Volver arriba

Capítulo I: Un nuevo comienzo.

Página 4 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capítulo I: Un nuevo comienzo.

Mensaje por Narrador el Sáb Sep 17, 2016 9:23 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Tomo I: Un nuevo comienzo
9 de agosto de 1979

Desde la muerte del mago oscuro conocido como Lord Voldemort, la comunidad mágica de Gran Bretaña se sumió en zozobras. Comprensible, sin embargo, pues, ¿qué hacer cuando muchos conocidos murieron y otros pocos fueron encontrados culpables de ser seguidores de este mago? ¿qué se supone se debe hacer cuando la máxima autoridad de gobierno ha muerto también? No fue necesario que la Cámara de Hechiceros anunciara luto nacional, cada mago y cada bruja asumió el papel de pérdida por ocho días. Los ocho días que bastaron para que la Cámara hiciera un llamado a la comunidad, para que finalmente convocara a todo aquel que quisiera rendir homenaje a los caídos en el pasado primero de agosto.

¿El sitio? No hay más indicado que los terrenos donde un día se erigía la más grande y prestigiosa Universidad Mágica. Se ha puesto a disposición de los asistentes más de diez carpas y llenado estas con sillas revestidas de blanco, se ha armado un pequeño podio junto con un pedestal. Detrás del podio se pueden ver una docena de cañones, dispuestos en medio de las estatuas que antes engalanaban la entrada de Salvio Hexia, listos para ser encendidos.

Todo se encuentra medianamente listo, a la espera de que los magos y brujas lleguen y las sillas se llenen para dar comienzo a la ceremonia de tributo.

Normas:
  • No hay orden de posteo.
  • Mínimo 10 líneas reglamentarias, máximo 20 líneas.
  • Todo aquel que quiera puede participar en esta trama. Exceptuando, obviamente, los prófugos y presos de Azkaban.
avatar
Mensajes : 168
Ambientación

El Mapa Del Merodeador


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Capítulo I: Un nuevo comienzo.

Mensaje por Alric Dahl el Vie Sep 23, 2016 5:57 pm

Con: Primero Dorcas, luego Aneeta, Remus, Sirius, James.
Otros: Bitch pls.

Se mantuvo en silencio durante todo su intento de discurso, pero no pudo evitar la leve sensación de odio contra el antiguo Gryffindor.  No todos tenían el privilegio de tener a más personas esperándolos al volver a casa.—Cobarde de...—masculló, pero no llegó a terminar la frase. Cogió a Dorcas del brazo sin pensarlo, y un nuevo cañonazo resonó entre las ruinas. El sonido lo sacó de su estupor momentáneo, recordó varias de sus peleas, y soltó la manga.—¿Vienes? Tengo que conseguir que Remus entre en razón y si voy solo va a huir otra vez.—dejó la oferta flotando entre ambos durante unos segundos, casi como una promesa silenciosa hacia todo lo que habían sido una vez, y quizá podrían volver a ser. Le hizo un gesto con la mano, invitándola a acompañarlo, antes de seguir a Remus por entre la multitud centrada en los rostros (todavía anónimos, sin importar cuantas veces dijesen sus nombres) del cielo. Hizo un saludo general al alcanzar al grupo de nuevo, y pasó dándole un golpe amistoso en el hombro a James, en un intento de conseguir su apoyo si el maldito de Lupin intentaba escapar de nuevo. Se situó detrás de la pareja y al lado de Dorcas, de forma que no tuviese que saludar de nuevo a Aneeta, y se apoyó en el hombro de Remus.—Que sepas que eso ha sido una mierda de consejo.—le dijo, y lanzó una mirada de reojo a Aneeta al oír la mención del nombre de Alice.—Seguiré insistiendo tantas veces como haga falta, así que...—sus palabras se cortaron ante el murmullo de Aneeta, ahogado por el siguiente cañonazo. Alric alzó la mirada para encontrarse otro rostro familiar en el cielo. Se apartó de Remus, como si el roce le quemase, y no pudo evitar mirar a la joven cuya casa había compartido. (Ni siquiera doscientos cañonazos con los nombres de todo lo que habían perdido sería suficiente.)


Última edición por Alric Dahl el Vie Sep 23, 2016 10:50 pm, editado 1 vez
avatar
Mensajes : 660
Hogwarts

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Un nuevo comienzo.

