, 2016 5:55 am

Dónde estoy: A la entrada del hotel
Con quién estoy: con Nadezhda
Otros: Disfraz: Ignotus Peverell. Con ropajes de la época (s. XIII), aunque algo rasgadas y desgastadas por el paso del tiempo. Con un hechizo se ha puesto un peinado similar aunque lo cubre con la túnica. Además luce un aspecto demacrado, con heridas por el rostro, un aspecto zombie pero sin exagerar y lleva una capa sobre el brazo (la capa de invisibilidad).


Se preguntaba cuánto tardarían sus compañeros de disfraces en llegar. No por nada, estaba hambrienta, casi no probó bocado en todo el día para desatar a la bestia que vivía en su estómago una vez estuvieran dentro de la fiesta así que podía decirse que como pasara alguien disfrazado de pizza, no dudaría en atacarlo y morderle un antebrazo esperando saborear algo así como bacon. Pero un silbido tras su nuca, junto al hecho de que su capucha fue retirada de manera súbita, desviaron su atención.

¡Mierda! ¿Eso fue un cuchillo?-

Si la intención fue asustarla, la americana tenía en esos instantes los ovarios como pajarita improvisada en su garganta, al sentir la muerte a su espalda. Algo bastante irónico si conocías la historia tras su disfraz –Por los calcetines de Merlín, ¡Eso fue una pasada!- exclamó sorprendida, con una sonrisa nerviosa a la chica que se acercó tras el incidente –¿No hay una diana o algo así donde ponerse y que te tiren cuchillos?- una vez se le había pasado el susto inicial, la pelirroja volvía a su costumbre de ignorar el peligro de lo que acababa de pedir –Soy Ignotus Peverell, mi señora liebre- hizo una pequeña reverencia hacia la chica, percatándose que las orejas se movían como si de verdad reaccionaran al estado de ánimo de su portadora –También puedes llamarme Robin- añadió a los pocos segundos con una amplia sonrisa.

Oye, no tendrás dulces bajo el sombrero por casualidad, ¿No?-
avatar
Mensajes : 351
Intercambio

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Ricky M. Over el Mar Nov 01, 2016 2:06 pm

Dónde estoy: Dentro (junto a una mesa de comida), esperando a mi compañero
Con quién estoy: Solo
Disfraz: http://www.pieceblackset.com/simgs/V_2S61ENFlN8MNY._5SHY1500_5S.wct (Pero con unos guantes de boxeo)

Junto a la fuente de sangre, que sospechaba sería ponche, un apetecible plato de babosas de golosina se ganó su atención. Los hay que considerarían asquerosos, más que apetecibles, los cuerpos viscosos de las babosas reptando unas sobre otras, dejando una película glutinosa a su paso. Pero Ricky estaba hambriento, y sabía que su color verde lima delataba un sabor delicioso, frutal y refrescante.

Intentó tomar una, pero la tarea se le complicó con los inmensos guantes de boxeo que llevaba, impidiéndole utilizar el fantástico pulgar oponible que la evolución le había otorgado.—¿Podrías colocarme una babosa en el guante?— Pidió a un empleado que tenía cerca, observándole de forma escéptica. Iba disfrazado también, el francés no reconoció al personaje, pero supo que imponía mucho más miedo que él.—La que está a la derecha intentando salir del plato, esa que es tan gorda—Insistió, señalando a la gominola en cuestión con el mentón. El empleado, estupefacto, tomó el dulce entre sus manos tintadas de verde y se lo colocó en el guante derecho, no sin antes dedicarle un último repaso que delataba lo confuso que su disfraz le tenía.—Soy un sauce boxeador—Explicó Ricky, al captar el mensaje de su mirada rojiza.—Y muchísimas gracias—Agradeció antes de llevarse la babosa a la boca y masticarla mientras esperaba la llegada de su compañero.
avatar
Mensajes : 8468
Académicos

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Heimdall R. Fitzgerald el Mar Nov 01, 2016 4:13 pm

@Heimdall R. Fitzgerald escribió:Dónde estoy: Dentro del hotel
Con quién estoy: Alric y Richard
Otros: Disfraz de dementor

Asintió cuando escuchó su nombre en boca ajena, una voz masculina y desconocida perteneciente al otro dementor, cuyo rostro quedaba cubierto por un negro tejido. Le resultó extraño y en cierto aspecto divertido que todavía no conociera el rostro del que sería su compañero de disfraz durante toda la fiesta.—No te preocupes, acabo de llegar—Estrecharon sus manos de uñas largas y cubiertas de pústulas gracias a un encantamiento temporal.

