Volver arriba

El alcohol y sus amigos (Peter) [+18, obviamente]

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El alcohol y sus amigos (Peter) [+18, obviamente]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 09, 2013 1:37 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Después de pasar una de las muchas tardes de la semana hablando con Peter, un chico al que le sacaba un año de Ravenclaw, nos habíamos conocido a finales del verano y volver a verlo por el colegio me alegró, tras charlar de varios temas, ambos dijimos de quedar en mi casa para, por decirlo de la forma más vulgar posible, emborracharnos hasta que el alcohol pidiera clemencia, solo que naturalmente no empleamos esas palabras, usamos otras más apropiadas para un par de adolescentes.

Como “mi” casa estaba en Londres muggle, tuvimos que caminar un buen rato, de Hogwarts hasta Hogsmeade, después a la Londres mágica mediante polvos flu, y una vez allí llegamos a la Londres que todo el mundo muggle conocía mediante las cabinas telefónicas, me ubiqué en cuestión de segundos y le indiqué el camino a Peter mientras aprovechaba para hacerle un pequeño tour por la ciudad, como sabía que era de sangre pura bromeaba señalando cosas obvias, como las llaves de casa, y le contaba su uso mientras me reía, lo hice con casi todas las cosas que vimos, era mi pequeña forma de rastrearles por la cara las maravillas que se perdían, aunque empezaba a pensar que el mundo mágico le daba mil vueltas a todo lo que conocía.

Tardamos apenas diez minutos en llegar, era un bloque de pisos donde el mío estaba en la segunda planta, subí por las escaleras porque no había ascensor y abrí la puerta de mi hogar, hogar dulce hogar.
-Ya hemos llegado, no es gran cosa, pero a mí me sirve- Dije mientras le indicaba con un movimiento de cabeza que entrara, la casa no era especialmente grande, del tamaño ideal para que viviera solo una persona, los muebles eran de colores agradables para la vista en estas circunstancias, el sofá, aunque no muy amplio, más cómodo que el de la sala común, la cocina pequeña a más no poder, el baño más de lo mismo, afortunadamente mi habitación era grande y había espacio para la cama, el escritorio, un armario y aún sobraba para otras cosas que quisiera añadir, la habitación que correspondería a mi tío era igual de grande.
-Para mí es acogedora- Añadí poco después mientras me encogía de hombros y cerraba la puerta, me estiré al mismo tiempo que me daba la vuelta y me encaminé hacia la nevera, la abrí y me eché a un lado.

-Como invitado, elige tú la primera botella que te apetece vaciar- Era la norma básica que me había enseñado mi tío, cuando se es el anfitrión, mandas sobre el invitado, cuando es al revés, es el anfitrión el que debe dar buena imagen y ocuparse de las cosas.
En la nevera había infinidad de botellas, ronmiel, por lo menos una docena de botellas de vodka de varios tipos, un buen surtido de whisky… en general, había prácticamente una botella de cada bebida común que se pudiera encontrar en cualquier bar, también había bebidas que no tenían alcohol, como la Coca-Cola, que usaba para mezclar con las que sí tenían, todo cortesía de mi tío, que también hacía lo mismo en sus años mozos. –Si quieres te enseño la casa, pero la parte importante ya la has visto- Comenté mientras señalaba la nevera con el pulgar, riéndome alegremente.


Última edición por Eliel de Nezza el Vie Oct 11, 2013 1:46 pm, editado 1 vez
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo


Re: El alcohol y sus amigos (Peter) [+18, obviamente]

Mensaje por Invitado el Vie Oct 11, 2013 5:12 pm

La espera se hizo eterna, tal vez fueron tres segundos o cinco años, pero fuera como fuera cada segundo pasaba más lento que el anterior, no lo veía, pero sabía que estaba moviendo la mano bastante rápido y cuando noté que me pegó en la mejilla con su miembro abrí levemente uno de mis ojos y sonreí justo a tiempo antes de que se me escapara un fuerte gemido, cuando escuché el aviso volví a cerrar los ojos y la boca con fuerza, estaba el caer.

