Not over you || S.B.

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Not over you || S.B.

Mensaje por Thomas V. Armstrong el Lun Sep 12, 2016 10:33 am

Recuerdo del primer mensaje :

Luego de todo lo sucedido en el mundo mágico, la vida de Thomas tomó un vuelco extraño. Nunca pensó que la muerte de su propio padrino le afectaría de tal manera, aunque después de todo, él era una de esas pocas personas en las que podía confiar y salvarle el culo cuando de aprietos se trataba. Todo había sido tan rápido. Su corazón se arrugaba cada vez que los pensamientos fugaces del Ex-Ministro aparecían en su memoria, aun así, su vida continuaba, no podía detenerse en años como esos.

Luego de visitar a su abuelo, notó que su relación había sido diferente. Compartieron un par de palabras más que las simples reglamentarias; Thomas, le atribuía al hecho de que cada vez estaba más viejo, y que su carácter se ablandaba con el tiempo. Pero ese no era el tema del día. Con una varita nueva entre manos, su cabeza se resistió al hecho de lo siguiente que debía hacer: Ir a Azkaban.

Quería lanzar sus preocupaciones a lo lejos, y lo haría ante de enfrentar semejante situación. Por ello, esa tarde se encontraba en suelo mágico británico. Atravesó la gigantesca entrada para apreciar el olor a limpio que se percibía en San Mundo. Se aproximó hasta un módulo de información, y con suerte, consiguió el paradero de lo que buscaba. Él dio las gracias y se desplazó por el lugar hasta subir unas escaleras y recorrer un pasillo contiguo. Había carteles que hacían referencia a la guerra pasada. Pequeños grupos de personas se encontraban discutiendo fuera de las habitaciones. También quedaba una sección de terapias intensiva. La batalla de Salvio Hexia habia traído a muchos heridos que aún no habían terminado de sanar.

Thomas, respiró con fuerza. Sus ojos investigaron en docenas de habitaciones hasta que finalmente, halló a Summer de espaldas, ocupada en lo que parecía ser insumos médicos. El Armstrong se detuvo. Apoyó su hombro en el marco de la puerta y una bola de terror se asentó en la boca de su estómago como miedo. Sus ojos la siguieron en silencio, y se preguntó si era buena idea seguir allí. Él le debía una explicación, desaparecer en plena guerra luego de la caída de Lord Voldemort no era una decisión muy inteligente, y menos luego de preocuparse tanto por su bienestar ese día.

Desapareció con la excusa de saber que todo estaba bien para ella, pero que él, por el contrario, no lo estaría.

Levantó su mirada y ella, se dio vuelta, casi pegando un brinco de la sorpresa. Entonces Thomas supo que ya era demasiado tarde para escapar de algo tan tonto como una visita– ¿Sorpresa? –espetó con una tenue sonrisa y una agitación emocional oculta. Ella lucía tan radiante como de costumbre, aun cuando su uniforme de enfermera pudiera alegar lo contrario. Entonces se dio cuenta, que era estúpido engañarse a sí mismo y pretender no sentirse atraído por ella. De otra manera, no hubiera visitado San Mungo sin razones que no fueran estrictamente las médicas.
avatar
Mensajes : 1306
Académicos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Not over you || S.B.

Mensaje por Thomas V. Armstrong el Mar Ene 10, 2017 5:40 pm

Sonrió a su comentario y le sostengo en cuanto se aferra a mi camisa– Vamos, será emocionante… –bromeo divertido y recorro nuevamente el lugar con mis ojos. Entonces, ella me arrastra hacia las escaleras y por ese momento estoy satisfecho de que aceptara el “reto” demente de subir. Coloca su primer pie en el escalón, pero este cede sin ningún esfuerzo, haciendo que retroceda hasta caer sobre mí. Río con ella, y su siguiente comentario me responsabiliza de sus actos– Siempre estaré para sostenerte… –espeto en silencio sin poder evitarlo. “Siempre” es una palabra que odio, pero por alguna razón la tengo presente al estar con ella. Me maldigo a mí mismo, encariñarme demasiado rápido con Summer es lo que más temí desde que desperté aquel día en San Mungo. Se suponía que no debía ser así; se suponía que pronto estaría más que ocupado, y quizá sólo tendría su recuerdo para perturbarme.