El último integrante del trío llegó, dejando un rastro de miradas de incredulidad, miedo u odio. El irlandés sintió alivio, no quería desperdiciar la velada fuera del hotel junto a un completo desconocido.—No ganaremos con sutilezas—Respondió tras el comentario de Alric. Claro que tampoco ganarían con un disfraz tan polémico,  pero a Heimdall le importaba más bien poco el concurso de disfraces.—Si te soy sincero no me sorprende verte vestido así, aunque no esperaba que fuera tan pronto—Bromeó, colocándose junto al delincuente, a su izquierda. Esperó que Richard custodiase su derecha y ambos dementores hicieron su entrada triunfal en la fiesta, escoltando al preso que caminaba entre ellos.

Cruzaron la hilera de calabazas luminosas que llevaba a la sala principal, decorada con motivos de la festividad. Entre el gentío Heimdall reconoció algún rostro conocido, se detuvo cuando llegaron al centro de la estancia.—¿Y ahora qué? ¿Tenemos que quedarnos juntos?—Preguntó sin quitarse la capucha, observando sus alrededores. La mayoría de personas estaba junto a sus parejas que complementaban el disfraz, exceptuando algún que otro individuo solitario cuyo disfraz carecía de sentido sin su parte complementaria.


avatar
Mensajes : 825
Académicos

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Dorcas Meadowes el Mar Nov 01, 2016 5:08 pm

Dónde estoy:Cerca de la barra
Con quién estoy: Sinclair
Otros: Sherlock Inferi Holmes, bitch

El lugar se exhibía ante sus ojos con magnificencia. Impresionaba, aunque no tanto como su casino. Destacaban, entre la muchedumbre, los disfraces, que escondían bajo ellos a muchos de sus conocidos, y a otros tantos. En su vida no mágica, jamás, habría imaginado pasar una noche así. Se había tomado el tiempo preciso, absolutamente estricto junto a W, para diseñar sus disfraces, una tormenta de ideas, un pergamino y una pluma, cerca del atardecer en casa de Lene, visitándola, una decía algo y la otra lo más extraño que se le ocurriera. Así, sin más, luego de dinosaurios hadas, y Peter Panes hipogrifos, dieron lugar a algo que gustara a ambas.

La pipa entre sus labios tambaleó cuando quiso tomar la botella que se encontraba escondida en la barra, su marca, prometía buena calidad, y los bartenders se disponían a rebajarla con otras cosas mucho menos amenas. Alcanzó el humeante artefacto antes de que cayera al suelo, pero no soltó la botella. Por supuesto que no. Modificaban, ambas, los estilos ingleses, de iconos, deidades, para Dorcas, como lo eran los personajes de Sir Arthur Conan Doyle, comprendiendo los espacios actuales, caracterizando los hombres más inteligentes e ingeniosos que había tenido el placer de leer, pero claro, a pesar de su lado más muggle, había comprendido que debían hacer honor a su otro lado del mundo, a su torrente mitad mágico, y al final, un bosquejo inicial, se presentaba excéntrico, ciertamente peculiar, siendo Inferi Sherlock Holmes, e Inferi John Watson. —Mi nombre es Sherlock Holmes, Watson, y mi trabajo es saber lo que otras personas no saben—Dijo, tomando dos copas para, posteriormente, servir la bebida. Se le antojaba gracioso que fueran a castigarla también allí.
avatar
THIS IS HOW IT FEELS WHEN YOU FINALLY FIGHT BACK
Mensajes : 303
Académicos

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Apolline I. Lefevre el Mar Nov 01, 2016 5:45 pm

Dónde estoy: Cerca de la entrada del hotel
Con quién estoy: Con Matt, luego lo arrastro a unirnos con Marlene, Catrina y Brent
Otros: Disfraz >> Sally, La Matanza de Texas. Imagen acá


No tuvo que esperar demasiado para que su acompañante hiciera acto de presencia, de hecho, fue tan silencioso y la música estaba a un considerable volumen que se sobresaltó al escuchar la voz del chico a su lado, llevándose una mano al pecho -¡Dementores! ¡Qué susto!- exclamó para luego reír -Gracias, el tuyo también está genial. Creo que darás más de un susto esta noche- sonrió -Encantada de conocernos en persona, Matthew- añadió pues hasta entonces sólo hablaron por correspondencia. Sus ojos se pasearon por la decoración del acceso al hotel, reconociendo entonces un rostro entre la multitud -Ven, voy a presentarte a alguien- lo animó en un tono alegre.