Y cayó, vaya si cayó, sentí una extraña calidez por prácticamente todo mi rostro, en especial las mejillas, dejé de masturbarme justo cuando estaba rozando mi clímax, parar incrementó mucho mi excitación porque me había quedado a las puertas del orgasmo, pero quería tener el primero de la noche con él.
Dejé que me levantara la cabeza sin poner ningún impedimento mientras lo miraba a los ojos, ¿Cómo tenía la cara? No tenía ningún espejo a mano, pero me moría de ganas por saberlo, me di la vuelta en la cama en cuanto pude para acomodarme y dejé que pasara uno de sus dedos por mis labios, dejando un pelín de esperma allí, sonreí nuevamente y en cuanto tuve la ocasión chupe juguetonamente los dedos que usé para darme placer, ¿El motivo? No lo sabía, solo pensé que eso le daría morbo.

Cuando noté la puntita de su miembro rozando mis labios saqué la lengua para lamer dicha zona, en búsqueda de las últimas gotitas del néctar que guardaban sus testículos mientras acariciaba el resto de su miembro viril suavemente con la mano, dejé que fuera él quien de primeras lo introdujera en mi boca, y después empecé a moverme con lentitud pero mucha precisión en todo lo que hacía, empleaba la lengua como mejor sabía y me ayudaba con las manos, e incluso los dientes, usándolos para rozar su piel con extrema cautela, estaba borracha, pero al menos sabía hacer las cosas con cuidado.

Lo había soltado todo en mi cara, me estaba alimentado gracias a su entrepierna y, por si fuera poco, estaba esparciendo el semen por toda mi cara, incluso noté como llegaba a mi cuello, lo miré y le guiñé un ojo ante eso, por Merlín, nunca antes había estado tan necesitada, por eso cogí sus manos con las mías, lamí los dedos que tenían restos de esperma y los pose sobre mi cabeza.
-Fóllame la boca, ahora mismo, ¡Tengo hambre!- Dije sin más, como no, fue una idea que se me cruzó mentalmente por la cabeza y… bueno, estaba segura de que iba a estar con la boca ocupada en varias ocasiones en un futuro cercano, ya que esta era su primera felación, ¡Que la recordara! Y si se le olvidaba por estar borracho, pues ya repetiríamos.

Mientras tanto, seguí con lo que estaba haciendo, teniendo todo el rato el glande en la boca y recorriéndolo constantemente con la lengua, mientras con una mano apretaba y estimulaba sus… partes íntimas colgantes, con la otra mano que me quedaba libre me quité el tanga como pude, se lo di sin pensármelo un segundo y retomé la masturbación por el mismo punto donde la dejé, tres dedos entrando y saliendo todo el rato a un ritmo constante, silenciando los gemidos gracias a su miembro.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El alcohol y sus amigos (Peter) [+18, obviamente]

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 12, 2013 1:47 pm

Cuando se metió el miembro en la boca y comenzó a lamerlo mientras me masturbaba fue una sensación muy agradable, me gustaba que acariciase con su lengua toda la punta de mi pene. No le importó que esparciera el semen por toda su cara incluido su cuello, en vez de enfadarse me guiñó un ojo, a lo que sonreí, devolviéndole el guiño. Cerré los ojos para disfrutar al máximo de sus caricias, de su lengua, notaba cada parte de mi ser temblar, pero aún no me iba a volver a correr.

Escuché sus palabras y comencé a mover mi pelvis de atrás hacía adelante, metiendole todo mi miembro en la boca, golpeando mis testículos contra su barbilla. ¿Le darían arcadas? Si así era seguramente me haría parar, pero como no lo hacía continué. Sujeté su pelo con una de mis manos, para tener algo a lo que agarrarme y darme mucho más impulso, para que le entrase bien adentro. -Oh, joder...- Dije en un susurro, dejando escapar ese gemido. Aumenté la velocidad de puro ímpetu y acabé mareándome.