No tienes que usar las escaleras para subir –menciono–. Somos magos después de todo. –sonrío y le doy vueltas con cuidado. Observo su rostro de frente, tan cerca, que mi corazón se acelera repentinamente y de manera tonta. Sus labios ocultan la risa de hace segundos, entonces se enseria y no deja de verme con esos ojos. En ese momento supe que realmente me interesaba Summer, más de lo torpemente pudiera admitir.

Acorto más la distancia hacia ella, la sujeto de sus caderas y la atraigo con fuerza hacia mí. Sus ojos se abren de golpe, pero al mismo tiempo, nuestro alrededor se distorsiona, y luego de una ligera ventisca, nos encontramos en la parte superior del faro.

La suelto entonces con ligereza. Puedo sentir el rastro de su aroma, ¿qué demonios era?, un inconfundible olor que no podía dejar de recordar desde que mi cuerpo se encontraba en terapia de San Mungo– ¿Lo ves? –digo– No teníamos que subir de esa manera, aunque admito que sería divertido verte caer más veces. –le guiño el ojo y me alejo un segundo solo para contemplar el alrededor.

Aunque pequeño, ayudó durante mucho tiempo a los Muggles que venían en barcos hacia el muelle– explico mientras me coloco cerca de una orilla. La brisa parece infinita, se cuela por las ventanas cristalinas y dejan pasar el olor a mar– Ver el mar siempre me llena de calma. Así que encontré este lugar, y durante mucho tiempo, me hacía bien venir en soledad. –siempre fui de los que prefería estar en solitario. En Durmstrang me conocían por eso, a diferencia de Hogwarts donde siempre fui el capitán y alguna especie de “popular” simplemente por saber jugar en escoba.

Creo que es la primera vez que vengo acompañado. –sonrío hasta voltearme. Su presencia se halla cerca del enorme reflector de luz, por lo que camino hasta cogerle de la mano y la halo hasta una de las pequeñas ventanas. Fuera, el paisaje es mágico, el cielo es totalmente naranja y el atardecer se refleja en las montañas cerca. Me sujeto del barandal, contemplando con ella la puesta–. Summer, si no hubiera regresado… –hago una pausa– es decir, si nunca más nos hubiésemos topado. ¿Estaría bien para ti? –pregunté un poco confuso, manteniendo mis ojos en el horizonte.
avatar
Mensajes : 1306
Académicos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not over you || S.B.

Mensaje por Invitado el Vie Ene 13, 2017 2:25 pm

Debía estar volviéndome loca por siquiera plantearme subir aquellas escaleras, pero cuando me aferré a su camisa y él me miró con aquellos enormes ojos azules, estuve segura de que había perdido cualquier opción de negarme. Cada vez que me miraba era una extraña mezcla entre nervios, calidez y...electricidad. Como si cada contacto con él fuese una descarga de un millón de voltios. No había tenido aquella sensación jamás. Asiento tímidamente con la cabeza y me dirijo hacia nuestra misión suicida, dudando que esos escalones sean capaces de mantener el peso de una sola persona. Cuando pongo mi pie en él e intento cargar todo mi peso, el escalón se derrumba y yo caigo de nuevo sobre Thomas. El polvo que levanta el escalón desaparece y yo me encuentro con su rostro a pocos centímetros del mío, de nuevo me tenso. Sonrío levemente, no me siento incómoda, de algún modo encajo cómodamente ahí. Sus palabras me toman por sorpresa, de aquellas sorpresas agradables que no te esperas. -Gracias...-susurro.-Yo te sostuve en San Mungo y ahora te toca a ti.-le digo guiñando mi ojo derecho. Tras eso, acaricio su mejilla y me quedo unos segundos más en sus ojos hasta que ambos nos levantamos.