Mensaje por Invitado el Vie Sep 23, 2016 6:49 pm

Con: Toa abandoná, se une a la bolita. Con Alrisitas.
Otros: Tratando de recordar que no se debe maldecir en las ceremonias luctuosas

Frunció el ceño ante la presunta rigidez proveniente de Alric, aunque no debería esperar menos; ella ya era bastante consciente de lo distante emocionalmente que Alric Dahl podía ser, lo que siempre chocaba con lo melosa que Nadezhda podía ser. Lo vio alejarse y se quedó parada donde estaba para poder ver bien lo que se desenlazaba; conversaba con Remus Lupin, y juzgando el lenguaje corporal por parte de ambos, no tardó en adivinar el posible tema de su discusión. Una punzada de dolor cruzó su pecho al pensar en su mejor amiga, y no dudó en acercarse al grupo que se iba formando entre ellos. Era de esperar que donde estuviera un merodeador, se encontraran los otros y saludó a todos cuando se les unió, cuando su principal objetivo era ir a Alric. Lo veía consternado, tenía conociéndolo el tiempo suficiente para poder leerlo con una ojeada, y lo que veía le preocupaba. Sabía que muchas cosas andaban mal con su mejor amigo, iba a ayudarle por mucho que tratara de alejarla; sabía que así era él, nunca se lo tomaba personal. Lo tomó de la muñeca y le concedió un apretón como si le dijera "Estoy aquí, te apoyo". Buscó su mirada.
-Conectados, para bien o para mal-le recordó bajando la voz para que sólo él la escuchara-así que no intentes alejarme, so bobo-le dedicó una pequeña sonrisa, más amable y sin ser tan burlezca como lo usual, para que recibiera el mensaje.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Un nuevo comienzo.

Mensaje por Remus J. Lupin el Vie Sep 23, 2016 7:17 pm

Con: Traidor, Aneeta, Alricón. Aneeta. Aneeta. Aneeta.
Otros: Odiando a la persona que decidió que Einar muriera (?)


Apenas cuando regresó a su lugar original se percató de la presencia del otro Merodeador. Anormal, pero el humor del joven licántropo no era de los mejores, y las palabras carentes de tacto del futuro padre no ayudaban en lo más mínimo.
— ¿Tú crees que estarías bien luego de que alguien te lanzara un Imperio y te obligara a enfrentarte a tus seres queridos? Así que no, por supuesto que no está todo bien — fue mucho más cortante de lo que hubiese sido en cualquier otro momento, pero no se molestó en pedir ningún tipo de disculpas.

Alric -nuevamente- y Dorcas llegaron al grupo. Lo sabía. Sabía que Alric insistiría. En realidad no lo culpaba, pero Remus no quería tener nada que ver al respecto.
— Bueno, es obvio que no soy un buen consejero, entonces. Esto es algo que deberíamos hablar tranquilamente, Alric, sólo creo que no es el momento ni el lugar adecuado, como ya te lo dije con anteriorid.... — las palabras quedaron congeladas en su garganta, al igual que la sangre en sus venas. Algo estaba mal. Muy, muy mal.

Conocía el rostro que se había formado gracias a los cañones. Conocía a toda su familia. Estaba sin palabras. Completamente anonadado. La situación era simplemente demasiado surreal para estar sucediendo en ese momento. Sintió una punzada de dolor en el pecho. Le dolía. Y millones de preguntas se formulaban a toda velocidad en su cabeza. Necesitaba algún tipo de justificación. Sacudió la cabeza alejando cualquier pensamiento de ese tipo, no tenía tiempo para eso. Abrazó con fuerza a su novia, acurrucándola contra su pecho, en un inútil intento de amortiguar una nueva pérdida. No sólo era una perdida para ella, era una pérdida para todo el mundo mágico. Las preguntas llegaban a su mente... ¿Podría él haber hecho algo al respecto?
— Aneeta... — fue lo único que salió de sus labios, antes de que se diera cuenta que no tenía idea de qué decir. No tenía ninguna palabra mágica reconfortante. Sólo la siguió abrazando, intentando transmitirle un poco de fuerzas. Merlín sabía que Aneeta no merecía nada de esto.


Última edición por Remus J. Lupin el Vie Sep 23, 2016 11:01 pm, editado 1 vez
avatar
Mensajes : 729
Académicos

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Un nuevo comienzo.

Mensaje por Anthony Armstrong el Vie Sep 23, 2016 7:26 pm

Con: A solas.

Se llevó una mano hasta el rostro y puso sus dedos índice y pulgar en los lagrimales de sus ojos, presionando con fuerza para aclarar su visión o, también, para creer lo que estaba viendo. Luego de discutir miles de veces con la Confederación Internacional de Magos para que el memorial no se llevase a cabo en las ruinas de la universidad, puesto no era moralmente adecuado, estos se pasaron sus opiniones y consejos por el mismísimo viejo y arrugado trasero que tenían todos sus integrantes para hacer justamente lo que él había indicado que no se hiciera.