-Ay, me he mareado.- Dije riéndome mientras le soltaba el pelo y me separaba un poco de ella, sacando mi miembro de su boca. -¿Puedo comer ahora yo?- No esperé a su respuesta, la coloqué en el borde de la cama con las piernas abiertas, me arrodillé en el suelo y acerqué mi cara a su vagina. Toqué su clítoris con dos dedos, haciéndo los círculos que ella misma había hecho antes y con mi lengua, lamí todo su coño. Era divertido, por lo que continué, pero esta vez, intruduje mi lengua dentro de ella, sin dejar de tocar su clítoris.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El alcohol y sus amigos (Peter) [+18, obviamente]

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 12, 2013 5:16 pm

Tardó poco en hacerme caso, menos de lo que esperaba en un principio, me sentí de lo más rara cuando empezó a mover la cintura, pero… con lo borracha que estaba, lo raro era que me diera cuenta de lo que estaba haciendo, pues tan solo decía y hacía lo primero que se me pasaba por la cabeza sin pensarlo, ni siquiera estaba saciando deseos ocultos de lo más profundo de mi ser, no, solo me dejaba llevar sin darle vueltas a lo que estaba haciendo ni a sus consecuencias.

Se pasó y metió más de la cuenta, algo de que haber estado en un estado mental… decente no me habría parecido sorprendente sabiendo que estaba borracho… no, mentira, de haber podido usar el cerebro como Merlín manda directamente ninguno de los dos estaríamos en esta situación tan extraña, en cualquier caso, solo noté mi boca más llena que de costumbre y algo chocando contra mi barbilla que no sabía del todo bien qué era porque tenía los ojos cerrados y la mente demasiado nublada como para adivinar qué podía ser lo que notaba aunque fuera más claro que el agua, usé ambas manos para empujarlo un poquito con suavidad porque no me gustaba que hiciera movimientos tan profundos, afortunadamente no vomité y pude aguantar sin muchos problemas.

Después de un tiempo en el que aumentó la velocidad, paró diciendo que se había mareado, me incorporé mirándole, me lo imaginé cayéndose al suelo y me reí ante tal imagen, aunque cuando escuché su pregunta abrí la boca para recriminarle que no había terminado de cenar, pero en vez de eso lo primero que salió fue un gemido después de que me posicionara a base de fuerza bruta y de que empezara a toquetear y lamer mi intimidad, arqué la espalda y me aferré a las sábanas con fuerza mientras gemía de forma irregular, ni iba a intentar controlar los gritos que daba.
-¡Oye! ¡Que no terminamos d…!- Un gemido cortó la frase y ya no fui capaz de continuarla, cogí el cojín y lo apreté contra mi rostro al mismo tiempo que habría más las piernas sin darme cuenta, teniendo en cuenta lo excitada que estaba y que me había quedado a las puertas de llegar al clímax unos… tres minutos atrás, iba a aguantar menos que… nada, iba a aguantar nada porque cuando noté que su lengua entraba en mi intimidad gemí como una loca, gemidos que se vieron afortunadamente silenciados en gran medida gracias al cojín que ahora estaba un poco sucio de cierto líquido que se encontraba en mi cara, arqueé notoriamente la espalda y tiré el cojín mientras respiraba entrecortadamente, tomando grandes bocanadas de aire.

-Quiero beber más, tengo la garganta seca, tengo sed- Admití en voz baja mientras hacía un gran esfuerzo para levantarme, cuando estuve de pie me temblaron las dos piernas y caí de culo en la cama, al ser la protagonista de algo tan patético empecé a reírme sin control, llevé las manos a mi estómago porque me dolía y no paré de reír.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El alcohol y sus amigos (Peter) [+18, obviamente]

Mensaje por Invitado el Dom Oct 13, 2013 8:47 am

Esto del sexo oral estaba muy bien, me gustaba sentir como su vagina y piernas se contraían contra mi cara, escuchar sus gemidos hacían que se pusiera más dura de lo que ya estaba, se lo haría todas las veces que la pillase en una posición fácil, me gustaba y al no tener pelos, no tenía que parar para quitármelos de la lengua. Aumenté la velocidad de mis dedos y de la lengua y la tuve a punto de caramelo unos minutos, pues tras eso, se corrió, gimiendo. Me aparté con una sonrisa, notaba toda mi cara y hasta mi barbilla llena de su flujo, así que me quité un poco con el brazo. -Veo que te ha gustado.- Dije riendo y al ver como se levantaba y caía al suelo al tratar de ir a por algo más de bebida, la senté encima de la cama. -Ya voy yo.- Dije y salí corriendo de la habitación, hacía la nevera.