Al principio pensaba que gran parte de la aventura era el subir los escalones al modo tradicional, pero al ver la imposibilidad de esa tarea, me pareció bien lo que él proponía. Yo había sido criada por muggles, por lo que estaba acostumbrada a hacer las cosas y buscarme la vida de la única manera que ellos me habían enseñado. Las varitas y la magia vinieron después. Recordaba que cuando era niña solía tropezarme con frecuencia, siempre llevaba heridas y hematomas por todo el cuerpo. Era un completo desastre. Mis ojos siguen clavados en los suyos, ahora más seria. Todo mi cuerpo se pone en alerta cuando él se acerca y me toma de la cintura con firmeza. Antes de que pueda darme cuenta, todo a nuestro alrededor se difumina y mueve muy rápido. Cierro los ojos unos segundos y me aferro fuerte a los hombros de él, cuando me quiero dar cuenta ya hemos llegado a la zona más alta del faro y todo vuelve a quedarse estático. Mis ojos le miran acusadoramente cuando se ríe.- Eres malvado.-bromeo antes de que él me suelte y yo comience a dar pasos.

Aquel lugar es precioso. Parece que estemos plantados en el centro del mar. Me acerco al cristal que rodea toda la estancia, uno que parece no existir. Me pego a él y pongo mis manos en este como si de una niña pequeña me tratase. Mis labios forman una O perfecta y me quedo unos segundos más allí, ensimismada con los movimientos que hace el mar. Me encanta el océano. Escucho sus explicaciones y sonrío. Asiento, sé qué es un faro aunque jamás había estado en uno. Me sorprende más la parte que habla de él. ¿Le gustaba estar solo? En Hogwarts no parecía alguien así.- A mi también me encanta el mar.-susurro. El mar es capaz de cambiar, es pacífico aunque puede ser temible. Su siguiente comentario hace que me gire y le mire con tranquilidad y seriedad al mismo tiempo.- ¿Y qué ha hecho que hayas decidido traer a alguien aquí?-pregunto con curiosidad. Todos tenemos nuestros escondites, tal vez yo le enseñe el mío algún día.

Se dirige de nuevo hacia mí y tira de mi mano hasta que salimos al exterior. Una vez fuera, estiro mis brazos y cierro los ojos, me encanta aquel olor a mar. El aire es un poco más fuerte allí fuera y mi pelo se revuelve, pero nada de eso importa.- Adoro el color naranja.-admito. Me gusta ese naranja, el que se entremezcla con el azul celeste y el rosa de la puesta de sol. Visto junto al mar es mucho más bonito. Bajo mis brazos y abro los ojos de par en par cuando escucho su pregunta. No comprendo nada, así que le miro frunciendo levemente el ceño. Él mantiene su mirada fija en el cielo, pero mis manos se colocan en sus mejillas obligándole a mirarme.-No.-susurro antes de continuar.-Por motivos que no entiendo aún, he querido que volvieses desde el mismo momento en el que te vi desaparecer en la batalla.-añado.-No quiero obligarte a nada ni quiero que pienses que no me doy cuenta de las cosas...-le digo perdiéndome de nuevo en sus enormes ojos celestes mientras una de mis manos acaricia su cabello, en aquel momento me muero por besarle pero no quiero estropearlo.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Not over you || S.B.

Mensaje por Thomas V. Armstrong el Mar Ene 24, 2017 8:10 pm

Quedo callado, prefiero responder con un amago de sonrisa. No quería sonar cursi, como si traer a alguien fuera algo especial, aunque así fuera. La idea de ese lugar en compañía suponía redención, no había escape, solo verdades que decir. Ella sonríe con sencillez, algunas hebras de su cabello se escapan con el soplar del aire; lejos de lucir fatal, me parece hermosa. Siento que estoy acorralado entre la espada y la pared, no dejo de pensar como si todo funcionara jodidamente bien, aunque en el fondo, sintiera temor porque nada de eso sucediera.