-- Esto es una soberana estupidez. –Habló con su voz profunda e imperativa, pero cansada de la tozudez de los vejestorios. Le susurró a uno de los magos de la Confederación que había presente. Anthony Armstrong, en su calidad de ministro interino hasta que se arreglen elecciones y sea escogido un nuevo ministro, lucía cansado, aburrido en un memorial que también sería para rendirle honores a su hermano caído. Cuando el rostro de Marcus apareció luego del cañonazo, Tony resopló cruzándose de brazos y desviando la mirada hacia el cielo que ahora se podía ver en vez del techo de las carpas. Estaba sentado en primera fila y contando segundos para irse.
avatar
Mensajes : 498
Ciudadanos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Un nuevo comienzo.

Mensaje por Sebastian Morgan el Vie Sep 23, 2016 7:43 pm

Con: Con Deimond, luego con Matthew.

Observó con curiosidad al hombre con el que había chocado. Su frase de respuesta a su disculpa era, a lo menos, curiosa. Tenía un leve acento extranjero, algo no muy común en Inglaterra, por lo que supuso que su apatía venía de origen. No le sonrió, tampoco dijo nada más, y pasó de él con una sensación extraña en el cuerpo. No le gustaba la gente arrogante, aquellos que se creían invencibles o todopoderosos. La experiencia le dictaba que no había tal clase de ser en el planeta. Solo algunos muy duros de roer.

Se dirigió hasta un sector donde había algunos aurores, entre ellos Matthew Blackhale. Se puso en un asiento junto a él, casi derribando otras sillas, pero saliendo del paso airoso. Logró sentarse y suspiró.- Hola, Blackhale. –Saludó con una leve sonrisa, aunque sintiéndose fuera de lugar porque no era un momento para hacerlo.- No hay mucha presencia ministerial, al parecer. –Comentó justo antes de que apareciera un hombre que pudo identificar como de la Confederación Internacional de Magos. Guardó silencio porque la situación lo ameritaba, silencio de respeto por las personas que se iban a recordar, por los muertos.
avatar
Impossible means try again.
Mensajes : 220
Gobierno

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Un nuevo comienzo.

Mensaje por Aneeta Ravenscroft el Vie Sep 23, 2016 8:03 pm

Con: The drama llamas
Llama, llama, llama, who is this big llama? Starting all this drama? It's me, bitch.:
Otros: Happy llama, Sad llama, Mentally disturbed llama

Era imposible. No había manera en la que pudiera aparecer el rostro de Einar, que sonaran el cañón por él, porque de ninguna forma podía estar muerto. Él no estaba en la batalla, lo sabía porque participó, él habría ido con ella en todo caso, lo habría visto. Si Einar hubiera muerto, lo sabría desde antes, le habrían dicho, ella lo sabría. Era un error, debía de serlo. Por eso las lágrimas no salieron, no era consciente del abrazo de Remus, sabía que podría estar consternado, pero los sacaría de esa confusión. Se levantó de su lugar, apartándolo de ella. Eran demasiadas personas alrededor, necesitaba espacio para aclararse, para pensar.
-No, es un error, no es él-aseguró negando con la cabeza, sus ojos estaban abiertos como platos, cargados de horror, mirando a la nada- Yo lo sabría, ¡yo...!-volteó a buscar la mirada de Remus, para encontrar apoyo. Comenzaba a enojarse, a indignarse, debería compartirlo con ella porque ¡porque no era cierto!-¡No es él!-aseguró, sintiendo cómo temblaba su labio inferior, se paso las manos por el cabello para tranquilizarse-Hubo un error, siempre lo confunden con otras personas, o alguien debió robar su varita porque.... porque no...-no podía respirar, su voz se entrecortaba, hacía lo posible por tomar aliento pero ya su rostro comenzaba a desfigurarse por el dolor-¡porque no puede ser él! ¡No se puede! ¡Yo lo sabría!-insistió desconsolada, no apartaba sus ojos de los de Remus, tampoco lo dejaba acercarse porque si la tocaba, si alguien la tocaba se rompería. Sería aceptarlo, decir lo que tanto temía sería volverlo realidad, no quería el consuelo de nadie porque no había razón para que la consolaran. Sin embargo, su cuerpo seguía traicionándola cuando sus ojos le pesaban tanto por las lágrimas, y la garganta le ardía tanto por contenerlas, su pecho...-Con permiso-se disculpó finalmente, desesperada por irse. No haría una escena.