Una vez allí, me paré detenidamente a intentar leer las etiquetas de las bebidas, pero era imposible. No entendía nada, así que cogí una al azar y la llevé a la habitación. Al entrar y verla desnuda otro escalofrío me volvió a recorrer el cuerpo, esta mujer era una diosa. -He cogido esto...- Volvi a echar un vistazo a la etiqueta. -Ginebra. ¿Te gusta esto? - Me senté a su lado, abrí la botella y comencé a beber, dando grandes sorbos directamente de la botella. ¿Dónde estaban los vasos? A saber, ni me acordaba ya donde los habíamos dejado.

Le pasé la botella y me tumbé boca arriba encima de la cómoda cama, estaba en la gloria, con una habitación girando sobre sí misma y a una increíble chica desnuda, lista para que me la follase. La miré de reojo mientras bebía y me puse a cuatro patas sobre la cama, acercándome por detrás de ella. Aparté su pelo hacía un lado y comencé a besarle por el cuello, dandole pequeños besos, mordiscos y lametones. -Quiero follarte como si fuésemos animales...- Dije y acabé sentándome detrás de ella, pasando mis piernas por al lado de las suyas, pegando mi pene a su espalda. Seguí con los besos y con una mano, acaricié sus pechos, hasta pellizcarle un pezón.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El alcohol y sus amigos (Peter) [+18, obviamente]

Mensaje por Invitado el Dom Oct 13, 2013 11:42 am

Mientras me reía como una idiota en la cama, vi que fue él mismo quien se fue hacia la nevera para coger algo, si eso ya me sorprendió no quería ni imaginarme la cara que debí poner cuando vi que no se había caído y que podía andar más o menos bien, ¿Por qué él sí podía y yo no? El mundo era tan cruel… unos nacían con suerte y otros sin ella, ¿Por qué? En ese momento me sentí tan insignificante como una hormiga, pero luego recordé que según decían las hormigas eran fuertes y unas trabajadores excelentes, por lo que al final, me puse la mar de contenta.

Cuando volvió, miré primero su miembro viril y luego la botella, ginebra… me habría gustado otra cosa, pero me importó tan poco que sencillamente asentí. –Podrías haber cogido dos botellas, castigado sin sexo durante dos segundos- Estaba más claro que el agua que lo dije era completamente absurdo, como todo lo que llevaba diciendo durante casi todo el día, sin embargo lo dije con tanta firmeza que sonó como un castigo serio, inútil, pero serio.
Mientras bebía, miré el cojín manchado y lo cogí con ambos brazos mirándolo fijamente, haciendo una mueca de enfado. -¡Nadie te ha dado permiso para quitarme el semen de la cara!- Grité sin más al pobre objeto que no tenía la culpa de nada, lo tiré fuera de la habitación y volví a cruzarme de brazos con cara de enfado, aunque cuando me pasó la botella se esfumó mi enfado y bebí como si me fuera la vida en ello, la garganta me quemó, pero no le di ninguna importancia, me bebí la mitad de la botella haciendo tan solo una pausa porque me atraganté.

Cuando me besó el cuello di un respingón por la sorpresa porque no me lo esperé, incliné levemente la cabeza para facilitarle los besos, mordisquitos y lametones y dejé que me tocara los senos sin ponerle ningún impedimento ni decirle nada, cuando escuché lo que dijo ladeé aún más la cabeza, pensativa.
-Bueno… nosotros somos seres humanos, ¿No? Y los humanos son mamíferos, entonces… somos animales, si tenemos sexo lo tendremos como animales porque lo somos… ¿No?- El momento filosófico de la borrachera salió, de haber querido, en ese momento me habría hecho preguntas estúpidas y carentes de sentido, como por ejemplo, por qué las mesas tienen cuatro patas, o por qué los pájaros se llamaban pájaros en vez de cacahuetes, y lo mejor de todo es que tal vez habría encontrado una respuesta.