Si ella era la indicada, un romance de una noche no valía la pena; ni siquiera si tenía el poder de volverme loco y hacerme anhelar ser un mejor hombre. Pero, ¿y si mañana no estaba?

De repente soy más propenso a darme cuenta de mis inseguridades, como si fuera un maldito patrón. Anthony había podido estar con mi madre, pero luego de ello, todas sus relaciones han sido tan caóticas como de costumbre. No era alguien serio, ni mucho menos domable. De alguna forma, tenía miedo a ser como él.

También estaba mi enfermedad, tal vez lo más fatal. Aprendí que podía lastimar a las personas sin importar quienes fueran en mi vida. Pensar que Summer podía salir lastimada por mi culpa, era suficiente razón como para apartarme.

En cercanía, ella frunce su ceño. No parece entender la pregunta, y es algo que, por mil razones, deseo que se mantenga de esa manera. Aun con eso, su respuesta es una negativa. Mi pecho se infla y la sensación de una ligera molestia recorre por mi cuerpo. Su confesión me lleva a pensar que he sido tan imbécil como para pretender que, de alguna forma, lo mejor que pudiera suceder es que estemos separados de algún modo. Sus brillantes ojos me miran, exigen respuesta, y más que ello, defiende su percepción de darse cuenta de las cosas.

Nuestras miradas no se cortan. Solo puedo negar con la cabeza ligeramente y sucumbir ante ella; ya era algo contra lo que no podía luchar. Entonces, asalto sus labios lentamente, son cálidos, y se sienten justo como había pensado todo este tiempo. Mis manos se sujetan de su cintura, el lento deslizamiento de mi boca busca la exploración de algo más intenso, y de alguna forma, creo que logro conseguirlo. Mi cuerpo se tensa y deja a un lado las sutilizas, es algo que había querido por meses y no concibo en detenerme. Intensifico más profundo, mi corazón se acelera, y de repente, me encuentro devorándola, tirando de su labio inferior y dejando que mis manos sujeten con más fuerza, mas propiedad. Así continuo por algunos segundos más antes de separarme y dejar que nuestras respiraciones, se escucharan en su tono irregular. Mi frente se apoya en la de ella y por alguna razón, no quiero abrir los ojos– Lo siento, pero quería hacerlo –admito sin pudor alguno–. Me gustas mucho Summer, pero al igual que tú, tampoco quiero estropearlo. –admito, abriendo finalmente para encontrarme también con su mirada– Lamento en ocasiones leer tu mente, es algo que a veces se me escapa de las manos y no puedo controlar –confieso–. Lamento no ser el tipo que quieres, y es algo que aún no puedo explicarte, pero debes confiar en mí cuando lo digo –trato de justificar–. Sí, y también lamento esta otra cosa: –mis labios encajan perfectamente en los suyos nuevamente, rompo la ilusión de algo delicado y arremeto con algo más salvaje, como si fuera alguna última vez. Empujo con fuerza y la abrazo con propiedad, el sabor de su boca es dulce; mi lengua lucha, se encuentra con la de ella y me reta a ir más profundo. Me desespero, y siendo el imbécil de costumbre, continuo como si no hubiera fin.

Y es que... no quiero fin, solo quiero que ella sea mía en ese instante, y nada más.
avatar
Mensajes : 1306
Académicos

Conservadores


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not over you || S.B.