Última edición por Aneeta Ravenscroft el Vie Sep 23, 2016 11:41 pm, editado 1 vez
avatar
Mensajes : 345
Académicos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Un nuevo comienzo.

Mensaje por Invitado el Vie Sep 23, 2016 8:44 pm

Con: Here's a llama, there's a llama and another little llama. Fuzzy llama, funny llama, llama, llama....duck. Duck aka Aneeta bc obvi voy tras eia.
Otros: Convención de fuentes decorativas y magdalenas anónimas.

Si el corazón de Sirius ya estaba pisoteado al entrar a su antigua Universidad, después de la brusca respuesta de Remus se partió en dos. Había preguntado con toda la buena intención - o bueno, con la mejor intención que podía tener en un momento como aquel - y en realidad se había descolocado al oír lo que el castaño le contestó, el solo pretendía saber como se encontraba Remus en relación a lo sucedido con Alice, por que, por supuesto que sabía que la ravenclaw no estaba bien.
Entendía que no fuera un día especialmente bueno, o un tema fácil de tratar, pero se había preocupado ¿o no? Podía ser un idiota y un malagradecido, pero sabía lo que era sentirse roto, solo y sin consolación. No le desearía algo así a nadie, nunca.

Quiso contestarle, bueno, no. No quiso contestarle, pero ni siquiera tuvo tiempo de analizar bien sus toscas palabras cuando toda su atención se centró en el siguiente - y molesto - ruido de cañonazo,y por consiguiente en las reacciones, concretamente en la reacción de Aneeta. En ese momento Sirius supo que en verdad, su corazón estaba muy jodido ¿desde cuándo le afectaban tanto las desgracias ajenas? No se puso a pensarlo y logró, por unos segundo, conectar su mirada gris con la parda de la alterada rubia; sus ojos le gritaron todo lo que sentía, lo mucho que la entendía, cuánto quería consolarla y protegerla entre sus propios brazos, sin embargo, no hizo nada, nada más que permanecer con el gesto pétreo, haciéndose a un lado cuando Aneeta quiso alejarse de todos — Y por eso, esta clase de cosas son una mierda — habló para si mismo, sin importarle si lo escuchaban o no — Gente como ella no merece esto, pero al menos los rostros de sus caídos si aparecerán — sentenció, antes de darse la vuelta y seguir a la bruja, sin importarle quien quisiera detenerlo. Después de todo, el también había perdido un hermano, un hermano por el cual nadie haría sonar un cañón.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Un nuevo comienzo.

Mensaje por Alric Dahl el Vie Sep 23, 2016 9:11 pm

Con: Sirius, Nad, Dorcas, Remus, James.
Otros: Bitch está en el Bro Code ayudarse mutuamente. Remus

Alric resopló ante la aparición de Nad, concentrándose en ella para evitar a Aneeta y su clara descubrimiento de toda la situación con su hermano (y para no pensar él mismo en todo ello).—¿Aún sigues con eso?—replicó en apenas un susurro, su voz casi ahogada por el siguiente cañonazo. Cada vez que la explosión resonaba en el aire había una persona como mínimo que se alejaba de las carpas, pero los rostros y nombres continuaban pese a las reacciones de los presentes. Inexorable e inútil, y tan irónico como la situación misma. Vio a Sirius moverse por el rabadillo del ojo, en la misma dirección que su amiga y socia había tomado minutos antes. Alric sonrió.—Ya que estamos conectados, me apoyarás si hago una estúpidez, ¿no?—y esa fue la única advertencia que le ofreció a la chica antes de plantarse en medio del camino de Sirius. Siempre había tenido un cierto respeto por el antiguo capitán del equipo pero no le permitiría meterse en una situación tan delicada.—Menudo consuelo de mierda, tío.—le soltó con una ceja enarcada.—Es por esto que no deberías dedicarte a la psicología. Es una cosa muggle.—añadió, haciendo un gesto de indiferencia con la mano.—No tiene importancia.—pero se mantuvo firme en su molesta posición, justo frente al adulto, y le dirigió una mirada significativa a Remus.—Me debes un café.—y una explicación más convincente que todas tus excusas, quedó en el aire entre ambos. Aceptaría finalizarlo de momento, por el bien de Aneeta, pero tendrían que hablarlo. Le hizo un gesto con la cabeza hacia Sirius, como para indicar que él se encargaría del asunto. Conocía a Aneeta. No los necesitaba a ellos por mucho que él mismo quisiera seguirla y darle su apoyo moral. No les correspondía entrometerse en esos terribles minutos que seguirían a su descubrimiento.
avatar
Mensajes : 660
Hogwarts

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Un nuevo comienzo.