Gracias a Merlín no llegué a pensar en eso porque al notar su miembro en contacto con mi espalda más el hecho de que me estuviera pellizcando un pezón me sacó de ese estado tan absurdo, sin motivo aparente y recordando lo del cojín, me giré alarmada sujetando a Peter por los hombros, con cara de estar seriamente preocupada.
-¿Cómo tengo la cara?- Pregunté, como no lo que dije era en realidad una tontería pero para mí era muy importante, el pobre chico se había esforzado, me había hecho caso y había eyaculado sobre mi rostro para posteriormente esparcir su esperma por mi cara, ¿Y qué había hecho yo? Ponerme un cojín en la cara, ahora… ¿Qué aspecto tenía? Recordé que me dijo que me quedaba bien, pero… ¿Ahora quedaba algo?
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El alcohol y sus amigos (Peter) [+18, obviamente]

Mensaje por Invitado el Lun Oct 14, 2013 3:57 pm

Continué dándole besitos por toda su espalda, pero paré levemente para responderle cuando dijo que podía haber cogido dos botellas. -Ve a por otra... No soy un elfo.- Dije a modo de constestación por su castigo de sin sexo. Yo quería sexo, ahora, mañana, siempre, con ella. Me quedé lgo cortado cuando le empezó a gritar al cojín y a continuación, comenzó a reirse. Iba mucho más borracha que yo, y eso ya era decir... Y íbamos a seguir bebiendo y bebiendo hasta que rozásemos el coma etílico... Y follar. Íbamos a follar.

Acaricié su pecho, pellizqué su pezón y le di un pequeño lametón detrás de la oreja. -Pues follemos.- Zanjé y me moví de sitio, quitándome de atrás, y me coloqué delante de ella, poniéndola tumbada en la cama. Pasé mis brazos al rededor de su cabeza y agaché mi cabeza, hasta rozar su nariz con la mía. ¿Que hacía? Besé sus labios con ganas, buscando su lengua con la mía, acariciándola, divirtiéndome. Sabía a alcohol, pero no sabía mal, al contrario. Me daban muchas ganas de besarla todo el tiempo.

Me separé para coger aire, respirando agitadamente. Ella lanzó una pregunta y sonreí. -Cuando quieras te puedo echar más... Pero te queda muy bien, aún tienes un poco.- Sonreí y sin previo aviso, introduje un dedo en su interior, moviéndolo de atrás a delante, con rapidez. Bajé mi cara hasta sus pechos y los lamí, mordí y bese, centrándome en los pezones.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El alcohol y sus amigos (Peter) [+18, obviamente]

Mensaje por Invitado el Lun Oct 14, 2013 4:33 pm

-Ya sé que no eres un elfo doméstico, no estoy tan borracha- ¿O sí lo estaba? En cualquier caso, mi contestación no se hizo esperar y sonó divertida, pues me lo imaginé trabajando en las cocinas de Hogwarts y siendo el sirviente de alguien de una familia importante del mundo mágico, sin embargo la imagen me dio pena y rápidamente la borré de mi mente, aunque el trauma ya estaba hecho, todo gracias al alcohol, como no.

Esos pellizcos, caricias y lametones que me daba hacían que me estremeciera, al ser incapaz de mirar bien a mi alrededor porque estaba constantemente cerrando los ojos por lo que sentía cada vez que los abría todo me daba vueltas, necesitaba tumbarme y esperar a recuperarme, eso minutos atrás no me estaba pasando, fue después de reírme tanto que empecé a sentirme peor.
Su contestación me sacó una sonora carcajada que hizo que me doliera la cabeza, cuando me tumbó en la cama sentí como si me estuviera recostando encima de una nube, esos traguitos a la ginebra me habían acabado de ponerme borracha como una cuba, a decir verdad, había superado mi récord de borrachera y desconocía las consecuencias que eso iba a traer, noté que rozó su nariz con la mía y que luego me besó, correspondí con mucha torpeza y me sentí incapaz de enviar mi lengua a buscar la suya, de no ser porque él también intentó que se encontraran el beso habría sido eso, un simple beso, pero debía admitir que sabía como hacerlo.