Mensaje por Invitado el Miér Ene 25, 2017 6:31 am

Ambos nos quedamos en silencio, únicamente interrumpidos por el sonido bravo del mar que rompe contra las rocas que hay justo bajo nuestros pies. Cuando era niña solía quedarme dormida escuchando ese sonido, me gustaba el arrojo con el que el agua arrastraba las cosas, esa fuerza que yo tanto sentía que me faltaba. El Sol va cayendo y las nubes naranjas dejan paso poco a poco al cielo oscuro, estoy segura de que las estrellas se pueden contar una a una desde aquel lugar. Pero poco me importan las estrellas cuando me giro para mirar al chico de nuevo. Parece completamente perdido en sus pensamientos, como si hubiese encontrado un lugar en su mente que le mantenía lejos de todo aquello. No digo nada, no quiero estropearle ese momento. Vuelvo mi vista hacia el resto del paisaje y cierro los ojos, el aire marino me pega en la cara, ese aroma a sal hace que me sienta mejor sin saber por qué. Puedo escucharlo todo, puedo incluso oír mis propios pensamientos.

La tranquilidad se rompe cuando él pregunta aquello que no comprendo, le contesto aún sabiendo que no es una respuesta certera, que mis palabras se quedan flotando en el aire. Thomas parece estar mucho más lejos que yo, como si supiese algo que yo ni siquiera puedo imaginar. No digo nada. No quiero presionarle porque en ese momento, poco me importa. Me gustaba vivir cada segundo que pasaba, no quería saber qué sería mañana. Tal vez mañana nunca llegase. Eso era lo que había aprendido durante todos aquellos años. No vale la pena hacerse planes porque al final, el destino siempre encuentra la manera de desbaratarlos, de crearte unos nuevos. En ocasiones los cambios son buenos, y en ocasiones no, pero todos ellos nos hacen vibrar de distinta manera.

Mis ojos por fin encuentran los suyos, y esta vez sí que me mira directamente a mí. Siento que podría perderme en ellos y no tener la necesidad de encontrarme nunca más. Muerdo mi labio inferior y antes de que pueda coger aire, él me besa. Segundos más tarde yo le correspondo. Sus manos se acomodan con firmeza en mi cintura y las mías suben hasta su nuca, quiero acercarle a mí, quiero tenerle lo más cerca que me permita mi cuerpo. Un tipo de electricidad completamente desconocido para mí me recorre por completo, como si en mi interior comenzase a hervir. Él para y a pesar de que agradezco el aire, gruño un poco, no quiero que se detenga, quiero quedarme ahí. Pero mis ojos se abren cuando escucho su voz. Los suyos siguen cerrados y mis manos continuan alrededor de su cuello, acariciando su nuca.

Sus palabras me toman por sorpresa, aunque no comprendo por qué. Cuando estoy con él, de algún modo, no entiendo cómo ni por qué reacciona mi cuerpo. Es capaz de tensar cada fibra nerviosa que hay en mi. De repente, sus grandes ojos se abren y siento que es capaz de desnudarme. Sus siguientes palabras me dejan confusa, pero de algún modo tengo una cosa clara. Sin saber por qué, confío en él. Abro mis labios, pero no necesito hablar, tomo aire por necesidad de que los suyos vuelvan a estar sobre los míos. Finalmente, él aplaca mi necesidad y sus labios me toman esta vez con más brusquedad, como si todo lo que hubiese entre ambos comenzase a estorbar. Él se vuelve más salvaje, y cuando el aire vuelve a ser una necesidad, me separo dejando mis dientes clavados suavemente en su labio inferior. Mis ojos vuelven a buscar los suyos y esbozo una sonrisa divertida. Mis manos bajan de su nuca y desabrochan unos botones de su camisa, después tiro de esta hacia mi, entrando de nuevo en el faro y dejando el frío fuera. Me pongo de puntillas para llegar su oído.-¿Por qué no pruebas a leer lo que pienso justo ahora? -susurro cuando mis manos han quitado el último botón de su camisa y comienzan a recorrer su interior con una mezcla de locura y dulzura.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Not over you || S.B.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.