Recorrió una mediana distancia pero incluso desde los numerosos metros pudo distinguir a Marlene, quien brillaba con luz propia no sólo por el dorado de su vestido, sino por verse radiante con el embarazo -¡Lene!- la llamó cuando estaba a unos cuatro metros de distancia, esa que acortó en unas zancadas -Me alegra verte, estás preciosa- saludó tras besar su mejilla -Tu disfraz es genial, ten cuidado no vaya a ir más de un invitado detrás tuya esta noche- bromeó. Se alegraba de verla pues la última vez fue meses atrás en la fiesta de cumpleaños celebrada por los hermanos Lefevre, ocasión única donde los presentes acabaron bailando Dancing Queen de ABBA -Por cierto, él es Matthew. Que no te engañe la motosierra, es majo- presentó con una sonrisa al chico, percatándose entonces que la rubia vestida de snitch tampoco estaba sola.
avatar
Mensajes : 1510
Ciudadanos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Gaspard G. Lefevre el Mar Nov 01, 2016 10:22 pm

Dónde estoy: Dentro (junto a una mesa de comida)
Con quién estoy: Con Ricky
Disfraz: Difraz (Pero con unos guantes de boxeo)

En realidad Gaspard no era amante de las fiestas y mucho menos si había que disfrazarse, le aborrecía tener que buscar un disfraz, pero su hermana siempre insistía en que tenía que socializar más aparte de que le prometió a su compañero que iría con él. Y al ser un hombre de palabra tendría que cumplir con lo que había dicho. Irían disfrazados como sauces boxeadores, la idea se le había ocurrido a Ricky y el de pelos rizados acepto para no alargar la decisión de como irían vestidos, Gus se colocó su traje y no tardó en aparecerse en el lugar donde se estaba celebrando la velada. Al entrar primero busco a su amigo que encontró a un lado de la mesa de comida y fue directo hacia allá porque estaba muerto del hambre como lo estaba la mayor parte del tiempo. — Ricky!!! — Lo nombro luego de darle un pequeño golpe en el hombre con los guantes de boxeo. — Llegas a una fiesta y lo primero que haces es comer… Tienes mis respetos. — Dijo en tono gracioso y dejando escapar una pequeña risa porque él era exactamente igual cuando iba a cualquier fiesta.
avatar
Mensajes : 540
Académicos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por W. S. Sinclair el Miér Nov 02, 2016 2:03 am

Dónde estoy: Cerca de la barra  
Con quién estoy: Dorcas  
Otros: John H. Watson, Inferi mode hoes    

Su peculiar mirada se pierde entre el barullo de gente, la atención dispersa entre las decoraciones y los personajes que exhiben sus excéntricas vestimentas, acordes a la ocasión. Sigue a su acompañante sin pausa, pero sin prisa, tomándose el tiempo de arrastrar los pies y observar con cierto interés a los encargados del entretenimiento mientras sus hazañas y malabares dejan a más de uno con la mandíbula al nivel del suelo. Sin duda el evento ha sido planeado para crear una impresión duradera en sus invitados, y la noruega no es la excepción. Debe admitir que inicialmente se negó a presentarse, pero tras la pizca adecuada de insistencia y el soborno perfecto, finalmente accedió, mas no sin antes asegurarse de que sus disfraces serian memorables, como mínimo. Así pues, tras horas debatiéndose entre las ideas más descabelladas, habían optado por un hibrido de conceptos entre el mundo muggle y el propio, figuras celebres mezcladas con el terror de sus raíces mágicas que dieron como resultado la idea más ingeniosa que se les pudo ocurrir en conjunto. Trajes formales, bigotes falsos, corbatines bien llevados, sombrero de copa y, por supuesto, la piel blanquecina y putrefacta, y los ojos pálidos, carentes de vida.

Enreda el bigote falso en la punta de su dedo índice mientras observa, entretenida, los esfuerzos de la menor, quien pronto se hace con su objetivo y, triunfal, ostenta su premio. -Y tentar a la suerte, una y otra vez-añade tras sus palabras, esbozando una ligera sonrisa cómplice. - Nuestra amistad está destinada al desastre. Acabara usted con mi carrera y mi reputación, mi padre estará furioso- continua, dramatizando lo necesario, observando la trayectoria de las copas y la botella que sostiene la otra joven con recelo, mas sin perder la media sonrisa. -¿No deberíamos comer algo antes de ingerir...eso? Vamos a acabar con el disfraz por los suelos- opina, a sabiendas de que lo más posible es que su observación sea pasada por alto. El propósito era divertirse, pero nadie contaba con el estomago insaciable de la noruega que, furtivo, empezaba a quejarse y a llamar la atención.  
avatar
Mensajes : 250
Académicos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Peek-a-Boo

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.