Lo que dijo después me dejó confundida, ¿Era una pregunta, una afirmación o una sugerencia? ¿Qué era lo que intentó expresar? No supe lo que responder ni lo que pensar, y aunque lo hubiera tenido claro se me habría ido de la mente por completo al notar uno de sus dedos entrando y saliendo de mi intimidad más los mimos que les estaba dedicando a mis pezones, volví a aferrarme a la cama como si me fuera la vida en ello, de vez en cuando arqueando la espalda y con gemidos y suspiros irregulares.
-Como tú quieras, cuando llegue el momento suéltalo donde te apetezca, yo no me aclararía porque lo quiero en muchos sitios… como…- Me quedé pensando en silencio, ni sabía por dónde empezar. –Que te corras muchas veces donde te salga del pito- Terminé diciendo eso sin ser consciente, luego me reí por lo que dije, correrse muchas veces de donde le salga del pito, esperma, salir del pito... chistes lamentables de borrachos.
En cualquier caso, lo que dije era una buena forma de resumir lo que no supe expresar… antes no sabía lo que decía, pero ahora estaba tan borracha que incluso me liaba hablando sin ser consciente de las palabras que usaba, estaba fatal, y en un futuro cercano iba a estar peor porque quería beber más, mucho más.

-¿Cuándo me la vas a meter?- Pregunté entre suspiros en un susurro que perfectamente se podría haber perdido en la nada, sin embargo, en mi voz se podía notar un cierto tono a desesperanza e impaciencia porque necesitaba pene, y lo necesitaba ya, o eso era lo que me cuerpo y mente me decían, realmente lo que necesitaba era dormir y no beber más alcohol, pero ya que tenía un miembro viril a mi disposición no iba a desaprovechar la oportunidad, básicamente porque en el estado en el que me encontraba no sería capaz de decirle que negarle cualquier cosa que dijera.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El alcohol y sus amigos (Peter) [+18, obviamente]

Mensaje por Invitado el Mar Oct 15, 2013 3:28 pm

Me pensaba correr hasta en su nuca si hacía falta y si era capaz de correrme tantísimas veces sin morir. Ella quería semen y lo iba a tener, algún día le traería una garrafa de cinco litros llena de semen para que se duchase con él. Me reí yo solo al imaginarme eso, era una idea descabellada, digna de un auténtico pervertido. Eliel acababa de pervertirme por completo, me había vuelto un maníaco sexual. -Vale, cuando me vaya a correr te aviso y me corro en todas partes...- Le mordí una de las tetas y incliné mis dedos dentro de su vagina hacía las paredes de la misma, provocándole un escalofrío.

Sonreí cuando preguntó cuando se la iba a meter. Me empecé a poner algo nervioso, pero intenté calmarme, no quería correrme de nuevo de los nervios. Agarré mi pene y puse la punta en su clítoris, rozando con él. Daba mucho gusto, me gustaba la sensación, así que no dudé en introducir mi miembro en su vagina. Apoyé todo mi peso en los brazos y moví mi pelvis contra su cuerpo, sacando y metiendo mi miembro sin cesar. ¿Esto era follar? Era la puta polla.

Mientras me movía sin cesar, besé sus pechos, los mordí y dejé un pequeño chupetón en uno. ¿Se daría cuenta? No le iba a decir nada, no quería que se enfadase, aunque con lo borrachos que íbamos y lo bien que nos lo estábamos pasando ahora mismo dudaba que se enfadase. -Que calentito se está dentro.- Dije refiriéndome al sexo que estábamos teniendo. Me moví más rápido, estaba comenzando a sudar y la sed hacía que tuviese la garganta seca, por lo que cogí la botella de Ginebra y le di un pequeño trago, dejándola cerca de Eliel para que bebiese.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El alcohol y sus amigos (Peter) [+18, obviamente]

Mensaje por Invitado el Mar Oct 15, 2013 3:53 pm

Su contestación fue suficiente como para sacarme una sonrisa, saber que no iba a tener que preocuparme ni a elegir a toda prisa donde quería que lo soltara todo me quitó un gran peso de encima, confié en su criterio a la hora de escoger un sitio u otro cuando llegara el momento, además, se podía decir que conocía mis gustos de borracha, por lo que no tenía nada de qué preocuparme, solo de las veces que iba a llegar al orgasmo.

Cuando noté el mordisco más la inclinación de sus dedos en mi sexo solté un gemido breve pero audible por la sorpresa de ambas acciones, ¿Y decía que era virgen? No lo parecía, después de mi pregunta noté la punta de su miembro rozar contra mi clítoris y me mordí el labio mientras me recolocaba con torpeza sobre la cama para facilitarle lo que fuera que quería hacer, pensé que al ser su primera vez iría con lentitud y miedo, pero tal vez gracias al alcohol tardó poquísimo en penetrarme y empezar a moverse, no lo hacía nada mal, me costaba estar en silencio pero tampoco quería gemir otra vez como si me fuera la vida en ello, era cierto que gracias al alcohol todo lo que sentía era un pelín exagerado, pero de lo que estaba segura era de que lo hacía bien y de que me gustaba cierta parte de su anatomía masculina.