Mensaje por Ricky M. Over el Vie Sep 23, 2016 9:37 pm

Con: ESTOY SOLITO, VENID A MÍ
Dón: Sentado en una silla
(he puesto condón sin pretenderlo) xD

Un mago anciano tomó las riendas de la ceremonia tras unos minutos de espera suficientes para llenar los blancos asientos hasta hace poco desocupados. El escueto discurso del mago anciano sonó vacío, palabras huecas después de todo lo acaecido en aquel mismo lugar, una pobre compensación para los que vivieron la guerra mágica en primera persona. Al menos para Ricky no resultó ningún consuelo ver reflejados en el cielo los nombres de los que perecieron aquel día, sospechaba que si no era un consuelo para él mucho menos lo sería para quienes distinguían un nombre o rostro conocidos formado por las luciérnagas antes de que se separasen para formar el próximo. Como si fuera tan fácil.

El recordatorio de los caídos sería suficiente para pocos. Muchos buscaban venganza para sentirse conformes y compensados tras los sucesos ocurridos durante la guerra. Querían ver encerrados a los que perpetuaron los crímenes, o deseaban para ellos un destino inclusive peor. El francés se revolvió incómodo sobre el asiento, mientras presenciaba los rostros de difuntos desconocidos y sus nombres como si se tratase de un espectáculo, un macabro espectáculo sin ningún sentido. También se sentía inconforme con la ceremonia postguerra, tampoco le compensaba de ningún modo, no aliviaría las pesadillas que le atormentaban desde que ocurrió. Bajó la mirada del cielo. Tampoco se sentiría aliviado o compensado si tomaban medidas contra los mortífagos encerrados en azkaban. Dudaba que hubiera algo que pudiera compensar el dolor sujeto a los últimos años, ni ceremonias ni venganzas arreglarían su vida, que durante tanto tiempo giró en torno a la actividad de los enmascarados.
avatar
Mensajes : 8468
Académicos

Liberales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Un nuevo comienzo.

Mensaje por Taylor Van Der Zee el Vie Sep 23, 2016 9:53 pm

Con: Pyotr Solzhenitsyn // Tony <3

Caminando entre las ruinas Taylor se sentía ajena, desleal, una invasora que irrumpía en terreno sagrado. Veía las rocas amontonadas, el polvo volar a su alrededor, olía la humedad y apreciaba el desgaste de cada piedra, no podía evitar que unas enormes ganas de llorar se le atoraran en la garganta, imaginando  figuras a su alrededor, visualizando un panorama manchado de hechizos mortales y  gritos desesperados, cuerpos inertes que despedían olores inimaginables. Definitivamente a  la americana se le hacía mucho peor no haber estado presente, algo así como cuando no votas; dejas que los demás decidan por ti, solamente que en el caso de la Batalla de Salvio ella había dejado que los demás protegieran, o no protegieran, a sus seres queridos por ella.
Siguió caminando, mirando a su alrededor y tratando de encontrar rostros conocidos. Con cada paso y cada cara que no reconocía su corazón se aceleraba más, se estrujaba y se retorcía, no podía dejar de pensar en el sufrimiento que se había desatado en ese mismo lugar.

Llegó, a duras penas, a las carpas, suspiró de nuevo y recorrió con la mirada los lugares, topándose primero con Pyotr Solzhenitsyn. Inmediatamente la rubia pensó en Cassandra, y suspiró de nuevo —   Pyotr, un gusto verte — sonrió radiantemente al hombre, con la primera intención de sentarse a su lado, sin embargo, otra figura le llamó la atención. Un hombre guapo y desganado, sentado visiblemente incómodo no muy lejos —. Espero que nos encontremos pronto — se despidió del mago, emprendiendo su camino en dirección a Anthony Armstrong.

Tony. Taylor había intentado pensar lo menos posible en él, no porque no le importara, sino porque a ella le dolía demasiado pensar en la manera en que lo había abandona, dejado a su merced de la soledad en el momento más duro de su vida; estaba consciente de que era egoísta pensar así, pero de todos modos no lo había logrado, de por sí le envió varias cartas mientras estaba en Estado Unidos, y cuando se enteró de lo sucedido, lo primer que hizo fue volver para verlo

— Tony — le habló suave al oído, sentándose junto a el tras ver como un mago desconocido le cedía cordialmente el lugar —. Ya estoy aquí — reafirmó, apretándole el brazo cariñosamente, esperando que entendiera que se refería a que estaba para el, ese día y siempre.
avatar
Mensajes : 131
Ciudadanos

Neutrales


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo I: Un nuevo comienzo.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.