Cerré mis ojos pegando temporalmente la espalda contra la cama, notaba como mi cuerpo se movía solo gracias a sus embestidas y notaba perfectamente como trataba mis pechos, lo que hizo que arqueara la espalda aunque no quisiera, seguía pensando que en realidad no era virgen pero me había dicho que sí, porque tal facilidad para excitar una mujer me sorprendía para bien.
-¿Mi boca también estaba calentita? ¿Qué te gusta más?- Pregunté con total inocencia, la pregunta me salió sin más y aunque parecía absurda, como todas las demás, para mí la respuesta tenía mucha importancia, noté que aumentó el ritmo y gracias a eso mis gemidos fueron más constantes, pero irregulares de todas formas, ya tenía suficiente con mirarlo sin que la cabeza me diera vueltas y vueltas, como si fuera una peonza girando con ojos.

Me reí al verlo beber y cuando me dio la botella bebí con torpeza, ya de por si me costaba, pero como él seguía embistiendo y mi cuerpo se movía a raíz del ritmo que llevábamos casi toda la ginebra cayó en la cama o se deslizó por los labios, de los cuatro tragos que intenté tomar, se podría decir que tan solo pude dar uno, me quedé con sed, pero decidí beber más tarde, cuando pudiera asegurarme de que no tiraba nada.
-¿Hacemos una cosa? Si tú llegas antes, en mi cara por cortarme la diversión, si llego yo primero… eh… pues donde te apetezca, no es un mal trato, ¿O sí?- Ese fue el… trato, apuesta, reto, que se me pasó fugazmente por la cabeza y que dije en voz alta, estaba tan borracha que perfectamente podría haberlo retado a asomarse por la ventana y gritar “Me he corrido en la cara de la rubia que vive aquí y ahora me la voy a follar”, pero esa no fue la estupidez que se me pasó por la cabeza, fue la que le dije, aunque tal y como estaba no sería raro que terminara retándole a hacer algo parecido o que fuera yo misma por iniciativa propia quien gritara algo subido de tono.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El alcohol y sus amigos (Peter) [+18, obviamente]

Mensaje por Invitado el Lun Oct 21, 2013 1:36 pm

Las embestidas hacían que mis huevos chocasen contra su culo, haciendo del sexo un partido de frontenis, era divertido y al pensarlo me entró la risa y perdí un poco la concentración, haciendo que parase levemente las embestidas y dejase la polla dentro sin moverla. Besé sus labios para hacerme callar y volver a alcanzar la dureza que tenía antes de haber pensado semejante chorrada y comencé de nuevo a penetrarla hasta el fondo, pegándo por completo mi cuerpo al de ella en un ritmo constante, estaba haciendo un esfuerzo sobrehumano, y estaba comenzando a sudar el alcohol que había bebido durante toda la noche.

La agarré con firmeza por los hombros para poder coger más impulso y escuché su pregunta. Era una respuesta difícil, su boca era muy placentera y caliente, pero su vagina lo era aún más... -Prefiero tu vagina, pero tu boca es increíble, me gusta mucho.- Eliel era buena haciendo el sexo oral, tanto que me dieron ganas de correrme simplemente por el hecho de acordarme. Gemí con fuerza, pero no me corrí, aún no, tenía que ganar la apuesta que acababa de poner la rubia, no me gustaba perder ni a los tazos.

Agarré sus piernas y las coloqué en mis hombros, esta postura la había visto en el porno mágico y las chicas llegaban al orgasmo enseguida, así que esperaba que con ella también funcionase y perdiese la apuesta... La penetré más fuerte aún, esta postura me gustaba más que la típica del misionero que habíamos estado haciendo, se notaba todo más. -Correte ya rubia, vas a perder.- Le dije sacándole la lengua mientras aumentaba la velocidad de las embestidas.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El alcohol y sus amigos (Peter) [+18, obviamente]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.